En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R150 Recomendació; n sobre desarrollo de los recursos humanos, 1975

Recomendació; n sobre la orientació; n profesional y la formació; n profesional en el desarrollo de los recursos humanos
RECOMENDACION:R150
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:60
Fecha de adopció; n:23:06:1975
Sujeto: Orientació; n y formació; n profesionales
Estatus: Instrumento pendiente de revisió; n Este instrumento ha sido revisado en 2004 por el Recomendació; n nú; m. 195.

La Conferencia General de la Organizació; n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració; n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 4 junio 1975 en su sexagésima reunió; n;

Considerando la importancia de la orientació; n profesional y la formació; n profesional en la implantació; n de polí; ticas y programas de empleo;

Tomando nota de las disposiciones de los convenios y recomendaciones internacionales del trabajo directamente relacionados con la polí; tica del empleo, y en particular del Convenio y de la Recomendació; n sobre la discriminació; n (empleo y ocupació; n), 1958, y del Convenio y de la Recomendació; n sobre la polí; tica del empleo, 1964;

Tomando nota de que la Conferencia General de la Organizació; n de las Naciones Unidas para la Educació; n, la Ciencia y la Cultura adoptó; en su 18.a reunió; n (1974) una Recomendació; n relativa a la enseñanza técnica y profesional;

Tomando nota de que la Organizació; n Internacional del Trabajo y la Organizació; n de las Naciones Unidas para la Educació; n, la Ciencia y la Cultura han establecido una estrecha colaboració; n con vistas a la armonizació; n de los objetivos de los instrumentos de las dos organizaciones y para evitar toda duplicació; n o conflicto entre los mismos, y que ambas organizaciones continuará;n colaborando estrechamente para asegurar el cumplimiento pleno de estos instrumentos;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al desarrollo de los recursos humanos: orientació; n profesional y formació; n profesional, cuestió; n que constituye el sexto punto del orden del dí; a de la reunió; n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació; n,

adopta, con fecha veintitrés de junio de mil novecientos setenta y cinco, la presente Recomendació; n, que podrá; ser citada como la Recomendació; n sobre desarrollo de los recursos humanos, 1975:

I. Disposiciones Generales

1. La presente Recomendació; n se aplica a la orientació; n profesional y a la formació; n profesional, tanto para los jó; venes como para los adultos, y respecto de todas las esferas de la vida econó; mica, social y cultural, y de todos los niveles de calificació; n profesional y de responsabilidad.

2.

1) A efectos de la presente Recomendació; n, la calificació; n profesional de los términos orientació; n y formació; n significa que la orientació; n y la formació; n tienen por objeto descubrir y desarrollar las aptitudes humanas para una vida activa productiva y satisfactoria y, en unió; n con las diferentes formas de educació; n, mejorar las aptitudes individuales para comprender individual o colectivamente cuanto concierne a las condiciones de trabajo y al medio social, e influir sobre ellos.

2) La definició; n del subpá;rrafo 1) que precede se aplica a la orientació; n profesional y a la formació; n inicial y complementaria, sean cuales fueren la forma en que se den y el nivel de calificació; n profesional y de responsabilidad.

3. Al aplicar la Recomendació; n, los Estados Miembros deberí; an tener en cuenta las directrices sobre la aplicació; n detallada de sus disposiciones que formulen las conferencias regionales, las comisiones de industria y las reuniones de expertos o consultores convocadas por la Organizació; n Internacional del Trabajo y por otros organismos competentes.

II. Polí; ticas y Programas

4.

1) Los Miembros deberí; an adoptar y llevar a la prá;ctica polí; ticas y programas completos y coordinados en el campo de la orientació; n y formació; n profesionales, que guarden una relació; n estrecha con el empleo, en particular mediante los servicios pú; blicos del empleo.

2) Estas polí; ticas y estos programas deberí; an tener en cuenta:

a) las necesidades, posibilidades y problemas en materia de empleo, tanto a nivel regional como a nivel nacional;

b) la fase y el nivel de desarrollo econó; mico, social y cultural;

c) las relaciones entre el desarrollo de los recursos humanos y otros objetivos econó; micos, sociales y culturales.

3) Estas polí; ticas y estos programas deberí; an aplicarse mediante métodos adaptados a las condiciones nacionales.

4) Estas polí; ticas y estos programas deberí; an ayudar y alentar a todas las personas, en pie de igualdad y sin discriminació; n alguna, a desarrollar y utilizar sus aptitudes para el trabajo en su propio interés y de acuerdo con sus aspiraciones, teniendo presentes al mismo tiempo las necesidades de la sociedad.

5) Estas polí; ticas y estos programas deberí; an también estimular a las empresas a aceptar la responsabilidad de formar a sus trabajadores. Las empresas deberí; an colaborar con los representantes de sus trabajadores al programar sus actividades de formació; n y deberí; an cerciorarse, en la medida de lo posible, de que estas actividades sean conformes al sistema oficial de formació; n.

6) Estas polí; ticas y estos programas deberí; an tener por objetivo:

a) asegurar el acceso a un empleo productivo, incluido el trabajo independiente, que corresponda a las aptitudes y aspiraciones personales del trabajador, y facilitar la movilidad profesional;

b) promover y desarrollar el espí; ritu creador, el dinamismo y la iniciativa con vistas a mantener o acentuar la eficacia en el trabajo;

c) proteger a los trabajadores contra el desempleo o contra toda pérdida de ingresos o de capacidad de ganar resultante de una demanda insuficiente de sus calificaciones y contra el subempleo;

d) proteger a los trabajadores ocupados en tareas que supongan una excesiva fatiga fí; sica o mental;

e) proteger a los trabajadores contra los riesgos profesionales mediante una formació; n de calidad en cuestiones de seguridad e higiene del trabajo, que forme parte integrante de la formació; n para cada oficio u ocupació; n;

f) asistir a los trabajadores en su bú; squeda de satisfacció; n en el trabajo, de expresió; n y desarrollo de su personalidad y de mejoramiento de su condició; n general por el propio esfuerzo, con miras a mejorar la calidad o modificar la naturaleza de su contribució; n profesional a la economí; a;

g) conseguir un avance social, cultural y econó; mico y una adaptació; n continua a los cambios, con la participació; n de todos los interesados en la revisió; n de las exigencias del trabajo;

h) lograr la plena participació; n de todos los grupos sociales en el proceso de desarrollo y en los beneficios derivados de éste.

5.

1) Para alcanzar los objetivos arriba mencionados, los Estados Miembros deberí; an establecer y desarrollar sistemas abiertos, flexibles y complementarios de enseñanza general, técnica y profesional, así; como de orientació; n escolar y profesional y de formació; n profesional, tanto dentro del sistema oficial de enseñanza como fuera de éste.

2) Los Miembros deberí; an tratar, en especial, de:

a) asegurar a todos iguales posibilidades de orientació; n y formació; n profesionales;

b) proporcionar orientació; n profesional, en forma continua, realista y ampliamente concebida, a los diversos grupos de la població; n en todas las ramas de actividad econó; mica;

c) establecer sistemas globales de formació; n profesional que abarquen todos los aspectos del trabajo productivo en todas las ramas de actividad econó; mica; d) facilitar la movilidad entre tipos diferentes de formació; n profesional dentro de las diversas ocupaciones y ramas de actividad econó; mica y entre ellos, y entre diferentes niveles de responsabilidad;

e) coordinar la formació; n profesional destinada a un sector de la economí; a o a una rama de la actividad econó; mica con aquella destinada a otros sectores o a otras ramas;

f) establecer planes de formació; n profesional sistemá;tica en todas las ramas de actividad econó; mica y para todos los tipos de trabajo y niveles de calificació; n y de responsabilidad;

g) ofrecer a todos los trabajadores posibilidades efectivas de reincorporació; n al sistema educativo, a un nivel que corresponda a su experiencia prá;ctica en la vida profesional;

h) establecer una estrecha cooperació; n y coordinació; n entre la orientació; n profesional y la formació; n profesional que se proporcionan fuera del sistema escolar, por una parte, y la orientació; n escolar y el sistema de enseñanza escolar, por otra;

i) crear condiciones que permitan a los trabajadores completar su formació; n profesional mediante una educació; n sindical impartida por sus organizaciones representativas;

j) realizar investigaciones y adaptar las disposiciones y métodos administrativos en la forma que requiera la ejecució; n de los programas de orientació; n y de formació; n profesionales.

6. Las polí; ticas y los programas de orientació; n y de formació; n profesionales deberí; an:

a) coordinarse con la polí; tica y con los grandes programas de desarrollo social y econó; mico, tales como los relativos a la promoció; n del empleo, la integració; n social, el desarrollo rural, el desarrollo de la artesaní; a y la industria, la adaptació; n de los métodos y la organizació; n del trabajo a las necesidades humanas, y el mejoramiento de las condiciones de trabajo;

b) tener en cuenta la interdependencia y la cooperació; n internacionales en el campo econó; mico y tecnoló; gico;

c) ser revisados perió; dicamente en funció; n del desarrollo econó; mico y social actual y del previsto;

d) promover actividades que estimulen a los trabajadores a contribuir al mejoramiento de las relaciones internacionales;

e) contribuir a un mejor entendimiento de los problemas técnicos, cientí; ficos, econó; micos, sociales y culturales;

f) crear y desarrollar una infraestructura adaptada que permita impartir una formació; n adecuada en la que se respeten normas esenciales de higiene y de seguridad en el trabajo.

III. Orientació; n Profesional

7.

1) Todo Miembro deberí; a ampliar gradualmente sus sistemas de orientació; n profesional, incluida la informació; n permanente sobre el empleo, a fin de asegurar que se pongan a disposició; n de todos los niños, adolescentes y adultos una informació; n completa y una orientació; n tan amplia como sea posible, incluidos programas apropiados para todos los minusvá;lidos.

2) Esta informació; n y esta orientació; n deberí; an abarcar la elecció; n de una ocupació; n, la formació; n profesional y las oportunidades educativas conexas, la situació; n y perspectivas de empleo, las posibilidades de promoció; n, las condiciones de trabajo, la seguridad y la higiene en el trabajo, y otros aspectos de la vida activa en los diversos sectores de la actividad econó; mica, social y cultural y a todos los niveles de responsabilidad.

3) Esta informació; n y esta orientació; n deberí; an ser completadas con informació; n sobre los aspectos generales de los contratos colectivos y los derechos y obligaciones de todos los interesados en virtud de la legislació; n del trabajo; esta informació; n deberí; a suministrarse de conformidad con la ley y la prá;ctica nacionales habida cuenta de las respectivas funciones y tareas que incumben a las organizaciones de trabajadores y de empleadores interesadas.

8.

1) Los objetivos principales de los programas de orientació; n profesional deberí; an ser los siguientes:

a) ofrecer a los niños y a los adolescentes que no se hayan incorporado todaví; a a la fuerza de trabajo una base adecuada que les permita elegir un tipo de educació; n o una formació; n profesional en funció; n de sus aptitudes, capacidades e intereses, así; como de las oportunidades de empleo;

b) ayudar a los beneficiarios de los programas de enseñanza y de formació; n profesional a sacar el mejor provecho posible y a prepararse sea para recibir una instrucció; n o una formació; n profesional complementaria, sea para iniciar una actividad profesional y proseguir su instrucció; n y formació; n cuando y en la forma que sea necesario durante su vida profesional;

c) ayudar a las personas que se incorporan a la fuerza de trabajo, que intentan cambiar de actividad profesional o que está;n desempleadas a elegir una ocupació; n y a planear la enseñanza o la formació; n profesional correspondiente;

d) informar a las personas que ejercen una actividad de las oportunidades de mejorar sus posibilidades de perfeccionamiento profesional, la calidad de su trabajo, su remuneració; n y su situació; n, así; como de los requisitos en materia de enseñanza y de formació; n profesional para conseguir tal mejora y de los medios existentes para ello;

e) dar a conocer al pú; blico en general la contribució; n que aportan o pueden aportar al desarrollo general y a la expansió; n del empleo los diversos sectores de la economí; a y ramas de actividad econó; mica, sin olvidar aquellos que gozan tradicionalmente de poco prestigio;

f) ayudar a las instituciones participantes a facilitar informació; n sobre la eficacia de determinados programas de formació; n, como parte integrante de la orientació; n profesional.

2) Los Miembros deberí; an velar por que tales programas sean compatibles con el derecho a elegir libremente ocupació; n y a tener oportunidades justas de promoció; n, así; como con el derecho a la instrucció; n.

9. Al ampliar el alcance de sus sistemas de orientació; n profesional, los Miembros deberí; an procurar en particular:

a) ayudar a los niños y adolescentes que asisten a la escuela a que aprecien el valor y la importancia del trabajo y a que comprendan el mundo del trabajo y se familiaricen con las condiciones de trabajo en el mayor nú; mero de ocupaciones posibles, habida cuenta de las oportunidades de empleo y carrera a las que pueden tener acceso, y con los requisitos necesarios para aprovechar dichas oportunidades;

b) dar a los niños y a los jó; venes que nunca hayan asistido a la escuela o que la hayan dejado prematuramente informació; n sobre el mayor nú; mero posible de profesiones y las posibilidades de empleo en esas profesiones, así; como orientació; n sobre la manera de acceder a ellas;

c) informar a los adultos que trabajan, incluidos los trabajadores independientes, sobre las tendencias y objetivos del desarrollo que los afecten y, en particular, sobre las consecuencias que los cambios sociales, técnicos y econó; micos pueden acarrear para su actividad;

d) dar a las personas desempleadas y subempleadas toda la informació; n y orientació; n necesarias sobre las posibilidades de encontrar empleo o de mejorar su situació; n en el empleo y sobre los medios disponibles para lograr este objetivo;

e) facilitar a las personas que tengan problemas especiales en relació; n con la enseñanza, la formació; n profesional o el empleo, asistencia para resolverlos en el marco de las medidas generales orientadas al progreso social.

10.

1) Se deberí; an ofrecer programas de orientació; n profesional colectiva, que abarquen la difusió; n de informaciones concretas y la orientació; n, a grupos de personas con aná;logos problemas profesionales; también deberí; a brindarse asesoramiento individual.

2) El asesoramiento individual deberí; a ser accesible en particular a los jó; venes y a los adultos que precisan una asistencia especializada para descubrir sus aptitudes, habilidades e intereses profesionales, así; como para evaluar las oportunidades de enseñanza, formació; n profesional y empleo a que pueden tener acceso, y para elegir un tipo determinado de enseñanza, formació; n profesional o empleo.

3) El asesoramiento individual y, segú; n los casos, la orientació; n profesional de grupo deberí; an tener en cuenta las necesidades especí; ficas de informació; n y asistencia de cada individuo, y prestar particular atenció; n a los minusvá;lidos fí; sicos y mentales y a las personas poco favorecidas desde el punto de vista social y educativo. Estas actividades podrí; an comprender ejercicios de bú; squeda y evaluació; n de informació; n y de adopció; n de decisiones, facilitando el examen de una variedad extensa de carreras y objetivos, a fin de fomentar la capacidad de elegir con conocimiento de causa. Deberí; an siempre tomar en consideració; n el derecho del individuo a efectuar su propia elecció; n basá;ndose en una informació; n amplia en la materia.

4) El asesoramiento individual deberí; a completarse, cuando fuera necesario, mediante consejos sobre medidas correctoras y sobre cualquier ayuda que pueda ser ú; til para la adaptació; n profesional.

11. Los Miembros cuyos programas de orientació; n profesional se hallen en una fase inicial de desarrollo deberí; an, en un principio, fijarse como objetivos:

a) señalar a la atenció; n de los jó; venes la importancia de que elijan formació; n general y profesional teniendo plenamente en cuenta las posibilidades de empleo existentes y las tendencias, así; como sus aptitudes e intereses personales;

b) asistir a los grupos de població; n que requieren ayuda para superar los obstá;culos tradicionales con que tropiezan para elegir libremente enseñanza, formació; n profesional u ocupació; n;

c) satisfacer las necesidades de quienes tienen aptitudes potenciales especiales para actividades de mayor importancia.

12. Los Miembros deberí; an hacer uso en sus programas de orientació; n profesional de todos los recursos y medios de comunicació; n disponibles que mejor permitan alcanzar a los grupos de població; n interesados.

13.

1) Cada vez que ello sea posible, convendrí; a utilizar pruebas apropiadas de capacidad y de aptitud -- incluyendo las caracterí; sticas psicoló; gicas y fisioló; gicas -- y otros métodos de examen para los fines de la orientació; n profesional, segú; n las necesidades de cada caso particular.

2) Dichas pruebas y otros métodos de examen só; lo deberí; an utilizarse de acuerdo con la persona que solicita orientació; n y deberí; an combinarse con otros métodos de exploració; n de las caracterí; sticas personales; asimismo, deberí; an ser llevados a cabo ú; nicamente por especialistas.

3) No deberí; an comunicarse a un tercero los resultados de dichas pruebas y otros exá;menes sin el consentimiento expreso de la persona interesada.

14.

1) Cuando en la orientació; n profesional se utilicen pruebas u otros métodos de examen, éstos deberí; an normalizarse segú; n grupos de edad, categorí; a de població; n y nivel cultural del grupo, asegurá;ndose su eficacia para alcanzar los objetivos concretos que persiguen.

2) Deberí; a ejecutarse un programa permanente para desarrollar y normalizar, a intervalos regulares, dichas pruebas u otros métodos de examen que tengan en cuenta las modificaciones de las condiciones y estilos de vida.

IV. Formació; n Profesional

A. Disposiciones generales

15.

1) Los Miembros deberí; an gradualmente ampliar, adaptar y armonizar sus sistemas de formació; n profesional en forma que cubran las necesidades de formació; n profesional permanente de los jó; venes y los adultos en todos los sectores de la economí; a y ramas de actividad econó; mica y a todos los niveles de calificació; n y de responsabilidad.

2) Al hacerlo, deberí; an prestar especial atenció; n a la conveniencia de:

a) ofrecer, siempre que sea posible, oportunidades de promoció; n a las personas que tienen el deseo y la capacidad de alcanzar niveles superiores de calificació; n y de responsabilidad;

b) mejorar la formació; n profesional en sectores de economí; a y ramas de actividad econó; mica en que la formació; n profesional sea esencialmente empí; rica y en que se utilicen técnicas y métodos de trabajo anticuados;

c) ofrecer oportunidades de formació; n profesional a grupos de la població; n que no hayan recibido una atenció; n suficiente en el pasado, en particular a los grupos desfavorecidos en el plano econó; mico y social;

d) coordinar eficazmente la enseñanza general y la formació; n profesional, la enseñanza teó; rica y la prá;ctica, y la formació; n inicial y la complementaria.

3) Los programas de formació; n profesional deberí; an estar concebidos de modo que favorezcan el pleno empleo y el desarrollo de las aptitudes personales de cada individuo.

16. Los programas de formació; n profesional para las diversas ocupaciones y ramas de actividad econó; mica deberí; an, segú; n sea conveniente, organizarse en etapas progresivas, de manera que ofrezcan oportunidades adecuadas de:

a) formació; n inicial para jó; venes y adultos con poca o ninguna experiencia profesional;

b) formació; n complementaria que permita a las personas que ya ejercen una profesió; n:

i) mejorar su competencia o ampliar la gama de actividades que pueden desempeñar, pasar a ejercer trabajo de nivel superior o conseguir una promoció; n;

ii) actualizar sus conocimientos y calificaciones en funció; n de la evolució; n que se registre en su ocupació; n;

c) recibir una nueva formació; n para permitir a los adultos adquirir nuevas calificaciones para otro tipo de ocupació; n;

d) adquirir la formació; n complementaria necesaria;

e) recibir formació; n en materia de seguridad e higiene en el lugar de trabajo, especialmente en el caso de jó; venes y adultos con poca experiencia profesional;

f) recibir informació; n sobre los derechos y obligaciones resultantes del empleo, incluidos los relativos a la seguridad social.

17.

1) Deberí; a hacerse todo lo posible para desarrollar y utilizar plenamente, de ser necesario con financiamiento pú; blico, todas las posibilidades de formació; n profesional existentes o potenciales, incluyendo los recursos disponibles en las empresas, para facilitar programas de formació; n profesional continua.

2) En los programas de formació; n deberí; a recurrirse, segú; n convenga, a los medios de comunicació; n de masas, a unidades mó; viles, a cursos por correspondencia y a otros medios de autoenseñanza.

18. Los programas de formació; n inicial para jó; venes con poca o ninguna experiencia profesional deberí; an comprender, en particular:

a) enseñanza general coordinada con la formació; n prá;ctica y la instrucció; n teó; rica correspondiente;

b) formació; n bá;sica en conocimientos teó; ricos y prá;cticos comunes a diversas ocupaciones afines, que podrí; a impartirse en un instituto de enseñanza o de formació; n profesional o en la empresa, en el puesto de trabajo o fuera de él;

c) especializació; n en conocimientos teó; ricos y prá;cticos directamente utilizables en los empleos existentes o que se han de crear;

d) iniciació; n controlada a las condiciones en que se desarrolla normalmente el trabajo.

19.

1) Los cursos de formació; n inicial a tiempo completo deberí; an incluir, siempre que sea posible, una adecuada sincronizació; n entre la enseñanza teó; rica en las instituciones de formació; n y la formació; n prá;ctica en las empresas de forma que se asegure que esa enseñanza teó; rica corresponde a una situació; n de trabajo real; asimismo, la formació; n prá;ctica fuera de las empresas deberí; a, en lo posible, corresponder a situaciones de trabajo reales. 2) La formació; n en el trabajo organizada como parte integrante de la enseñanza que se da en instituciones de formació; n deberí; a ser planificada conjuntamente por las empresas, las instituciones y los representantes de los trabajadores interesados, con objeto de:

a) permitir que los educandos utilicen los conocimientos que han adquirido fuera de su empleo en situaciones reales de trabajo;

b) dar formació; n en los aspectos de la ocupació; n que no pueden enseñarse fuera de las empresas;

c) familiarizar a los jó; venes con poca o ninguna experiencia profesional con las exigencias y condiciones en que probablemente habrá;n de trabajar y con sus responsabilidades en el trabajo en grupo.

20. Las personas que ingresen en un empleo después de haber terminado los cursos a tiempo completo mencionados en el pá;rrafo 19 deberí; an recibir:

a) iniciació; n que las familiarice con la naturaleza y objetivos de la empresa y con las condiciones en que el trabajo se efectú; a;

b) formació; n adicional sistemá;tica en el trabajo, completada con los necesarios cursos complementarios;

c) en la medida de lo posible, experiencia prá;ctica en diversas actividades y funciones ú; tiles para la formació; n, comprendida la adaptació; n al puesto de trabajo.

21. Las autoridades competentes deberí; an establecer, en consulta con las organizaciones de los empleadores y de los trabajadores y en el marco de la planificació; n y legislació; n nacionales, planes nacionales o regionales de formació; n complementaria relacionados con la situació; n del empleo.

22.

1) Las empresas deberí; an, en consulta con los representantes de los trabajadores, los interesados y las personas responsables de su trabajo, establecer planes de perfeccionamiento para su personal a todos los niveles de calificació; n y responsabilidad, y revisarlos a intervalos regulares; se podrí; a designar una comisió; n conjunta para este fin.

2) Dichos planes deberí; an:

a) ofrecer oportunidades de capacitació; n para acceder a niveles superiores de calificació; n profesional y de responsabilidad;

b) abarcar la formació; n técnica y de otra naturaleza, así; como la experiencia profesional de los interesados;

c) tener en cuenta tanto las aptitudes y preferencias de los interesados como las exigencias del trabajo.

3) Las personas responsables del trabajo de otras deberí; an tener la obligació; n de contribuir de modo efectivo al éxito de los planes de perfeccionamiento profesional.

4) La responsabilidad de organizació; n en materia de concepció; n, ejecució; n y revisió; n de los planes de perfeccionamiento profesional deberí; a definirse claramente y asignarse, en la medida de lo posible, a una secció; n especial o a una o má;s personas que desempeñen una actividad de nivel compatible con tal responsabilidad.

23.

1) Los trabajadores que reciban formació; n en la empresa deberí; an:

a) recibir una remuneració; n o asignació; n adecuada;

b) estar amparados por las mismas disposiciones de seguridad social aplicables a la mano de obra fija de la empresa de que se trate.

2) Los trabajadores que reciban formació; n fuera de la empresa deberí; an beneficiarse de licencias de estudios de acuerdo con las disposiciones del Convenio y la Recomendació; n sobre la licencia pagada de estudios, 1974.

B. Normas y directrices en materia de formació; n profesional

24.

1) La formació; n inicial y el perfeccionamiento para la adquisició; n de calificaciones profesionales reconocidas deberí; an regirse, en la medida de lo posible, por normas generales fijadas o aprobadas por el organismo competente, después de consultar a las organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas.

2) Estas normas deberí; an indicar:

a) el nivel de conocimientos y calificaciones que se exige para el ingreso a los diversos cursos de formació; n profesional;

b) el nivel de competencia que debe alcanzarse en cada actividad o funció; n principal de la ocupació; n considerada en cada fase de formació; n, así; como, en la medida de lo posible, el contenido y la duració; n de la formació; n y los recursos y el material necesarios para garantizar que se pueda alcanzar tal nivel de competencia;

c) la parte de la formació; n profesional que incumbirá; al sistema de enseñanza, a los establecimientos de formació; n profesional, a las empresas mediante la formació; n en el trabajo, o a otros medios de formació; n;

d) el cará;cter y duració; n de la experiencia prá;ctica que pueda exigirse en los programas de formació; n profesional;

e) el contenido de la formació; n en base a los principios de la formació; n polivalente y de la movilidad ocupacional;

f) la metodologí; a que deba aplicarse, teniendo en cuenta los objetivos de la formació; n y las caracterí; sticas de los educandos;

g) los exá;menes que deban pasarse u otros medios de evaluació; n de los resultados;

h) los certificados que deban otorgarse después de haber completado satisfactoriamente los cursos de formació; n profesional.

25.

1) La misma ocupació; n podrá; regirse por má;s de una norma de formació; n profesional en la medida en que las condiciones en que se efectú; a el trabajo y las actividades que entraña varí; en considerablemente segú; n los diferentes sectores de la economí; a, ramas de actividad econó; mica o importancia de la empresa.

2) Las normas relativas a una misma ocupació; n deberí; an armonizarse para facilitar la movilidad en el empleo, reconociéndose plenamente las calificaciones y la experiencia profesional que hayan adquirido los interesados en la ocupació; n considerada.

26.

1) Deberí; an establecerse directrices que especifiquen la organizació; n y el contenido de la formació; n profesional para las ocupaciones, niveles de calificació; n y conocimiento y niveles de responsabilidad para los cuales se demuestre que las normas previstas en el pá;rrafo 24 de esta Recomendació; n son inadecuadas.

2) Tales directrices pueden ser necesarias, en especial, en lo que atañe a:

a) la formació; n de los futuros supervisores, especialistas y directivos y de las personas ya ocupadas en estas funciones;

b) la formació; n de los instructores, directivos y supervisores de la formació; n profesional;

c) la formació; n profesional para ramas de actividad econó; mica que cuentan con un nú; mero importante de trabajadores por cuenta propia o de pequeñas empresas;

d) el mejoramiento de la formació; n profesional para ramas de actividad econó; mica en que haya pocos o ningú; n medio de formació; n profesional sistemá;tica y para las empresas que utilicen técnicas y métodos de trabajo anticuados.

3) Esas directrices podrí; an también ser adecuadas para la primera formació; n en el empleo de las personas que acaben de terminar cursos a tiempo completo de formació; n inicial en establecimientos de enseñanza o de formació; n profesional.

27. Las normas y directrices sobre formació; n profesional deberí; an evaluarse y revisarse perió; dicamente, con la participació; n de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, y adaptarse a los cambios en las necesidades; la periodicidad de dichas revisiones deberí; a determinarse en funció; n del ritmo de la evolució; n en la ocupació; n considerada.

28.

1) Los Miembros deberí; an establecer gradualmente normas y directrices o, eventualmente, ampliar su alcance hasta abarcar todas las ocupaciones principales y todos los niveles de calificació; n y responsabilidad.

2) Deberí; a darse prioridad a la formació; n profesional para ocupaciones y niveles de calificació; n y de responsabilidad que sean de importancia fundamental para el progreso social y econó; mico.

V. Formació; n para Funciones de Gestió; n y Supervisió; n y Trabajo por Cuenta Propia

29.

1) Las personas responsables del trabajo de otras, el personal profesional y especializado que participa en la direcció; n de la empresa y las personas que se preparan para ejercer funciones de gestió; n y de supervisió; n deberí; an tener acceso a una formació; n para las funciones de gestió; n y supervisió; n.

2) De conformidad con la planificació; n nacional y las leyes y reglamentos nacionales, y después de consultar a las organizaciones de los empleadores y de los trabajadores, las autoridades competentes deberí; an elaborar planes de formació; n para desempeñar funciones de gestió; n y supervisió; n y para las personas que trabajan por cuenta propia.

30.

1) En los programas de formació; n para funciones de gestió; n y de supervisió; n deberí; a tenerse en cuenta el nivel de responsabilidad actual y futura de los educandos.

2) Los programas deberí; an concebirse especialmente para:

a) desarrollar un buen conocimiento y comprensió; n de los aspectos econó; micos y sociales de la adopció; n de decisiones;

b) desarrollar actitudes y capacidades para dirigir y motivar a otras personas en el respeto de la dignidad humana y para fomentar relaciones laborales justas;

c) fomentar el espí; ritu de iniciativa y una actitud positiva frente al cambio y la capacidad de apreciar los efectos de éste en las demá;s personas;

d) desarrollar la capacidad para ejercer nuevas responsabilidades en el trabajo;

e) afianzar en los interesados la noció; n de la importancia de la instrucció; n, la orientació; n y la formació; n profesional para el personal de la empresa;

f) fomentar el conocimiento de la condició; n de los trabajadores en su vida profesional, la preocupació; n por su bienestar y el conocimiento del derecho laboral y de los regí; menes de seguridad social;

g) hacer comprender el valor de los esfuerzos que se realizan para el mejoramiento de sí; mismo;

h) servir de base a un perfeccionamiento que permita adaptarse a nuevas necesidades.

31.

1) Los programas de formació; n profesional para el trabajo por cuenta propia deberí; an tener en cuenta la situació; n social del trabajador y:

a) abarcar, ademá;s de la formació; n técnica correspondiente, una formació; n en los principios y prá;cticas bá;sicos de la gestió; n de empresas y de la formació; n de otras personas;

b) hacer comprender mejor la necesidad de tomar iniciativas, de evaluar los riesgos y de aceptarlos.

2) Los programas deberí; an ofrecer posibilidades de actualizació; n perió; dica de los conocimientos y ser completados por una informació; n continua sobre la evolució; n técnica en la especialidad de que se trate, así; como sobre las fuentes de financiació; n y, en su caso, las formas de comercializació; n má;s adecuadas.

VI. Programas para Determinadas Zonas o Ramas de Actividad Econó; mica

32.

1) Deberí; an establecerse programas apropiados de orientació; n y de formació; n profesionales para determinadas zonas o ramas de actividad econó; mica en que se requiera una acció; n de mejora global o un cambio estructural importante.

2) Estos programas deberí; an formar parte de los programas nacionales de orientació; n y de formació; n profesionales en conjunto y coordinarse con otras actividades encaminadas a desarrollar la zona o la rama de actividad econó; mica considerada.

33. Entre las zonas y ramas de actividad econó; mica que puedan requerir programas separados, podrí; a prestarse especial atenció; n a las zonas rurales, a las ramas de actividad econó; mica que utilicen técnicas y métodos de trabajo anticuados, a las industrias y empresas en decadencia o que cambian sus actividades y a industrias proyectadas o recién creadas.

A. Zonas rurales

34.

1) Los programas destinados a las zonas rurales deberí; an tener por objeto garantizar plenamente la igualdad de oportunidades en materia de orientació; n y de formació; n profesionales entre la població; n rural y urbana.

2) Tales programas deberí; an estar concebidos en el marco de la polí; tica nacional de desarrollo, teniendo en cuenta, entre otras cosas, las caracterí; sticas y tendencias de las migraciones entre las zonas rurales y urbanas.

35.

1) Los programas destinados a las zonas rurales deberí; an prever las necesidades especiales en materia de orientació; n y de formació; n profesionales de:

a) los trabajadores agrí; colas, incluidos los de las plantaciones, los pequeños propietarios que explotan directamente sus fincas, los arrendatarios y aparceros y demá;s personas ocupadas en la agricultura o en sectores afines, especialmente en caso de reforma agraria y de otros cambios importantes en los sistemas de abastecimiento, producció; n y distribució; n en las zonas consideradas;

b) las personas empleadas en ocupaciones no agrí; colas, y en particular en la educació; n, las comunicaciones, transportes y otros servicios, y en la artesaní; a.

2) Esos programas deberí; an tener en cuenta las diferencias en las necesidades segú; n el tipo de actividad rural considerada, su grado de mecanizació; n, especializació; n y modernizació; n, así; como su amplitud.

3) Los programas deberí; an comprender formació; n en materia de organizació; n cooperativa y gestió; n de empresas.

36.

1) Los paí; ses en que los medios y los programas de orientació; n y de formació; n profesionales para las zonas rurales estén todaví; a poco desarrollados deberí; an concentrar inicialmente sus esfuerzos en:

a) facilitar informació; n a los jó; venes y a los adultos de las zonas rurales sobre los objetivos y las medidas previstas para introducir mejoras o cambios estructurales importantes en la zona considerada y sobre los efectos de esta acció; n en su trabajo y su vida;

b) ofrecer oportunidades de enseñanza y de formació; n profesional sistemá;ticas a tiempo completo o parcial, segú; n convenga, a los jó; venes que trabajan para completar su formació; n empí; rica en el puesto de trabajo;

c) preparar programas breves de formació; n complementaria, de actualizació; n de la formació; n o de nueva formació; n profesional para los adultos, por conducto de los servicios existentes de formació; n profesional, divulgació; n y demá;s servicios de asesoramiento;

d) crear en las regiones rurales un personal de direcció; n en los á;mbitos social y econó; mico, y fomentar la participació; n de grupos má;s amplios de població; n en las actividades de desarrollo;

e) promover la voluntad de mejoramiento individual.

2) Estos paí; ses deberí; an examinar perió; dicamente sus prioridades respecto de las zonas rurales para lograr progresivamente:

a) el establecimiento de servicios completos de informació; n y orientació; n profesionales para la població; n rural en su conjunto;

b) la introducció; n y generalizació; n de una formació; n inicial y sistemá;tica para los jó; venes;

c) la introducció; n de programas completos de perfeccionamiento profesional sobre una base continua o perió; dica para atender las necesidades de los adultos.

37. Los paí; ses que por razones financieras o por falta de personal calificado no puedan ofrecer servicios adecuados a la població; n rural en su conjunto podrí; an considerar:

a) concentrar temporalmente sus actividades en zonas geográ;ficas limitadas en que pueda adquirirse una buena experiencia para la acció; n ulterior en otras zonas;

b) dar la prioridad a los trabajadores agrí; colas sin tierras y a otros grupos econó; micamente débiles de las zonas rurales que necesitan de forma apremiante la justicia econó; mica y social.

B. Ramas de actividad econó; mica que utilicen técnicas y métodos de trabajo anticuados

38.

1) Deberí; an desarrollarse programas para las ramas de actividad econó; mica y las ocupaciones en que la utilizació; n de técnicas y métodos de trabajo anticuados es muy comú; n, siguiendo, segú; n las necesidades, principios aná;logos a los aplicados a los programas de las regiones rurales.

2) Tales programas deberí; an tener por finalidad proporcionar orientació; n y formació; n profesionales a las personas empleadas en estas ramas de actividad econó; mica u ocupaciones, o que ingresen en las mismas, para que puedan participar en la modernizació; n de los métodos y productos o contribuir a ella, y beneficiarse con los cambios que se vayan introduciendo.

39. Los servicios de divulgació; n y demá;s servicios de asesoramiento para trabajadores por cuenta propia y pequeños empresarios en estas ramas de actividad econó; mica o en estas ocupaciones deberí; an proporcionarles informació; n sobre las posibilidades de innovació; n en su trabajo y sobre la formació; n profesional y demá;s servicios que podrí; an serles ú; tiles a ese fin.

40. En el planeamiento de la formació; n profesional para estas ramas de actividad econó; mica u ocupaciones deberí; an tenerse en cuenta:

a) la necesidad de ampliar el campo de actividad de las empresas o de especializar sus actividades y las oportunidades para ello, así; como las repercusiones de esta ampliació; n o especializació; n en la formació; n profesional;

b) las posibilidades de mejorar los métodos de formació; n profesional y, en particular, de dar oportunidades de educació; n permanente;

c) las posibilidades de combinar los servicios de formació; n para directores de empresa con otras actividades encaminadas a mejorar el nivel de eficiencia; d) la creació; n de nuevas posibilidades de empleo productivo.

41. Las actividades de formació; n profesional para estas ramas de actividad econó; mica y ocupaciones:

a) podrí; an estar concebidas inicialmente como complemento de los sistemas tradicionales por los que se adquieren los conocimientos y calificaciones profesionales;

b) deberí; an tener en cuenta las necesidades de los jó; venes que reciben una formació; n inicial y de las personas que ya trabajan en estas ramas de actividad econó; mica o en estas ocupaciones, incluidos los pequeños empresarios y otras personas que se encargan de la formació; n inicial de los jó; venes.

C. Industrias y empresas en decadencia o en trance de reconversió; n

42. Cuando una industria o una empresa estén declinando, convendrí; a que sus trabajadores pudieran obtener, en tiempo oportuno, una orientació; n y una formació; n profesionales que faciliten su readaptació; n y les permitan encontrar nuevo empleo.

43. En los casos en que industrias o empresas cambien sus productos y métodos de producció; n o los servicios que prestan, deberí; an ponerse a disposició; n de los trabajadores afectados, en tiempo oportuno, cursos organizados en colaboració; n con las empresas o industrias interesadas que los ayuden a adaptarse a las nuevas tareas.

D. Nuevas industrias

44. En el planeamiento de la orientació; n y la formació; n profesionales en relació; n con la creació; n de nuevas industrias deberí; an tenerse en cuenta:

a) las necesidades de obreros, especialistas, directores y administradores en la fase de construcció; n y después de la puesta en marcha de las nuevas instalaciones, así; como la necesaria nueva formació; n de las personas ocupadas durante la fase de construcció; n para colocarlas en otros empleos después de la puesta en marcha;

b) las necesidades de trabajadores independientes y contratistas encargados de trabajos para las nuevas industrias;

c) la necesidad de proporcionar informació; n y formació; n profesional con respecto a nuevas actividades que el cambio de las condiciones econó; micas de la regió; n haga posibles o necesarias;

d) la necesidad de proporcionar servicios de orientació; n y nueva formació; n profesional a las personas cuyos conocimientos y calificaciones hayan quedado superados como consecuencia de cambios en la estructura de la demanda de mano de obra en la regió; n;

e) la necesidad de ofrecer nuevas oportunidades a los trabajadores independientes y a los contratistas cuya actividad pueda verse perjudicada por la competencia creada por las nuevas empresas.

VII. Grupos Especiales de Població; n

45.

1) Deberí; an adoptarse medidas para proporcionar a determinados grupos de la població; n orientació; n y formació; n profesionales efectivas y adecuadas a fin de que gocen de igualdad de oportunidades en el empleo y puedan integrarse má;s fá;cilmente en la sociedad y la economí; a.

2) Deberí; a prestarse especial atenció; n, en particular, a los siguientes grupos:

a) personas que nunca han asistido a la escuela o que la han dejado prematuramente;

b) trabajadores de edad;

c) miembros de minorí; as linguí; sticas o de otra í; ndole;

d) minusvá;lidos fí; sicos o mentales.

A. Personas que nunca han asistido a la escuela o que la han dejado prematuramente

46. Deberí; an adoptarse medidas para que todas las personas que nunca han asistido a la escuela o que la han dejado antes de adquirir una instrucció; n general suficiente para integrarse en una sociedad y en una economí; a en ví; as de modernizació; n tengan acceso a una orientació; n profesional, a una enseñanza general y a una formació; n de base, teniéndose debidamente en cuenta las oportunidades del mercado del empleo.

47. La orientació; n profesional de las personas que nunca han asistido a la escuela o que la han dejado antes de adquirir nociones suficientes de lectura y cá;lculo deberí; a concebirse en la forma má;s amplia posible, sin dejar de tener en cuenta las medidas especiales de enseñanza y formació; n profesional y las otras oportunidades de enseñanza, formació; n y empleo que puedan ofrecérseles.

48.

1) Entre las medidas para que estas personas tengan acceso a una formació; n bá;sica y a una enseñanza general podrí; an figurar:

a) instrucció; n a tiempo parcial consistente en los conocimientos y calificaciones necesarios para su trabajo y una enseñanza general, vinculada a la otra instrucció; n, para los menores ocupados en una explotació; n agrí; cola u otra empresa familiar o en otras ramas de la economí; a;

b) cursos que proporcionen las necesarias calificaciones bá;sicas y una enseñanza general complementaria para los jó; venes y, en caso necesario, para los adultos, a fin de facilitar su ingreso en la formació; n profesional sistemá;tica o aumentar sus oportunidades de empleo y promoció; n;

c) una formació; n profesional especial combinada con el trabajo productivo destinada a los jó; venes desempleados y completada, en caso necesario, con cursos de enseñanza general, a fin de proporcionarles los conocimientos, calificaciones y há;bitos de trabajo necesarios para que puedan desempeñar una actividad econó; mica ú; til y remuneradora;

d) cursos de alfabetizació; n y cá;lculo elemental, sobre todo para adultos, relacionados y completados con una formació; n profesional en los conocimientos y calificaciones necesarios para una ocupació; n o tipo de trabajo determinado, así; como una participació; n efectiva en actividades de desarrollo; ello deberí; a coordinarse con otras medidas generales para la eliminació; n del analfabetismo; e) cursos especiales complementarios de enseñanza y formació; n técnica para los jó; venes y adultos que trabajan a fin de elevar el nivel de su trabajo o mejorar sus oportunidades de promoció; n;

f) cursos de formació; n en especialidades que se requieran urgentemente en el mercado del empleo para personas que hayan recibido poca o ninguna instrucció; n escolar.

2) A fin de poner en prá;ctica las medidas mencionadas, deberí; an elaborarse y aplicarse métodos especiales de formació; n profesional.

49. Los certificados que se otorguen de conformidad con estas medidas deberí; an armonizarse con los que se obtienen en el sistema de enseñanza oficial o con los de las personas que hayan recibido formació; n por otros medios.

B. Trabajadores de edad avanzada

50.

1) Las medidas para remediar las dificultades con que tropiezan los trabajadores de edad avanzada en el empleo podrí; an consistir, segú; n los casos, en:

a) determinar y modificar en lo posible aquellas condiciones de trabajo que son susceptibles de acelerar el proceso de envejecimiento fí; sico y mental;

b) proporcionar a los trabajadores de edad avanzada la orientació; n y la formació; n profesionales de que precisen, especialmente en relació; n con cualquiera de las necesidades siguientes:

i) actualizar sus conocimientos y calificaciones proporcioná;ndoles las informaciones adecuadas en el momento oportuno;

ii) elevar su nivel de instrucció; n general y de calificació; n profesional con el concurso de especialistas en formació; n de adultos para equipararlos con los jó; venes mejor instruidos y capacitados que ingresan o trabajan ya en la misma ocupació; n;

iii) informarlos oportunamente sobre los medios de perfeccionamiento disponibles e iniciar y proseguir ese perfeccionamiento en el momento adecuado, es decir, antes de que se introduzcan nuevas técnicas y métodos de trabajo;

iv) poner a su disposició; n otro empleo, en su propia especialidad o en otra distinta, en que puedan utilizar sus calificaciones y conocimientos, en la medida de lo posible, sin pérdida de ingresos;

v) cerciorarse de que no estén privados de la formació; n profesional por lí; mites de edad má;xima de admisió; n a dicha formació; n, fijados sin atender a la realidad;

vi) elaborar métodos especiales de formació; n profesional adaptados a las necesidades de los trabajadores de edad avanzada;

vii) tomar todas las medidas necesarias para poner a su disposició; n instructores competentes en cuanto a sus cualidades técnicas y pedagó; gicas y que estén bien preparados para impartir una formació; n complementaria adaptada a las necesidades de los trabajadores de edad avanzada;

c) incitar a los trabajadores de edad avanzada a aprovechar los servicios de orientació; n y de formació; n profesionales o las oportunidades de traslado que pueden ayudarlos a superar sus problemas;

d) informar al pú; blico en general, y especialmente al personal de orientació; n y formació; n profesionales, al personal de los servicios del empleo y de otros servicios sociales competentes, a los empleadores y a los trabajadores, de los esfuerzos de adaptació; n al empleo que los trabajadores de edad avanzada pueden verse precisados a realizar y de la conveniencia de ayudarlos en tales esfuerzos.

2) Deberí; an tomarse también medidas en lo posible para desarrollar métodos de trabajo, herramientas y equipos adaptados a las necesidades especiales de los trabajadores de edad avanzada y para darles la formació; n necesaria para utilizar tales métodos y equipos.

C. Minorí; as linguí; sticas y de otra naturaleza

51. Las personas que forman parte de minorí; as linguí; sticas y de otra naturaleza deberí; an tener acceso a una orientació; n profesional que las informe, en su lengua materna o en una lengua que les sea familiar, y cuando sea necesario mediante intérpretes, de las condiciones y requisitos existentes en materia de empleo, así; como de los derechos y obligaciones de las partes interesadas y de la asistencia que pueden recibir para resolver sus problemas particulares.

52. Deberí; an establecerse, segú; n las necesidades, programas especiales de enseñanza para las minorí; as linguí; sticas y otras minorí; as. En el caso de las minorí; as linguí; sticas, estos programas de formació; n deberí; an darse, si fuese posible, en la lengua verná;cula y eventualmente deberí; an comprender la enseñanza de idiomas.

D. Minusvá;lidos fí; sicos o mentales

53.

1) Siempre que con ello puedan beneficiarse, los minusvá;lidos fí; sicos o mentales deberí; an tener acceso a los programas de orientació; n y formació; n profesionales establecidos para la població; n en general.

2) Cuando esto no sea aconsejable debido a la gravedad o a la naturaleza de la incapacidad o a las necesidades particulares de ciertos grupos de minusvá;lidos fí; sicos o mentales, deberí; an establecerse programas especialmente adaptados.

3) Deberí; an desplegarse todos los esfuerzos posibles para informar a la opinió; n pú; blica, los empleadores, los trabajadores, el personal médico y paramédico y los trabajadores sociales sobre la necesidad de facilitar a los minusvá;lidos fí; sicos o mentales orientació; n y formació; n profesionales que les permitan encontrar un empleo correspondiente a sus necesidades, así; como sobre las adaptaciones en el empleo que puedan ser necesarias a algunos de aquéllos y sobre la conveniencia de darles un apoyo especial en el empleo.

4) En lo posible, deberí; an adoptarse medidas para garantizar, en la medida posible, la integració; n o la reintegració; n de los minusvá;lidos fí; sicos o mentales a la vida productiva, en un ambiente normal de trabajo.

5) Deberí; a tenerse en cuenta la Recomendació; n sobre la adaptació; n y la readaptació; n profesionales de los invá;lidos, 1955.

VIII. Promoció; n de la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres

54.

1) Deberí; an adoptarse medidas a fin de promover la igualdad de oportunidades para mujeres y hombres en el empleo y en la sociedad en general.

2) Dichas medidas deberí; an formar parte integrante del conjunto de medidas econó; micas, sociales y culturales adoptadas por los gobiernos para mejorar la situació; n del empleo de las mujeres, y, en lo posible, deberí; an:

a) convencer a la opinió; n pú; blica, y en especial a los padres, maestros, personal de orientació; n y formació; n profesionales, personal de los servicios del empleo y otros servicios sociales, empleadores y trabajadores, de la necesidad de que hombres y mujeres participen en pie de igualdad en la sociedad y en la economí; a y de la necesidad de modificar las actitudes tradicionales respecto del trabajo de mujeres y hombres en el hogar y en la vida profesional;

b) proporcionar orientació; n profesional a las jó; venes y a las mujeres sobre la misma amplia gama de oportunidades de enseñanza, formació; n profesional y empleo que a los jó; venes y a los hombres, incitarlas a aprovechar plenamente estas oportunidades y crear las condiciones que les permitan aprovechar plenamente esas oportunidades;

c) fomentar el acceso, en igualdad de condiciones, de las jó; venes y de las mujeres a todos los tipos de educació; n y a la formació; n para todos los tipos de empleo, incluidos los tradicionalmente accesibles a los jó; venes y a los hombres, a reserva de las disposiciones de los convenios y recomendaciones internacionales del trabajo;

d) favorecer el perfeccionamiento de las jó; venes y de las mujeres, con el fin de garantizar su desarrollo personal y su promoció; n a empleos calificados y puestos de responsabilidad, e incitar a los empleadores a que les ofrezcan las mismas posibilidades de enriquecer su experiencia profesional que tienen los trabajadores de similar nivel de instrucció; n y calificaciones;

e) crear, en la medida de lo posible, guarderí; as infantiles diurnas y otros servicios para niños de toda edad, de forma que las mujeres y las jó; venes con responsabilidades familiares puedan tener acceso a los servicios normales de formació; n profesional, así; como acogerse a arreglos especiales; por ejemplo, cursos a tiempo parcial o por correspondencia, programas de formació; n profesional por etapas o programas que utilicen los medios de comunicació; n de masas;

f) establecer programas de formació; n profesional para las mujeres que hayan sobrepasado la edad normal de ingreso en la vida profesional, y que desean tomar un empleo por primera vez o reintegrarse a él después de un perí; odo de ausencia.

55. Los hombres que tengan problemas aná;logos deberí; an tener acceso a programas especiales de formació; n profesional aná;logos a los que se prevén en los apartados e) y f) del subpá;rrafo 2) del pá;rrafo 54 de la presente Recomendació; n.

56. En la aplicació; n de las medidas destinadas a promover la igualdad de hombres y mujeres en el campo de la formació; n y del empleo deberí; an tomarse en cuenta las disposiciones del Convenio y de la Recomendació; n sobre las polí; ticas del empleo, 1964.

IX. Trabajadores Migrantes

57. Deberí; an preverse una orientació; n y una formació; n profesionales eficaces para los trabajadores migrantes, a fin de que puedan beneficiarse de la igualdad de oportunidades en el empleo.

58. En la orientació; n y la formació; n profesionales deberí; a tenerse en cuenta el hecho de que los trabajadores migrantes pueden tener solamente un conocimiento muy rudimentario del idioma de los paí; ses de empleo. Las disposiciones de los pá;rrafos 51 y 52 de la presente Recomendació; n también deberí; an aplicá;rseles.

59. La orientació; n y la formació; n profesionales de los trabajadores migrantes deberí; an tener en cuenta:

a) las necesidades del paí; s de empleo;

b) la posible reintegració; n de los trabajadores migrantes en la economí; a de su paí; s de origen.

60. En lo que atañe a la orientació; n y formació; n profesionales para los trabajadores migrantes, deberí; an tenerse en cuenta las disposiciones de los convenios y recomendaciones internacionales del trabajo relativas a estos trabajadores. Tales cuestiones deberí; an asimismo ser objeto de acuerdos entre los paí; ses de origen y de empleo.

X. Formació; n de Personal Especializado en Actividades de Orientació; n y Formació; n Profesionales

61. Las disposiciones relativas a la formació; n de personal deberí; an abarcar a todas las personas que se encarguen a tiempo completo o parcial de planear, organizar, administrar, desarrollar, supervisar o impartir la orientació; n y la formació; n profesionales.

62.

1) Ademá;s de recibir una formació; n en materia de orientació; n profesional, incluido el asesoramiento individual, las personas que se encarguen de la orientació; n profesional deberí; an familiarizarse con el mundo del trabajo en general y con las condiciones de trabajo y las funciones de los trabajadores en una gama amplia de ocupaciones a todos los niveles de calificació; n y de responsabilidad, así; como con las oportunidades de empleo y de carrera en dichas ocupaciones y con los programas y servicios de formació; n a su alcance. Deberí; an asimismo estar familiarizadas con los aspectos generales de los contratos colectivos y con los derechos y obligaciones dimanantes de la legislació; n laboral.

2) En caso necesario, la formació; n de las personas encargadas de la orientació; n profesional deberí; a incluir el estudio de las caracterí; sticas fisioló; gicas, psicoló; gicas y socioló; gicas de los diferentes grupos de personas, así; como el de métodos especiales de orientació; n.

63.

1) Las personas que imparten la formació; n profesional deberí; an poseer amplios conocimientos teó; ricos y prá;cticos, así; como una experiencia laboral só; lida en las técnicas o funciones para las cuales tengan competencia, y una buena formació; n pedagó; gica y técnica adquirida en instituciones de enseñanza y de formació; n.

2) En caso necesario, la formació; n de estas personas deberí; a incluir el estudio de las caracterí; sticas y aptitudes de los diferentes grupos de alumnos, así; como de los métodos especiales de formació; n.

64.

1) Las personas dedicadas a la formació; n profesional para ciertas ramas de actividad econó; mica deberí; an estar familiarizadas con las caracterí; sticas sociales, econó; micas y técnicas de la rama de actividad en que ejercen su oficio.

2) Por ejemplo, ademá;s de la enseñanza técnica y profesional y de la formació; n profesional en su especialidad, las personas que desempeñan actividades relacionadas con el desarrollo rural deberí; an recibir una formació; n en:

a) economí; a de la agricultura, de la silvicultura y de otras actividades rurales;

b) métodos y técnicas de explotació; n agropecuaria y forestal;

c) sociologí; a rural e instituciones rurales;

d) medios de comunicació; n de masas y métodos de divulgació; n;

e) actividades de las cooperativas, en caso de que éstas existan.

65. Las personas dedicadas a la orientació; n y formació; n profesionales para grupos especiales de la població; n deberí; an estar familiarizadas con los problemas especiales de orden social y econó; mico del grupo de que se trate.

66.

1) Las personas encargadas del planeamiento, organizació; n, administració; n y supervisió; n de los programas de orientació; n o de formació; n profesionales, incluidos los directores y administradores de los establecimientos de servicios de orientació; n o de formació; n, los directores y los responsables de la formació; n en las empresas y los consultores en orientació; n y formació; n profesionales, deberí; an poseer experiencia en las labores de orientació; n profesional o de formació; n profesional.

2) Las personas que tengan estas responsabilidades en relació; n con los programas de formació; n profesional deberí; an, en lo posible, poseer cierta experiencia del trabajo en las empresas, aparte de las actividades de formació; n profesional.

67. Todas las personas dedicadas a la orientació; n y a la formació; n profesionales deberí; an tener oportunidades frecuentes de actualizar y mejorar su conocimiento de los elementos sociales, econó; micos, técnicos y psicoló; gicos que afectan a su actividad y de aprender nuevos métodos y técnicas que puedan utilizar en su trabajo.

XI. Actividades de Investigació; n

68. Los Miembros deberí; an establecer programas experimentales y de investigació; n con objeto de:

a) determinar los criterios en que han de basarse el establecimiento de prioridades y la puesta en prá;ctica de la orientació; n y de la formació; n profesionales en ramas determinadas de actividad econó; mica y para grupos determinados de la població; n;

b) determinar las oportunidades de empleo y hacer previsiones sobre las mismas en las diversas ramas de actividad econó; mica y ocupaciones;

c) perfeccionar el conocimiento de los aspectos psicoló; gicos, socioló; gicos y pedagó; gicos de la orientació; n y de la formació; n profesionales;

d) evaluar la eficacia de cada uno de los componentes de los sistemas de orientació; n y de formació; n profesionales, tanto en cuanto a su funcionamiento interno como a los resultados obtenidos;

e) determinar los costos y los beneficios directos e indirectos de los diferentes modelos y métodos de orientació; n y de formació; n profesionales;

f) perfeccionar para la població; n considerada las pruebas psicoló; gicas y otros métodos de evaluació; n utilizados con vistas a determinar las cualidades y apreciar las aptitudes e intereses, así; como evaluar los niveles de conocimiento y de calificació; n alcanzados por medios de la formació; n profesional;

g) obtener má;s informació; n sobre las profesiones y sus requisitos.

XII. Aspectos Administrativos y Organismos Representativos

69.

1) Las autoridades pú; blicas y los organismos competentes en materia de enseñanza general, orientació; n profesional, enseñanza técnica y profesional, formació; n profesional, formació; n del personal encargado del desarrollo de los recursos humanos y formació; n de personal de direcció; n, las autoridades pú; blicas y los organismos competentes en materia de planificació; n y ejecució; n de las polí; ticas de empleo y de desarrollo social y econó; mico, así; como los organismos representativos de las diversas ramas de actividad econó; mica y ocupaciones y de los diversos grupos de la població; n interesados, deberí; an colaborar en el establecimiento de la polí; tica y del planeamiento y ejecució; n de programas para la orientació; n profesional y la formació; n profesional.

2) Los representantes de las organizaciones de empleadores y de trabajadores deberí; an formar parte de los organismos encargados de dirigir las instituciones pú; blicas de formació; n y de vigilar su funcionamiento técnico; cuando no existan dichos organismos, los representantes de las organizaciones de empleadores y de trabajadores deberí; an participar en alguna otra forma en la creació; n, direcció; n e inspecció; n de las referidas instituciones.

70. Ademá;s de participar en la definició; n de una polí; tica y en el planeamiento y ejecució; n de programas, los organismos representativos deberí; an, con arreglo a la legislació; n vigente y en el marco de la planificació; n nacional:

a) incitar y ayudar a sus miembros a:

i) proporcionar oportunidades y medios de orientació; n y de formació; n profesionales;

ii) prestar su apoyo a los que proporcionan estos medios y oportunidades;

iii) aprovecharlos plenamente;

b) proporcionar la orientació; n y la formació; n profesionales necesarias para completar la acció; n de otros organismos, servicios o personas, y las informaciones que faciliten esta acció; n;

c) participar en investigaciones en esta esfera.

71. Deberí; an definirse claramente las funciones y responsabilidades respectivas de todas las partes interesadas en el desarrollo de los recursos humanos.

72. En la administració; n de los programas de orientació; n y de formació; n profesionales deberí; a tenerse en cuenta la necesidad de:

a) asesorar a los organismos, servicios, establecimientos y empresas interesados sobre los aspectos sociales, técnicos y metodoló; gicos relacionados con la ejecució; n de los programas;

b) proporcionar servicios y medios de apoyo como investigaciones, normas y directrices relativas a la organizació; n de la orientació; n y de la formació; n profesionales, medios audiovisuales e informació; n sobre los métodos y las técnicas apropiados;

c) organizar exá;menes pú; blicos o aplicar otros medios de evaluació; n de las calificaciones obtenidas para las ocupaciones incluidas en las normas de formació; n profesional;

d) formar al personal;

e) comunicar los resultados de los estudios y la experiencia adquirida a las personas u organismos encargados del planeamiento y ejecució; n de los programas;

f) facilitar recursos econó; micos suficientes para ejecutar los programas.

XIII. Revisiones Perió; dicas

73. Los Miembros deberí; an revisar perió; dicamente sus programas de orientació; n y formació; n profesionales con vistas a:

a) lograr una utilizació; n ó; ptima del personal, de las instalaciones y de los medios;

b) adaptar la organizació; n, el contenido y los métodos de la orientació; n y la formació; n profesionales en funció; n de los cambios en las condiciones y exigencias de las diversas ramas de actividad econó; mica y de las necesidades de determinados grupos de la població; n, así; como en funció; n de los progresos logrados en los conocimientos de que se trata;

c) definir otras actividades que pueden ser necesarias para conseguir una mayor eficacia de la polí; tica nacional de promoció; n de los objetivos fijados en los pá;rrafos 4 a 6 de la presente Recomendació; n.

XIV. Cooperació; n Internacional

74. Los paí; ses deberí; an colaborar entre ellos en la mayor medida posible en el planeamiento, elaboració; n y ejecució; n de programas de orientació; n y de formació; n profesionales, eventualmente con la participació; n de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, regionales e internacionales y no gubernamentales nacionales.

75. Esta cooperació; n podrí; a comprender:

a) la prestació; n de asistencia a otros paí; ses, sobre una base bilateral o multilateral, en el planeamiento, la elaboració; n y la ejecució; n de estos programas;

b) la organizació; n en comú; n de investigaciones y experimentos para mejorar la organizació; n y la eficacia del planeamiento y ejecució; n de los programas;

c) el suministro de medios de formació; n o su establecimiento en comú; n para facilitar a las personas dedicadas a la orientació; n y a la formació; n profesionales la adquisició; n de los conocimientos, calificaciones y experiencia a que no tienen acceso en sus propios paí; ses;

d) el intercambio sistemá;tico de informació; n sobre la orientació; n y la formació; n profesionales, incluidos los resultados de las investigaciones y de los programas experimentales, por medio de reuniones de expertos, seminarios, grupos de estudio o intercambio de publicaciones;

e) la armonizació; n gradual de las normas de formació; n profesional para una misma ocupació; n dentro de un grupo de paí; ses, a fin de facilitar la movilidad profesional y el acceso a la formació; n en el extranjero;

f) la preparació; n y difusió; n de documentos y material bá;sico de orientació; n y de formació; n profesionales, incluidos los programas de estudio y las definiciones de ocupaciones, con vistas a que se utilicen en una regió; n o en un grupo de paí; ses que tengan necesidades aná;logas o que intenten armonizar los niveles de formació; n profesional y la prá;ctica en materia de orientació; n profesional.

76. Los paí; ses deberí; an examinar la conveniencia de establecer o de contribuir a establecer y administrar en comú; n centros para una regió; n o grupo de paí; ses con vistas a facilitar el intercambio de experiencias y promover la cooperació; n en el desarrollo de programas y en las investigaciones metodoló; gicas.

XV. Efecto sobre Recomendaciones Anteriores

77.

1) La presente Recomendació; n reemplaza la Recomendació; n sobre la orientació; n profesional, 1949; la Recomendació; n sobre la formació; n profesional (agricultura), 1956, y la Recomendació; n sobre la formació; n profesional, 1962.

2) La Recomendació; n sobre la adaptació; n y readaptació; n profesionales de los invá;lidos, 1955; la Recomendació; n sobre la formació; n profesional (pescadores), 1966; la Recomendació; n sobre los programas especiales para los jó; venes, 1970, y la Recomendació; n sobre la formació; n profesional (gente de mar), 1970, continú; an siendo aplicables a las categorí; as de personas comprendidas en su campo de aplicació; n.

Cross references

RECOMENDACIONES:R111 Recomendació; n sobre la discriminació; n (empleo y ocupació; n), 1958
RECOMENDACIONES:R122 Recomendació; n sobre la polí; tica del empleo, 1964
RECOMENDACIONES:R140 Recomendació; n sobre el alojamiento de la tripulació; n (aire acondicionado), 1970
RECOMENDACIONES:R099 Recomendació; n sobre la adaptació; n y la readaptació; n profesionales de los invá;lidos, 1955
RECOMENDACIONES:R087 Recomendació; n sobre la orientació; n profesional, 1949
RECOMENDACIONES:R101 Recomendació; n sobre la formació; n profesional (agricultura), 1956
RECOMENDACIONES:R117 Recomendació; n sobre la formació; n profesional, 1962
RECOMENDACIONES:R126 Recomendació; n sobre la formació; n profesional (pescadores) 1966
RECOMENDACIONES:R136 Recomendació; n sobre los programas especiales para los jó; venes, 1970
RECOMENDACIONES:R137 Recomendació; n sobre la formació; n profesional (gente de mar), 1970
RECOMENDACIONES:R148 Recomendació; n sobre la licencia pagada de estudios, 1974

CONVENIOS:C111 Convenio sobre la discriminació; n (empleo y ocupació; n), 1958

CONVENIOS:C122 Convenio sobre la polí; tica del empleo, 1964

CONVENIOS:C140 Convenio sobre la licencia pagada de estudios, 1974
REVISION:R195 Esta Recomendació; n ha sido revisado en 2004 por la Recomendació; n nú; m. 195


Fuente: Organizació;n Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion