En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R137 Recomendació n sobre la formació n profesional (gente de mar), 1970

Recomendació n sobre la formació n profesional de la gente de mar
RECOMENDACION:R137

Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:55
Fecha de adopció n:28:10:1970
Sujeto: Gente de mar

Estatus: Instrumento que ha sido objeto de una solicitud de informació n

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 14 octubre 1970 en su quincuagésima quinta reunió n;

Habiendo decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la formació n profesional de la gente de mar, cuestió n que constituye el sexto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Habiendo decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n,

adopta, con fecha veintiocho de octubre de mil novecientos setenta, la presente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre la formació n profesional (gente de mar), 1970:

I. Campo de Aplicació n

1.

1) La presente Recomendació n se aplica a toda formació n destinada a preparar candidatos para el servicio a bordo de buques dedicados a la navegació n marí tima, de propiedad pú blica o privada, destinados, con fines comerciales, al transporte de mercancí as o de pasajeros, o dedicados a la enseñanza o a la investigació n cientí fica. La legislació n nacional, los laudos arbitrales o los contratos colectivos, segú n corresponda a las condiciones de cada paí s, determinarán en qué casos se considerará que un buque está dedicado a la navegació n marí tima.

2) La presente Recomendació n se aplica a la formació n del personal que se prepara para ejercer las funciones del servicio de cubierta, de máquinas, de radio o de fonda o de varios de estos servicios. No se aplica a los pescadores.

II. Objetivos de la Formació n

2. Los objetivos básicos de la polí tica referente a la formació n profesional de la gente de mar deberí an ser:

a) mantener y mejorar la eficacia de la industria marí tima y la capacidad profesional actual y potencial de la gente de mar, teniendo debidamente en cuenta sus necesidades educativas y los intereses econó micos y sociales del paí s;

b) mantener y mejorar las normas sobre prevenció n de accidentes a bordo de los buques mercantes, en el mar o en puerto, a fin de reducir los riesgos de accidente;

c) alentar a un nú mero suficiente de personas idó neas a hacer carrera en la marina mercante;

d) asegurar que se dé formació n adecuada de iniciació n a todos los que ingresen en la marina mercante, dentro de lo posible en tierra firme, o a bordo de un buque;

e) ofrecer medios de formació n y de readaptació n que correspondan a las necesidades actuales y futuras de la industria marí tima en materia de gente de mar de todos los grados y categorí as;

f) ofrecer los medios de formació n necesarios para que puedan introducirse innovaciones técnicas en la explotació n, la navegació n y la seguridad de los buques;

g) ofrecer una formació n que permita a todos los marinos idó neos el perfeccionamiento o el ascenso hasta las más altas funciones a bordo, y ayudarlos así a desarrollar su competencia, su productividad potencial y la satisfacció n derivada de su trabajo;

h) ofrecer formació n práctica adecuada para los diversos grados y categorí as de la gente de mar;

i) asegurar, en lo posible, la colocació n de la gente de mar que haya terminado un curso de formació n.

III. Planificació n y Administració n Nacionales

A. Organizació n y coordinació n

3. En los paí ses donde haya o se piense crear una industria marí tima, las autoridades competentes, al planificar la polí tica nacional de enseñanza y formació n, deberí an cuidar de que se dé un lugar adecuado en el sistema general de medios de formació n a la capacitació n de la gente de mar, con el propó sito de alcanzar los objetivos indicados en el párrafo 2 de la presente Recomendació n.

4. Cuando las circunstancias del paí s no permitan organizar medios de formació n para la gente de mar de todos los grados y categorí as que se necesiten, se deberí a estudiar la posibilidad de colaborar con otros paí ses y con organizaciones internacionales para establecer regí menes comunes de formació n para el trabajo marí timo, destinados a la gente de mar que no pueda recurrir a los programas nacionales.

5.

1) Los programas de formació n de todas las instituciones pú blicas y privadas dedicadas a la formació n de la gente de mar deberí an coordinarse y desarrollarse en cada paí s con arreglo a normas prescritas al nivel nacional.

2) Tales programas deberí an establecerse en colaboració n con los servicios oficiales, las instituciones docentes y demás organismos que conozcan plenamente el problema de la formació n profesional de la gente de mar, y deberí an concebirse de manera que respondan a las exigencias de explotació n de la industria marí tima, determinadas en consulta con las organizaciones de armadores y de gente de mar.

6. Los organismos que establezcan dichos programas deberí an, en particular:

a) mantener estrechas relaciones entre las instituciones de formació n y todos los interesados, para que la formació n se ajuste a las necesidades de la industria;

b) organizar visitas perió dicas a los establecimientos de formació n con los que estén en relació n y mantenerse perfectamente al corriente de los programas aplicados;

c) asegurar que se difunda informació n sobre posibilidades de formació n entre todos los interesados;

d) colaborar en el establecimiento y aplicació n de programas prácticos de formació n marí tima;

e) participar en el establecimiento de las normas generales de formació n previstas en el párrafo 11;

f) participar en el establecimiento de las normas nacionales de certificació n que sean apropiadas para los diversos grados y categorí as de la gente de mar;

g) fomentar la colaboració n directa entre las instituciones de formació n y los encargados de las cuestiones de contratació n y de empleo.

7. Las autoridades y organismos competentes, en colaboració n con las organizaciones de armadores y de gente de mar, deberí an velar por que se ponga a disposició n de cuantos proporcionan servicios de orientació n profesional y de asesoramiento en materia de empleo, de los servicios pú blicos del empleo y de las instituciones de formació n profesional y técnica informaciones completas sobre los regí menes pú blicos y privados de formació n de la gente de mar y sobre las condiciones de ingreso en la industria marí tima.

8. Las autoridades y organismos competentes deberí an tratar de que:

a) las instalaciones de los astilleros, talleres de mecánica, fábricas de material, instalaciones navales, etc., se utilicen, siempre que se pueda y sea apropiado, para dar formació n tanto a los oficiales como al personal subalterno;

b) se tomen disposiciones para que, en igualdad de condiciones, se pueda dar preferencia para la colocació n en el empleo a quienes hayan recibido formació n apropiada y debidamente reconocida.

9.

1) Los programas de formació n deberí an revisarse y actualizarse regularmente conforme evolucionen las necesidades de la industria.

2) Al revisar los programas de formació n se deberí a tener en cuenta el Documento para guí a de los gobiernos establecido conjuntamente por la Organizació n Internacional del Trabajo y la Organizació n Consultiva Marí tima Intergubernamental en 1968 y adoptado por ambas, que trata en forma técnica detallada de los temas directamente relacionados con la seguridad de la vida humana en el mar, así como cualquier enmienda o adició n posterior a dicho documento.

B. Financiació n

10.

1) Los programas de formació n de la gente de mar deberí an organizarse sistemáticamente, y su financiació n deberí a tener una base regular y suficiente, habida cuenta de las necesidades y transformaciones actuales y proyectadas de la industria marí tima.

2) Cuando corresponda, el gobierno deberí a contribuir financieramente a los programas de formació n administrados por autoridades locales u organismos privados. Su contribució n puede consistir en subvenciones, donació n de terrenos, edificios o material de demostració n, como barcas, motores, instrumentos de navegació n y otros aparatos, provisió n gratuita de instructores y pago de asignaciones o de gastos de escuela a los alumnos en régimen de externado o de internado o a bordo de buques escuela.

3) Por falta de recursos econó micos o de oportunidades de formació n, la gente de mar no deberí a verse en la imposibilidad de alcanzar las más altas funciones a bordo. Por lo tanto, la gente de mar deberí a tener la posibilidad de ganar o recibir suficientes recursos para poder recibir una formació n apropiada.

4) Siempre que sea posible, la formació n de la gente de mar en los establecimientos pú blicos deberí a ser gratuita para los alumnos.

5. Siempre que la introducció n de innovaciones técnicas haga necesaria una readaptació n profesional, ésta deberí a ser ofrecida gratuitamente a la gente de mar interesada. Durante el curso de readaptació n profesional, los interesados deberí an percibir subsidios adecuados. La gente de mar enviada a tales cursos por una compañí a de navegació n deberí a percibir salarios básicos completos.

C. Normas de formació n

11. Las normas de formació n deberí an establecerse conforme a lo exigido en el paí s para obtener los diversos certificados de competencia de marino. En particular, se deberí an establecer:

a) el carácter de los exámenes médicos que se exigirán para ingresar en los programas de formació n, y que comprenderán exámenes radioló gicos del tó rax, control de la existencia de diabetes y exámenes del oí do y de la vista; las normas de esos exámenes, especialmente los del oí do y de la vista, podrán diferir segú n el servicio a que se destinen los interesados, pero en ningú n caso serán inferiores a las normas médicas exigidas para ingresar en el trabajo en la industria marí tima;

b) el nivel de instrucció n general exigido para ser admitido en los cursos de formació n profesional que capaciten para los certificados de competencia;

c) las materias que deban figurar en los programas de estudio, como navegació n, prácticas de marinerí a, radiotelegrafí a, electró nica, mecánica, servicio de fonda y relaciones humanas;

d) la naturaleza de los exámenes que deban pasarse al terminar los cursos de formació n que requieran tal formalidad;

e) un procedimiento por el que las autoridades aseguren que el personal docente de los establecimientos de formació n tenga la experiencia y calificaciones necesarias, incluidos los conocimientos adecuados teó ricos y prácticos de los progresos en el equipo y en la explotació n marí tima.

IV. Programas de Formació n

12. Los diversos programas de formació n deberí an basarse de manera práctica en el trabajo que deba efectuarse a bordo. Deberí an revisarse y actualizarse perió dicamente para mantenerlos al nivel del progreso técnico. Deberí an comprender los temas siguientes, segú n corresponda:

a) navegació n, prácticas de marinerí a, maniobra del buque, señalizació n, manipulació n y estiba de la carga, conservació n del buque y demás materias relacionadas con la explotació n de los buques mercantes;

b) empleo de instrumentos electró nicos y mecánicos de navegació n, como instalaciones de radio y radar, radiogonió metros y brú julas;

c) teorí a y práctica del equipo de salvamento y de lucha contra incendios, procedimientos de supervivencia en el mar y demás aspectos de la seguridad de la vida humana en el mar;

d) teorí a y práctica del manejo, conservació n y reparació n de las instalaciones básicas de propulsió n y de la maquinaria auxiliar, con especial atenció n a las clases de aparatos, incluidos los electró nicos, de que estén dotados los buques del paí s;

e) funciones diversas del servicio de fonda, segú n corresponda, para quienes se empleen como camareros, cocineros, mozos de comedor y personal de despensa, teniendo en cuenta las exigencias de formació n en las distintas categorí as de buques;

f) prevenció n de accidentes a bordo, especialmente en lo que se refiere a la aplicació n de métodos seguros de trabajo en todos los servicios, incluida la seguridad individual como parte de la enseñanza profesional, primeros auxilios, asistencia médica y otras materias afines, e higiene y educació n fí sica, especialmente natació n; la formació n relativa a la asistencia médica, y más particularmente la destinada al personal encargado de dicha asistencia a bordo, deberí a en todos los casos inspirarse en los manuales médicos compilados por las autoridades competentes y tener en cuenta la mejor utilizació n posible de los servicios médicos por radio;

g) materias que mejoren la cultura general, en particular cuando se trate de alumnos menores de dieciocho años;

h) nociones de legislació n social y laboral relacionadas con la explotació n de los buques mercantes y las relaciones de trabajo, reglamentació n referente a la gente de mar, economí a de la industria del transporte, seguros marí timos, derecho marí timo, etc.;

i) técnicas de gestió n, incluidos temas como las relaciones entre la direcció n y el personal y el estudio del trabajo.

13. Los programas de formació n deberí an concebirse, entre otros fines, con el de preparar a los alumnos para obtener certificados de competencia, y deberí an estar directamente relacionados, cuando corresponda, con las normas nacionales de certificació n. Deberí an comprender suficiente formació n práctica y tener en cuenta cualquier requisito mí nimo de edad y de experiencia profesional exigido por las autoridades competentes para conceder los certificados de diversos grados. También deberí an tenerse en cuenta otros certificados reconocidos en el paí s.

14. La duració n de los diversos programas de formació n deberí a ser suficiente para que los alumnos puedan asimilar la enseñanza recibida y deberí a determinarse en funció n de factores tales como:

a) el nivel de formació n exigido por la profesió n marí tima para la cual se previó el curso;

b) el nivel de cultura general y la edad que se exijan a los alumnos que comienzan el curso;

c) la experiencia práctica anterior de los alumnos.

V. Programas Generales de Formació n para la Gente de Mar

15. Para los adolescentes sin experiencia marí tima deberí a haber cursos de iniciació n destinados a hacerles conocer la vida a bordo y los métodos seguros de trabajo a bordo, o bien, cuando corresponda y sea factible, cursos de formació n prenáutica que los capaciten suficientemente para ejecutar las tareas normalmente asignadas al personal subalterno de cubierta, de máquinas y del servicio de fonda, que formen el carácter e inculquen el sentido de autodisciplina y de responsabilidad.

16. Deberí an ofrecerse también cursos o instrucció n apropiados para que los adolescentes con las aptitudes requeridas puedan prepararse a fin de obtener los certificados o diplomas reglamentarios vigentes en la marina mercante de su paí s, tanto de oficiales como de personal subalterno.

17. La formació n para el perfeccionamiento o el ascenso deberí a darse, entre otros medios, en cursos breves en las escuelas de navegació n y establecimientos técnicos y mediante cursos por correspondencia especialmente adaptados a las necesidades de cada categorí a de oficiales y de personal subalterno y a los grados a que aspiren.

VI. Perfeccionamiento

18.

1) Deberí an ponerse a disposició n de los oficiales y del personal subalterno idó neos, segú n las necesidades, cursos de adaptació n profesional, actualizació n, familiarizació n y perfeccionamiento, a fin de que puedan mejorar y ampliar sus calificaciones y conocimientos técnicos, mantenerse al corriente de las modificaciones tecnoló gicas, en particular la evolució n en los buques automatizados, y responder a las exigencias de los nuevos métodos de trabajo a bordo.

2) Dichos cursos se pueden utilizar, por ejemplo, para completar los cursos generales y dar formació n superior especializada que abra el camino a futuros ascensos, así como para ofrecer cursos superiores de electró nica al personal adecuado.

3) Se deberí a dedicar particular atenció n a la capacidad de los capitanes, otros oficiales y personal subalterno para navegar y maniobrar de manera segura buques de nuevo tipo.

19. Cuando ello facilite la formació n, los armadores deberí an dar licencia a los marinos idó neos que trabajen a bordo de sus buques para que sigan cursos de formació n en tierra, en escuelas apropiadas, con objeto de mejorar sus calificaciones, aprender a utilizar nuevas técnicas e instalaciones y adquirir méritos para ascender. Las personas que desempeñen cargos de responsabilidad a bordo del buque deberí an contribuir activamente a estimular dicha formació n.

VII. Métodos de Formació n

20. Los métodos de formació n que se adopten deberí an tener el máximo de eficacia posible, teniendo en cuenta el carácter de la enseñanza, la experiencia, la instrucció n general y la edad de los alumnos, así como el material de demostració n y los recursos financieros de que se disponga.

21. Deberí a ocupar un lugar importante en todos los programas de formació n un entrenamiento práctico que exija la participació n activa de los propios alumnos. Podrí a ofrecerse destacando gente de mar para navegar en buques mercantes durante perí odos de formació n en el mar, o para trabajar en talleres o astilleros o en oficinas de compañí as navieras.

22. Los buques escuela utilizados por los establecimientos de formació n deberí an ofrecer cursos prácticos de navegació n, prácticas de marinerí a, manejo y conservació n de la maquinaria y demás materias náuticas, así como amplia enseñanza de los métodos de seguridad a bordo.

23. En los programas de formació n deberí a utilizarse material apropiado de demostració n, como simuladores, máquinas, modelos de buques, instalaciones de a bordo, equipo de salvamento, instrumentos de navegació n y aparatos de carga. Ese material deberí a seleccionarse segú n las máquinas e instalaciones de a bordo que los alumnos probablemente tengan que utilizar.

24. Deberí an utilizarse pelí culas y otros medios audiovisuales, cuando sea pertinente:

a) para completar, no para sustituir, el material de demostració n utilizado con la activa participació n de los alumnos;

b) como medio de formació n básica en ciertas materias, como, por ejemplo, los idiomas.

25. La formació n teó rica y la enseñanza general impartidas en los cursos de formació n deberí an tener relació n con los conocimientos teó ricos y prácticos que necesita la gente de mar.

VIII. Cooperació n Internacional

26. Los paí ses deberí an cooperar entre ellos para promover la formació n profesional de la gente de mar; en ciertos casos esta cooperació n podrí a realizarse ú tilmente a nivel regional.

27. En el marco de esa cooperació n, los paí ses podrí an colaborar con la Organizació n Internacional del Trabajo y otras instituciones internacionales, en particular con la Organizació n Consultiva Marí tima Intergubernamental, y con otros paí ses, con objeto de:

a) contratar y formar personal docente;

b) crear y mejorar los medios de formació n para oficiales y personal subalterno;

c) crear medios de formació n comunes con otros paí ses cuando sea necesario;

d) ofrecer posibilidades de formació n a ciertos alumnos o futuros instructores extranjeros, y enviar alumnos y futuros instructores a otros paí ses;

e) organizar intercambios internacionales de personal, de informaciones y de material de enseñanza, así como seminarios y grupos de trabajo internacionales;

f) ofrecer instructores calificados y experimentados a las escuelas de formació n marí tima de otros paí ses.

IX. Efecto sobre Recomendaciones Anteriores

28. Esta Recomendació n sustituye a la Recomendació n sobre la formació n profesional (gente de mar), 1946.

Cross references


RECOMENDACIONES:R077 Recomendació n sobre la formació n profesional de lagente de mar, 1946


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion