En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R171 Recomendací on sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985

Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:71
Fecha de adopció n:26:06:1985
Sujeto: Seguridad y salud en el trabajo

Estatus: Instrumento actualizado Esta Recomendació n fue adoptada desde 1985 y se considera actualizada.

La Conferencia General de la Organizació n International del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 7 junio 1985 en su septuagésima primera reunió n;

Teniendo en cuenta que la protecció n de los trabajadores contra las enfermedades, sean o no profesionales, y contra los accidentes del trabajo constituye una de las tareas asignadas a la Organizació n Internacional del Trabajo por su Constitució n;

Recordando los convenios y Recomendació nes internacionales del trabajo en la materia, y en especial la Recomendació n sobre la protecció n de la salud de los trabajadores, 1953; la Recomendació n sobre los servicios de medicina del trabajo, 1959; el Convenio sobre los representantes de los trabajadores, 1971, y el Convenio y la Recomendació n sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981, que establecen los principios de una polí tica nacional y de una acció n a nivel nacional; y la Declaració n tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la polí tica social, adoptada por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a los servicios de salud en el trabajo, cuestió n que constituye el cuarto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n que complete el Convenio sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985,

adopta, con fecha veintiséis de junio de mil novecientos ochenta y cinco, la presente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985:

I. Principios de Una Polí tica Nacional

1. De conformidad con las condiciones y la práctica nacionales y, en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas, cuando existan, todo Miembro deberí a formular, aplicar y reexaminar perió dicamente una polí tica nacional coherente sobre servicios de salud en el trabajo, incluidos los principios generales de sus funciones, de su organizació n y de su funcionamiento.

2.

1) Todo Miembro deberí a establecer progresivamente servicios de salud en el trabajo para todos los trabajadores, incluidos los del sector pú blico y los miembros de las cooperativas de producció n, en todas las ramas de actividad econó mica y en todas las empresas. Las disposiciones adoptadas deberí an ser adecuadas y apropiadas a los riesgos especí ficos para la salud que prevalecen en las empresas.

2) En la medida en que ello sea necesario y prácticamente realizable, deberí n adoptarse también disposiciones para facilitar a los trabajadores independientes una protecció n análoga a la prevista en el Convenio sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985, y en la presente Recomendació n.

II. Funciones

3. La funció n de los servicios de salud en el trabajo deberí a ser esencialmente preventiva.

4. Los servicios de salud en el trabajo deberí an establecer un programa de actividades adaptado a la empresa o a las empresas a las que sirven, principalmente en funció n de los riesgos profesionales que se presentan en los lugares de trabajo y de los problemas especí ficos que se plantean en las respectivas ramas de actividad econó mica.

A. Vigilancia del Medio Ambiente de Trabajo

5.

1) La vigilancia del medio ambiente de trabajo deberí a comprender:

a) la identificació n y evaluació n de los factores del medio ambiente de trabajo que puedan afectar a la salud de los trabajadores;

b) la evaluació n de las condiciones de higiene de trabajo y de los factores de la organizació n del trabajo que puedan engendrar riesgos para la salud de los trabajadores;

c) la evaluació n de los medios de protecció n colectiva e individual;

d) la evaluació n, cuando sea apropiado, de la exposició n de los trabajadores a los agentes nocivos, mediante métodos de control válidos y generalmente aceptados;

e) la verificació n de los sistemas de control destinados a eliminar o reducir la exposició n.

2) Dicha vigilancia deberí a llevarse a cabo en relació n con los demás servicios técnicos de la empresa y con la cooperació n de los trabajadores interesados y de sus representantes en la empresa o del comité de seguridad e higiene, cuando existan.

6.

1) De conformidad con la legislació n y la práctica nacionales, los datos resultantes de la vigilancia del lugar de trabajo deberí an consignarse en forma apropiada y mantenerse a disposició n del empleador, de los trabajadores y de sus representantes en la empresa o del comité de seguridad e higiene, cuando existan.

2) Tales datos deberí an utilizarse respetando su carácter confidencial, y solamente para orientar y dar asesoramiento acerca de las medidas destinadas a mejorar el medio ambiente de trabajo y la salud y seguridad de los trabajadores.

3) La autoridad competente deberí a tener acceso a estos datos, los cuales só lo deberí a comunicar el servicio de salud en el trabajo a terceros previo acuerdo del empleador, de los trabajadores y de sus representantes en la empresa o del comité de seguridad e higiene, si los hubiere.

7. La vigilancia del medio ambiente de trabajo deberí a comprender las visitas del personal de servicios de salud en el trabajo que sean necesarias para examinar los factores del medio ambiente de trabajo susceptibles de afectar a la salud de los trabajadores, a la salubridad del medio ambiente de trabajo y a las condiciones de trabajo.

8. Los servicios de salud en el trabajo deberí an:

a) efectuar, cuando sea necesario, la vigilancia de la exposició n de los trabajadores a riesgos especiales para la salud;

b) supervisar las instalaciones sanitarias y otras instalaciones puestas a disposició n de los trabajadores por el empleador, tales como suministro de agua potable, cantinas y alojamientos;

c) asesorar acerca de las posibles incidencias de la utilizació n de tecnologí as en la salud de los trabajadores;

d) participar y asesorar en la selecció n de los equipos necesarios para la protecció n individual de los trabajadores contra los riesgos profesionales;

e) colaborar en el análisis de los puestos de trabajo y en el estudio de la organizació n del trabajo y de los métodos de trabajo, a fin de garantizar una mejor adaptació n del trabajo a los trabajadores;

f) participar en los análisis de los accidentes del trabajo y de las enfermedades profesionales, y en los programas de prevenció n de accidentes.

9. El personal que preste servicios de salud en el trabajo deberí a, después de haber informado al empleador, a los trabajadores y a sus representantes, cuando sea apropiado:

a) tener libre acceso a todos los lugares de trabajo y a las instalaciones que la empresa facilita a los trabajadores;

b) tener acceso a las informaciones sobre métodos, normas de trabajo, productos, materias y sustancias utilizados o cuya utilizació n esté prevista, bajo reserva de que se preserve el secreto de toda informació n de í ndole confidencial que se recabe y que no concierna a la salud de los trabajadores;

c) poder tomar muestras, con fines de análisis, de los productos, materias y sustancias utilizados o manipulados.

10. Deberí a consultarse a los servicios de salud en el trabajo sobre cualquier cambio previsto en materia de métodos y condiciones de trabajo susceptible de tener algú n efecto sobre la salud o la seguridad de los trabajadores.

B. Vigilancia de la Salud de los Trabajadores

11.

1) La vigilancia de la salud de los trabajadores deberí a abarcar, en los casos y segú n las condiciones que defina la autoridad competente, todas las evaluaciones necesarias para proteger la salud de los trabajadores, que puedan incluir:

a) una evaluació n de la salud de los trabajadores antes de que se les asignen tareas especí ficas que puedan entrañar un peligro para su salud o para la de los demás;

b) evaluaciones de la salud a intervalos perió dicos durante todo empleo que implique una exposició n a riesgos particulares para la salud;

c) una evaluació n de la salud de los trabajadores que reanudan el trabajo tras una ausencia prolongada por motivos de salud, con la finalidad de descubrir sus eventuales orí genes profesionales, de recomendar una acció n apropiada para proteger a los trabajadores y de determinar la adaptabilidad de los trabajadores a sus tareas y la necesidad de una reclasificació n y de una readaptació n;

d) evaluaciones de la salud al terminar y después de terminar asignaciones a puestos de trabajo que entrañen riesgos susceptibles de provocar perjuicios ulteriores para su salud o de contribuir a tales perjuicios.

2) Deberí an adoptarse disposiciones para proteger la intimidad de los trabajadores y procurar que la vigilancia de su salud no sea utilizada con fines discriminatorios ni de ninguna otra manera perjudicial para sus intereses.

12.

1) Cuando los trabajadores estén expuestos a riesgos profesionales especí ficos, la vigilancia de su estado de salud deberí a comprender, cuando corresponda, además de los exámenes de salud previstos en el párrafo 11 de la presente Recomendació n, todos los exámenes e investigaciones necesarios para detectar los niveles de exposició n y las reacciones y los efectos bioló gicos precoces.

2) Cuando exista un método válido y generalmente aceptado de vigilancia bioló gica de la salud de los trabajadores para la detecció n precoz de los efectos sobre la salud de la exposició n a riesgos profesionales especí ficos, podrá utilizarse dicho método para identificar a los trabajadores que requieren un examen médico detenido, sujeto al consentimiento individual del trabajador.

13. Los servicios de salud en el trabajo deberí an ser informados de los casos de enfermedad entre los trabajadores y de las ausencias del trabajo por razones de salud, a fin de poder identificar cualquier relació n entre las causas de enfermedad o de ausencia y los riesgos para la salud que puedan presentarse en los lugares de trabajo. El personal encargado de los servicios de salud en el trabajo no deberí a ser obligado por los empleadores a verificar las razones de la ausencia del trabajo.

14.

1) Los servicios de salud en el trabajo deberí an consignar los datos relativos a la salud de los trabajadores en expedientes de salud personales y confidenciales. Dichos expedientes deberí an también contener informaciones acerca de las tareas que hayan realizado los trabajadores, de su exposició n a los riesgos profesionales inherentes a su trabajo y de los resultados de toda evaluació n de la exposició n de los trabajadores a tales riesgos.

2) El personal que preste servicios de salud en el trabajo só lo deberí a tener acceso a los expedientes de salud si la informació n contenida en ellos tiene relació n con el cumplimiento de sus funciones. Cuando los expedientes contengan informació n personal de carácter médico confidencial, este acceso debe limitarse al personal médico.

3) Los datos personales relativos a la evaluació n del estado de salud só lo deberí an comunicarse a terceros previo consentimiento del trabajador, debidamente informado.

15. La legislació n nacional, la autoridad competente o la práctica nacional basada en pautas de ética reconocidas deberí an prescribir las condiciones y el perí odo de conservació n de los expedientes personales de salud, las condiciones relativas a la transmisió n y comunicació n de tales expedientes, y las medidas necesarias para preservar su carácter confidencial, en particular cuando las informaciones que contienen se hallen registradas en una computadora.

16.

1) Al término de un examen médico prescrito para determinar la aptitud de un trabajador para un puesto de trabajo que entraña exposició n a un riesgo determinado, el médico que lo haya realizado deberí a comunicar sus conclusiones por escrito al trabajador y al empleador.

2) Esta comunicació n no deberí a contener indicació n alguna de í ndole médica; segú n los casos, podrí a indicar que el trabajador es apto para el puesto de trabajo previsto o bien especificar los tipos de trabajo y las condiciones de trabajo que le estén contraindicados, temporal o permanentemente, desde el punto de vista médico.

17. Cuando el mantenimiento de un trabajador en un puesto de trabajo esté contraindicado por motivos de salud, los servicios de salud en el trabajo deberí an colaborar en los esfuerzos destinados a encontrarle otra colocació n en la empresa u otra solució n apropiada.

18. Cuando la vigilancia de la salud haya permitido detectar una enfermedad profesional, ésta deberí a notificarse a la autoridad competente de conformidad con la legislació n y la práctica nacionales. El empleador, los trabajadores y sus representantes deberí an ser informados de que se ha efectuado dicha notificació n.

C. Informació n, Educació n, Formació n, Asesoramiento

19. Los servicios de salud en el trabajo deberí an participar en la elaboració n y aplicació n de programas de informació n y de educació n y de formació n, destinados al personal de la empresa, sobre cuestiones de salud e higiene relacionadas con el trabajo.

20. Los servicios de salud en el trabajo deberí an participar en la informació n y el perfeccionamiento perió dico del personal de primeros auxilios y en la formació n gradual y continuada de todo el personal de la empresa que contribuye a la seguridad y a la salud en el trabajo.

21. A fin de fomentar la adaptació n del trabajo a los trabajadores y el mejoramiento de las condiciones y medio ambiente de trabajo, los servicios de salud en el trabajo deberí an asumir la funció n de asesores del empleador, de los trabajadores y de sus representantes en la empresa y del comité de seguridad e higiene, cuando existan, acerca de los problemas de salud, de higiene del trabajo y de ergonomí a, y deberí an colaborar con los organismos que actú an ya como asesores en esta esfera.

22.

1) Todo trabajador deberí a ser informado, de manera conveniente y adecuada, de los riesgos para la salud que entraña su trabajo, de los resultados de los exámenes de salud de que haya sido objeto y de la evaluació n de su estado de salud.

2) Todo trabajador tendrá el derecho de que se corrija cualquier dato que sea erró neo o que pueda inducir en error.

3) Los servicios de salud en el trabajo deberí an además asesorar individualmente a los trabajadores acerca de su salud en relació n con su trabajo.

D. Primeros Auxilios, Tratamientos y Programas de Salud

23. Habida cuenta de la legislació n y la práctica nacionales, los servicios de salud en el trabajo en las empresas deberí an proporcionar los primeros auxilios y la atenció n de urgencia a los trabajadores ví ctimas de accidentes o de indisposició n en el lugar de trabajo, y colaborar en la organizació n de la administració n de primeros auxilios.

24. Habida cuenta de la organizació n de la medicina preventiva a nivel nacional, los servicios de salud en el trabajo podrí an, cuando sea posible y apropiado:

a) proceder a inmunizaciones en relació n con los riesgos bioló gicos que se presentan en el lugar de trabajo;

b) participar en campañas de protecció n de la salud;

c) colaborar con las autoridades sanitarias en el marco de programas de salud pú blica.

25. Habida cuenta de la legislació n y la práctica nacionales y, previa consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas, cuando existan, la autoridad competente, si fuere necesario, deberí a autorizar a los servicios de salud en el trabajo, de acuerdo con todos los interesados, incluidos el propio trabajador y su médico de cabecera,o un servicio de cuidados primarios de la salud, cuando sea aplicable, a asumir una o varias de las funciones siguientes, o a participar en ellas:

a) el tratamiento de los trabajadores que no hayan interrumpido su trabajo o que se hayan reintegrado al mismo tras una ausencia;

b) el tratamiento de las ví ctimas de accidentes del trabajo;

c) el tratamiento de las enfermedades profesionales y de las afecciones agravadas por el trabajo;

d) los aspectos médicos de la reeducació n y readaptació n profesionales.

26. Habida cuenta de la legislació n y la práctica nacionales en materia de organizació n de la atenció n de salud y del alejamiento de los centros que la dispensan, los servicios de salud en el trabajo podrí an desplegar otras actividades relacionadas con la salud, incluida la asistencia médica curativa a los trabajadores y a sus familias, en la forma que permita la autoridad competente en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores más representativas, cuando existan.

27. Los servicios de salud en el trabajo deberí an cooperar con los demás servicios interesados en la elaboració n de planes de urgencia para hacer frente a accidentes importantes.

E. Otras Funciones

28. Los servicios de salud en el trabajo deberí an analizar los resultados de la vigilancia de la salud de los trabajadores y del medio ambiente de trabajo y los resultados de la vigilancia bioló gica y de la vigilancia continua individual de la exposició n de los trabajadores a determinados riesgos profesionales, cuando éstos existan, a fin de evaluar las posibles relaciones entre la exposició n a los riesgos profesionales y los perjuicios para la salud, y de proponer medidas encaminadas a mejorar las condiciones y el medio ambiente de trabajo.

29. Los servicios de salud en el trabajo deberí an elaborar planes y, a intervalos apropiados, informes sobre sus actividades y las condiciones de salud en la empresa. Estos planes e informes deberí an ponerse a disposició n del empleador y de los representantes de los trabajadores en la empresa o a la del comité de seguridad e higiene, cuando existan, y la autoridad competente deberí a tener acceso a los mismos.

30.

1) En la medida de sus recursos, los servicios de salud en el trabajo, en consulta con los representantes de los empleadores y de los trabajadores, deberí an contribuir a la investigació n, participando en estudios o encuestas efectuados a nivel de la empresa o de la rama de actividad econó mica, por ejemplo, con objeto de reunir informació n epidemioló gica y orientar sus actividades.

2) Los resultados de las mediciones realizadas en la vigilancia del medio ambiente de trabajo y los resultados de las evaluaciones de salud de los trabajadores podrán ser utilizados con fines de investigació n, bajo reserva de las disposiciones de los párrafos 6, 3); 11, 2), y 14, 3), de la presente Recomendació n.

31. Los servicios de salud en el trabajo deberí an participar con otros servicios de la empresa, cuando así convenga, en las medidas encaminadas a impedir que las actividades de ésta causen perjuicio al medio ambiente general.

III. Organizació n

32. En la medida de lo posible, los servicios de salud en el trabajo deberí an estar situados en el lugar de trabajo o en las proximidades de éste, o bien estar organizados de forma que se garantice el desempeño de sus funciones en el lugar de trabajo.

33.

1) Los empleadores, los trabajadores y sus representantes, si los hubiere, deberán cooperar y participar en la aplicació n de medidas relativas a la organizació n y demás aspectos de los servicios de salud en el trabajo sobre una base equitativa.

2) De conformidad con las condiciones y la práctica nacionales, los empleadores y los trabajadores, o sus representantes en la empresa, o el comité de seguridad e higiene, cuando existan, deberí an participar en las decisiones sobre organizació n y funcionamiento de estos servicios, incluidas las relativas al empleo del personal y a la planificació n de los programas del servicio.

34.

1) Los servicios de salud en el trabajo pueden organizarse, segú n los casos, como servicios para una sola empresa o como servicios comunes a varias empresas.

2) De conformidad con las condiciones y la práctica nacionales, los servicios de salud en el trabajo pueden ser organizados por:

a) las empresas o grupos de empresas interesados;

b) los poderes pú blicos o los servicios oficiales;

c) las instituciones de seguridad social;

d) cualquier otro organismo habilitado por la autoridad competente;

e) una combinació n de cualquiera de las fó rmulas anteriores.

3) La autoridad competente deberí a precisar las circunstancias en las que, cuando no se hubieren organizado servicios de salud en el trabajo, los servicios adecuados existentes podrí an ser reconocidos provisionalmente como organismos habilitados en el sentido del subpárrafo 2), d), supra.

35. En los casos en que la autoridad competente, tras consultar a las organizaciones de empleadores y de trabajadores representativas interesadas, cuando existan, determine que el establecimiento de un servicio de salud en el trabajo o el acceso a tal servicio es prácticamente imposible, las empresas deberí an, con carácter provisional y tras consultar a los representantes de los trabajadores en la empresa o al comité de seguridad e higiene, cuando existan, concluir un acuerdo con un servicio médico de la localidad para proceder a los exámenes de salud prescritos por la legislació n nacional, controlar las condiciones sanitarias existentes en la empresa y velar por que los primeros auxilios y la atenció n de urgencia estén organizados de forma apropiada.

IV. Condiciones de Funcionamiento

36.

1) De conformidad con la legislació n y la práctica nacionales, los servicios de salud en el trabajo deberí an estar formados por equipos multidisciplinarios constituidos en funció n de la í ndole de las tareas que deban ejecutarse.

2) Los servicios de salud en el trabajo deberí an disponer de personal técnico en nú mero suficiente, con formació n especializada y experiencia en esferas tales como la medicina del trabajo, la higiene del trabajo, la ergonomí a, los cuidados de enfermerí a del trabajo y otras cuestiones conexas. Este personal deberí a, en la máxima medida posible, mantenerse al corriente de los progresos en los conocimientos cientí ficos y técnicos necesarios para el cumplimiento de sus funciones, y tener la posibilidad de hacerlo sin pérdida alguna de ingresos.

3) Los servicios de salud en el trabajo deberí an, además, disponer del personal administrativo necesario para su funcionamiento.

37.

1) Se deberí a salvaguardar la independencia profesional del personal que presta servicios en materia de salud en el trabajo, de conformidad con la práctica y la legislació n nacionales. Esto podrí a llevarse a cabo mediante leyes, reglamentos y consultas apropiadas entre el empleador, los trabajadores y sus representantes y los comités de seguridad e higiene, si los hubiere.

2) La autoridad competente deberí a especificar, cuando proceda, de conformidad con la legislació n y la práctica nacionales, las condiciones relativas a la contratació n y a la terminació n del empleo del personal de los servicios de salud en el trabajo, en consulta con las organizaciones representativas de trabajadores y de empleadores interesadas.

38. A reserva de las excepciones que prevean las leyes y los reglamentos nacionales, todo el personal de un servicio de salud en el trabajo deberí a estar obligado a guardar el secreto profesional sobre los datos médicos y técnicos que pueda llegar a conocer en razó n de sus funciones y de las actividades del servicio.

39.

1) La autoridad competente puede prescribir normas relativas a los locales y al equipo necesarios para el funcionamiento de los servicios de salud en el trabajo.

2) Los servicios de salud en el trabajo deberí an disponer de instalaciones adecuadas para efectuar los análisis y pruebas necesarios para la vigilancia de la salud de los trabajadores y la salubridad del medio ambiente de trabajo.

40.

1) Dentro del marco de un enfoque multidisciplinario, los servicios de salud en el trabajo deberí an colaborar con:

a) los servicios que se ocupan de la seguridad de los trabajadores en la empresa;

b) los distintos servicios o unidades de producció n, para ayudarlos a formular y a aplicar programas preventivos convenientes;

c) el departamento de personal de la empresa y los demás servicios interesados;

d) los representantes de los trabajadores en la empresa, como asimismo sus representantes de seguridad y el comité de seguridad e higiene, si los hubiere.

2) Cuando sea apropiado, los servicios de salud en el trabajo y los servicios de seguridad en el trabajo podrí an organizarse conjuntamente.

41. Además, los servicios de salud en el trabajo deberí an mantener contactos, cuando sea necesario, con los servicios y organismos exteriores a la empresa que se ocupan de cuestiones relativas a la salud, a la higiene, a la seguridad, a la readaptació n, al readiestramiento y reclasificació n profesionales y a las condiciones de trabajo y de bienestar de los trabajadores, así como con los servicios de inspecció n y el organismo nacional que haya sido designado para participar en el Sistema internacional de alerta para la seguridad y la salud de los trabajadores establecido en el marco de la Organizació n Internacional del Trabajo.

42. La persona encargada de un servicio de salud en el trabajo deberí a poder, de conformidad con las disposiciones del párrafo 38, consultar a la autoridad competente, tras haber informado de ello al empleador y a los representantes de los trabajadores en la empresa o al comité de seguridad e higiene, si los hubiere, acerca de la aplicació n de las normas de seguridad e higiene del trabajo en la empresa.

43. Los servicios de salud en el trabajo de toda empresa nacional o multinacional que cuente con más de un establecimiento deberí an prestar el nivel máximo de servicios, sin discriminaciones, a los trabajadores de todos sus establecimientos, cualquiera que sea el lugar o paí s en que estén situados.

V. Disposiciones Generales

44.

1) En el marco de su responsabilidad por la seguridad y la salud de los trabajadores que emplean, los empleadores deberí an adoptar todas las disposiciones necesarias para facilitar el cumplimiento de las funciones de los servicios de salud en el trabajo.

2) Los trabajadores y sus organizaciones deberí an aportar su apoyo a los servicios de salud en el trabajo para el cumplimiento de sus funciones.

45. Las prestaciones relacionadas con la salud en el trabajo dispensadas por los servicios de salud en el trabajo deberí an ser totalmente gratuitas para los trabajadores.

46. Cuando los servicios de salud en el trabajo hayan sido establecidos y sus funciones fijadas por la legislació n nacional, ésta deberí a determinar también la forma de financiar tales servicios.

47. A los efectos de la presente Recomendació n, la expresió n representantes de los trabajadores en la empresa

designa a las personas reconocidas como tales por la legislació n o la práctica nacionales.

48. La presente Recomendació n, que completa el Convenio sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985, reemplaza a la Recomendació n sobre los servicios de medicina del trabajo, 1959.

Cross references

CONVENIOS:C148 Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977

CONVENIOS:C155Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981

CONVENIOS:C161Convenio sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985

CONVENIOS:C135Convenio sobre los representantes de los trabajadores, 1971

Recomendació nES:R164Recomendací on sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981

Recomendació nES:R097Recomendací on sobre la proteccí on de la salud de los trabajadores, 1953

Recomendació nES:R112Recomendació n sobre los servicios de medicina del trabajo, 1959


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion