En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R177 Recomendació n sobre los productos quí micos, 1990

Recomendació n sobre la seguridad en la utilizació n de los productos quí micos en el trabajo
RECOMENDACION:R177
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:77
Fecha de adopció n:25:06:1990
Sujeto: Seguridad y salud en el trabajo
Estatus: Instrumento actualizado Esta Recomendació n fue adoptada desde 1985 y se considera actualizada.

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 6 de junio de 1990, en su septuagésima séptima reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la seguridad en la utilizació n de productos quí micos en el trabajo, cuestió n que constituye el quinto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n complementaria del Convenio sobre los productos quí micos, 1990,

adopta, con fecha veinticinco de junio de mil novecientos noventa, la siguiente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre los productos quí micos, 1990:

I. DISPOSICIONES GENERALES

1. Las disposiciones de la presente Recomendació n deberí an aplicarse conjuntamente con las del Convenio sobre los productos quí micos, 1990 (en adelante designado con la expresió n el Convenio).

2. Deberí a consultarse a las organizaciones más representativas de empleadores y de trabajadores interesadas sobre las medidas que sea preciso adoptar para dar efecto a las disposiciones de la Recomendació n.

3. La autoridad competente deberí a especificar las categorí as de trabajadores a las que, por razones de seguridad y de salud, no se permite utilizar determinados productos quí micos, o a las que só lo se permite utilizarlos en condiciones fijadas de conformidad con la legislació n nacional.

4.Las disposiciones de la Recomendació n deberí an aplicarse igualmente a aquellos trabajadores por cuenta propia que determine la legislació n nacional.

5.Las disposiciones especiales establecidas por la autoridad competente para proteger las informaciones confidenciales de conformidad con el artí culo 1, párrafo 2, b), y el artí culo 18, párrafo 4, del Convenio deberí an:

a) limitar la divulgació n de informació n confidencial a aquellos que la necesiten en relació n con la seguridad y la salud de los trabajadores;

b) asegurarse que aquellos que obtengan informació n confidencial estén de acuerdo en utilizarla exclusivamente para satisfacer las necesidades de salud y seguridad y en proteger su confidencialidad en todos los otros casos;

c) asegurar que la informació n confidencial pertinente sea divulgada inmediatamente en caso de emergencia;

d) establecer procedimientos para examinar rápidamente la validez de toda petició n de confidencialidad y la necesidad de retener la informació n cuando exista desacuerdo respecto de su divulgació n.

II. CLASIFICACION Y MEDIDAS CONEXAS

CLASIFICACION

6. Los criterios para la clasificació n de productos quí micos establecidos de conformidad con el párrafo 1 del artí culo 6 del Convenio deberí an basarse en sus caracterí sticas, y entre ellas:

a) propiedades tó xicas, incluidos los efectos agudos y cró nicos sobre la salud en cualquier parte del cuerpo;

b) caracterí sticas quí micas o fí sicas, incluidas sus propiedades inflamables, explosivas, comburentes y aquellas que puedan provocar reacciones peligrosas;

c) propiedades corrosivas e irritantes;

d) efectos alérgicos y sensibilizantes;

e) efectos cancerí genos;

f) efectos terató genos y mutágenos, y

g) efectos sobre el sistema reproductor.

7. 1) En la medida en que sea razonable y factible, la autoridad competente deberí a establecer y actualizar perió dicamente una lista integrada de los elementos quí micos y sus compuestos utilizados en el trabajo, junto con la informació n pertinente sobre sus riesgos.

2) Respecto de los elementos y compuestos quí micos que todaví a no estén inscritos en la lista integrada, los fabricantes o importadores deberí an estar obligados, a menos que estén exentos, a transmitir a la autoridad competente, antes de su utilizació n en el trabajo y de manera compatible con la necesidad de proteger la informació n confidencial, de conformidad con el artí culo 1, párrafo 2, b), del Convenio, la informació n necesaria para mantener actualizada la lista.

ETIQUETADO Y MARCADO

8. 1) Las exigencias relativas al etiquetado y marcado de productos quí micos establecidos de conformidad con el artí culo 7 del Convenio deberí an ser tales que permitan a las personas que manipulen o utilicen los productos quí micos reconocer y distinguir esos productos, tanto al recibirlos como al utilizarlos, a fin de garantizar la seguridad en su utilizació n.

2) Las exigencias del etiquetado para productos quí micos peligrosos deberí an abarcar, de acuerdo con los sistemas nacionales o internacionales existentes:

a) la informació n que debe figurar en la etiqueta, incluyendo, si hubiere lugar:

i) denominaciones comerciales;

ii) identificació n del producto quí mico;

iii) nombre, direcció n y teléfono del proveedor;

iv) sí mbolos de peligro;

v) í ndole de los riesgos particulares que entrañe la utilizació n del producto quí mico;

vi) precauciones de seguridad;

vii) identificació n del lote;

viii) indicació n de que puede obtenerse del empleador una ficha de datos de seguridad con informaciones complementarias;

ix) clasificació n asignada bajo el sistema establecido por la autoridad competente;

b) legibilidad, durabilidad y tamaño de la etiqueta;

c) uniformidad de las etiquetas y de los sí mbolos, incluido el color.

3) La etiqueta deberí a ser fácilmente comprensible para los trabajadores.

4) En el caso de productos quí micos no contemplados en el subpárrafo 2) del presente párrafo, el marcado podrá limitarse a la identificació n del producto quí mico.

9. Cuando no sea materialmente posible etiquetar o marcar un producto quí mico en razó n del tamaño del recipiente o de la í ndole del embalaje, deberí an preverse otros medios eficaces de reconocimiento, tales como etiquetas no fijas o documentació n adjunta. Sin embargo, todos los recipientes que contengan productos quí micos peligrosos deberí an llevar indicaciones o sí mbolos adecuados sobre los riesgos inherentes a la peligrosidad de los productos que contienen.

FICHAS DE DATOS DE SEGURIDAD

10. 1) Los criterios para la elaboració n de fichas de datos de seguridad de productos quí micos peligrosos deberí an, cuando corresponda, asegurar que estas fichas contengan informació n esencial, en particular sobre:

a) identificació n de los productos quí micos y del fabricante (incluyendo la denominació n comercial o el nombre comú n del producto quí mico, así como informació n detallada sobre el proveedor o fabricante);

b) composició n e informació n sobre sus ingredientes (de modo que puedan ser claramente identificados con el propó sito de llevar a cabo una evaluació n del peligro);

c) identificació n de los riesgos;

d) medidas para los primeros auxilios;

e) medidas en caso de incendio;

f) medidas en caso de desprendimiento accidental;

g) manipulació n y almacenamiento;

h) controles en caso de exposició n y protecció n personal (incluyendo los métodos posibles de vigilancia de los niveles de exposició n en el lugar de trabajo);

i) propiedades fí sicas y quí micas;

j) estabilidad y reactividad;

k) informació n toxicoló gica (incluyendo las ví as posibles de penetració n en el organismo y la posibilidad de sinergia con otros productos quí micos utilizados u otros riesgos existentes en el trabajo);

l) informació n ecoló gica;

m) informaciones para la eliminació n de desechos del producto;

n) informaciones sobre el transporte;

o) informaciones sobre reglamentació n;

p) otras informaciones (incluyendo la fecha de elaboració n de las fichas de datos de seguridad).

2) Los nombres o las concentraciones de los ingredientes a que se refiere el apartado b) del subpárrafo 1) del presente párrafo podrán omitirse en la ficha de datos de seguridad cuando constituyan informació n confidencial de acuerdo con el artí culo 1, párrafo 2, b), del Convenio. De conformidad con el párrafo 5 de la Recomendació n, la informació n deberí a ser divulgada, previa solicitud y por escrito a la autoridad competente, a los empleadores, a los trabajadores y a los representantes de los trabajadores interesados, que se comprometan a utilizar dicha informació n exclusivamente con la finalidad de proteger la seguridad y la salud de los trabajadores y a no divulgarla con otros fines.

III. RESPONSABILIDAD DE LOS EMPLEADORES

VIGILANCIA DE LA EXPOSICION

11. 1) Cuando los trabajadores estén expuestos a productos quí micos peligrosos, deberí a exigirse al empleador que:

a) limite la exposició n a dichos productos para proteger la salud de los trabajadores;

b) evalú e y vigile la concentració n de productos quí micos en suspensió n en el aire del lugar de trabajo y, de ser necesario, lleve un registro de esas mediciones.

2) Los trabajadores y sus representantes y la autoridad competente deberí an tener acceso a dichos registros.

3) Los empleadores deberí an conservar los registros previstos en el presente párrafo durante el perí odo que determine la autoridad competente.

CONTROL OPERATIVO EN EL LUGAR DE TRABAJO

12. 1) Los empleadores deberí an adoptar medidas para proteger a los trabajadores de los peligros derivados de la utilizació n de productos quí micos en el trabajo; estas medidas deberí an basarse en los criterios establecidos de conformidad con los párrafos 13 a 16.

2) De conformidad con la Declaració n tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la polí tica social, adoptada por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, toda empresa nacional o multinacional que cuente con más de un establecimiento deberí a tomar, sin discriminació n, medidas de seguridad para prevenir y controlar los riesgos para la salud debidos a la exposició n en el trabajo a productos quí micos peligrosos y para proteger a los trabajadores contra esos riesgos en todos sus establecimientos, cualquiera que sea el lugar o el paí s en que se encuentren.

13. La autoridad competente deberí a velar por que se establezcan criterios para usar de forma segura los productos quí micos peligrosos; estos criterios deberí an tener en cuenta, segú n corresponda:

a) el riesgo de enfermedades agudas o cró nicas provocadas por la penetració n en el organismo por inhalació n, absorció n cutánea o ingestió n;

b) el riesgo de lesiones o enfermedades en caso de contacto con la piel o con los ojos;

c) el riesgo de lesiones en caso de incendio, explosió n o de otros eventos resultantes de sus propiedades fí sicas o de su reactividad quí mica;

d) las medidas de precaució n que deban tomarse:

i) escogiendo los productos quí micos que eliminen o reduzcan al mí nimo tales riesgos;

ii) eligiendo procesos, tecnologí a e instalaciones que eliminen o reduzcan al mí nimo tales riesgos;

iii) aplicando y manteniendo adecuadamente medidas de control técnico;

iv) adoptando sistemas y métodos de trabajo que eliminen o reduzcan al mí nimo tales riesgos;

v) adoptando medidas adecuadas de higiene personal y proveyendo instalaciones sanitarias adecuadas;

vi) facilitando, asegurando el mantenimiento y velando por la utilizació n de equipos de protecció n personal y de ropas protectoras adecuadas, sin costo para los trabajadores, cuando las medidas enunciadas no hayan demostrado ser suficientes para eliminar tales riesgos;

vii) utilizando carteles y avisos;

viii) preparándose para enfrentar de manera adecuada los casos de emergencia.

14. La autoridad competente deberí a velar por que se establezcan criterios para almacenar de forma segura los productos quí micos peligrosos; estos criterios deberí an incluir, segú n corresponda, disposiciones sobre:

a) la compatibilidad y almacenamiento separado de los productos quí micos;

b) las propiedades y la cantidad de los productos quí micos que deban almacenarse;

c) la seguridad y emplazamiento de los almacenes, y el acceso a los mismos;

d) la fabricació n, í ndole e integridad de los contenedores;

e) la carga y descarga de contenedores;

f) las exigencias del etiquetado y del reetiquetado;

g) las precauciones que deban tomarse contra emisiones accidentales, incendios, explosiones y reactividad quí mica;

h) la temperatura, humedad y ventilació n;

i) las precauciones y formas de proceder en caso de derrames;

j) los procedimientos en caso de emergencia;

k) los posibles cambios fí sicos y quí micos en los productos quí micos almacenados.

15. La autoridad competente deberí a velar por que se establezcan criterios conformes con la reglamentació n nacional e internacional sobre el transporte para la seguridad de los trabajadores que efectú en el transporte de productos quí micos peligrosos; estos criterios deberí an tener en cuenta, segú n corresponda:

a) las propiedades y la cantidad de los productos quí micos que deben transportarse;

b) la í ndole, integridad y protecció n de los embalajes y los contenedores utilizados para su transporte, incluidas las tuberí as;

c) las caracterí sticas del vehí culo utilizado para el transporte;

d) los itinerarios que deban seguirse;

e) la formació n y calificaciones de los trabajadores encargados del transporte;

f) las exigencias del etiquetado;

g) la carga y descarga;

h) la forma de proceder en caso de derrames.

16. 1) La autoridad competente deberí a velar por que se establezcan criterios conformes con la reglamentació n nacional e internacional sobre la eliminació n de residuos peligrosos respecto de los procedimientos que deban seguirse para la eliminació n y el tratamiento de productos quí micos peligrosos y residuos peligrosos, a fin de garantizar en ellos la seguridad de los trabajadores.

2) Dichos criterios deberí an contener disposiciones, cuando corresponda, sobre:

a) el método para identificar los residuos;

b) la manipulació n de contenedores contaminados;

c) la identificació n, fabricació n, í ndole, integridad y protecció n de contenedores con residuos;

d) los efectos sobre el medio ambiente de trabajo;

e) la demarcació n de zonas de eliminació n;

f) el suministro, mantenimiento y utilizació n de equipos de protecció n personal y de ropas protectoras;

g) los métodos de eliminació n o de tratamiento.

17. Los criterios establecidos de conformidad con el Convenio y la Recomendació n sobre los productos quí micos deberí an ser compatibles, tanto como sea posible, con la protecció n del pú blico en general y del medio ambiente y con los criterios establecidos con tal objeto.

VIGILANCIA MEDICA

18. 1) Deberí a exigirse al empleador o a la instancia competente en virtud de la legislació n y la práctica nacionales que, mediante un método en consonancia con dicha legislació n y práctica, dispongan la vigilancia médica de los trabajadores que sea necesaria:

a) para evaluar el estado de salud de los trabajadores con respecto a los riesgos derivados de su exposició n a productos quí micos;

b) para diagnosticar enfermedades y lesiones en el trabajo debidas a la exposició n a productos quí micos peligrosos.

2) Cuando los resultados de las pruebas y exámenes médicos revelen efectos clí nicos o preclí nicos, se deberí an tomar medidas para prevenir o reducir la exposició n de los trabajadores interesados y para prevenir un deterioro ulterior de su salud.

3) Los resultados de los exámenes médicos deberí an utilizarse para determinar el estado de salud con respecto a la exposició n a productos quí micos, y en modo alguno con fines discriminatorios para con los trabajadores.

4) Los registros de control médico de los trabajadores deberí an conservarse por un espacio de tiempo y por personas determinadas por la autoridad competente.

5) Los trabajadores deberí an tener acceso a sus propios registros médicos, ya sea personalmente o por intermedio de sus propios médicos.

6) Deberí a respetarse el carácter confidencial de los registros médicos personales, de acuerdo con los principios de la ética médica generalmente aceptados.

7) Los resultados de los exámenes médicos deberí an ser explicados claramente a los trabajadores interesados.

8) Los trabajadores y sus representantes deberí an tener acceso a los estudios realizados a partir de los registros médicos, si éstos no identifican individualmente a los trabajadores.

9) Los resultados de los registros médicos deberí an ser facilitados para elaborar estadí sticas de salud y estudios epidemioló gicos adecuados, con la condició n de que el anonimato se mantenga, cuando esto pueda contribuir al reconocimiento y control de las enfermedades profesionales.

PRIMEROS AUXILIOS Y EMERGENCIAS

19. De conformidad con las disposiciones establecidas por la autoridad competente, deberí a exigirse a los empleadores que prevean procedimientos (incluyendo medios para dispensar primeros auxilios) para actuar en casos de emergencia y de accidente resultante de la utilizació n de productos quí micos peligrosos en el trabajo, y que velen por que sus trabajadores reciban formació n en tales procedimientos.

IV. COOPERACION

20. Los empleadores y los trabajadores y sus representantes deberí an cooperar lo más estrechamente posible en la aplicació n de las medidas prescritas de conformidad con la Recomendació n.

21. Deberí a exigirse a los trabajadores:

a) que velen, en cuanto sea posible, por su propia seguridad y salud y por la seguridad y salud de las demás personas a quienes puedan afectar sus actos u omisiones en el trabajo, con arreglo a la capacitació n que posean y a las instrucciones recibidas de su empleador;

b) que utilicen correctamente todos los medios de que disponen para su protecció n o la de los demás;

c) que señalen sin demora a su supervisor toda situació n que, a su juicio, pueda entrañar un riesgo, y a la que no puedan hacer frente adecuadamente ellos mismos.

22. El material publicitario relativo a productos quí micos peligrosos destinados a ser utilizados en el trabajo deberí a llamar la atenció n sobre los peligros que presentan y la necesidad de tomar precauciones.

23. Los proveedores deberí an, previa solicitud, proporcionar a los empleadores toda informació n de que se disponga y que sea necesaria para la evaluació n de cualquier riesgo inusual que pueda resultar del uso particular de un producto quí mico en el trabajo.

V. DERECHOS DE LOS TRABAJADORES

24. 1) Los trabajadores y sus representantes deberí an tener derecho a:

a) obtener del empleador las fichas de datos de seguridad y otras informaciones que les permitan tomar las precauciones adecuadas, en cooperació n con el empleador, para proteger a los trabajadores contra los riesgos potenciales que entraña la utilizació n de productos quí micos peligrosos en el trabajo;

b) solicitar al empleador o a la autoridad competente que realice investigaciones sobre los riesgos potenciales que entrañe la utilizació n de productos quí micos en el trabajo, y participar en dichas investigaciones.

2) Cuando la informació n solicitada sea confidencial, de acuerdo con el artí culo 1, párrafo 2, b), y el artí culo 18, párrafo 4, del Convenio, los empleadores podrán pedir a los trabajadores o a sus representantes que limiten su utilizació n a la evaluació n y prevenció n de los riesgos potenciales que entrañe la utilizació n de productos quí micos en el trabajo, y que tomen las medidas razonables para que esta informació n no sea revelada a posibles competidores.

3) De conformidad con la Declaració n tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la polí tica social, las empresas multinacionales deberí an comunicar a los trabajadores interesados, a los representantes de los trabajadores, a la autoridad competente y a las organizaciones de empleadores y de trabajadores en todos los paí ses en que operen, si lo solicitan, las informaciones acerca de las normas y procedimientos relativos a la utilizació n de los productos quí micos peligrosos, que sean pertinentes para sus operaciones locales y que dichas empresas observan en otros paí ses.

25. 1) Los trabajadores deberí an tener el derecho:

a) de alertar, a sus representantes, al empleador o a la autoridad competente, sobre los peligros potenciales que puedan surgir de la utilizació n de productos quí micos en el trabajo;

b) de apartarse de cualquier peligro derivado de la utilizació n de productos quí micos cuando tengan motivos razonables para creer que existe un riesgo grave e inminente para su seguridad o su salud, debiendo señalarlo sin demora a su supervisor;

c) en caso de que su estado de salud aumente el riesgo de sufrir daños, por ejemplo por sensibilizació n a un producto quí mico peligroso, a ser ocupado en un trabajo alternativo que no requiera la utilizació n de ese producto, siempre que se disponga de tal trabajo y que los trabajadores interesados estén calificados o puedan ser razonablemente formados para tal trabajo alternativo;

d) a obtener una compensació n si en el caso previsto en el apartado que precede pierde su empleo;

e) a un tratamiento médico adecuado y a una indemnizació n en concepto de accidente o enfermedad provocados por la utilizació n de productos quí micos en el trabajo.

2) Los trabajadores que se aparten de cualquier peligro, de conformidad con las disposiciones del apartado b) del subpárrafo 1), o que ejerzan cualquiera de sus derechos con arreglo a esta Recomendació n, deberí an estar protegidos contra las consecuencias indebidas de este acto.

3) Cuando los trabajadores se hayan apartado de un peligro de conformidad con las disposiciones del apartado b) del subpárrafo 1), los empleadores, en colaboració n con los trabajadores y sus representantes, deberí an investigar inmediatamente aquel peligro y tomar todas las medidas correctivas que fuesen necesarias.

4) En caso de embarazo o lactancia, las trabajadoras deberí an tener el derecho a un trabajo alternativo que no implique la exposició n a productos quí micos peligrosos para la salud del feto o del lactante, o su utilizació n, siempre que tal trabajo esté disponible, y el derecho a regresar a sus ocupaciones previas en el momento adecuado.

26. Los trabajadores deberí an recibir:

a) informació n sobre la clasificació n y el etiquetado de productos quí micos y sobre fichas de datos de seguridad en una forma y en un lenguaje que puedan comprender fácilmente;

b) informació n sobre los riesgos que pueda entrañar la utilizació n de productos quí micos peligrosos en su trabajo;

c) instrucciones escritas u orales basadas en las fichas de datos de seguridad y, si fuera menester, especí ficas para el lugar de trabajo;

d) formació n y, en caso necesario, readiestramiento sobre los métodos disponibles de prevenció n y control de dichos riesgos, así como sobre los métodos adecuados para protegerse contra ellos, en particular métodos idó neos de almacenamiento, transporte y eliminació n de desechos, así como medidas de urgencia y de primeros auxilios.

Cross references

CONVENIOS:C170 Convenio sobre los productos quí micos, 1990


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion