En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R183 Recomendació n sobre seguridad y salud en las minas, 1995

Recomendació n sobre seguridad y salud en las minas
RECOMENDACION:R183
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:82
Fecha de adopció n=22:06:1995
Sujeto: Seguridad y salud en el trabajo
Estatus: Instrumento actualizado Esta Recomendació n fue adoptada desde 1985 y se considera actualizada<.

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 6 de junio de 1995, en su octogésima segunda reunió n;

Tomando nota de los convenios y recomendaciones internacionales del trabajo pertinentes, y en particular el Convenio sobre la abolició n del trabajo forzoso, 1957; el Convenio y la Recomendació n sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960; el Convenio y la Recomendació n sobre la protecció n de la maquinaria, 1963; el Convenio y la Recomendació n sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, 1964; el Convenio y la Recomendació n sobre la edad mí nima (trabajo subterráneo), 1965; el Convenio sobre el examen médico de los menores (trabajo subterráneo), 1965; el Convenio y la Recomendació n sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977; el Convenio y la Recomendació n sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981; el Convenio y la Recomendació n sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985; el Convenio y la Recomendació n sobre el asbesto, 1986; el Convenio y la Recomendació n sobre seguridad y salud en la construcció n, 1988; el Convenio y la Recomendació n sobre los productos quí micos, 1990; y el Convenio y la Recomendació n sobre la prevenció n de accidentes industriales mayores, 1993;

Considerando que los trabajadores tienen la necesidad y el derecho de ser informados, de recibir formació n, así como de ser realmente consultados y de participar en la preparació n y la aplicació n de medidas de seguridad y salud relativas a los peligros y riesgos presentes en la industria minera;

Reconociendo que es deseable prevenir todo accidente mortal, lesió n o menoscabo de la salud de los trabajadores o de la població n, o perjuicio al medio ambiente que tenga su origen en las operaciones mineras;

Teniendo en cuenta la necesidad de cooperació n entre la Organizació n Internacional del Trabajo, la Organizació n Mundial de la Salud, el Organismo Internacional de Energí a Ató mica y otras instituciones competentes, y tomando nota de los instrumentos, repertorios de recomendaciones prácticas, có digos y directrices pertinentes publicados por dichas organizaciones;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la seguridad y la salud en las minas, tema que constituye el cuarto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n que complete el Convenio sobre seguridad y salud en las minas,

adopta, con fecha veintidó s de junio de mil novecientos noventa y cinco, la siguiente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre seguridad y salud en las minas, 1995:

I. Disposiciones generales

1. Las disposiciones de la presente Recomendació n completan las del Convenio sobre seguridad y salud en las minas, 1995 (en adelante designado con la expresió n el Convenio), y deberí an aplicarse conjuntamente con las de éste.

2. La presente Recomendació n se aplica a todas las minas.

3. 1) Teniendo en cuenta las condiciones y la práctica nacionales, y previa consulta con las organizaciones más representativas de empleadores y de trabajadores interesadas, todo Miembro deberí a formular, aplicar y revisar perió dicamente una polí tica coherente en materia de seguridad y salud en las minas.

2) Las consultas previstas en el artí culo 3 del Convenio deberí an incluir consultas con las organizaciones más representativas de empleadores y de trabajadores en cuanto a las consecuencias para la seguridad y la salud de los trabajadores, de la duració n de la jornada de trabajo, del trabajo nocturno y del trabajo por turnos. Después de dichas consultas, el Miembro deberí a adoptar las medidas necesarias respecto al tiempo de trabajo y, en particular, a la jornada máxima de trabajo y a la duració n mí nima de los perí odos de descanso diario.

4. La autoridad competente deberí a disponer de personal debidamente calificado, instruido y competente que cuente con el apoyo técnico y profesional que se requiere para desempeñar las funciones de inspecció n, investigació n, evaluació n y asesoramiento sobre los asuntos de que trata el Convenio y para asegurar el cumplimiento de la legislació n nacional.

5. Deberí an adoptarse medidas para fomentar y promover:

a) la investigació n y el intercambio, en el ámbito nacional e internacional, de la informació n relativa a la seguridad y la salud en las minas;

b) la prestació n de una asistencia especí fica por parte de la autoridad competente a las pequeñas empresas mineras con el fin de contribuir:

i) a la transferencia de conocimientos técnicos;

ii) al establecimiento de programas preventivos de seguridad y salud, y

iii) al fomento de la cooperació n y de las consultas entre los empleadores y los trabajadores y sus representantes, y

c) la existencia de programas o sistemas de rehabilitació n y reintegració n de los trabajadores que han sido ví ctimas de lesiones o enfermedades profesionales.

6. Las disposiciones en materia de vigilancia de la seguridad y la salud en las minas previstas en el párrafo 2 del artí culo 5 del Convenio, deberí an comprender, cuando proceda, las relativas a:

a) la capacitació n y la formació n;

b) la inspecció n de la mina y de sus equipos e instalaciones;

c) la supervisió n del manejo, transporte, almacenamiento y uso de explosivos y de sustancias peligrosas utilizadas o generadas en el proceso de producció n;

d) la realizació n de tareas en instalaciones y equipos eléctricos, y

e) la supervisió n de los trabajadores.

7. Las disposiciones previstas en el párrafo 4 del artí culo 5 del Convenio podrí an comprender la obligació n de que los proveedores de equipos, accesorios, productos y sustancias peligrosas para ser utilizados en la mina garanticen que éstos se ajustan a las normas nacionales de seguridad y salud, etiqueten los productos con claridad y proporcionen informació n e instrucciones inteligibles.

8. Las disposiciones en materia de salvamento en las minas, primeros auxilios y servicios médicos de urgencia adecuados a que se refiere el apartado a) del párrafo 4 del artí culo 5 del Convenio podrí an abarcar:

a) las medidas relativas a la organizació n;

b) el equipo que ha de suministrarse;

c) las normas de capacitació n;

d) la formació n de los trabajadores y su participació n en ejercicios o simulacros;

e) el nú mero apropiado de personas capacitadas que deberí an estar disponibles;

f) un sistema adecuado de comunicaciones;

g) un sistema eficaz de alarma para avisar en caso de peligro;

h) el establecimiento y el mantenimiento de medios de evacuació n y salvamento;

i) la formació n de uno o varios grupos de salvamento en la mina;

j) los reconocimientos médicos perió dicos de aptitud y la formació n perió dica para los miembros de dichos grupos;

k) la atenció n médica, incluido el transporte, de los trabajadores que hayan sido ví ctimas de una lesió n o enfermedad en el lugar de trabajo, sin ningú n costo para ellos;

l) la coordinació n con las autoridades locales;

m) las medidas destinadas a promover la cooperació n internacional en este campo.

9. Las disposiciones previstas en el apartado b) del párrafo 4 del artí culo 5 del Convenio podrí an comprender las especificaciones y las normas relativas al tipo de equipos de autosalvamento que han de suministrarse y, en particular, en el caso de las minas expuestas a desprendimientos instantáneos de gas y de otros tipos de minas cuando proceda, el suministro de equipos respiratorios autó nomos.

10. La legislació n nacional deberí a incluir medidas relativas a la utilizació n y al mantenimiento del equipo de control a distancia en condiciones de seguridad.

11. La legislació n nacional deberí a especificar que el empleador adopte medidas apropiadas para la protecció n de los trabajadores que realizan sus tareas solos o aislados.

II. Medidas de prevenció n y protecció n en la mina

12. El empleador deberí a evaluar los peligros y analizar los riesgos con el fin de elaborar y aplicar, segú n proceda, sistemas de gestió n de dichos riesgos.

13. Para mantener la estabilidad del terreno, de conformidad con el apartado c) del artí culo 7 del Convenio, el empleador deberí a adoptar todas las medidas apropiadas para:

a) vigilar y controlar el movimiento de los estratos;

b) en su caso, dar un sostenimiento eficaz a la bó veda, las paredes y el suelo de las obras, salvo en las zonas en las que los métodos de extracció n seleccionados permitan el hundimiento controlado del terreno;

c) vigilar y controlar las paredes de las minas a cielo abierto para evitar que los materiales caigan o se deslicen en la excavació n y pongan en peligro a los trabajadores, y

d) asegurarse de que las represas, los depó sitos de decantació n de residuos y cualquier otro tipo de depó sitos estén bien concebidos, construidos y vigilados para evitar los peligros de deslizamiento de material o de derrumbamiento.

14. En virtud de lo dispuesto en el apartado d) del artí culo 7 del Convenio, las ví as de salida deberí an ser lo más independientes posible y se deberí an adoptar medidas y suministrar el equipo necesario para garantizar la evacuació n segura de los trabajadores en caso de peligro.

15. Conforme al apartado f) del artí culo 7 del Convenio, todas las explotaciones mineras subterráneas a las que los trabajadores tengan acceso, así como otras zonas segú n proceda, deberí an ser ventiladas de manera adecuada para mantener una atmó sfera:

a) en la que se elimine o se reduzca al mí nimo el riesgo de explosió n;

b) en la que las condiciones de trabajo sean adecuadas, habida cuenta de los métodos de trabajo utilizados y del esfuerzo fí sico que suponen para los trabajadores, y

c) cuya calidad se ajuste a las normas nacionales sobre residuos en suspensió n, gases, radiaciones y condiciones climáticas, y en caso de que no existan normas nacionales, el empleador deberí a considerar las normas internacionales.

16. Los riesgos especiales que se mencionan en el apartado g) del artí culo 7 del Convenio, que requieren un plan de explotació n y procedimientos al respecto, podrí an comprender:

a) los incendios y las explosiones en las minas;

b) los desprendimientos instantáneos de gas;

c) las estalladuras de rocas por presió n;

d) la irrupció n de agua y materiales semisó lidos;

e) los desprendimientos de rocas;

f) el riesgo de movimientos sí smicos en la zona;

g) los riesgos relacionados con el trabajo efectuado a proximidad de aperturas peligrosas o en situaciones geoló gicas particularmente difí ciles;

h) el fallo de la ventilació n.

17. Las disposiciones que los empleadores podrí an adoptar en cumplimiento de lo previsto en el apartado h) del artí culo 7 del Convenio deberí an incluir, segú n proceda, la prohibició n de que las personas lleven consigo a la explotació n subterránea cualquier artí culo, objeto o sustancia que pueda provocar incendios, explosiones o incidentes peligrosos.

18. De conformidad con lo establecido en el apartado i) del artí culo 7 del Convenio, las instalaciones mineras deberí an contar, segú n proceda, con un nú mero suficiente de refugios incombustibles autó nomos para albergar a los trabajadores en caso de urgencia. Dichos refugios deberí an ser fácilmente identificables y accesibles, en particular cuando la visibilidad sea mala.

19. El plan de acció n de urgencia previsto en el artí culo 8 del Convenio podrí a comprender:

a) planes de urgencia eficaces en el emplazamiento;

b) disposiciones para suspender el trabajo y evacuar a los trabajadores en caso de urgencia;

c) formació n idó nea en relació n con los procedimientos de urgencia y la utilizació n de los equipos;

d) protecció n adecuada de la població n y del medio ambiente;

e) suministro de informació n a los organismos y a las organizaciones apropiadas y consultas con los mismos.

20. Los riesgos mencionados en el artí culo 9 del Convenio podrí an comprender:

a) el polvo ambiental;

b) los gases inflamables, tó xicos, nocivos y de otra í ndole presentes en las minas;

c) los vapores y las sustancias peligrosas;

d) los gases de escape de los motores diesel;

e) la falta de oxí geno;

f) las radiaciones procedentes de los estratos rocosos, de los equipos o de otras fuentes;

g) el ruido y las vibraciones;

h) las temperaturas extremas;

i) la humedad excesiva;

j) la iluminació n o la ventilació n insuficientes;

k) los que derivan del trabajo a gran altura, a gran profundidad o en espacios confinados;

l) los que se asocian con la manipulació n manual;

m) los que se relacionan con los equipos mecánicos y las instalaciones eléctricas;

n) los que resultan de la combinació n de cualesquiera de los riesgos mencionados.

21. Las medidas previstas en el artí culo 9 del Convenio podrí an comprender:

a) las disposiciones técnicas y de organizació n aplicables a las actividades mineras de que se trate o a las instalaciones, máquinas, equipos, accesorios o estructuras;

b) cuando no se pueda recurrir a las disposiciones citadas en el apartado a) anterior, otras medidas eficaces, incluida la utilizació n de equipos de protecció n personal y de ropa de protecció n, sin costo para el trabajador;

c) cuando se hayan identificado riesgos y peligros para la funció n reproductora, medidas de formació n y disposiciones técnicas y de organizació n especí ficas, incluidos, segú n proceda, el derecho al traslado a otras tareas sin pérdida de salario, especialmente durante perí odos, como el embarazo y la lactancia, en que el organismo es más vulnerable a los riesgos;

d) la vigilancia y la inspecció n perió dicas de las zonas que presenten o puedan presentar riesgos.

22. El equipo y otros dispositivos de protecció n mencionados en el apartado c) del artí culo 9 del Convenio podrí an comprender:

a) estructuras de protecció n contra el vuelco y la caí da de objetos;

b) cinturones y arneses de seguridad;

c) compartimentos estancos presionizados;

d) refugios autó nomos de salvamento;

e) duchas de socorro y fuentes para el lavado de ojos.

23. Al aplicar lo establecido en el apartado b) del artí culo 10 del Convenio, los empleadores deberí an:

a) asegurarse de que se inspeccionan de manera adecuada todos los lugares de trabajo en la mina y, en particular, la atmó sfera, las condiciones del suelo, las máquinas, el equipo y sus accesorios, incluidas, cuando sea necesario, inspecciones antes de cada turno, y

b) llevar un registro de las inspecciones realizadas, de las deficiencias y de las medidas correctivas y tenerlo a disposició n en la mina.

24. Segú n proceda, la vigilancia de la salud a la que se hace referencia en el artí culo 11 del Convenio deberí a comprender, sin costo para el trabajador y sin que éste sea objeto de ningú n tipo de discriminació n o represalia:

a) la posibilidad de que se efectú e un reconocimiento médico de ingreso y reconocimientos médicos perió dicos, en relació n con las tareas que se hayan de realizar, y

b) cuando sea posible, la reintegració n o la rehabilitació n de los trabajadores que no estén en condiciones de llevar a cabo sus tareas normales debido a una lesió n o enfermedad profesional.

25. En virtud de lo previsto en el apartado e) del párrafo 4 del artí culo 5 del Convenio, los empleadores deberí an, cuando proceda, facilitar y mantener sin ningú n costo para los trabajadores:

a) retretes, duchas, lavabos y vestidores adecuados y en nú mero suficiente, separados, cuando proceda, para hombres y mujeres;

b) instalaciones adecuadas para el almacenamiento, lavado y secado de ropa;

c) un volumen suficiente de agua potable en los lugares convenientes, y

d) locales apropiados e higiénicos para comer.

III. Derechos y obligaciones de los trabajadores y sus representantes

26. En virtud de lo dispuesto en el artí culo 13 del Convenio, los trabajadores y sus representantes de seguridad y salud deberí an recibir o tener a su disposició n, cuando sea procedente, informació n que deberí a incluir:

a) cuando corresponda, la notificació n de cualquier visita relacionada con la seguridad y la salud a la mina que realice un representante de la autoridad competente;

b) los informes de las inspecciones efectuadas por la autoridad competente o por el empleador, incluidas las inspecciones de máquinas y equipos;

c) las copias de las ó rdenes o instrucciones con respecto a la seguridad y la salud emitidas por la autoridad competente;

d) los informes que prepare la autoridad competente o el empleador sobre los accidentes, las lesiones, los casos de menoscabo de la salud y los incidentes que atañan a la seguridad y la salud;

e) las informaciones y notificaciones de todos los riesgos en el trabajo, incluidos los que se relacionan con los materiales, las sustancias o los agentes peligrosos, tó xicos o dañinos utilizados en la mina;

f) cualquier otra documentació n relativa a la seguridad y la salud que el empleador deba conservar;

g) la notificació n inmediata de los accidentes y otros incidentes peligrosos, y

h) los estudios médicos que se realicen en relació n con los riesgos presentes en el lugar de trabajo.

27. Las disposiciones adoptadas de conformidad con lo establecido en el apartado e) del párrafo 1 del artí culo 13 del Convenio podrí an prever:

a) la notificació n a los supervisores y a los representantes de seguridad y salud del peligro al que se refiere dicho apartado;

b) la participació n de representantes acreditados del empleador y de representantes de los trabajadores en la bú squeda de una solució n;

c) la intervenció n, cuando sea necesario, de un representante de la autoridad competente para que ayude a encontrar una solució n;

d) el mantenimiento del salario del trabajador y, segú n proceda, su traslado a otro puesto de trabajo adecuado;

e) la notificació n a todo trabajador al que se pida que trabaje en la zona en cuestió n del hecho de que otro trabajador se ha negado a hacerlo y por qué razones.

28. Al aplicar lo dispuesto en el párrafo 2 del artí culo 13 del Convenio, los derechos de los representantes de seguridad y salud deberí an incluir, segú n proceda el derecho a:

a) recibir formació n adecuada durante la jornada de trabajo, sin pérdida de salario, para conocer sus derechos y funciones como representantes de seguridad y salud y las cuestiones relativas a la seguridad y la salud;

b) disponer de instalaciones adecuadas para realizar sus funciones;

c) percibir su salario normal durante el tiempo que dedican al ejercicio de sus derechos y funciones, y

d) asistir y asesorar a todo trabajador que se haya retirado de un lugar de trabajo por considerar que su seguridad o salud se encontraba en peligro.

29. Los representantes de seguridad y salud deberí an, cuando proceda, anunciar con antelació n razonable al empleador su intenció n de supervisar o investigar asuntos relativos a la seguridad y la salud de conformidad con lo previsto en el apartado b) del párrafo 2 del artí culo 13 del Convenio.

30. 1) Toda persona deberí a tener la obligació n de:

a) abstenerse de desconectar, cambiar o retirar de manera arbitraria los dispositivos de seguridad instalados en máquinas, equipos, accesorios, herramientas, instalaciones y edificios, y

b) utilizar correctamente dichos dispositivos de seguridad.

2) Los empleadores deberí an tener la obligació n de facilitar a los trabajadores la formació n y las instrucciones adecuadas que les permitan cumplir con las obligaciones descritas en el subpárrafo 1) anterior.

IV. Cooperació n

31. Las medidas destinadas a fomentar la cooperació n prevista en el artí culo 15 del Convenio deberí an incluir:

a) la creació n de mecanismos de cooperació n, tales como los comités de seguridad y salud, con representació n paritaria de empleadores y de trabajadores y con las facultades y funciones que se les atribuyan, incluida la facultad de realizar inspecciones conjuntas;

b) la designació n, por parte del empleador, de personas que posean las calificaciones y la experiencia adecuadas para promover la seguridad y la salud;

c) la formació n de los trabajadores y de sus representantes de seguridad y salud;

d) el establecimiento, de manera permanente, de programas de concienciació n en materia de seguridad y salud para los trabajadores;

e) el intercambio permanente de informació n y experiencia sobre la seguridad y la salud en las minas;

f) la consulta del empleador a los trabajadores y sus representantes al establecer polí ticas y procedimientos en materia de seguridad y salud, y

g) la inclusió n, por parte del empleador, de los representantes de los trabajadores en las investigaciones de los accidentes e incidentes peligrosos previstas en el apartado d) del artí culo 10 del Convenio.

V. Otras disposiciones

32. No deberí a ejercerse ningú n tipo de discriminació n o represalia contra el trabajador que ejerza los derechos que le confiere la legislació n nacional o los que se hayan establecido mediante un acuerdo entre los empleadores y los trabajadores y sus representantes.

33. Deberí a prestarse la debida atenció n a las consecuencias que la actividad minera pueda tener sobre el medio ambiente circundante y la seguridad de la població n. Deberí a efectuarse, en particular, un control de los hundimientos, las vibraciones, las eyecciones de rocas y los contaminantes del agua, aire o suelo, una gestió n segura y eficaz de las escombreras y una rehabilitació n de los emplazamientos mineros.

Cross references

CONVENIOS:C105 Convenio sobre la abolició n del trabajo forzoso, 1957

CONVENIOS:C115 Convenio sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960

CONVENIOS:C119 Convenio sobre la protecció n de la maquinaria, 1963

CONVENIOS:C121 Convenio sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, 1964

CONVENIOS:C123 Convenio sobre la edad mí nima (trabajo subterráneo), 1965

CONVENIOS:C124 Convenio sobre el examen médico de los menores (trabajo subterráneo), 1965

CONVENIOS:C148 Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977

CONVENIOS:C155 Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981

CONVENIOS:C161 Convenio sobre los servicios de salud en trabajo, 1985

CONVENIOS:C162 Convenio sobre el asbesto, 1986

CONVENIOS:C167 Convenio sobre seguridad y salud en la construcció n, 1988

CONVENIOS:C170 Convenio sobre los productos quí micos, 1990

CONVENIOS:C174 Convenio sobre la prevenció n de accidentes industriales mayores, 1993
RECOMENDACIONES:R114 Recomendació n sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960
RECOMENDACIONES:R118 Recomendació n sobre la protecció n de la maquinaria, 1963
RECOMENDACIONES:R121 Recomendació n sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, 1964
RECOMENDACIONES:R124 Recomendació n sobre la edad mí nima (trabajo subterráneo), 1965
RECOMENDACIONES:R156 Recomendació n sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977
RECOMENDACIONES:R164 Recomendació n sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981
RECOMENDACIONES:R171 Recomendació n sobre los servicios de salud en trabajo, 1985
RECOMENDACIONES:R175 Recomendació n sobre seguridad y salud en la construcció n, 1988
RECOMENDACIONES:R177 Recomendació n sobre los productos quí micos, 1990
RECOMENDACIONES:R181 Recomendació n sobre la prevenció n de accidentes industriales mayores, 1993


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion