En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R161 Recomendació n sobre duració n del trabajo y perí odos de descanso (transportes por carretera), 1979

Recomendació n:R161
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:65
Fecha de adopció n:27:06:1979
Sujeto: Tiempo de trabajo

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 6 junio 1979 en su sexagésima quinta reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la duració n del trabajo y perí odos de descanso en los transportes por carretera, cuestió n que constituye el quinto punto del orden del dí a de la presente reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n,

adopta, con fecha veintisiete de junio de mil novecientos setenta y nueve, la presente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre duració n del trabajo y perí odos de descanso (transportes por carretera), 1979:

I. Campo de Aplicació n

1. La presente Recomendació n se aplica al personal asalariado de vehí culos automó viles dedicados profesionalmente al transporte por carretera, interior o internacional, de mercancí as o personas, tanto en el caso de que dicho personal esté empleado en empresas de transporte por cuenta ajena o en empresas que efectú an transportes de mercancí as o de personas por cuenta propia, es decir, al trabajo:

a) de los conductores;

b) de los acompañantes, ayudantes, cobradores y otras personas que viajan en un vehí culo de transporte por carretera y encargadas de trabajos relacionados con el vehí culo, sus pasajeros o su carga.

2. Las partes II y VII a IX, así como las disposiciones pertinentes de las partes X y XII de la presente Recomendació n, se aplican también a los propietarios de vehí culos automó viles dedicados profesionalmente al transporte por carretera y a los miembros no asalariados de su familia, cuando trabajen en alguna de las calidades mencionadas en los apartados a) y b) del párrafo 1 de la presente Recomendació n.

3.

1) La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá excluir del campo de aplicació n de las disposiciones de la presente Recomendació n o de algunas de ellas a las personas a que se refieren los párrafos 1 y 2 de la presente Recomendació n que trabajen en los:

a) transportes urbanos o ciertos tipos de dichos transportes, habida cuenta de sus condiciones técnicas de explotació n y de las condiciones locales;

b) transportes efectuados por empresas agrí colas o forestales, en la medida en que dichos transportes se efectú en por medio de tractores u otros vehí culos asignados a trabajos agrí colas o forestales locales y se destinen exclusivamente a la explotació n de dichas empresas;

c) transportes de enfermos y heridos, los transportes con fines de salvamento y los transportes efectuados para los servicios de lucha contra incendios;

d) transportes con fines de defensa nacional y para los servicios de policí a y, en la medida en que no compiten con los efectuados por empresas de transporte por cuenta ajena, otros transportes para los servicios esenciales de los poderes pú blicos;

e) transportes por taxi;

f) transportes que, dados los tipos de vehí culos utilizados, sus capacidades de transporte de personas o de mercancí as, los recorridos limitados que se efectú an o las velocidades máximas autorizadas, puede considerarse que no exigen una reglamentació n especial en lo que concierne a la duració n del trabajo y los perí odos de descanso.

2) La autoridad o el organismo competente de cada paí s deberí a fijar normas adecuadas sobre duració n del trabajo y perí odos de descano de las personas que hayan sido excluidas de la aplicació n de las disposiciones de la presente Recomendació n o de algunas de ellas, con arreglo a las disposiciones del subpárrafo 1) del presente párrafo.

II. Consulta a los Empleadores y a los Trabajadores

4. La autoridad o el organismo competente de cada paí s deberí a consultar a las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores interesadas antes de que se tomen decisiones sobre cualquier cuestió n objeto de las disposiciones de la presente Recomendació n.

III. Definició n de la Duració n del Trabajo

5. A los fines de la presente Recomendació n, la expresió n duració n del trabajo significa el tiempo dedicado por las personas a que se refiere el párrafo 1:

a) a la conducció n y a otros trabajos durante el tiempo de circulació n del vehí culo;

b) a los trabajos auxiliares que se efectú en en relació n con el vehí culo, sus pasajeros o su carga.

6. Los perí odos de simple presencia, de espera o de disponibilidad, pasados en el vehí culo o en el lugar de trabajo y durante los cuales los trabajadores no disponen libremente de su tiempo, y, cuando haya sido objeto de un acuerdo entre las organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas, el tiempo dedicado por los trabajadores a su formació n y perfeccionamiento profesionales, podrán considerarse parte de la duració n del trabajo en la proporció n que se determine en cada paí s por la autoridad o el organismo competente, por medio de contratos colectivos o por cualquier otro medio conforme a la práctica nacional.

IV. Duració n Normal del Trabajo

A. Duració n normal del trabajo por semana

7. La duració n normal del trabajo, es decir, la duració n a la que no se aplican las disposiciones nacionales en materia de horas extraordinarias, no deberí a exceder de cuarenta horas por semana.

8. La norma de duració n semanal del trabajo a que se refiere el párrafo 7 de la presente Recomendació n podrá alcanzarse progresivamente y por etapas.

9.

1) En los transportes a larga distancia y en otras actividades de transporte respecto de las cuales la norma prevista en el párrafo 7 de la presente Recomendació n resulte difí cil de aplicar dentro de una sola semana, se podrá calcular tal norma como promedio sobre un perí odo de cuatro semanas como máximo.

2) La autoridad o el organismo competente de cada paí s deberí a fijar el nú mero máximo de horas de trabajo en cada semana cuando la norma prevista en el párrafo 7 se calcule como promedio de conformidad con el subpárrafo 1) del presente párrafo.

B. Duració n normal del trabajo por dí a

10. La duració n normal del trabajo definida en el párrafo 7 de la presente Recomendació n no deberí a exceder de ocho horas por dí a como promedio.

11.

1) Cuando la duració n normal del trabajo por semana se distribuya desigualmente entre los diferentes dí as de la semana, la duració n normal del trabajo por dí a no deberí a exceder de diez horas.

2) Cuando la duració n normal del trabajo por dí a comprenda importantes perí odos de simple presencia, de espera o de disponibilidad o incluso interrupciones del trabajo, o en los casos en que sea necesario permitir que la dotació n del vehí culo llegue a un lugar de descanso apropiado, el lí mite máximo considerado en el subpárrafo 1) del presente párrafo podrá ser superior a diez horas, sin pasar de doce por dí a.

V. Perí odo Máximo de Trabajo Ininterrumpido

12.

1) Todo trabajador asalariado deberí a tener derecho a una pausa después de cinco horas continuas de duració n del trabajo tal como esta duració n se define en el párrafo 5 de la presente Recomendació n.

2) La duració n de la pausa a que se refiere el subpárrafo 1) del presente párrafo y, si ha lugar, su fraccionamiento deberí an determinarse por la autoridad o el organismo competente de cada paí s.

VI. Amplitud Diaria

13.

1) La autoridad o el organismo competente de cada paí s deberí a prescribir, en las diferentes ramas de la industria de transportes por carretera, el nú mero máximo de horas que pueden transcurrir entre dos perí odos sucesivos de descanso diario.

2) La amplitud no deberí a ser tan prolongada que limite el perí odo de descanso diario a que tienen derecho los trabajadores.

VII. Duració n de la Conducció n

14.

1) No deberí a autorizarse a ningú n conductor a conducir ininterrumpidamente durante más de cuatro horas sin hacer una pausa.

2) La autoridad o el organismo competente de cada paí s, habida cuenta de condiciones particulares nacionales, podrá autorizar que se sobrepase en una hora como máximo el perí odo a que se refiere el subpárrafo 1) del presente párrafo.

3) La duració n de la pausa prevista en este párrafo y, si ha lugar, su fraccionamiento deberí an determinarse por la autoridad o el organismo competente de cada paí s

4) La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá especificar los cason en que las disposiciones del presente párrafo sean inaplicables por disfrutar los conductores de pausas suficientes en la conducció n, como consecuencia de interrupciones previstas por el horario o a causa del carácter intermitente del trabajo.

15. La duració n total máxima de conducció n, comprendidas las horas extraordinarias, no deberí a exceder de nueve horas por dí a ni de cuarenta y ocho horas por semana.

16. Las duraciones totales de conducció n a que se refiere el párrafo 15 de la presente Recomendació n podrán calcularse como promedio sobre un perí odo máximo de cuatro semanas.

17. Las duraciones totales de conducció n a que se refiere el párrafo 15 de la presente Recomendació n podrán reducirse en los transportes que se efectú en en condiciones particularmente difí ciles. La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá determinar qué transportes se efectú an en tales condiciones y fijar las duraciones totales de conducció n aplicables a los conductores interesados.

VIII. Descanso Diario

18. El descanso diario de las personas a que se refieren los párrafos 1 y 2 de la presente Recomendació n deberí a ser por lo menos de once horas consecutivas por cada perí odo de veinticuatro horas, contado a partir del comienzo de la jornada de trabajo.

19. El descanso diario podrá calcularse como promedio sobre perí odos que pueda determinar la autoridad o el organismo competente de cada paí s, quedando entendido que dicho perí odo no deberí a en ningú n caso ser inferior a ocho horas.

20. La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá prever duraciones diferentes de descanso diario segú n se trate de transporte de viajeros o de mercancí as, o segú n que el descanso se tome en el lugar de residencia del conductor o fuera de él, a condició n de que se respeten las duraciones mí nimas indicadas en los párrafos 18 y 19 de la presente Recomendació n.

21. La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá prever excepciones a las disposiciones de los párrafos 14 y 20 de la presente Recomendació n respecto de la duració n del descanso diario y la forma de tomar ese descanso en el caso de vehí culos con dos conductores y de vehí culos que utilicen un ferry-boat (balsa) o un tren.

22. Durante el descanso diario no deberí a obligarse a la dotació n a permanecer en el vehí culo o a proximidad de éste, siempre que haya tomado previamente las precauciones necesarias para garantizar la seguridad del vehí culo y de su carga.

IX. Descanso Semanal

23. La duració n mí nima del descanso semanal deberí a fijarse en veinticuatro horas consecutivas, precedidas o seguidas del descanso diario.

24. El descanso semanal, en la medida de lo posible, deberí a coincidir con un domingo o con los dí as de reposo consagrados por la tradició n y la costumbre y, en el transcurso de un perí odo dado, deberí a poder ser disfrutado en el lugar de residencia el nú mero de veces que determine la autoridad o el organismo competente de cada paí s.

25. En el transporte a larga distancia, los descansos semanales podrán acumularse durante dos semanas consecutivas. La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá autorizar, en los casos apropiados, la acumulació n de los descansos por perí odos más largos.

X. Excepciones y Horas Extraordinarias

26.

1) La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá permitir, en forma de excepciones temporales, aunque ú nicamente en la medida necesaria para efectuar trabajos indispensables, prolongaciones de la duració n del trabajo y de la duració n de la conducció n así , como reducciones de la duració n de los descansos, a que se refieren los párrafos precedentes de la presente Recomendació n:

a) en caso de accidente, de averí a, de retraso imprevisto, de perturbació n del servicio o de interrupció n del tráfico;

b) en caso de fuerza mayor;

c) cuando sea necesario asegurar el funcionamiento de servicios de interés pú blico con carácter urgente y excepcional.

2) La autoridad o el organismo competente de cada paí s también podrá permitir prolongaciones de la duració n del trabajo y de la duració n de conducció n así como reducciones de la duració n de los descansos, a que se refieren los párrafos precedentes de la presente Recomendació n, cuando sean necesarias éstas para que la dotació n pueda llegar, segú n sea el caso, a un lugar apropiado para detenerse o al final de su viaje, siempre que con ello no se ponga en peligro la seguridad en carretera.

27. La autoridad o el organismo competente de cada paí s podrá conceder autorizaciones para una prolongació n, en forma de excepció n temporal, de la duració n normal del trabajo en caso de exceso extraordinario de trabajo.

28. Las horas de trabajo efectuadas en exceso de la duració n normal del trabajo deberí an considerarse como horas extraordinarias y, en consecuencia, remunerarse segú n una tasa más elevada o compensarse de otra manera, segú n se disponga en la legislació n nacional, en los contratos colectivos o por cualquier otro medio conforme a la práctica nacional.

XI. Medidas de Control

29. La autoridad o el organismo competente de cada paí s deberí a establecer

a) una cartilla individual de control y prescribir las condiciones de su expedició n, su contenido y la manera en que deben utilizarla los conductores;

b) un procedimiento para la declaració n de las horas de trabajo efectuadas en aplicació n del párrafo 26 de la presente Recomendació n y de las circunstancias que las hayan justificado;

c) un procedimiento de autorizació n de las horas que puedan efectuarse con arreglo al párrafo 27 de la presente Recomendació n, así como el nú mero de horas que puedan autorizarse, segú n la naturaleza del transporte y el modo de cálculo de la duració n del trabajo.

30. Todo empleador deberí a:

a) mantener, en la forma aprobada por la autoridad o el organismo competente de cada paí s, un registro que indique las horas de trabajo y de descanso de toda persona por él empleada a la que sean aplicables las disposiciones de la presente Recomendació n;

b) poner dicho registro a disposició n de las autoridades de control en las condiciones que determine la autoridad o el organismo competente de cada paí s.

31. En caso de que resulte necesario para ciertas categorí as de transportes, los medios tradicionales de control previstos en los párrafos 29 y 30 de la presente Recomendació n deberí an reemplazarse o completarse, en la medida de lo posible, por el recurso a medios modernos, como, por ejemplo, aparatos registradores de velocidades y tiempo, segú n normas que establezca la autoridad o el organismo competente de cada paí s.

32. La autoridad o el organismo competente de cada paí s deberí a prever:

a) un sistema adecuado de inspecció n que comprenda controles en las empresas y en las carreteras;

b) sanciones apropiadas en caso de infracció n.

XII. Medios y Métodos de Aplicació n

33.

1) Las disposiciones de la presente Recomendació n se podrán aplicar por ví a legislativa o reglamentaria, por medio de contratos colectivos o laudos arbitrales, mediante una combinació n de tales medidas, o de cualquier otra forma conforme a la práctica nacional que sea la más apropiada a las condiciones nacionales y a las necesidades de cada categorí a de transporte.

2) Las disposiciones de la presente Recomendació n relacionadas directamente con la seguridad en las carreteras, es decir, las relativas al perí odo máximo de trabajo ininterrumpido, a la duració n de la conducció n, al descanso diario y a las medidas de control, deberí an aplicarse de preferencia por ví a legislativa o reglamentaria.


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion