En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R147 Recomendació n sobre el cáncer profesional, 1974

Recomendació n sobre la prevenció n y el control de los riesgos profesionales causados por las sustancias o agentes cancerí genos
RECOMENDACION:R147
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:59
Fecha de adopció n:24:06:1974
Sujeto: Seguridad y salud en el trabajo

Estatus: Instrumento actualizado

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 5 junio 1974 en su quincuagésima novena reunió n;

Habiendo tomado nota de las disposiciones del Convenio y de la Recomendació n sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960, y del Convenio y de la Recomendació n sobre el benceno, 1971;

Considerando que es oportuno establecer normas internacionales sobre la protecció n contra las sustancias o agentes cancerí genos;

Teniendo en cuenta la labor correspondiente de otras organizaciones internacionales, y en especial de la Organizació n Mundial de la Salud y del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, con los cuales colabora la Organizació n Internacional del Trabajo;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la prevenció n y control de los riesgos profesionales causados por las sustancias y agentes cancerí genos, cuestió n que constituye el quinto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n,

adopta, con fecha veinticuatro de junio de mil novecientos setenta y cuatro, la presente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre el cáncer profesional, 1974: I. Disposiciones Generales 1. Se deberí a procurar por todos los medios sustituir las sustancias o agentes cancerí genos a que puedan estar expuestos los trabajadores durante su trabajo por sustancias o agentes no cancerí genos o sustancias o agentes menos nocivos; en la elecció n de las sustancias o agentes de sustitució n se deberí an tomar en cuenta sus propiedades cancerí genas, tó xicas u otras.

2. El nú mero de trabajadores expuestos a las sustancias o agentes cancerí genos y la duració n y los niveles de dicha exposició n deberí an reducirse al mí nimo compatible con la seguridad.

3. 1) La autoridad competente deberí a prescribir las medidas que deban adoptarse para proteger a los trabajadores contra los riesgos de exposició n a las sustancias o agentes cancerí genos. 2) La autoridad competente deberí a actualizar estas medidas teniendo en cuenta los repertorios de recomendaciones prácticas o guí as que pueda elaborar la Oficina Internacional del Trabajo, las conclusiones de reuniones de expertos que convoque la Oficina Internacional del Trabajo, así como las informaciones provenientes de otros organismos competentes.

4. 1) Los empleadores deberí an procurar por todos los medios utilizar procedimientos de trabajo que no ocasionen la formació n y en particular el desprendimiento en el lugar de trabajo de sustancias o agentes cancerí genos en forma de productos principales o intermedios, de subproductos, de residuos o en cualquier otra forma. 2) Cuando no sea posible eliminar completamente una sustancia o agente cancerí geno, los empleadores, en consulta con los trabajadores y sus organizaciones, y a la luz de las opiniones procedentes de cí rculos autorizados, y en particular de los servicios de medicina del trabajo, deberí an utilizar todos los medios apropiados para eliminar la exposició n o reducir al mí nimo el nú mero de personas expuestas, la duració n de la exposició n y el grado de ésta. 3) En los casos que determine la autoridad competente, los empleadores deberí an tomar las disposiciones necesarias para la vigilancia sistemática de la duració n y el grado de exposició n a sustancias o agentes cancerí genos en el medio de trabajo. 4) Cuando se transporten o almacenen sustancias o agentes cancerí genos deberí an tomarse todas las medidas apropiadas para evitar los escapes o la contaminació n.

5. Los trabajadores y otras personas que participen en actividades profesionales que impliquen un riesgo de exposició n a sustancias o agentes cancerí genos deberí an conformarse a las instrucciones de seguridad prescritas y utilizar correctamente todos los medios suministrados para su propia protecció n o la de otras personas.

II. Medidas de Prevenció n 6. La autoridad competente deberí a determinar perió dicamente las sustancias y agentes cancerí genos a los que la exposició n en el trabajo deberí a prohibirse o someterse a autorizació n o control, y aquellos a los que se aplican otras disposiciones de la presente Recomendació n.

7. Al determinar tales sustancias, la autoridad competente deberí a tomar en consideració n los datos más recientes contenidos en los repertorios de recomendaciones prácticas o guí as que pueda elaborar la Oficina Internacional del Trabajo en las conclusiones de reuniones de expertos convocadas por la Oficina Internacional del Trabajo, así como la informació n proveniente de otros organismos.

8. La autoridad competente podrí a permitir excepciones a la prohibició n mediante autorizaciones que precisen en cada caso: a) las medidas técnicas, de higiene y de protecció n personal que hayan de observarse; b) la vigilancia médica o los exámenes o investigaciones que deban realizarse; c) los registros que deban llevarse; y d) las calificaciones profesionales exigidas a los encargados de la vigilancia de la exposició n a estas sustanciaso agentes.

9. 1) Con respecto a las sustanciasy agentes sometidos a autorizació n o control, la autoridad competente deberí a: a) obtener el asesoramiento necesario, especialmente en cuanto a la existencia de productos o métodos de sustanciasen cuanto a las medidas técnicas, de higiene y de protecció n personal y en cuanto a la vigilancia médica y a los exámenes e investigaciones que se realicen antes, al tiempo o después de que el trabajador haya sido destinado a tareas que entrañen el uso de tales sustanciaso agentes; b) exigir que se tomen las medidas adecuadas. 2) La autoridad competente deberí a también fijar los criterios para determinar el grado de exposició n a sustanciaso agentes cancerí genos, y establecer en los casos apropiados niveles que deberí an servir de indicadores para la vigilancia del medio de trabajo en relació n con las medidas técnicas de prevenció n necesarias.

10. La autoridad competente deberí a velar por que se mantengan al dí a las decisiones relativas a las sustanciaso agentes cancerí genos tomadas en virtud de esta parte de la presente Recomendació n.

III. Vigilancia de la Salud de los Trabajadores 11. Se deberí a prever, por ví a legislativa o por cualquier otro método conforme a la práctica y a las condiciones nacionales, que todo trabajador empleado en tareas que entrañen la exposició n a ciertas sustanciaso agentes cancerí genos especí ficos se someta, segú n los casos, a: a) un examen médico previo al empleo; b) exámenes médicos perió dicos, a intervalos apropiados; c) exámenes bioló gicos u otros exámenes o investigaciones necesarios para evaluar su exposició n y el estado de su salud en relació n con los riesgos profesionales.

12. La autoridad competente deberí a velar por que se tomen disposiciones para que los trabajadores continú en siendo objeto de exámenes médicos, de exámenes bioló gicos y de otros exámenes o investigaciones apropiados después de que hayan cesado en los empleos a que se refiere el párrafo 11.

13. Los exámenes médicos y otros exámenes o investigaciones previstos en los párrafos 11 y 12 de la presente Recomendació n deberí an realizarse, en lo posible, durante las horas de trabajo, y no deberí an ocasionar gasto alguno para los trabajadores.

14. Si, como resultado de cualquier medida adoptada en virtud de la presente Recomendació n, se considera inoportuno continuar exponiendo a un trabajador a las sustanciaso agentes cancerí genos en el curso de su empleo normal, se deberí an aplicar todos los medios razonables para trasladar a ese trabajador a otro empleo conveniente.

15. 1) La autoridad competente deberí a establecer y mantener, cuando sea factible y con la mayor rapidez posible, en cooperació n con los empleadores individualmente y los representantes de los trabajadores, un sistema para la prevenció n y control del cáncer de origen profesional, incluidos: a) el establecimiento, mantenimiento, conservació n y transferencia de registros; b) el intercambio de informaciones. 2) En el establecimiento de dicho sistema de registros e intercambio de informaciones deberí a tenerse en cuenta la asistencia que pueden prestar las organizaciones internacionales y nacionales, incluidas las organizaciones de empleadores y de trabajadores, y los empleadores individualmente. 3) En caso de cierre de la empresa deberí a disponerse de los registros e informaciones que posea en virtud de lo dispuesto en el presente párrafo segú n las instrucciones que al respecto dé la autoridad competente. 4) En cualquier paí s donde la autoridad competente no establezca este sistema de registros e informaciones, los empleadores, en consulta con los representantes de los trabajadores, deberí an procurar por todos los medios realizar los objetivos de este párrafo.

IV. Informació n e Instrucció n 16. 1) La autoridad competente deberí a promover estudios epidemioló gicos y de otra í ndole y reunir y divulgar informaciones sobre los riesgos de cáncer profesional, con la ayuda, si hubiere lugar, de las organizaciones nacionales e internacionales, incluidas las organizaciones de empleadores y de trabajadores. 2) También deberí a esforzarse por establecer los criterios para determinar el poder cancerí geno de las sustanciaso agentes.

17. La autoridad competente deberí a establecer manuales adecuados de instrucció n para uso de los trabajadores y de los empleadores sobre las sustanciasy agentes susceptibles de provocar el cáncer profesional.

18. Los empleadores deberí an solicitar informació n, en particular de las autoridades competentes, sobre los riesgos de cáncer que pueda presentar cualquier sustanciaso agente cuyo uso se introduzca o vaya a introducirse en la empresa; cuando se sospeche que dicha sustanciaso agente posee poder cancerí geno, deberí an decidir, en consulta con la autoridad competente, qué otros estudios deben realizarse.

19. Los empleadores deberí an cerciorarse de que toda sustanciaso agente cancerí geno lleve en el lugar de trabajo una indicació n apropiada sobre el riesgo que supone, destinada al trabajador que pudiera estar expuesto a tal sustanciaso agente.

20. Antes de asignar su ocupació n al trabajador, y posteriormente con regularidad y en los casos en que se introduzca una nueva sustanciaso agente cancerí geno, los empleadores deberí an instruir a los trabajadores acerca de los riesgos a que están expuestos en la producció n o utilizació n de tales sustanciaso agentes, y acerca de las medidas que hayan de aplicarse.

21. Las organizaciones de empleadores y de trabajadores deberí an tomar medidas concretas para realizar programas de informació n e instrucció n sobre los riesgos de cáncer profesional y deberí an estimular a sus miembros a participar plenamente en los programas de prevenció n y de control.

V. Medidas de Aplicació n 22. Todo Miembro deberí a: a) adoptar, por ví a legislativa o por cualquier otro método conforme a la práctica y a las condiciones nacionales, las medidas necesarias, incluido el establecimiento de sanciones apropiadas, para dar efecto a las disposiciones de la presente Recomendació n; b) indicar a qué organismos o personas incumbe, con arreglo a la práctica nacional, la obligació n de asegurar el cumplimiento de las disposiciones de la presente Recomendació n; c) comprometerse a proporcionar los servicios de inspecció n apropiados para velar por la aplicació n de las disposiciones de la presente Recomendació n, o cerciorarse de que se ejerce una inspecció n adecuada.

23. En la aplicació n de las disposiciones de la presente Recomendació n, la autoridad competente deberí a consultar a las organizaciones interesadas más representativas de empleadores y de trabajadores.

Cross references

RECOMENDACIONES:R114 Recomendació n sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960
RECOMENDACIONES:R144 Recomendació n sobre el benceno, 1971

CONVENIOS:C115 Convenio sobre la protecció n contra las radiaciones, 1960

CONVENIOS:C136 Convenio sobre el benceno, 1971


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion