En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R123 Recomendación sobre el empleo de las mujeres con responsabilidades familiares, 1965

Recomendación sobre el empleo de las mujeres con responsabilidades familiares
RECOMENDACION:R123
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:49
Fecha de adopción:22:06:1965
Sujeto: Igualdad de oportunidades y de trato
Estatus: Instrumento reemplazado

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 2 junio 1965 en su cuadragé sima novena reunión;

Advirtiendo que en muchos paí ses son cada vez má s numerosas las mujeres que trabajan fuera del hogar formando parte integrante y esencial de la fuerza de trabajo;

Advirtiendo que muchas de esas mujeres tienen problemas especiales originados en la necesidad de conciliar su doble personalidad familiar y profesional;

Advirtiendo que, si bien muchos de esos problemas repercuten especialmente en las posibilidades de empleo de las mujeres con responsabilidades familiares, afectan tambié n a otros trabajadores y pueden ser en gran parte resueltos con medidas que se apliquen a todos los trabajadores, tales como la reducción gradual de la duración diaria y semanal del trabajo;

Advirtiendo ademá s que muchos de los problemas especiales que deben afrontar las mujeres con responsabilidades familiares no son problemas exclusivos de las trabajadoras, sino de la familia y de la sociedad en su conjunto;

Reconociendo que se necesita una adaptación social continua para resolver esos problemas en forma que sea compatible con la mejor conveniencia de todos los interesados;

Consciente de la necesidad de que los gobiernos y todas las organizaciones pú blicas y privadas interesadas consideren esos problemas dentro de una amplia perspectiva social, económica y jurí dica;

Despué s de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al empleo de las mujeres con responsabilidades familiares, cuestión que constituye el quinto punto del orden del dí a de la reunión, y

Despué s de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendación,

adopta, con fecha veintidós de junio de mil novecientos sesenta y cinco, la siguiente Recomendación, que podrá ser citada como la Recomendación sobre el empleo de las mujeres con responsabilidades familiares, 1965:

La Conferencia recomienda a todo Estado Miembro la aplicación de las disposiciones siguientes en la forma má s amplia y rá pida en que las circunstancias nacionales lo permitan:

I. Principio General

1. Las autoridades competentes, con la colaboración de las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, en especial de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, y de acuerdo con las posibilidades y necesidades nacionales y locales, deberí an:

a) llevar a cabo una polí tica adecuada con miras a hacer posible que las mujeres con responsabilidades familiares que trabajan fuera de su hogar puedan ejercer su derecho a hacerlo sin verse expuestas a discriminación y en conformidad tanto con los principios establecidos en el Convenio relativo a la discriminación (empleo y ocupación), 1958, como en otras normas adoptadas por la Conferencia Internacional del Trabajo que se refieren a las mujeres;

b) alentar, facilitar o asegurar ellas mismas el establecimiento de servicios que permitan a las mujeres cumplir armoniosamente sus varias responsabilidades familiares y profesionales.

II. Información y Educación Pú blicas

2. Las autoridades competentes, con la colaboración de las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, en especial de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, deberí an tomar las medidas apropiadas para:

a) fomentar que, en la medida en que fuere necesario, se preste atención a los problemas que se plantean a las trabajadoras con responsabilidades familiares, con objeto de ayudarlas a integrarse efectivamente y con igualdad de derechos en la fuerza de trabajo;

b) emprender o estimular las investigaciones que fueren necesarias y posibles sobre los diversos aspectos del empleo de las trabajadoras con responsabilidades familiares, con miras a obtener informaciones objetivas que puedan servir de base para la elaboración de polí ticas y medidas eficaces;

c) fomentar una má s amplia comprensión pú blica de los problemas de esas trabajadoras, a fin de desarrollar una polí tica de la comunidad y una corriente de opinión que contribuyan a ayudarlas a atender sus responsabilidades familiares y profesionales.

III. Servicios y Medios de Asistencia a la Infancia

3. Con el fin de determinar la amplitud y el cará cter de los servicios y medios de asistencia a la infancia que son necesarios para ayudar a las trabajadoras a atender sus responsabilidades familiares y profesionales, las autoridades competentes, con la colaboración de las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, en especial de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, y con arreglo a los recursos de que disponen para reunir datos, deberí an tomar todas las medidas necesarias y oportunas para:

a) reunir y publicar estadí sticas adecuadas sobre el nú mero de madres de familia, empleadas o en busca de empleo, así como sobre el nú mero y la edad de sus hijos; y

b) determinar, mediante encuestas sistemá ticas llevadas a cabo particularmente en las comunidades locales, las necesidades y preferencias en materia de servicios de asistencia a la infancia organizados fuera del hogar.

4. Las autoridades competentes, con la colaboración de las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, deberí an tomar todas las medidas apropiadas para asegurar que los servicios e instalaciones de asistencia a la infancia correspondan a las necesidades y preferencias así reveladas; y a este efecto, tomando en cuenta las circunstancias y posibilidades nacionales y locales, deberí an especialmente:

a) alentar y facilitar, especialmente en las comunidades locales, el establecimiento de planes para el desarrollo sistemá tico de servicios y medios de asistencia a la infancia;

b) organizar ellas mismas, así como alentar y facilitar la organización de servicios y medios adecuados y suficientes de asistencia a la infancia, a un costo razonable, o gratuitos en caso de necesidad, con arreglo a disposiciones flexibles y de modo que respondan a las necesidades de niños de diferentes edades y de sus padres y madres que trabajan.

5. Para proteger la salud y el bienestar de los niños:

a) los servicios y medios de asistencia a la infancia, de cualquier clase que sean, deberí an conformarse a las normas establecidas por las autoridades competentes y estar bajo su vigilancia;

b) esas normas deberí an precisar especialmente el equipo de tales servicios y medios de asistencia, los requisitos higié nicos que deben reunir y el nú mero y las aptitudes de su personal;

c) las autoridades competentes deberí an facilitar o ayudar a facilitar una formación suficiente, en los diversos niveles, al personal necesario para el funcionamiento de los servicios y medios de asistencia a la infancia.

6. Las autoridades competentes, con la colaboración y participación de las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, en especial de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, deberí an prestar su ayuda para asegurar la comprensión y apoyo del pú blico a los esfuerzos desplegados para satisfacer las necesidades especiales de los padres y madres que trabajan en lo que respecta a los servicios y medios de asistencia a la infancia.

IV. Ingreso y Reintegración al Empleo

7. Las autoridades competentes deberí an tomar toda medida que de conformidad con el Convenio sobre la polí tica del empleo, 1964, y la Recomendación sobre la polí tica del empleo, 1964, permita a las mujeres con responsabilidades familiares integrarse en la fuerza de trabajo o permanecer en é sta, así como reintegrarse al empleo.

8. A fin de capacitar a las mujeres con responsabilidades familiares para integrarse en un plano de igualdad en la fuerza de trabajo, y con objeto de facilitar su ingreso en un empleo o su reincorporación despué s de una ausencia relativamente prolongada, las autoridades competentes, en colaboración con las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, en especial con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, deberí an tomar todas las medidas que fuesen necesarias, de acuerdo con las condiciones nacionales, para:

a) asegurar que se provea a las jóvenes educación general, orientación y formación profesionales, sin ninguna discriminación fundada en el sexo;

b) alentar a las jóvenes para que obtengan una sólida preparación profesional como base de su futura vida de trabajo; y

c) convencer a los padres y a los educadores de la necesidad de impartir a las jóvenes una preparación profesional adecuada.

9.

1) Las autoridades competentes, con la colaboración de las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, y habida cuenta de las posibilidades y necesidades nacionales, deberí an asegurar o contribuir a asegurar el establecimiento de los servicios que puedan ser necesarios para facilitar tanto el empleo de mujeres que particularmente a causa de sus responsabilidades familiares aú n no han trabajado como la reintegración al empleo de las mujeres que por esas mismas razones han estado alejadas del mercado del empleo durante un perí odo relativamente largo.

2) Tales servicios deberí an ser organizados dentro de la estructura de los servicios existentes para todos los trabajadores o, a falta de é stos, con arreglo a normas apropiadas a las condiciones nacionales, y deberí an incluir servicios adecuados de asesoramiento, información y colocación, así como medios suficientes de formación y de readaptación profesionales que respondan a las necesidades de las trabajadoras interesadas y que esté n a su disposición sin distinción basada en la edad.

3) Tales servicios y medios deberí an ser objeto de una vigilancia regular para asegurar su apropiada adaptación a las necesidades especiales de esas trabajadoras y a la evolución de las necesidades y tendencias del desarrollo económico y té cnico.

10.

1) En el caso de las trabajadoras que a causa de sus responsabilidades familiares originadas en la maternidad no está n en condiciones de reintegrarse a su empleo inmediatamente despué s del permiso normal de maternidad establecido por la legislación o la prá ctica, se deberí an tomar, dentro de lo posible, medidas apropiadas para concederles un permiso adicional razonable sin pé rdida del empleo y con plena garantí a de todos los derechos a é l inherentes.

2) Las trabajadoras que por causas derivadas de la maternidad han cesado en su empleo deberí an ser consideradas para reintegrarse a é l de acuerdo con las disposiciones aplicables a los trabajadores que han cesado en su empleo por reducción de personal, de la Recomendación sobre la terminación de la relación de trabajo, 1963.

V. Disposiciones Diversas

11.

1) En la medida en que sea necesario, las organizaciones pú blicas y privadas interesadas, en especial las organizaciones de empleadores y de trabajadores, deberí an colaborar entre ellas y con las autoridades competentes para tomar toda otra medida y alentar toda otra acción a fin de ayudar a las trabajadoras a cumplir sus obligaciones profesionales y familiares sin menoscabo de sus posibilidades de empleo y de ascenso.

2) A este respecto deberí a prestarse toda la atención necesaria, en la medida de lo posible y de lo que las necesidades locales requieran, a las cuestiones que interesan particularmente a las trabajadoras con responsabilidades familiares, tales como la organización de medios de transporte pú blico, la armonización de los horarios de trabajo, horarios escolares y de servicios y medios de asistencia a la infancia, así como los medios necesarios para simplificar y aligerar, a bajo costo, las labores domé sticas.

12. Deberí a ponerse particular interé s en desarrollar servicios de ayuda domé stica, organizados o controlados por una autoridad pú blica que, en caso de necesidad, presten a las mujeres con responsabilidades familiares asistencia calificada a un precio razonable.

Cross references

CONVENIOS:C111 Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion