En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R176 Recomendació n sobre el fomento del empleo y la protecció n contra eldesempleo, 1988

Recomendació n sobre el fomento del empleo y la protecció n contra el desempleo
RECOMENDACION:R176

Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:75
Fecha de adopció n:21:06:1988
Sujeto: Seguridad social

Estatus: Instrumento actualizado Esta Recomendació n fue adoptada desde 1985 y se considera actualizada.

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 1 junio 1988 en su septuagésima quinta reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al fomento del empleo y la seguridad social, cuestió n que constituye el quinto punto del orden del dí a de la reunió n;

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n que complemente al Convenio sobre el fomento del empleo y la protecció n contra el desempleo, 1988,

adopta, con fecha veintiuno de junio de mil novecientos ochenta y ocho, la presente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre el fomento del empleo y la protecció n contra el desempleo, 1988:

I. Disposiciones Generales

1. A los efectos de la presente Recomendació n:

a) el término legislació n comprende las leyes y reglamentos, así como las disposiciones estatutarias en materia de seguridad social;

b) el término prescrito significa determinado por la legislació n nacional o en virtud de ella;

c) el término Convenio significa el Convenio sobre el fomento del empleo y la protecció n contra el desempleo, 1988.

II. Fomento del Empleo Productivo

2. Uno de los objetivos prioritarios de la polí tica nacional deberí a ser el fomento del pleno empleo productivo y libremente elegido por todos los medios adecuados, incluida la seguridad social. Tales medios deberí an comprender, especialmente, los servicios de empleo y la formació n y orientació n profesionales.

3. En perí odo de crisis econó mica, las polí ticas de reajuste deberí an incluir, en condiciones prescritas, medidas destinadas a estimular las iniciativas que entrañen la máxima utilizació n de mano de obra.

4. Los Miembros deberí an procurar conceder, en concepto de ayudas a la movilidad profesional, en condiciones prescritas y de la manera más apropiada, en particular:

a) asignaciones que contribuyan a sufragar los gastos de desplazamiento y de material necesarios para gozar de los servicios previstos anteriormente en el párrafo 2;

b) asignaciones abonadas en forma de pagos perió dicos calculados de conformidad con las disposiciones del artí culo 15 del Convenio durante un perí odo prescrito de formació n o de readiestramiento profesionales.

5. Los Miembros deberí an además prever el otorgamiento, en concepto de ayudas a la movilidad profesional o geográfica en condiciones prescritas y de la manera más apropiada, en particular de:

a) asignaciones temporales decrecientes destinadas a compensar, llegado el caso, la reducció n de remuneració n resultante de su reinserció n profesional;

b) asignaciones que contribuyan a sufragar los gastos de viaje y de mudanza;

c) asignaciones en concepto de separació n;

d) indemnizaciones de reinstalació n.

6. Los Miembros deberí an garantizar la coordinació n de los regí menes legales y alentar la coordinació n de los regí menes privados de pensiones, a fin de eliminar los obstáculos a la movilidad profesional.

7. Los Miembros deberí an ofrecer a las personas protegidas, en condiciones prescritas, facilidades para que puedan tener acceso a empleos temporales remunerados sin poner en peligro los empleos de otros trabajadores, a fin de mejorar sus propias perspectivas de lograr un empleo productivo y libremente elegido.

8. Los Miembros deberí an brindar, en la medida de lo posible y en condiciones prescritas, apoyo financiero y servicios consultivos a los desempleados que deseen crear su propia empresa o dedicarse a otra actividad econó mica.

9. Los Miembros deberí an prever la conclusió n de acuerdos bilaterales y multilaterales que contemplen una ayuda en favor de los trabajadores extranjeros protegidos por su legislació n que deseen regresar libremente al territorio del Estado del cual son nacionales o en el que residí an anteriormente. A falta de esos acuerdos, los Miembros deberí an conceder, en virtud de su legislació n, una ayuda financiera a los trabajadores en cuestió n.

10. Los Miembros deberí an, cuando proceda, de conformidad con las disposiciones de acuerdos multilaterales, invertir las posibles reservas acumuladas por los regí menes legales de pensiones y los fondos de previsió n y estimular la inversió n procedente de fuentes privadas, incluidos los regí menes privados de pensiones, con miras a fomentar, y no desalentar, el empleo en el paí s, a reserva de las garantí as necesarias en cuanto a seguridad y rendimiento de las inversiones realizadas.

11. La instauració n progresiva, en las zonas urbanas y rurales, de servicios comunitarios, incluidos los servicios de atenció n médica financiados con las cotizaciones de la seguridad social o con otros recursos, deberí a servir para multiplicar los empleos y para impartir formació n al personal, contribuyendo al propio tiempo de manera concreta a la realizació n de los objetivos nacionales en materia de promoció n del empleo.

III. Protecció n de los Desempleados

12. En caso de desempleo parcial y en el caso previsto en el párrafo 3 del artí culo 10 del Convenio, deberí an abonarse las indemnizaciones, en condiciones prescritas, en forma de pagos perió dicos que compensen equitativamente la pérdida de ganancias debida al desempleo. Estas indemnizaciones podrí an calcularse en funció n de la reducció n de la duració n del trabajo sufrida por el desempleado, o fijarse en una cuantí a tal que el total de la indemnizació n y de las ganancias obtenidas del trabajo a tiempo parcial esté comprendido entre el importe de las ganancias anteriores por un trabajo a tiempo completo y el importe de la indemnizació n de desempleo total, a fin de no desalentar el trabajo a tiempo parcial y el trabajo temporero cuando estas formas de trabajo puedan favorecer el retorno al trabajo a tiempo completo.

13.

1) Los porcentajes especificados en el artí culo 15 del Convenio para el cálculo de las indemnizaciones deberí an alcanzarse tomando en consideració n las ganancias brutas del beneficiario, antes de la deducció n de los impuestos y de la cotizació n a la seguridad social.

2) Cuando se considere adecuado, estos porcentajes podrí an alcanzarse comparando los pagos perió dicos netos de impuestos y cotizaciones con las ganancias netas de impuestos y cotizaciones.

14.

1) En las condiciones prescritas, no deberí a aplicarse el concepto de empleo conveniente a:

a) un empleo que suponga un cambio de profesió n que no tenga en cuenta las capacidades, calificaciones, aptitudes, experiencia profesional o posibilidades de readaptació n del interesado;

b) un empleo que implique un cambio de residencia a un lugar en el que no existan posibilidades de vivienda apropiadas;

c) un empleo cuyas condiciones y remuneració n fueran sensiblemente menos favorables que las que rigen generalmente, en el momento considerado, en la profesió n y la regió n en que se ofrece el empleo;

d) un empleo vacante como consecuencia directa de una interrupció n de trabajo provocada por un conflicto laboral en curso;

e) un empleo en que, por una razó n distinta de las consideradas en los apartados a) a d), y habida cuenta de todas las circunstancias del caso, especialmente de las responsabilidades familiares del interesado, no se pudiera reprochar razonablemente a éste que lo rechazara.

2) En la apreciació n de los criterios definidos en los apartados a) a c) y e) del subpárrafo anterior deberí an tenerse en cuenta, de manera general, la edad del desempleado, la antiguedad en su profesió n anterior, la experiencia adquirida, la duració n del desempleo y la situació n del mercado del empleo, así como las repercusiones de este empleo sobre la situació n personal y familiar del interesado.

15. Si un desempleado ha aceptado temporalmente, dentro de los lí mites de una duració n prescrita, un empleo que no cabrí a considerar como conveniente, habida cuenta de las disposiciones del párrafo 14, o un empleo a tiempo parcial en el caso a que se refiere el párrafo 3 del artí culo 10 del Convenio, la cuantí a y la duració n de las indemnizaciones de desempleo abonadas al término de tales empleos no deberí an verse afectadas negativamente por la cuantí a de los ingresos que el desempleado obtuvo de ellos.

16. Los Miembros deberí an procurar extender progresivamente la aplicació n de su legislació n sobre indemnizaciones de desempleo a todos los asalariados. No obstante, podrí a excluirse de la protecció n a los funcionarios pú blicos cuyo empleo garantiza la legislació n nacional hasta la edad normal de jubilació n.

17. Los Miembros deberí an procurar proteger a los trabajadores que encuentren dificultades durante el perí odo de espera.

18. A las categorí as de personas a que se refiere el párrafo 1 del artí culo 26 del Convenio deberí an ser aplicables, segú n los casos, las disposiciones siguientes:

a) en caso de desempleo total, las indemnizaciones deberí an poder calcularse de conformidad con las disposiciones del artí culo 16 del Convenio;

b) el perí odo de calificació n deberí a adaptarse o suprimirse, en condiciones prescritas, para ciertas categorí as de nuevos solicitantes de empleo;

c) cuando se concedan las indemnizaciones sin condició n de perí odo de calificació n:

i) los plazos de espera deberí an poder fijarse en una duració n prescrita;

ii) las duraciones del pago de las indemnizaciones deberí an poder limitarse en condiciones prescritas, a pesar de lo dispuesto en el párrafo 1 del artí culo 19 del Convenio.

19. Cuando la duració n del pago de las indemnizaciones esté limitada por la legislació n nacional, deberí a prolongarse, en las condiciones prescritas, hasta la edad de admisió n a la pensió n de vejez para los desempleados que hayan alcanzado una edad prescrita anterior a la edad de admisió n a la pensió n de vejez.

20. Los Miembros cuya legislació n prevea el derecho a la asistencia médica y lo subordinen directa o indirectamente a una condició n de actividad profesional, deberí an esforzarse por garantizar, en condiciones prescritas, la asistencia médica a los desempleados, incluidos, si es posible, los que no gocen de indemnizaciones de desempleo, y a las personas que están a su cargo.

21. Los Miembros deberí an procurar, en las condiciones prescritas, garantizar a los beneficiarios de indemnizaciones de desempleo que se tomen en consideració n los perí odos en que se abonan dichas indemnizaciones:

a) para la adquisició n del derecho y, segú n el caso, el cálculo de las prestaciones de invalidez, de vejez y de sobrevivientes;

b) para la adquisició n del derecho a la asistencia médica, a los subsidios de enfermedad y de maternidad y a las prestaciones familiares, una vez terminado el desempleo, cuando la legislació n del Miembro prevea tales prestaciones y subordine directa o indirectamente el derecho a ellas a una condició n de actividad profesional.

22. Los Miembros deberí an procurar adaptar los regí menes legales de seguridad social relacionados con el ejercicio de una actividad profesional a las condiciones de la actividad profesional de los trabajadores a tiempo parcial. La adaptació n requerida, prevista en el artí culo 25 del Convenio, deberí a referirse particularmente, en condiciones prescritas, a:

a) las duraciones mí nimas de trabajo y las cuantí as mí nimas de ganancias que condicionan el derecho a indemnizació n en los regí menes básicos y en los regí menes complementarios;

b) las remuneraciones máximas para el cálculo de las cotizaciones;

c) el perí odo de calificació n exigible para tener derecho a las prestaciones; d) las modalidades de cálculo de las prestaciones en metálico, y en especial de las pensiones, en funció n de las ganancias y de la duració n de la cotizació n, del seguro o de la actividad profesional;

e) el derecho a prestaciones mí nimas y a prestaciones a tanto alzado, especialmente prestaciones familiares, sin reducció n.

23. Los Miembros deberí an procurar fomentar una verdadera comprensió n de las dificultades de los desempleados, particularmente de los que se encuentran desempleados desde hace mucho tiempo, y de su necesidad de ingresos suficientes.

IV. Desarrollo y Perfeccionamiento de los Regí menes de Protecció n

24. Habida cuenta de que en cierto nú mero de Miembros el desarrollo de un régimen de protecció n contra el desempleo está en sus comienzos, y de que otros pueden verse obligados a contemplar modificaciones de los regí menes existentes, en funció n de la evolució n de las necesidades, podrán adoptarse legí timamente enfoques diferentes para ayudar a los desempleados, y los Miembros deberí an dar alta prioridad a un intercambio de informació n franco y completo sobre las ayudas a los desempleados.

25. Para alcanzar por lo menos las normas fijadas por las disposiciones de la parte IV (Prestaciones de desempleo) del Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952, los Miembros que deseen instituir su régimen de protecció n contra el desempleo deberí an inspirarse, en la medida en que sea posible y apropiado, en las disposiciones que siguen.

26.

1) Los Miembros deberí an ser conscientes de las dificultades técnicas y administrativas que implican la planificació n y el establecimiento de mecanismos de seguridad social para la indemnizació n del desempleo. A fin de introducir modalidades de indemnizació n que prevean prestaciones de carácter no discrecional, deberí an tratar de reunir, tan pronto como sea posible, las condiciones siguientes:

a) la institució n y el funcionamiento satisfactorio de un servicio pú blico gratuito del empleo dotado de una red de oficinas de colocació n y que haya adquirido la suficiente capacidad administrativa para reunir y analizar las informaciones sobre el mercado del empleo, registrar las ofertas y las demandas de empleo y verificar objetivamente las situaciones personales de desempleo involuntario;

b) un nivel razonable de implantació n y una amplia experiencia de la gestió n de otras ramas de la seguridad social consideradas prioritarias desde el punto de vista social y econó mico, como la atenció n primaria de salud y la indemnizació n de los accidentes del trabajo.

2) Los Miembros deberí an tratar, con carácter altamente prioritario, de reunir las condiciones enunciadas en el subpárrafo 1) supra fomentando un nivel suficientemente elevado de empleo estable que ofrezca salarios y condiciones de trabajo apropiados, especialmente mediante medidas necesarias y adecuadas, como la orientació n profesional y la formació n, con objeto de facilitar la correspondencia voluntaria de las calificaciones con los empleos vacantes en el mercado del trabajo.

3) Deberí an continuar utilizándose los servicios de cooperació n y asesoramiento técnico de la Oficina Internacional del Trabajo para apoyar toda iniciativa tomada por los Miembros en esta esfera, cuando las competencias nacionales sean insuficientes.

4) Cuando se cumplan las condiciones a que se refiere el subpárrafo 1), los Miembros deberí an, con la rapidez que permitan sus recursos y en caso necesario por etapas, instituir regí menes de protecció n para los desempleados, especialmente mecanismos de seguridad social para la indemnizació n del desempleo.

27. Cuando no se cumplan las condiciones a que se refiere el subpárrafo 1) del párrafo 26, los Miembros deberí an conceder prioridad a la adopció n de medidas especiales de ayuda a los desempleados más necesitados, en funció n de los recursos disponibles y de las condiciones propias de cada paí s.

28. Los Miembros que hayan instituido un fondo nacional de previsió n podrí an estudiar la posibilidad de autorizar, en beneficio de los titulares de cuenta en dicho fondo cuyas ganancias queden interrumpidas debido a un desempleo de larga duració n y cuya situació n familiar sea precaria, el pago de prestaciones perió dicas en metálico para hacer frente a sus necesidades esenciales. Se podrí an fijar lí mites a la cuantí a y duració n de estas prestaciones en funció n de las circunstancias, y especialmente del saldo de la cuenta.

29. Los Miembros podrí an también alentar la constitució n por las organizaciones de empleadores y de trabajadores de fondos de asistencia en el ámbito de una empresa o un grupo de empresas. Este método podrí a ser ú til en las empresas y sectores de actividad que gozan de una capacidad econó mica suficiente.

30. Los Miembros cuya legislació n exija de los empleadores el pago de indemnizaciones de fin de servicios a los trabajadores que han perdido su empleo deberí an prever que los empleadores hagan frente en comú n a esta responsabilidad mediante la creació n de fondos financiados con cotizaciones de dichos empleadores, a fin de garantizar el pago de estas indemnizaciones a los trabajadores afectados.

Cross references


CONVENIOS:C168 Convenio sobre el fomento del empleo y la protecció n contrael desempleo, 1988

CONVENIOS:C102 Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952 el desempleo, 1988


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion