En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R156 Recomendació n sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido, y vibraciones), 1977

Recomendació n sobre la protecció n de los trabajadores contra los riesgos profesionales debidos a la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo
RECOMENDACION:R156
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:63
Fecha de adopció n:20:06:1977
Sujeto: Seguridad y salud en el trabajo

Estatus: Instrumento actualizado

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 1 junio 1977 en su sexagésima tercera reunió n;

Recordando las disposiciones de los convenios y recomendaciones internacionales del trabajo pertinentes, y en especial la Recomendació n sobre la protecció n de la salud de los trabajadores, 1953; la Recomendació n sobre los servicios de medicina del trabajo, 1959; el Convenio y la Recomendació n sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960; el Convenio y la Recomendació n sobre la protecció n de la maquinaria, 1963; el Convenio sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, 1964; el Convenio y la Recomendació n sobre la higiene (comercio y oficinas), 1964; el Convenio y la Recomendació n sobre el benceno, 1971, y el Convenio y la Recomendació n sobre el cáncer profesional, 1974;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al medio ambiente de trabajo: contaminació n atmosférica, ruido y vibraciones, cuestió n que constituye el cuarto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n que complete el Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977,

adopta, con fecha veinte de junio de mil novecientos setenta y siete, la presente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977: I. Campo de Aplicació n 1. 1) En la medida de lo posible, las disposiciones del Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977, y de la presente Recomendació n deberí an aplicarse a todas las ramas de actividad econó mica. 2) Deberí an adoptarse medidas para garantizar a los trabajadores por cuenta propia, en los lugares de trabajo, una protecció n análoga a la prevista en el Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977, y en la presente Recomendació n.

II. Medidas de Prevenció n y de Protecció n 2. 1) La autoridad competente deberí a fijar la naturaleza, frecuencia y demás modalidades de la vigilancia de la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo, que ha de llevarse a cabo bajo la responsabilidad del empleador. 2) Deberí an efectuarse controles especiales de los lí mites de exposició n a que se refiere el artí culo 8 del Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977, cuando se utilicen por primera vez en el lugar de trabajo máquinas o instalaciones, cuando dichas máquinas o instalaciones hayan sido objeto de modificaciones importantes, o cuando se introduzcan nuevos procedimientos.

3. El empleador deberí a tener la obligació n de velar por que los aparatos y equipos que se utilizan para vigilar el nivel de la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo sean verificados, mantenidos y calibrados con regularidad.

4. Los trabajadores o sus representantes, así como los servicios de inspecció n, deberí an tener acceso a los expedientes en que consten los resultados de la vigilancia del medio ambiente de trabajo y los datos relativos a la verificació n, mantenimiento y calibració n de los aparatos y equipos utilizados para tal fin.

5. Las sustancias nocivas para la salud o que entrañen cualquier otro tipo de peligro y que puedan diseminarse en el aire en el lugar de trabajo deberí an sustituirse, en cuanto sea posible, por sustancias menos nocivas o inocuas.

6. Las operaciones que entrañen contaminació n del aire o ruido o vibraciones en el lugar de trabajo, como se definen en el artí culo 3 del Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977, deberí an sustituirse, en cuanto sea posible, por operaciones en que la contaminació n del aire, el ruido o las vibraciones producidos son escasos o nulos.

7. La autoridad competente deberí a determinar las sustancias cuya producció n, puesta en circulació n o utilizació n en el lugar de trabajo deberí an prohibirse o ser objeto de una autorizació n especí fica expedida por ella y que exija el cumplimiento de determinadas medidas de prevenció n y de protecció n.

8. 1) En los casos apropiados, la autoridad competente deberí a aprobar normas relativas a los niveles de emisió n para las máquinas y las instalaciones en lo que se refiere a la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones. 2) Estas normas deberí an aplicarse, segú n los casos: a) en el momento del diseño de dichas máquinas e instalaciones; b) mediante dispositivos incorporados; o bien c) mediante medidas técnicas durante la instalació n. 3) La obligació n de asegurar la observancia de estas normas deberí a recaer en el fabricante y en el que pone en circulació n las máquinas o instalaciones.

9. La fabricació n, puesta en circulació n o utilizació n de maquinaria o instalaciones que, habida cuenta de los conocimientos técnicos más recientes, no puedan ajustarse a los requisitos del párrafo 8 anterior, deberí a quedar sujeta, cuando se estime necesario, a una autorizació n de la autoridad competente que exija la aplicació n de otras medidas de protecció n técnicas o administrativas apropiadas.

10. Las disposiciones de los párrafos 8 y 9 anteriores no deberí an en modo alguno liberar al empleador de la responsabilidad que le incumbe en virtud del artí culo 6 del Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977.

11. El empleador deberí a asegurar que las máquinas e instalaciones sean objeto de verificació n y mantenimiento regulares en relació n con la emisió n de sustancias nocivas, polvo, ruido y vibraciones.

12. La autoridad competente deberí a, en caso necesario, establecer, para proteger la salud de los trabajadores, un procedimiento de homologació n de los equipos de protecció n personal.

13. En aplicació n del artí culo 9, b), del Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977, la autoridad competente deberí a disponer o fomentar, segú n los casos, y previa consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, la reducció n de la exposició n mediante la aplicació n de sistemas o modos de organizació n del trabajo, incluida la reducció n de las horas de trabajo sin pérdida de salario. 14. Al prescribir las medidas necesarias para prevenir y limitar la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo, la autoridad competente deberí a tener en cuenta los repertorios de recomendaciones prácticas o guí as más recientes preparados por la Oficina Internacional del Trabajo y las conclusiones de las reuniones de expertos que la Oficina Internacional del Trabajo pudiera convocar, así como la informació n proveniente de otros organismos competentes.

15. Al prescribir medidas para prevenir y limitar la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo, la autoridad competente deberí a tener en cuenta la relació n existente entre la protecció n del medio ambiente de trabajo y la protecció n del medio ambiente en general.

III. Vigilancia del Estado de Salud de los Trabajadores 16. 1) La vigilancia del estado de salud prevista en el artí culo 11 del Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977, deberí a comprender, en las condiciones que determine la autoridad competente: a) un examen médico previo al empleo; b) exámenes médicos perió dicos a intervalos apropiados; c) exámenes bioló gicos u otros exámenes o investigaciones necesarios para evaluar la exposició n del trabajador y vigilar su estado de salud; d) exámenes médicos, bioló gicos u otros exámenes e investigaciones, después que el trabajador cese en su puesto de trabajo, a los que, en los casos justificados desde el punto de vista médico, deberí a tener derecho el trabajador, regularmente y durante un perí odo prolongado. 2) La autoridad competente deberí a exigir que los resultados de esos exámenes o investigaciones sean comunicados al trabajador y, si éste lo desea, a su médico de cabecera.

17. La vigilancia del estado de salud prevista en el párrafo 16 de la presente Recomendació n deberí a tener lugar normalmente durante las horas de trabajo y no deberí a ocasionar gasto alguno al trabajador.

18. 1) La autoridad competente deberí a elaborar un sistema de registro de los datos médicos obtenidos en virtud de la aplicació n del párrafo 16 de la presente Recomendació n y fijar sus modalidades de funcionamiento. Deberí an adoptarse disposiciones para conservar estos datos durante un perí odo apropiado, a fin de que puedan estar disponibles con fines de investigaciones epidemioló gicas y de otro tipo, en condiciones que só lo permitan la identificació n personal por la autoridad competente. 2) En la medida que determine la autoridad competente, el registro deberí a comprender datos relativos a la exposició n de los trabajadores a la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo.

19. Cuando resulte desaconsejable por razones médicas la permanencia de un trabajador en un puesto que entrañe exposició n a la contaminació n del aire, el ruido o las vibraciones, deberí an adoptarse todas las medidas compatibles con la práctica y las condiciones nacionales para trasladarlo a otro empleo adecuado y para asegurarle el mantenimiento de sus ingresos anteriores mediante medidas de seguridad social o por cualquier otro método.

20. Las medidas tomadas para dar efecto a la presente Recomendació n no deberí an afectar desfavorablemente a los derechos de los trabajadores previstos en la legislació n sobre la seguridad social o los seguros sociales.

IV. Formació n, Informaciones e Investigació n 21. 1) La autoridad competente deberí a tomar medidas para fomentar la formació n e informació n de todas las personas interesadas en la prevenció n y limitació n de los riesgos profesionales existentes y potenciales debidos a la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo y en materia de protecció n contra tales riesgos. 2) El empleador deberí a informar y consultar previamente a los representantes de los trabajadores de la empresa sobre los proyectos, medidas o decisiones que puedan tener consecuencias nocivas para la salud de los trabajadores en relació n con la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo. 3) Antes de ser destinados a un trabajo susceptible de exponerlos a los riesgos debidos a la contaminació n del aire, el ruido o las vibraciones, los trabajadores deberí an ser informados por el empleador de los riesgos, de las medidas de seguridad y protecció n de la salud y de las posibilidades de recurrir a los servicios médicos.

22. 1) La autoridad competente deberí a promover, ayudar y estimular, en estrecha colaboració n con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, la investigació n en materia de prevenció n y de limitació n de los riesgos debidos a la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo, con el concurso, si hubiere lugar, de las organizaciones internacionales y nacionales. 2) Todas las partes interesadas deberí an ser informadas de los objetivos y de los resultados de esa investigació n.

23. Las organizaciones de empleadores y de trabajadores deberí an tomar medidas concretas para realizar programas de informació n y de formació n en materia de prevenció n y limitació n de riesgos profesionales existentes y potenciales debidos a la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo, así como en materia de protecció n contra tales riesgos.

24. Los representantes de los trabajadores en las empresas deberí an disponer, sin pérdida alguna de remuneració n, de las facilidades y del tiempo necesario para desempeñar un papel activo en la prevenció n y limitació n de los riesgos profesionales debidos a la contaminació n del aire, el ruido y las vibraciones en el lugar de trabajo, así como en la protecció n contra tales riesgos. A este fin, los representantes de los trabajadores deberí an tener derecho a recurrir al asesoramiento de expertos reconocidos de su elecció n.

25. Deberí an tomarse las medidas necesarias para asegurar que, al utilizar en el lugar de trabajo una sustancia potencialmente nociva para la salud o peligrosa por otras razones, se disponga de informació n adecuada sobre: a) los resultados de todos los ensayos practicados en relació n con esta sustancia; b) las condiciones necesarias para que, correctamente utilizada, no entrañe peligro para la salud de los trabajadores.

V. Medidas de Aplicació n 26. Todo Estado Miembro deberí a: a) adoptar, por ví a legislativa o por cualquier otro método conforme a la práctica y a las condiciones nacionales, las medidas necesarias, incluida la adopció n de sanciones apropiadas, para dar efecto a las disposiciones de la presente Recomendació n; b) encargar a servicios de inspecció n apropiados que velen por la aplicació n de las disposiciones de la presente Recomendació n, o cerciorarse de que se ejerce una inspecció n adecuada; c) esforzarse en actuar en este sentido con la brevedad que permitan las condiciones nacionales.

27. En la aplicació n de las disposiciones de la presente Recomendació n, la autoridad competente deberí a actuar en consulta con las organizaciones interesadas más representativas de empleadores y de trabajadores, y eventualmente con las organizaciones de fabricantes, de proveedores y de importadores.

28. 1) Las disposiciones de la presente Recomendació n relativas al diseño, construcció n y puesta en circulació n de máquinas y de material conformes a una norma aprobada deberí an aplicarse inmediatamente a las máquinas y material de nueva construcció n. 2) La autoridad competente deberí a fijar, lo antes posible, plazos adecuados, segú n la naturaleza de las máquinas o el material, para la modificació n de las máquinas y el material existentes.

Cross references

RECOMENDACIONES:R112 Recomendació n sobre los servicios de medicina del trabajo, 1959
RECOMENDACIONES:R114 Recomendació n sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960
RECOMENDACIONES:R118 Recomendació n sobre la protecció n de la maquinaria, 1963
RECOMENDACIONES:R120 Recomendació n sobre la higiene (comercio y oficinas), 1964
RECOMENDACIONES:R144 Recomendació n sobre el benceno, 1971
RECOMENDACIONES:R147 Recomendació n sobre el cáncer profesional, 1974
RECOMENDACIONES:R097 Recomendació n sobre la protecció n de la salud de los trabajadores, 1953

CONVENIOS:C115 Convenio sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960

CONVENIOS:C119 Convenio sobre la protecció n de la maquinaria, 1963

CONVENIOS:C121 Convenio sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, 1964

CONVENIOS:C120 Convenio sobre la higiene (comercio y oficinas), 1964

CONVENIOS:C136 Convenio sobre el benceno, 1971

CONVENIOS:C139 Convenio sobre el cáncer profesional, 1974

CONVENIOS:C148 Convenio sobre el medio ambiente de trabajo (contaminació n del aire, ruido y vibraciones), 1977


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion