En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R189 Recomendació n sobre la creació n de empleos en las pequeñas y medianas empresas, 1998

Recomendacion relativa a las condiciones generales para fomentar la creacion de empleos en las pequeñas y medianas empresas
RECOMENDACION:R189
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:86
Fecha de adopció n:17:06:1998
Sujeto: Polí tica y promoció n del empleo
Estatus: Instrumento actualizado Esta Recomendació n fue adoptada desde 1985 y se considera actualizada<.

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 2 de junio de 1998, en su octogésima sexta reunió n;

Reconociendo la necesidad de buscar el bienestar econó mico, social y espiritual y el desarrollo de las personas, las familias, las comunidades y las naciones;

Consciente de la importancia que reviste la creació n de empleos en las pequeñas y medianas empresas;

Recordando la resolució n sobre el fomento de las pequeñas y medianas empresas, adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo en su 72 reunió n (1986), así como las conclusiones que figuran en la resolució n sobre polí ticas de empleo en una economí a mundializada, adoptada por la Conferencia en su 83 reunió n (1996);

Tomando nota de que las pequeñas y medianas empresas, como factor esencial del crecimiento y del desarrollo econó micos, proveen cada vez más la mayorí a de los puestos de trabajo creados a escala mundial y pueden ayudar a crear un entorno propicio para la innovació n y el espí ritu empresarial;

Comprendiendo el valor especial que revisten los empleos productivos, duraderos y de calidad;

Reconociendo que las pequeñas y medianas empresas ofrecen a las mujeres y a otros grupos habitualmente desfavorecidos la posibilidad de acceder en mejores condiciones a empleos productivos, duraderos y de calidad;

Convencida de que la promoció n del respeto del Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930, el Convenio sobre la libertad sindical y la protecció n del derecho de sindicació n, 1948, el Convenio sobre el derecho de sindicació n y de negociació n colectiva, 1949, el Convenio sobre igualdad de remuneració n, 1951, el Convenio sobre la abolició n del trabajo forzoso, 1957, y el Convenio sobre la discriminació n (empleo y ocupació n), 1958, favorecerán la creació n de empleos de calidad en las pequeñas y medianas empresas y de que la promoció n del respeto del Convenio y la Recomendació n sobre la edad mí nima, 1973, en particular, ayudará a los Miembros en sus esfuerzos encaminados a eliminar el trabajo infantil;

Convencida asimismo de que la adopció n de nuevas disposiciones relativas a la creació n de empleos en las pequeñas y medianas empresas, que habrán de tenerse en cuenta junto con:

a) las disposiciones pertinentes de otros convenios y recomendaciones internacionales del trabajo, cuando proceda, como el Convenio y la Recomendació n sobre la polí tica del empleo, 1964, y la Recomendació n sobre la polí tica del empleo (disposiciones complementarias), 1984, la Recomendació n sobre las cooperativas (paí ses en ví as de desarrollo), 1966, el Convenio y la Recomendació n sobre desarrollo de los recursos humanos, 1975, y el Convenio y la Recomendació n sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981, y

b) otras iniciativas de probada eficacia emprendidas por la OIT para promover el papel que las pequeñas y medianas empresas desempeñan en la creació n de empleos duraderos y para alentar la aplicació n comú n y adecuada de la protecció n social, como los programas Inicie su negocio, Mejore su negocio y otros, y las actividades del Centro Internacional de Formació n de la OIT en materia de capacitació n y perfeccionamiento profesional,

aportará valiosas orientaciones a los Miembros en la elaboració n y la puesta en práctica de polí ticas en materia de creació n de empleos en las pequeñas y medianas empresas;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a las condiciones generales para fomentar la creació n de empleos en las pequeñas y medianas empresas, tema que constituye el cuarto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n,

adopta, con fecha diecisiete de junio de mil novecientos noventa y ocho, la siguiente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre la creació n de empleos en las pequeñas y medianas empresas, 1998.

I. Definició n, objeto y ámbito de aplicació n

1. Los Miembros deberí an, en consulta con las organizaciones más representativas de empleadores y de trabajadores, definir las pequeñas y medianas empresas atendiendo a criterios apropiados, teniendo en cuenta las condiciones sociales y econó micas nacionales, quedando entendido que este enfoque flexible no deberí a impedir que los Miembros formulen, de comú n acuerdo, definiciones a los efectos del acopio y el análisis de datos.

2. Los Miembros deberí an adoptar medidas que se ajusten de forma adecuada a las condiciones y a la práctica nacionales a fin de reconocer y potenciar el papel fundamental que las pequeñas y medianas empresas pueden desempeñar en lo relativo a:

a) la promoció n del pleno empleo, productivo y libremente elegido;

b) la ampliació n de las posibilidades de realizar actividades remuneradoras y creadoras de riqueza que conduzcan a empleos productivos y duraderos;

c) el crecimiento econó mico duradero y la capacidad para responder con flexibilidad a los cambios;

d) una mayor participació n en la economí a de los grupos desfavorecidos y marginados de la sociedad;

e) el aumento del ahorro y las inversiones nacionales;

f) la formació n y el aprovechamiento de los recursos humanos;

g) el desarrollo regional y local equilibrado;

h) el suministro de bienes y servicios más adecuados a las necesidades de los mercados locales;

i) la mejora de las condiciones y la calidad del trabajo, que contribuyan a elevar la calidad de la vida y permitan que un gran nú mero de personas tenga acceso a la protecció n social;

j) el fomento de la innovació n, del espí ritu empresarial, del desarrollo tecnoló gico y de la investigació n;

k) el acceso a los mercados nacionales e internacionales, y

l) la promoció n de buenas relaciones entre empleadores y trabajadores.

3. Con el objeto de potenciar el papel fundamental de las pequeñas y medianas empresas a que se refiere el párrafo 2, los Miembros deberí an adoptar medidas y mecanismos de aplicació n apropiados para salvaguardar los intereses de los trabajadores de tales empresas, proporcionándoles la protecció n básica brindada por otros instrumentos pertinentes.

4. Las disposiciones de la presente Recomendació n se aplican a todos los sectores de actividad econó mica y a todos los tipos de pequeñas y medianas empresas, sea cual fuere su régimen de propiedad (por ejemplo, empresas privadas o pú blicas, cooperativas, asociaciones, empresas familiares y unipersonales).

II. Marco polí tico y jurí dico

5. A fin de crear un entorno favorable al crecimiento y desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, los Miembros deberí an:

a) adoptar y poner en práctica polí ticas fiscales, monetarias y de empleo adaptadas a la promoció n de un entorno econó mico ó ptimo (en particular, respecto de la inflació n, los tipos de interés y de cambio, los impuestos, el empleo y la estabilidad social);

b) establecer y aplicar disposiciones jurí dicas apropiadas, en particular con respecto al derecho de propiedad, con inclusió n de la propiedad intelectual, la localizació n de las empresas, la ejecució n de contratos, y la competencia leal, así como una legislació n social y laboral adecuada;

c) hacer más atractiva la condició n empresarial, evitando las medidas normativas y jurí dicas que perjudiquen a quienes desean llegar a ser empresarios.

6. Las medidas a que se hace referencia en el párrafo 5 deberí an complementarse con polí ticas que promuevan la creació n de pequeñas y medianas empresas eficientes y competitivas, capaces de ofrecer posibilidades de empleo productivo y duradero en condiciones sociales adecuadas. Con este fin, los Miembros deberí an prever la adopció n de polí ticas encaminadas a:

1) crear condiciones que:

a) aseguren a todas las empresas, de cualquier tipo o tamaño:

i) la igualdad de oportunidades en esferas tales como el acceso al crédito, a las divisas y a insumos de importació n, y

ii) un régimen tributario equitativo;

b) garanticen la aplicació n no discriminatoria de la legislació n del trabajo con el fin de elevar la calidad del empleo en las pequeñas y medianas empresas;

c) promuevan la aplicació n por las pequeñas y medianas empresas de las normas internacionales del trabajo relativas al trabajo infantil;

2) eliminar los obstáculos al desarrollo y crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, que pudieran derivarse en particular de:

a) dificultades de acceso al crédito y a los mercados de capital;

b) bajos niveles de capacitació n técnica y de gestió n;

c) la inadecuació n de la informació n;

d) bajos niveles de productividad y de calidad;

e) un acceso insuficiente a los mercados;

f) dificultades de acceso a nuevas tecnologí as;

g) la falta de una infraestructura de transporte y comunicaciones;

h) la improcedencia, la inadecuació n o el exceso de los trámites administrativos en materia de registro, licencias, presentació n de declaraciones, etc., incluidos aquellos que desincentivan la contratació n de personal, sin menoscabar el nivel de las condiciones de empleo ni la eficacia de la inspecció n de trabajo o de los sistemas de control de las condiciones laborales y cuestiones afines;

i) la falta de apoyo a la investigació n y el desarrollo;

j) dificultades de acceso a las oportunidades de mercados pú blicos y privados; 3) prever medidas especí ficas e incentivos para ayudar y promover al sector no estructurado con miras a su integració n en el sector estructurado.

7. Para la formulació n de tales polí ticas, los Miembros deberí an, cuando proceda:

1) recopilar datos nacionales sobre las pequeñas y medianas empresas, que comprendan, entre otras cosas, los aspectos cuantitativos y cualitativos del empleo, y garantizar al mismo tiempo que esta labor no represente una carga administrativa excesiva para las pequeñas y medianas empresas;

2) efectuar un examen global de las repercusiones que las polí ticas y la reglamentació n vigentes tienen en las pequeñas y medianas empresas, prestando una atenció n especial a los efectos de los programas de ajuste estructural en la creació n de empleos;

3) examinar la legislació n laboral y social, en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas, para determinar:

a) si esta legislació n se ajusta a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas y asegura una protecció n y condiciones de trabajo adecuadas para sus trabajadores;

b) en lo que se refiere a la protecció n social, si es necesario adoptar medidas complementarias, tales como regí menes voluntarios, iniciativas de carácter cooperativo u otras;

c) si dicha protecció n social abarca a los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas y si existen disposiciones adecuadas para garantizar el cumplimiento de la legislació n en materia de seguridad social en ámbitos tales como la asistencia médica y las prestaciones, las indemnizaciones y los subsidios por enfermedad, por desempleo, de vejez, en caso de accidentes del trabajo, por familiares a cargo, de maternidad, de invalidez y de sobrevivientes.

8. En perí odos de dificultades econó micas, los gobiernos deberí an tratar de proporcionar una ayuda firme y eficaz a las pequeñas y medianas empresas y a sus trabajadores.

9. Al formular estas polí ticas, los Miembros:

1) podrí an celebrar consultas con, además de las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas, otras partes interesadas y competentes, segú n lo estimen pertinente;

2) deberí an tener en cuenta otras polí ticas, relativas en particular a cuestiones fiscales y monetarias, al comercio y la industria, el empleo, el trabajo, la protecció n social, la igualdad entre hombres y mujeres, la seguridad y salud en el trabajo así como el fomento de la capacidad a través de la educació n y la capacitació n;

3) deberí an, en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas, establecer mecanismos para pasar revista a las citadas polí ticas y actualizarlas.

III. Fomento de una cultura empresarial

10. Los Miembros deberí an adoptar medidas, elaboradas en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas, destinadas a crear y reforzar una cultura empresarial que favorezca las iniciativas, la creació n de empresas, la productividad, la toma de conciencia de los problemas medioambientales, la calidad, las buenas relaciones laborales y profesionales, y prácticas sociales apropiadas y equitativas. Con este fin, los Miembros deberí an considerar la posibilidad de:

1) fomentar el espí ritu empresarial por medio del sistema y de los programas de educació n, de formació n empresarial y de formació n profesional, en relació n con las necesidades de los puestos de trabajo y el logro del crecimiento y desarrollo econó micos, poniendo especialmente de relieve la importancia de las buenas relaciones de trabajo y de las mú ltiples competencias profesionales y de gestió n que necesitan las pequeñas y medianas empresas;

2) procurar, a través de medios apropiados, alentar una actitud más positiva frente a la asunció n de riesgos y la quiebra de empresas, reconociendo su valor pedagó gico y sus consecuencias tanto para los empresarios como para los trabajadores;

3) impulsar un proceso de educació n y formació n permanentes para todas las categorí as de trabajadores y empresarios;

4) organizar y realizar, con la plena participació n de las organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas, campañas de concienciació n a fin de promover:

a) el respeto de las disposiciones jurí dicas y de los derechos de los trabajadores, mejores condiciones de trabajo, una mayor productividad y una mejor calidad de los bienes y servicios;

b) un modelo de lo que debe considerarse un empresario ejemplar y sistemas de reconocimiento a este respecto, teniendo especialmente en cuenta las necesidades propias de las mujeres y de los grupos desfavorecidos y marginados de la sociedad.

IV. Establecimiento de una infraestructura de servicios eficaz

11. Con el objeto de aumentar el crecimiento, el potencial de creació n de empleos y la competitividad de las pequeñas y medianas empresas, se deberí a prever el suministro a las mismas y a sus trabajadores de un conjunto de servicios de apoyo directos e indirectos, y el acceso a estos ú ltimos, para abarcar:

a) asistencia para la fase previa a la creació n, el inicio y el desarrollo de empresas;

b) desarrollo y seguimiento de un proyecto de empresa;

c) servicios de ayuda inicial (viveros de empresas);

d) informació n, comprendido el asesoramiento sobre las polí ticas de las autoridades pú blicas;

e) consultorí a e investigació n;

f) perfeccionamiento de las competencias técnicas y en materia de gestió n;

g) impulso y desarrollo de la formació n profesional en la empresa;

h) apoyo a la formació n en materia de seguridad y salud en el trabajo;

i) asistencia para mejorar los niveles de conocimiento general, de conocimientos de aritmética y de informática y de educació n básica de los directores y empleados;

j) acceso directo o por intermediarios del sector privado a fuentes de energí a, telecomunicaciones e infraestructuras fí sicas, tales como agua, electricidad, locales, transporte y carreteras;

k) asistencia para una mejor comprensió n y aplicació n de la legislació n laboral, con inclusió n de las disposiciones relativas a los derechos de los trabajadores, así como para el desarrollo de los recursos humanos y la promoció n de la igualdad entre hombres y mujeres;

l) servicios de carácter jurí dico, contable y financiero;

m) respaldo a la innovació n y la modernizació n;

n) asesoramiento en materia de tecnologí a;

o) asesoramiento en la aplicació n efectiva de las tecnologí as informáticas y de comunicació n al ciclo del negocio;

p) acceso a los mercados de capital, al crédito y a garantí as de préstamo;

q) asistencia para la gestió n financiera, crediticia y de la deuda;

r) fomento de la exportació n y de oportunidades comerciales tanto nacionales como internacionales;

s) estudios de mercado y asistencia en materia de comercializació n;

t) asistencia para el diseño, desarrollo y presentació n de productos;

u) control y evaluació n de la calidad, así como la gestió n de la calidad;

v) embalaje y envase, y

w) servicios de gestió n del medio ambiente.

12. En la medida de lo posible, los servicios de apoyo a que se alude en el párrafo 11 deberí an concebirse y proporcionarse de suerte que se aseguren una eficacia y resultados ó ptimos, lo que supone:

a) adaptar los servicios de que se trate y la prestació n de los mismos a las necesidades concretas de las pequeñas y medianas empresas, teniendo en cuenta las condiciones econó micas, sociales y culturales de cada caso, así como sus diferencias en lo que atañe al tamaño, el sector econó mico en que operan y el nivel de desarrollo;

b) asegurar la participació n activa de las pequeñas y medianas empresas y de las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas en la elecció n de los servicios que se han de ofrecer;

c) hacer participar al sector pú blico y al sector privado en la prestació n de tales servicios mediante, por ejemplo, organizaciones de empleadores y de trabajadores, organizaciones semipú blicas, consultores privados, parques tecnoló gicos, viveros de empresas y las propias pequeñas y medianas empresas;

d) descentralizar la prestació n de servicios para acercarlos fí sicamente lo más posible a las pequeñas y medianas empresas;

e) facilitar el acceso a una serie integrada de servicios eficaces por medio de un sistema de ventanilla ú nica o de servicios de referencia;

f) esforzarse por lograr la autosuficiencia financiera de los proveedores de servicios, merced a la absorció n de una parte razonable de los costos por las pequeñas y medianas empresas y otras entidades, al objeto de no distorsionar el funcionamiento del mercado de tales servicios y mejorar el potencial de creació n de empleo de las pequeñas y medianas empresas;

g) garantizar que la gestió n de la prestació n de servicios se haga con profesionalismo y fiabilidad, y

h) establecer mecanismos para efectuar una supervisió n, una evaluació n y una actualizació n continuas de los servicios.

13. Los servicios deberí an concebirse incorporando métodos de aumento de la productividad y otros medios que promuevan la eficacia de las pequeñas y medianas empresas y les ayuden a sostener su competitividad tanto en el mercado interno como en el mercado internacional, y que al mismo tiempo sirvan para mejorar las prácticas laborales y las condiciones de trabajo.

14. Los Miembros deberí an facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas a la financiació n y al crédito en condiciones satisfactorias. A tales efectos:

1) con objeto de garantizar la viabilidad del crédito y de otros servicios financieros, éstos deberí an proporcionarse, en la medida de lo posible, con sujeció n a las condiciones del mercado, excepto en lo que se refiere a las categorí as de empresarios en situació n particularmente vulnerable;

2) deberí an adoptarse medidas adicionales que simplifiquen los trámites administrativos, reduzcan los costos de transacció n y permitan obviar los problemas relativos a las garantí as insuficientes, estableciéndose, por ejemplo, organismos no gubernamentales de distribució n de crédito e instituciones financieras de desarrollo que se ocupen de la lucha contra la pobreza;

3) podrí a alentarse a las pequeñas y medianas empresas a organizarse en mutualidades de garantí a;

4) deberí a alentarse la creació n de instituciones de capital riesgo especializadas en proveer asistencia a las pequeñas y medianas empresas innovadoras.

15. Los Miembros deberí an considerar la posibilidad de adoptar polí ticas adecuadas destinadas a mejorar todos los aspectos del empleo en las pequeñas y medianas empresas, garantizando la aplicació n no discriminatoria de una legislació n protectora en los ámbitos social y laboral.

16. Además, los Miembros deberí an:

1) facilitar, cuando proceda, el desarrollo de organizaciones e instituciones que puedan respaldar eficazmente el crecimiento y la competitividad de las pequeñas y medianas empresas. A este respecto, deberí a preverse la celebració n de consultas con las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas y con sus trabajadores;

2) considerar la adopció n de medidas apropiadas para alentar el establecimiento de ví nculos de cooperació n entre las pequeñas y medianas empresas y las empresas de mayor tamaño. A este respecto, deberí an tomarse medidas para salvaguardar los intereses legí timos de las pequeñas y medianas empresas;

3) considerar la adopció n de medidas para promover el establecimiento de ví nculos entre las pequeñas y medianas empresas, que estimulen el intercambio de experiencias y permitan compartir recursos y riesgos. A estos efectos, podrí a alentarse a las pequeñas y medianas empresas a que constituyan estructuras tales como consorcios, redes y cooperativas de producció n y de servicios, teniendo presente el importante papel de las organizaciones de empleadores y de trabajadores;

4) considerar la adopció n de medidas e incentivos especí ficos para determinadas categorí as de personas que aspiran a convertirse en empresarios, tales como: las mujeres, los desempleados de larga duració n, las personas afectadas por el ajuste estructural o por prácticas restrictivas y discriminatorias, las personas discapacitadas, el personal militar desmovilizado, los jó venes, con inclusió n de los titulados universitarios, los trabajadores de edad, las minorí as étnicas y los pueblos indí genas y tribales. La determinació n detallada de esas categorí as deberí a realizarse en funció n de las prioridades y condiciones socioeconó micas de cada paí s;

5) considerar la adopció n de medidas especiales para mejorar la comunicació n y las relaciones entre los organismos estatales y las pequeñas y medianas empresas así como entre estos organismos y las organizaciones más representativas de tales empresas, con miras a mejorar la eficacia de las polí ticas gubernamentales orientadas a la creació n de empleos;

6) intensificar el apoyo al empresariado femenino, reconociendo la importancia creciente de las mujeres en la economí a, por medio de medidas especí ficamente concebidas para mujeres que son empresarias o aspiran a serlo.

V. Funciones de las organizaciones de empleadores y de trabajadores

17. Las organizaciones de empleadores o de trabajadores deberí an considerar su participació n en el fomento de las pequeñas y medianas empresas por medio de las acciones siguientes:

a) clarificando ante los gobiernos las inquietudes de las pequeñas y medianas empresas o de sus trabajadores, segú n proceda;

b) proporcionando servicios de apoyo directo en esferas como la formació n, las consultorí as, las facilidades de acceso al crédito, la comercializació n, el asesoramiento sobre relaciones de trabajo y la promoció n del establecimiento de ví nculos con empresas de mayor tamaño;

c) cooperando con las instituciones nacionales, regionales y locales así como las organizaciones intergubernamentales regionales que se ocupan de las pequeñas y medianas empresas en materias como la formació n, los servicios de consultorí a, la creació n de empresas y el control de la calidad;

d) participando en consejos, grupos de expertos y otros ó rganos de ámbito nacional, regional y local que tengan por cometido ocuparse de importantes cuestiones econó micas y sociales, con inclusió n de las polí ticas y programas, que afectan a las pequeñas y medianas empresas;

e) promoviendo y participando en el desarrollo de nuevas estructuras econó micamente ventajosas y socialmente innovadoras (por ejemplo, la readaptació n profesional y la promoció n del empleo independiente), dotadas de dispositivos de protecció n social apropiados;

f) participando en el fomento del intercambio de los conocimientos adquiridos y en el establecimiento de ví nculos entre las pequeñas y medianas empresas;

g) participando en la observació n y el análisis de las cuestiones sociales y del mercado de trabajo que afectan a las pequeñas y medianas empresas, en particular por lo que atañe a materias como las condiciones de empleo y de trabajo, la protecció n social y la formació n profesional, y promoviendo medidas de correcció n, cuando proceda;

h) participando en actividades que tengan por objeto mejorar la calidad y la productividad y promover la ética profesional, la igualdad entre hombres y mujeres y la no discriminació n;

i) efectuando estudios sobre las pequeñas y medianas empresas, recopilando informació n estadí stica y de otro tipo, que sea pertinente para el sector, en particular datos desglosados por sexo y por edad, y compartiendo con otras organizaciones nacionales e internacionales de empleadores y de trabajadores esta informació n, así como la experiencia adquirida en lo que se refiere a prácticas ó ptimas;

j) prestando servicios y asesoramiento en materia de derechos de los trabajadores, legislació n laboral y protecció n social a los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas.

18. Deberí a alentarse a las pequeñas y medianas empresas y a sus trabajadores a estar suficientemente representados, en el pleno respeto de la libertad sindical. Con este fin, las organizaciones de empleadores y de trabajadores deberí an considerar la ampliació n de su composició n para incorporar a las pequeñas y medianas empresas.

VI. Cooperació n internacional

19. Deberí a impulsarse una cooperació n internacional adecuada en las esferas siguientes:

a) el establecimiento de métodos comunes para el acopio de datos comparables orientados a la elaboració n de polí ticas;

b) el intercambio de informació n, desglosada por sexo, edad y otras variables pertinentes, sobre las polí ticas y los programas más eficaces para crear puestos de trabajo y elevar la calidad del empleo en las pequeñas y medianas empresas;

c) la creació n de ví nculos entre los organismos e instituciones nacionales e internacionales que se ocupan del fomento de las pequeñas y medianas empresas, con inclusió n de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, a fin de facilitar:

i) el intercambio de personal, experiencias e ideas;

ii) el intercambio de material didáctico, metodologí as de formació n y documentació n de consulta;

iii) la compilació n de los resultados de las investigaciones, así como de otros datos cuantitativos y cualitativos, desglosados por sexo y por edad, sobre las pequeñas y medianas empresas y su desarrollo;

iv) el establecimiento de asociaciones y alianzas internacionales de pequeñas y medianas empresas, de acuerdos de subcontratació n y de otros ví nculos comerciales;

v) el fomento de nuevos mecanismos de intercambio de informació n entre los gobiernos y las organizaciones de trabajadores y de empleadores sobre la experiencia adquirida en materia de promoció n de las pequeñas y medianas empresas, valiéndose para ello de las técnicas de informació n más recientes;

d) la organizació n, en el plano internacional, de reuniones y grupos de estudio sobre los métodos para crear empleos por medio del fomento de las pequeñas y medianas empresas, en particular merced al apoyo al empresariado femenino. Serí a ú til emplear métodos similares para la creació n de empleos y la promoció n del espí ritu empresarial para los grupos desfavorecidos y marginados;

e) la realizació n en diversos contextos y paí ses de estudios sistemáticos sobre los factores determinantes del éxito de las actividades de fomento de las pequeñas y medianas empresas por lo que se refiere tanto a su eficacia como a su capacidad para crear empleos garantizando buenas condiciones de trabajo y una protecció n social adecuada;

f) la promoció n del acceso de las pequeñas y medianas empresas y de sus trabajadores a bases de datos nacionales e internacionales sobre campos tales como la oferta de empleo, la informació n sobre mercados, la legislació n vigente, la tecnologí a y las normas sobre los productos.

20. Los Miembros deberí an promover el contenido de la presente Recomendació n en otros organismos internacionales. Los Miembros también deberí an estar prontos a colaborar con estos organismos, cuando corresponda, al evaluar y aplicar las disposiciones de la presente Recomendació n, y a tener en cuenta el importante papel desempeñado por la OIT en la promoció n de la creació n de empleo en las pequeñas y medianas empresas.

Cross references

CONVENIOS:C029 Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930

CONVENIOS:C087 Convenio sobre la libertad sindical y la protecció n del derecho de sindicació n, 1948

CONVENIOS:C098 Convenio sobre el derecho de sindicació n y de negociació n colectiva, 1949

CONVENIOS:C100 Convenio sobre igualdad de remuneració n, 1951

CONVENIOS:C105 Convenio sobre la abolició n del trabajo forzoso, 1957

CONVENIOS:C111 Convenio sobre la discriminació n (empleo y ocupació n), 1958

CONVENIOS:C122 Convenio sobre la polí tica del empleo, 1964

CONVENIOS:C138 Convenio sobre la edad mí nima, 1973

CONVENIOS:C142 Convenio sobre desarrollo de los recursos humanos, 1975

CONVENIOS:C155 Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981
RECOMENDACIONES:R122 Recomendació n sobre la polí tica del empleo, 1964
RECOMENDACIONES:R127 Recomendació n sobre las cooperativas (paí ses en ví as de desarrollo), 1966
RECOMENDACIONES:R146 Recomendació n sobre la edad mí nima, 1973
RECOMENDACIONES:R150 Recomendació n sobre desarrollo de los recursos humanos, 1975
RECOMENDACIONES:R164 Recomendació n sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981
RECOMENDACIONES:R169 Recomendació n sobre la polí tica del empleo (disposiciones complementarias), 1984


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion