En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R126 Recomendación sobre la formación profesional (pescadores), 1966

Recomendación sobre la formación profesional de pescadores
RECOMENDACION:R126
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:50
Fecha de adopción:21:06:1966
Sujeto: Pescadores

Estatus: Instrumento pendiente de revisión

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 1 junio 1966 en su quincuagé sima reunión;

Habiendo tomado nota de la Recomendación sobre la formación profesional, 1962;

Considerando que, en aplicación de este instrumento, la formación profesional de pescadores deberí a ser de un nivel equivalente a la impartida para otros oficios, ocupaciones e industrias;

Considerando ademá s que los objetivos fundamentales de la formación profesional de pescadores deberí an ser:

mejorar el rendimiento de la industria pesquera y hacer que se reconozca en forma general la importancia económica y social de esta industria en la economí a nacional;

estimular el ingreso en la industria pesquera de un nú mero suficiente de personas aptas;

proveer facilidades de formación y readaptación profesionales correspondientes a las necesidades presentes o futuras de mano de obra de la industria pesquera en todas sus ocupaciones;

ayudar a todas las personas que hayan terminado un curso de formación profesional para que encuentren trabajo en la industria pesquera;

ayudar a los que han seguido cursos de formación profesional para que alcancen su má s alto nivel de productividad y de ganancia;

mejorar las normas de seguridad a bordo de los barcos pesqueros;

Despué s de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la formación profesional de los pescadores, cuestión comprendida en el sexto punto del orden del dí a de la reunión, y

Despué s de haber decidido que esas proposiciones revistan la forma de una recomendación,

adopta, con fecha veintiuno de junio de mil novecientos sesenta y seis, la siguiente Recomendación, que podrá ser citada como la Recomendación sobre la formación profesional (pescadores), 1966:

I. Campo de Aplicación y Definiciones

1.

1) A los efectos de la presente Recomendación, la expresión barco pesquero comprende todos los barcos y buques de cualquier naturaleza que sean, de propiedad pú blica o privada, que se dediquen a la pesca marí tima en aguas saladas, con excepción de los barcos y buques dedicados a la caza de la ballena o a operaciones similares y de los barcos dedicados a la investigación o a la protección de las pesquerí as.

2) La presente Recomendación se aplica a toda formación profesional para el trabajo a bordo de los barcos pesqueros.

3) La presente Recomendación no se aplica a las personas que se dedican a la pesca deportiva o de recreo.

2. A los efectos de la presente Recomendación, los siguientes té rminos tienen el significado que se indica a continuación:

a) capitá n o patrón : toda persona encargada del mando de un barco de pesca;

b) segundo de a bordo : toda persona encargada del mando subalterno de un barco de pesca, que en un momento dado tenga que encargarse de la navegación del barco, con excepción de los prá cticos;

c) maquinista : toda persona que dirija de manera permanente la propulsión mecá nica de un barco de pesca, así como cualquier otra persona que pueda ser llamada en cualquier momento a manejar o a ocuparse de la conservación de las má quinas e instalaciones mecá nicas del barco; y

d) pescador calificado : todo miembro experimentado de la tripulación de un barco de pesca que tome parte a bordo en las maniobras del barco, prepare el material para la pesca, tome parte en la pesca, la cargue a bordo y la prepare, conserve y repare las redes y otros materiales o aparejos de pesca.

II. Planificación y Administración Nacionales

Planificación y coordinación

3. Al establecer la polí tica nacional de educación y formación profesionales, las autoridades competentes, en los paí ses donde exista o se intente establecer una industria pesquera, deberí an vigilar que se imparta formación profesional adecuada a los pescadores dentro del sistema general de los servicios de formación.

4. Si las circunstancias nacionales no permiten desarrollar medios de formación de pescadores a todos los niveles de competencia requeridos, deberí a considerarse la posibilidad de colaborar con otros paí ses y con organizaciones internacionales a fin de establecer programas de formación comú n para las calificaciones y profesiones que no puedan ser comprendidas en los programas nacionales.

5.

1) Las actividades de todas las instituciones pú blicas y privadas que en cada paí s se dediquen a la formación de pescadores deberí an ser coordinadas y desarrolladas sobre la base de un programa nacional.

2) Este programa deberí a elaborarse por las autoridades competentes con la cooperación de las organizaciones de armadores de barcos de pesca y de las de pescadores, de las instituciones docentes y de investigación de la industria pesquera y de otros organismos o personas con amplios conocimientos sobre formación profesional de pescadores. En los paí ses en ví as de desarrollo en los que se establezcan institutos de estudios o de investigación ictiológica con la cooperación de otros paí ses o de organizaciones internacionales, tales institutos deberí an desempeñar un papel primordial en la elaboración del programa nacional.

3) Para facilitar la planificación, desarrollo, coordinación y administración de los programas de formación de pescadores, deberí an establecerse, siempre que sea posible a nivel nacional, organismos mixtos asesores sobre polí tica de formación y administración, y, cuando fuere apropiado, tambié n a nivel regional o local.

6. Las autoridades competentes deberí an asegurar que las diversas instituciones y organismos responsables de la difusión de información relativa a las posibilidades de formación y de empleo, tales como las escuelas primarias y secundarias, los servicios de asesoramiento y orientación profesional y empleo, los servicios pú blicos de empleo, las instituciones de formación profesional y té cnica y las organizaciones de armadores de barcos de pesca y las de pescadores, dispongan de una información completa sobre los programas pú blicos o privados de formación de pescadores y sobre las condiciones de ingreso en la industria pesquera.

7. Las autoridades competentes deberí an velar por que los programas de formación profesional de pescadores esté n plenamente coordinados con cualesquiera otros programas y actividades, pú blicos o privados, que se relacionen con la industria pesquera. En particular, deberí an asegurar:

a) que las instituciones de investigación de la industria pesquera pongan sin demora toda información sobre sus ú ltimos descubrimientos a disposición de los centros de formación y otros organismos interesados, y a travé s de é stos a disposición de los pescadores. Siempre que fuere posible, las instituciones de investigación deberí an contribuir a mejorar la formación de los pescadores, y los centros de formación de pescadores deberí an a su vez, si fuere oportuno, ayudar a estas instituciones en sus labores;

b) que se tomen medidas, mediante una enseñanza general, anterior o simultá nea con la formación profesional, para elevar el nivel general de educación en las colectividades de pescadores, promover el que é stos encuentren mayor satisfacción en su trabajo, y para facilitar la asimilación de la formación té cnica y profesional;

c) que se tomen las medidas pertinentes, con la cooperación de las organizaciones de armadores de barcos de pesca y de las de pescadores, a fin de que, en igualdad de circunstancias, se dé preferencia en las oficinas de empleo a las personas que hayan terminado un curso de formación pú blico o privado;

d) que se tomen las debidas disposiciones, con la cooperación de las organizaciones de armadores de barcos de pesca y de las de pescadores, particularmente en los paí ses en ví as de desarrollo, para que quienes hayan terminado cursos pú blicos o privados ingresen como trabajadores en barcos de pesca o para que, individualmente o mediante la creación de cooperativas para la adquisición y explotación conjunta de barcos de pesca u otros medios adecuados, adquieran y exploten barcos debidamente equipados; y

e) que el nú mero de pescadores que terminen su formación corresponda a la importancia de la flota y al equipo de pesca disponible o previsto en el paí s.

Financiamiento

8.

1) Los programas de formación de pescadores deberí an organizarse sistemá ticamente y su financiamiento deberí a establecerse sobre una base regular y adecuada que tenga en cuenta el desarrollo y las necesidades presentes y futuras de la industria pesquera.

2) Cuando sea necesario, el Estado deberí a contribuir financieramente a los programas de formación establecidos por las autoridades locales o por organismos privados. Esas contribuciones podrí an efectuarse en forma de subvenciones generales, concesiones de terreno y edificios o proporcionando material de demostración (como barcos, motores, equipos ná uticos e instrumentos de pesca), facilitando instructores gratuitamente o pagando las matrí culas de los alumnos que siguen los cursos de formación.

3) La instrucción en los centros pú blicos de formación de pescadores deberí a ser gratuita. Ademá s, deberí a facilitarse la formación de adultos y jóvenes que carecen de medios mediante una ayuda financiera y económica aná loga a la prevista en los apartados 3) y 5) del pá rrafo 7 de la Recomendación sobre la formación profesional, 1962.

Normas de formación

9.

1) Las autoridades competentes, con la cooperación de los organismos mixtos mencionados en el apartado 3) del pá rrafo 5 de esta Recomendación, deberí an definir y establecer las normas generales de formación de pescadores aplicables en todo el territorio del paí s. Estas normas deberí an estar en armoní a con los requisitos nacionales para obtener los diversos certificados de competencia de los pescadores, y deberí an estipular:

a) la edad mí nima de admisión a los cursos de formación de pescadores;

b) la naturaleza de los exá menes mé dicos (incluidas radiografí as del tórax, pruebas acú sticas y optomé tricas) exigidos de las personas que ingresan en los centros de formación; los exá menes, particularmente los de la vista y del oí do, pueden ser diferentes segú n se refieran a cursos relativos a trabajos sobre cubierta o a los relacionados con las má quinas;

c) el nivel de instrucción general necesario para poder ser admitido en los regí menes de formación de pescadores;

d) las materias que sobre pesca, navegación, seguridad, mecá nica, conservación y otras deberí an figurar en el programa de formación;

e) la extensión de conocimientos que en la formación prá ctica deban recibir los alumnos, con inclusión del tiempo de permanencia en los talleres mecá nicos y en el mar;

f) la duración de los cursos de formación para las diversas actividades de pesca y los diferentes niveles de competencia;

g) la naturaleza de los exá menes al terminar los cursos de formación; y

h) la experiencia y calificaciones del personal docente de las instituciones de formación.

2) Cuando no sea posible establecer normas aplicables en todo el paí s, las autoridades competentes, en cooperación con los organismos mixtos mencionados en el apartado 3) del pá rrafo 5 de esta Recomendación, deberí an preparar un conjunto de disposiciones que se presentará n como recomendaciones que sirvan de guí a a fin de establecer reglas tan uniformes como sea posible para todo el paí s.

III. Programas de Formación

10. Los programas de formación de pescadores deberí an basarse en un aná lisis sistemá tico de los trabajos que requiere la pesca, y deberí an ser establecidos con la cooperación de los organismos mixtos mencionados en el apartado 3) del pá rrafo 5 de esta Recomendación. Deberí an ser revisados periódicamente y puestos al dí a de acuerdo con los adelantos té cnicos, y, en función del empleo que el estudiante vaya a ocupar a bordo, deberí an incluir cursos sobre:

a) té cnicas sobre pesca, incluyendo cuando sea pertinente utilización y cuidado del equipo electrónico para la detección de peces, así como la manipulación, conservación y reparación del equipo de pesca;

b) navegación, marinerí a, maniobras del barco, en forma adecuada tanto a la zona marí tima respectiva como al tipo de pesca objeto del curso profesional de que se trate. Los cursos deberí an tambié n incluir un buen conocimiento de las Regulaciones internacionales para la prevención de abordajes marí timos;

c) almacenamiento, limpieza y preparación del pescado a bordo;

d) conservación del barco y otros asuntos conexos;

e) manejo, conservación y reparación de má quinas de vapor o de combustión interna (gasolina o Diesel) y otro equipo que los alumnos puedan ser llamados a utilizar;

f) manejo y cuidado de las instalaciones de radio y de radar que los alumnos puedan ser llamados a utilizar;

g) seguridad en el mar y seguridad en el manejo del equipo de pesca, incluidas cuestiones tales como la estabilidad, efectos de la congelación, lucha contra incendios, conservación de la impermeabilidad, seguridad personal, protección de aparatos y maquinaria, medidas de seguridad en el aparejo, seguridad en la sala de má quinas, maniobra de los botes salvavidas, utilización de las balsas neumá ticas salvavidas, primeros auxilios, asistencia mé dica y otras materias conexas;

h) temas de cará cter teórico relacionados con la pesca, incluidas la biologí a marina y la oceanografí a, cuyo estudio permitirá a los alumnos adquirir una amplia base para nuevos conocimientos y para proseguir su formación con fines de promoción, o pasar a trabajar en otras actividades pesqueras o en otro tipo de pesca;

i) temas de educación general, que tambié n podrí an ser incluidos en forma má s limitada en los cursos de corta duración;

j) utilización, conservación y reparación de los sistemas de refrigeración, del equipo contra incendios, de las maquinillas de cubierta y auxiliares para la pesca y de otro equipo mecá nico de los barcos de pesca;

k) principios generales sobre instalaciones de fuerza elé ctrica a bordo de los barcos y conservación y reparación de la maquinaria elé ctrica y del equipo de los barcos de pesca;

l) higiene y educación fí sica, especialmente natación, cuando las instalaciones del centro de formación lo permitan;

m) cursos de especialización sobre servicio en cubierta, servicio en má quinas y otras materias, que se dictará n despué s de un perí odo preliminar de instrucción general relativa a la pesca.

11.

1) Siempre que sea adecuado y posible, deberí an establecerse normas nacionales sobre certificados de competencia o diplomas que califiquen a una persona para que pueda actuar como capitá n o patrón (diversos grados), segundo de a bordo (diversos grados), maquinista (diversos grados), té cnico de pesca (diversos grados), contramaestre, pescador calificado (diversos grados), cocinero u otra categorí a de personal de cubierta o de la sala de má quinas.

2) Los programas de formación deberí an ser estructurados principalmente para preparar a los alumnos para que puedan obtener un certificado y estar directamente relacionados con las normas nacionales sobre certificados. Los programas deberí an tener en cuenta la edad mí nima y la experiencia profesional mí nima que las autoridades competentes exigen respecto a los diversos grados de certificados de competencia.

3) En los casos en que no existan exá menes en el plano nacional o para una función determinada, los cursos de formación, deberí an de todas maneras, preparar a los alumnos para actividades determinadas, como las que se han indicado anteriormente. Todos los alumnos que terminen con é xito dichos cursos de formación deberí an recibir el diploma correspondiente.

12.

1) Deberí an establecerse programas que capaciten a los pescadores para las funciones de patrón y de maquinista en todos los tipos de barco utilizados en la flota pesquera del paí s interesado, incluidos los barcos de mayor tonelaje que se dediquen a la pesca de altura.

2) Cuando sea apropiado a la clase de buques utilizados, se deberí an establecer cursos superiores de pesca y navegación que esté n al mismo nivel que los programas de formación de oficiales de la marina mercante, y que ofrezcan a la vez formación en materias propias de la industria pesquera.

13. La duración de los diversos cursos de formación deberí a ser suficiente para que los interesados puedan asimilar la instrucción recibida, y deberí a ser determinada en función de factores tales como:

a) el nivel de formación necesario respecto de la ocupación para la cual se haya establecido el curso;

b) el nivel general de educación y la edad que se exijan para ingresar en el curso;

c) la experiencia prá ctica que tengan los estudiantes; y

d) la necesidad que tenga el paí s de pescadores debidamente formados, observando, no obstante, un nivel de formación adecuado.

14.

1) El personal docente deberí a estar compuesto por personas que posean instrucción general amplia, conocimientos teóricos té cnicos y experiencia satisfactoria en las actividades prá cticas de la pesca.

2) Si no fuere posible contratar personal docente con las citadas calificaciones, deberí a contratarse a personas que tengan experiencia prá ctica en pesca y certificados de competencia adecuados.

3) Si no fuere posible contratar a tiempo completo personal docente con experiencia prá ctica en materia de pesca, deberí a contratarse a tiempo parcial personal con experiencia satisfactoria a este respecto.

4) Todo el personal docente deberí a tener aptitudes para la enseñanza y deberí a recibir formación pedagógica de las autoridades docentes competentes.

Formación preprofesional

15. En la medida en que lo permitan las condiciones generales del paí s y teniendo en cuenta las disposiciones del Convenio sobre la edad mí nima (pescadores), 1959, se deberí a proporcionar a los niños en edad escolar de las poblaciones de pescadores una formación preprofesional que incluya nociones prá cticas sobre marinerí a elemental, té cnicas fundamentales de pesca comercial y principios de navegación.

Cursos de corta duración para pescadores en actividad

16. Deberí an organizarse cursos de formación para los pescadores en actividad, a fin de que é stos puedan completar sus conocimientos y aptitudes teóricos y prá cticos, mantenerse al corriente de las té cnicas modernas sobre pesca y navegación, y adquirir las calificaciones necesarias para poder ascender en su empleo.

17.

1) Los cursos de formación para pescadores que trabajan deberí an establecerse expresamente para los fines siguientes:

a) completar los cursos bá sicos de larga duración mediante una formación superior especializada con fines de promoción;

b) familiarizar a los estudiantes con las té cnicas de la industria pesquera recié n introducidas en la región, en la manipulación, conservación y reparación de los nuevos tipos de má quinas e instrumentos de pesca, e instruirlos en la construcción de estos ú ltimos cuando sea pertinente;

c) proporcionar formación en todos los niveles a los pescadores que no hayan podido participar en un curso bá sico de larga duración;

d) proporcionar una formación acelerada en los paí ses en ví as de desarrollo.

2) Los cursos deberí an ser de corta duración y considerarse como complementarios y no como sustitutivos de los cursos bá sicos de formación a largo plazo.

18. Los cursos que pueden tomar la forma de cursos ambulantes en que los instructores y el equipo de demostración son enviados a centros pesqueros deberí an realizarse en particular mediante:

a) cursos nocturnos;

b) cursos de temporada durante los meses de mal tiempo o cuando escasea la pesca; o

c) cursos diurnos para los cuales los pescadores abandonan temporalmente su trabajo durante cortos perí odos.

19.

1) Deberí an adoptarse todas las medidas necesarias para que los pescadores que trabajan asistan a cursos de corta duración en tierra.

2) Los pescadores que trabajan deberí an recibir una compensación financiera adecuada por los perí odos en que asisten a cursos cortos de formación.

20. Cuando los cursos a largo plazo y los cursos de corta duración para pescadores que trabajan no respondan a las necesidades de formación, especialmente en zonas aisladas, se deberí a completarlos por medio de:

a) cursos y programas especiales transmitidos por radio y televisión que den información sobre cuestiones de pesca;

b) cursos por correspondencia especialmente adaptados a las necesidades de los pescadores que trabajan y preparados para grupos de estudio completados con conferencias o asistencia ocasional a escuelas de formación;

c) visitas periódicas de investigadores e instructores a las poblaciones de pescadores.

IV. Mé todos de Formación

21. Los mé todos de formación adoptados para los programas de formación de pescadores deberí an ser lo má s eficaces posible teniendo en cuenta la naturaleza de los cursos, la experiencia de los alumnos, la instrucción general y la edad, así como el equipo de demostración y el apoyo financiero disponible.

22. La formación prá ctica en que participan los estudiantes deberí a constituir una parte importante de todos los programas de formación sobre pesca.

23.

1) Todas las instituciones que tengan programas de formación para personas que ingresan en la industria pesquera deberí an utilizar barcos escuela para la instrucción en té cnica de pesca, navegación y marinerí a, utilización de má quinas y otras actividades. Estos barcos deberí an efectuar operaciones reales de pesca.

2) Los barcos escuela deberí an estar, siempre que fuese posible, a disposición de las escuelas té cnicas que proporcionen formación superior.

24.

1) En los cursos de formación deberí a utilizarse material de demostración, como motores, equipo de pesca, modelos de barcos de pesca, equipos de taller e instrumentos ná uticos auxiliares.

2) El material de demostración deberí a ser preparado en colaboración con las instituciones de investigación de la industria pesquera y deberí a incluir, siempre que fuere posible, los má s recientes equipos e instrumentos auxiliares de pesca y navegación.

3) Este material de demostración deberí a ser seleccionado en relación con la instalación, botes y má quinas que el estudiante pueda ser llamado a utilizar.

4) Las pelí culas y otros medios auxiliares audiovisuales, aunque pueden ser ú tiles en algunos casos, no deberí an reemplazar al material de demostración en cuya utilización los estudiantes participan activamente.

5) Deberí an organizarse visitas de los alumnos a los barcos de pesca equipados con instalaciones modernas o especiales, a las instituciones de investigación de la industria pesquera o a los centros de pesca distantes de la zona en que esté ubicada la escuela.

25. La formación prá ctica podrá tambié n facilitarse mediante perí odos de pesca en el mar a bordo de buques pesqueros comerciales.

26. La formación teórica y la enseñanza general que se den como parte de la formación profesional deberí an estar directamente relacionadas con los conocimientos y calificaciones exigidos de los pescadores y, siempre que fuere posible, constituir parte integrante de la formación prá ctica impartida.

V. Cooperación Internacional

27.

1) Todos los paí ses deberí an cooperar para promover la formación profesional de los pescadores, especialmente en aquellos que está n en ví as de desarrollo.

2) Dentro del marco de esta cooperación, cuando sea del caso, se podrí a, por ejemplo.

a) con la ayuda de organizaciones internacionales o de otros paí ses, obtener y preparar personal docente para establecer y mejorar los servicios de formación pesquera;

b) establecer con otros paí ses centros comunes de formación o instituciones comunes de investigación de la industria pesquera;

c) proporcionar medios de formación a estudiantes o a instructores estudiantes extranjeros, seleccionados a este efecto, y enviarlos a centros de formación en el extranjero.

d) organizar intercambios internacionales de personal y celebrar seminarios y reuniones de grupos de trabajo internacionales;

e) proporcionar instructores para las escuelas de formación pesquera de otros paí ses.

Cross references
RECOMENDACIONES:R117 Recomendación sobre la formación profesional, 1966

CONVENIOS:C112 Convenio sobre la edad mí nima (pescadores), 1959


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion