En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R120 Recomendación sobre la higiene (comercio y oficinas), 1964

Recomendación sobre la higiene en el comercio y en las oficinas
RECOMENDACION:R120
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:48
Fecha de adopción:08:07:1964
Sujeto: Seguridad y salud en el trabajo
Estatus: Instrumento actualizado

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 17 junio 1964 en su cuadragé sima octava reunión;

Despué s de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la higiene en el comercio y en las oficinas, cuestión que constituye el cuarto punto del orden del dí a de la reunión, y

Despué s de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendación,

adopta, con fecha ocho de julio de mil novecientos sesenta y cuatro, la siguiente Recomendación, que podrá ser citada como la Recomendación sobre la higiene (comercio y oficinas), 1964:

I. Campo de Aplicación

1. La presente Recomendación se aplica a todos los establecimientos, las instituciones y los servicios administrativos, pú blicos o privados, que a continuación se indican:

a) establecimientos de comercio;

b) establecimientos, instituciones y servicios administrativos cuyos trabajadores efectú an principalmente trabajos de oficina, comprendidas las oficinas de las personas que ejercen profesiones liberales;

c) en la medida en que no esté n incluidos entre los enumerados en el pá rrafo 2 ni sometidos a la legislación nacional o a otras disposiciones relativas a la higiene en la industria, las minas, los transportes o la agricultura, a toda sección de otros establecimientos, instituciones o servicios administrativos donde los trabajadores efectú en principalmente actividades comerciales o trabajos de oficina.

2. Asimismo, la presente Recomendación se aplicará a los establecimientos, instituciones y servicios administrativos siguientes:

a) establecimientos, instituciones y servicios administrativos que prestan servicios de cará cter personal;

b) servicios de correos y de telecomunicaciones;

c) empresas de prensa y de edición;

d) hoteles y pensiones;

e) restaurantes, cí rculos, café s y otros establecimientos donde se sirven comidas o bebidas;

f) empresas de espectá culos y de diversiones pú blicas y otros servicios recreativos.

3.

1) Si fuese necesario, se deberí an tomar disposiciones adecuadas para determinar, previa consulta con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores interesadas, la lí nea divisoria entre los establecimientos, instituciones o servicios administrativos a los que se aplica la presente Recomendación y los demá s establecimientos.

2) En todos los casos en que no resultare evidente que la presente Recomendación se aplica a un establecimiento, institución o servicio administrativo determinado, la cuestión deberí a ser resuelta sea por la autoridad competente, previa consulta con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores interesadas, sea conforme a cualquier otro mé todo compatible con la legislación y la prá ctica nacionales.

II. Mé todos de Aplicación

4. Habida cuenta de la diversidad de condiciones y de prá cticas nacionales, se podrá dar efecto a las disposiciones de la presente Recomendación;

a) por ví a legislativa;

b) por medio de contratos colectivos o de otros acuerdos concertados entre los empleadores y los trabajadores interesados;

c) en virtud de laudos arbitrales; o

d) por cualquier otra forma aprobada por la autoridad competente, previa consulta con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores interesadas.

III. Conservación y Limpieza

5. Deberí an mantenerse en buen estado de conservación todos los lugares destinados al trabajo o previstos para el trá nsito de los trabajadores o utilizados para las instalaciones sanitarias y demá s instalaciones comunes que se pongan a disposición de los trabajadores, así como el equipo de todos ellos.

6.

1) Dichos lugares y sus equipos deberí an ser mantenidos en buen estado de limpieza.

2) En particular, serí a necesario que se limpien con regularidad:

a) el suelo, los pisos, las escaleras y los pasajes;

b) las ventanas que dan luz a los locales y las fuentes de luz artificial;

c) las paredes, los techos y el equipo.

7. La limpieza deberí a ser hecha:

a) de manera que se levante la menor cantidad de polvo posible;

b) fuera de las horas de trabajo, salvo en caso de exigencias particulares, o bien cuando la limpieza pueda efectuarse sin inconveniente para los trabajadores durante las horas de trabajo.

8. Se deberí an limpiar regularmente y desinfectar periódicamente los vestuarios, los retretes, los lavabos y las demá s instalaciones comunes que esté n a disposición de los trabajadores.

9. Se deberí an neutralizar, sacar del establecimiento o aislar lo antes posible todos los desperdicios y residuos que puedan desprender sustancias incómodas, tóxicas o peligrosas, o que puedan ser origen de infección. La eliminación de los desperdicios y residuos deberí a hacerse de conformidad con normas aprobadas por la autoridad competente.

10. Deberí an tomarse disposiciones para la evacuación y eliminación de toda otra clase de desperdicios y residuos y proveerse recipientes en nú mero suficiente y en sitios adecuados para depositarlos.

IV. Ventilación

11. Todos los lugares destinados al trabajo o utilizados para las instalaciones sanitarias y demá s instalaciones comunes que se pongan a disposición de los trabajadores deberí an tener suficiente y adecuada ventilación natural o artificial, o ambas a la vez, que provean a dichos locales de aire puro o purificado.

12. En particular:

a) los dispositivos de ventilación natural o de ventilación artificial deberí an estar concebidos de manera que permitan la introducción de suficiente cantidad de aire puro o purificado en el local, por persona y por hora, teniendo en cuenta la naturaleza y las condiciones del trabajo;

b) en la medida de lo posible, deberí an tomarse disposiciones para eliminar o hacer inofensivas las emanaciones, el polvo y las otras impurezas incómodas o nocivas que se produzcan en el transcurso del trabajo;

c) la velocidad normal del movimiento del aire en los puestos de trabajo fijos no deberí a ser nociva para la salud o para la comodidad de las personas que en ellos trabajan;

d) en la medida de lo posible y cuando las circunstancias lo exijan, deberí an tomarse medidas apropiadas para mantener en los locales cerrados un nivel higromé trico conveniente del aire.

13. Cuando un lugar de trabajo está provisto totalmente o en gran parte de acondicionamiento de aire, deberí an instalarse sistemas adecuados de ventilación natural o artificial de emergencia.

V. Iluminación

14. Mientras exista la posibilidad de que sean utilizados, todos los lugares destinados al trabajo o previstos para el trá nsito de los trabajadores o utilizados para las instalaciones sanitarias y demá s instalaciones comunes que se pongan a disposición de los trabajadores deberí an tener suficiente y adecuada iluminación natural o artificial, o ambas a la vez.

15. En particular, se deberí an tomar todas las medidas posibles:

a) para asegurar el descanso de la vista:

i) por medio de aberturas de iluminación natural de dimensiones suficientes y distribuidas en forma conveniente;

ii) por la elección cuidadosa y la distribución conveniente de las fuentes de luz artificial;

iii) por la elección conveniente de los colores que se den a los locales y a su equipo;

b) para evitar las molestias y los trastornos provocados por el deslumbramiento, los contrastes demasiado acentuados entre sombras y luz, el reflejo de la luz y la iluminación directa demasiado intensa;

c) para suprimir todo parpadeo nocivo de la luz cuando se utilice la iluminación artificial.

16. Cuando sea posible sin grandes dificultades, una iluminación natural suficiente deberí a ser preferida a cualquier otro tipo de iluminación.

17. La autoridad competente deberí a fijar normas adecuadas de iluminación, natural o artificial, para los diferentes locales y clases de trabajo, así como para las diferentes ocupaciones.

18. En los locales donde se reú nen trabajadores y visitantes en gran nú mero, deberí a preverse la instalación de una iluminación de seguridad.

VI. Temperatura

19. En todos los lugares destinados al trabajo o previstos para el trá nsito de los trabajadores o utilizados para las instalaciones sanitarias y demá s instalaciones comunes que se pongan a disposición de los trabajadores, deberí an mantenerse las mejores condiciones posibles de temperatura, de humedad y de movimiento del aire, habida cuenta del tipo de trabajo y del clima.

20. Ningú n trabajador deberí a verse obligado a trabajar habitualmente a una temperatura extrema. En consecuencia, la autoridad competente deberí a señalar los lí mites mí nimos o má ximos de temperatura, o ambos, teniendo en cuenta el clima, el tipo de establecimiento, institución o servicio administrativo de que se trate, y la í ndole del trabajo.

21. Ningú n trabajador deberí a verse obligado a trabajar habitualmente en condiciones que entrañen cambios bruscos de temperatura considerados por la autoridad competente como perjudiciales para la salud.

22.

1) Ningú n trabajador deberí a verse obligado a trabajar habitualmente en las proximidades de instalaciones que produzcan irradiación té rmica elevada o un enfriamiento intenso de la atmósfera circundante considerados por la autoridad competente como perjudiciales para la salud, a menos que se adopten medidas adecuadas de control, que la exposición sea limitada en su duración, o que el trabajador esté provisto de equipo o de ropa de protección adecuados.

2) Se deberí an instalar y utilizar mamparas fijas o portá tiles, deflectores u otros medios apropiados para proteger a los trabajadores contra toda entrada de frí o o de calor intensos, comprendido el calor producido por el sol.

23.

1) Ningú n trabajador deberí a verse obligado a trabajar en mostradores o puestos de venta al aire libre a temperaturas que sean tan bajas que puedan resultar perjudiciales para su salud, a menos que disponga de medios adecuados de calefacción.

2) Ningú n trabajador deberí a verse obligado a trabajar en mostradores o puestos de venta al aire libre a temperaturas que sean tan elevadas que puedan resultar perjudiciales para su salud, a menos que disponga de medios adecuados de protección contra esas temperaturas elevadas.

24. Deberí a prohibirse el uso de medios de calefacción o de refrigeración que puedan producir emanaciones peligrosas o molestas en la atmósfera de los locales.

25. Cuando los trabajadores esté n sometidos a temperaturas muy bajas o muy altas, se les deberí an conceder pausas durante las horas de trabajo, o jornadas má s reducidas, o se deberí an tomar otras medidas oportunas.

VII. Espacio por Trabajador

26.

1) Todos los locales de trabajo, así como los puestos de trabajo, deberí an estar instalados de manera que no se produzca un efecto nocivo para la salud de los trabajadores.

2) Todo trabajador deberí a disponer de espacio suficiente, libre de todo estorbo, para poder efectuar su trabajo sin peligro para su salud.

27. La autoridad competente deberí a determinar:

a) la superficie que en los locales cerrados se debe reservar para cada trabajador que ordinariamente trabaje en ellos;

b) el volumen mí nimo de espacio, libre de todo estorbo, para cada trabajador que regularmente trabaje dentro de un local cerrado;

c) la altura mí nima de los locales nuevos cerrados donde ordinariamente se trabaje.

VIII. Agua Potable

28. Se deberí a poner a disposición de los trabajadores, en cantidad suficiente, agua potable, o cualquier otra bebida sana. Siempre que sea posible, se deberí a adoptar el sistema de abastecimiento de agua potable corriente.

29.

1) Los recipientes que se utilicen para la distribución de agua potable o de cualquier otra bebida autorizada:

a) deberí an estar hermé ticamente cerrados y, cuando sea adecuado, provistos de un grifo;

b) deberí an llevar un rótulo con una indicación clara de la naturaleza de su contenido;

c) no deberí an ser ni baldes, ni toneles ni otros recipientes de boca ancha, con tapa o sin ella, en que se pueda introducir un instrumento para sacar el lí quido;

d) deberí an ser mantenidos limpios en todo momento.

2) Deberí a disponerse de un nú mero suficiente de recipientes para beber agua y de medios para lavarlos en agua limpia.

3) Deberí a prohibirse la utilización colectiva de recipientes para beber.

30.

1) Cuando el agua no proviene de un servicio oficialmente aceptado de abastecimiento de agua potable, el servicio de higiene competente deberí a autorizar expresamente su distribución como agua potable y analizarla periódicamente.

2) Toda forma de abastecimiento que no sea la que utiliza el servicio oficialmente aceptado de abastecimiento local deberí a ser puesta en conocimiento del servicio de higiene competente para que dé su aprobación.

31.

1) En todo sistema de abastecimiento de agua no potable deberí a ponerse una indicación de esta circunstancia en los sitios en que se pueda sacarla.

2) No deberí a haber ninguna comunicación, real o potencial, entre los sistemas de agua potable y no potable.

IX. Lavabos y Duchas

32. Deberí an ponerse a disposición de los trabajadores, en lugares apropiados, instalaciones suficientes para lavarse, convenientemente mantenidas.

33.

1) En estas instalaciones deberí a haber, en la medida de lo posible, lavabos con agua caliente, cuando sea necesario, así como duchas con agua caliente, cuando la í ndole del trabajo lo exige.

2) Se deberí a poner jabón a disposición de los trabajadores.

3) Se deberí an poner productos adecuados (tales como detergentes, cremas o polvos especiales de limpieza) a disposición de los trabajadores cuando la í ndole del trabajo lo haga necesario. Deberí a prohibirse el uso para la limpieza corporal de productos perjudiciales para la salud.

4) Se deberí an poner toallas, de ser posible individuales, o cualquier otro medio adecuado para secarse, a disposición de los trabajadores. Deberí a prohibirse el uso colectivo de toallas que no permitan a los trabajadores disponer de una porción limpia cada vez.

34.

1) El agua utilizada en los lavabos y las duchas no deberí a presentar ningú n peligro para la salud.

2) Cuando el agua que se utiliza en los lavabos y las duchas no sea potable, se deberí a poner en los lavabos o en las duchas una indicación que así lo señale.

35. Deberí an ponerse a disposición de los hombres y de las mujeres instalaciones separadas para lavarse, excepto en establecimientos muy pequeños donde, con la aprobación de la autoridad competente, se podrí an proporcionar instalaciones comunes.

36. El nú mero de lavabos y de duchas deberí a ser fijado por la autoridad competente, teniendo en cuenta el nú mero de trabajadores y la í ndole del trabajo que efectú an.

X. Instalaciones Sanitarias

37. Los trabajadores deberí an disponer de retretes suficientes y apropiados, colocados en lugares convenientes, y mantenidos en condiciones adecuadas.

38.

1) Los retretes deberí an tener tabiques que los aí slen convenientemente.

2) De ser posible, en los retretes deberí a haber dispositivos para la descarga automá tica de agua, sifones hidrá ulicos y papel higié nico o medios higié nicos aná logos.

3) En los retretes para el uso de mujeres se deberí an poner recipientes para desechos de un modelo especial y con tapa, u otros dispositivos adecuados tales como incineradores.

4) De ser posible, deberí an instalarse cerca de los retretes lavabos fá cilmente accesibles y en nú mero suficiente.

39. Se deberí an prever retretes separados para hombres y mujeres, pero previa aprobación de la autoridad competente se exceptuarí an los establecimientos que no empleen a má s de cinco personas o en los que sólo esté n empleados miembros de la familia del empleador.

40. El nú mero de retretes y de urinarios para los hombres y de retretes para las mujeres deberí a ser fijado por la autoridad competente, habida cuenta del nú mero de trabajadores.

41. Los retretes deberí an estar adecuadamente ventilados y situados de modo que se eviten molestias. Los retretes no deberí an tener comunicación directa con los lugares de trabajo ni con las salas de descanso o los comedores, sino que deberí an estar separados de é stos por una antecá mara o por un espacio libre. Los accesos a los retretes exteriores deberí an estar cubiertos.

XI. Asientos

42. Se deberí an poner asientos adecuados y en nú mero suficiente a disposición de los trabajadores y é stos deberí an tener la posibilidad de utilizarlos en una medida razonable.

43. En lo posible, los puestos de trabajo deberí an ser instalados de manera que el personal que trabaja de pie pueda efectuar sus tareas sentado, cada vez que esta posición sea compatible con la í ndole del trabajo.

44. Los asientos que se pongan a disposición de los trabajadores deberí an ser de forma, modelo y dimensiones que resulten cómodos al trabajador, ser adecuados para el trabajo que se realiza y facilitar la adopción de una buena postura para el trabajo, en bien de la salud del trabajador. En caso de necesidad, y por igual razón, se deberí an suministrar banquetas para poner los pies.

XII. Vestuarios

45. Para que los trabajadores puedan cambiarse de ropa, dejar las prendas que no vistan durante el trabajo y ponerlas a secar, deberí an proporcionarse instalaciones adecuadas, tales como perchas y armarios, y esas instalaciones se deberí an mantener en condiciones satisfactorias.

46. Deberí an existir vestuarios cuando el nú mero de trabajadores y la í ndole del trabajo así lo exijan.

47.

1) En los vestuarios deberí a haber:

a) armarios individuales de dimensiones suficientes, adecuadamente ventilados y que se puedan cerrar con llave, u otras instalaciones que ofrezcan las mismas ventajas;

b) asientos en nú mero suficiente.

2) Se deberí an instalar compartimientos diferentes para guardar la ropa de calle y el equipo de trabajo cuando los trabajadores efectú en operaciones que exijan el uso de un equipo de trabajo que pueda contaminarse, ensuciarse mucho, mancharse o impregnarse.

48. Los vestuarios para hombres y mujeres deberí an estar separados.

XIII. Locales Subterrá neos y Similares

49. Los locales subterrá neos y los locales sin ventanas en los que se efectú e regularmente un trabajo deberí an ajustarse a las normas adecuadas de higiene establecidas por la autoridad competente.

50. En la medida en que las circunstancias lo permitan, los trabajadores no deberí an verse obligados a trabajar de manera continua en locales subterrá neos o sin ventanas, sino que deberí an trabajar por rotación.

XIV. Sustancias y Procedimientos Incómodos, Insalubres o Tóxicos

51. Los trabajadores deberí an estar protegidos por medidas adecuadas y de posible aplicación contra las sustancias y los procedimientos incómodos, insalubres o tóxicos, o que sean peligrosos por cualquier razón.

52. En particular:

a) se deberí an tomar las medidas adecuadas y de posible aplicación para sustituir las sustancias o procedimientos que puedan ser incómodos, insalubres o tóxicos, o, por una u otra razón, peligrosos para la salud de los trabajadores, por sustancias o procedimientos que no lo sean o que lo sean en menor grado;

b) la autoridad competente deberí a fomentar la adopción de las medidas de sustitución previstas en el apartado a), y proporcionar consejos en la materia. En lo que atañe a la venta al por menor, dicha autoridad deberí a promover el empleo de procedimientos o de sistemas de embalaje que no tengan efectos peligrosos;

c) cuando no sea posible sustituir las sustancias o procedimientos mencionados en el apartado a), deberí an utilizarse otros mé todos de protección, tales como el aislamiento y la ventilación;

d) el equipo para controlar o eliminar las sustancias incómodas, insalubres o tóxicas, o que son peligrosas por cualquier razón deberí a ser mantenido en buen estado en todo momento;

e) se deberí an tomar todas las medidas adecuadas y de posible aplicación para proteger a los trabajadores contra los riesgos de vuelco, derramamiento, desprendimiento, salpicadura, etc., de sustancias incómodas, insalubres o tóxicas o que, por una u otra razón, son peligrosas;

f) cuando se manejan sustancias que son tóxicas o peligrosas por cualquier razón que sea, deberí a prohibirse fumar, comer, beber o ponerse afeites. Los productos alimenticios, las bebidas, el tabaco o los afeites utilizados por los trabajadores no deberí an estar expuestos a la contaminación de tales sustancias.

53. Los recipientes que contienen sustancias peligrosas deberí an llevar:

a) un sí mbolo de peligro, de conformidad con las normas internacionales reconocidas, que precise, de ser necesario, la naturaleza del riesgo;

b) el nombre de la sustancia o una indicación que permita identificarla; y

c) en la medida de lo posible, las instrucciones principales acerca de los primeros auxilios que se deben prestar en caso de que la sustancia haya atacado la salud o la integridad fí sica de una persona.

54.

1) Cuando, a pesar de las medidas adoptadas de conformidad con los pá rrafos 51 y 52, las operaciones que se efectú an son particularmente sucias o implican la utilización, la preparación o el manejo de substancias o el empleo de procedimientos insalubres, tóxicos o peligrosos por cualquier razón, y habida cuenta de la importancia y de la í ndole de los riesgos, los trabajadores deberí an estar protegidos de manera adecuada por medio de ropa especial o por medio de equipos o dispositivos de protección personal necesarios.

2) Segú n la í ndole de las operaciones, las ropas, el equipo y los medios de protección individual deberí an comprender, por ejemplo, uno o varios de los artí culos siguientes: capotes, blusas, mandiles, lentes, guantes, gorros, cascos, má scaras respiratorias, calzado, cremas protectoras y polvos especiales.

3) La autoridad competente deberí a fijar en caso necesario normas mí nimas de eficacia respecto del equipo y otros medios de protección personal.

4) Cuando las medidas especiales de higiene pú blica o la protección de la salud de los trabajadores exijan el uso de ropa o cualquier otro equipo o dispositivos de protección personal durante el trabajo, esta ropa y este equipo deberí an ser suministrados por el empleador, el cual deberí a asimismo pagar los gastos que originen la limpieza de los mismos y su conservación en buen estado.

55. Cuando la utilización del equipo y los dispositivos de protección personal no eliminen totalmente el efecto de las sustancias o procedimientos noci vos, tóxicos o perjudiciales por cualquier razón, la autoridad competente deberí a recomendar, si ello es necesario, otras medidas adicionales de prevención que deban tomarse.

56.

1) Cuando sea necesario, la autoridad competente deberí a fijar una edad mí nima de empleo para el personal que deba estar en contacto con tales substancias y procedimientos.

2) La autoridad competente deberí a prescribir exá menes mé dicos (iniciales y periódicos) para los trabajadores expuestos a los efectos de substancias insalubres, tóxicas o peligrosas por cualquier razón.

XV. Ruidos y Vibraciones

57.

1) Deberí an ser reducidos con medidas apropiadas y practicables, y en todo lo que sea posible, los ruidos (incluidas las emisiones sonoras) y las vibraciones que puedan producir efectos nocivos en los trabajadores.

2) Se deberí a tener cuidado especial en:

a) atenuar notablemente los ruidos y las vibraciones producidos por las má quinas, los mecanismos y los aparatos sonoros;

b) aislar las fuentes de ruidos y vibraciones que no puedan ser atenuados;

c) limitar la intensidad y la duración de las emisiones sonoras, inclui20s las emisiones musicales; y

d) establecer instalaciones adecuadas para atenuar en las oficinas el ruido de los talleres, ascensores y transportadores, así como el ruido de la calle, cuando sea posible.

58. En caso de que las medidas previstas en el subpá rrafo 2) del pá rrafo 57 resulten insuficientes para eliminar adecuadamente los efectos perjudiciales:

a) se deberí an suministrar a los trabajadores medios adecuados para proteger sus oí dos cuando esté n expuestos a emisiones sonoras que puedan producir en ellos efectos nocivos;

b) se deberí an conceder a los trabajadores expuestos a emisiones sonoras o a vibraciones que puedan producir en ellos efectos nocivos, pausas periódicas durante las horas de trabajo en lugares libres de tales emisiones sonoras y vibraciones;

c) cuando fuere necesario, se deberí an aplicar diversos sistemas de reparto o de rotación de las ocupaciones.

XVI. Mé todos y Ritmo de Trabajo

59. Los mé todos de trabajo deberí an ser adaptados, en la medida de lo posible, a las exigencias en materia de higiene, a la salud fí sica y mental y a la comodidad de los trabajadores.

60. Deberí an tomarse, entre otras, medidas adecuadas para impedir que la mecanización o los mé todos para acelerar las operaciones impongan un ritmo de trabajo que pueda, a causa de la constante atención o de la rapidez de movimiento que impone, provocar efectos nocivos en los trabajadores -- particularmente la fatiga fí sica o la fatiga nerviosa que originan trastornos mé dicamente determinables.

61. Cuando las condiciones de trabajo así lo exijan, la autoridad competente deberí a fijar una edad mí nima para el empleo en las operaciones a que se refiere el pá rrafo 60.

62. Para evitar o reducir todo lo posible los efectos perjudiciales, convendrí a prever pausas de reposo durante las horas de trabajo, o cuando fuere posible, sistemas de reparto o de rotación de las ocupaciones.

XVII. Primeros Auxilios

63. Todo establecimiento, institución, servicio administrativo o secciones de é stos a que se aplique la presente Recomendación deberí a poseer, segú n su importancia y segú n los riesgos previsibles:

a) una enfermerí a o un puesto de primeros auxilios propios; o

b) una enfermerí a o puesto de primeros auxilios comú n con otros establecimientos, instituciones, servicios administrativos o secciones de ellos; o bien

c) uno o varios botiquines, cajas o estuches de primeros auxilios.

64.

1) El equipo de las enfermerí as, puestos, botiquines, cajas o estuches de primeros auxilios previstos en el pá rrafo 63 deberí a ser determinado por la autoridad competente, teniendo en cuenta el nú mero de trabajadores y la í ndole de los riesgos.

2) El contenido de los botiquines, cajas o estuches de primeros auxilios deberí a ser conservado en condiciones de asepsia y debidamente cuidado y ser verificado por lo menos una vez al mes. Se deberí a reponer tal contenido en esa ocasión, o si fuera necesario inmediatamente despué s de usarlo.

3) Cada botiquí n, caja o estuche de primeros auxilios deberí a contener instrucciones claras y sencillas acerca de los primeros auxilios que hay que prestar en caso de urgencia e indicar el nombre de la persona responsable designada de conformidad con el pá rrafo 65. Su contenido deberí a estar cuidadosamente rotulado.

65. Las enfermerí as, puestos, botiquines, cajas o estuches de primeros auxilios deberí an estar en todo momento en lugar accesible y fá cil de encontrar, bajo la responsabilidad de una persona determinada, que pueda prestar los primeros auxilios de acuerdo con lo que prescriba la autoridad competente.

XVIII. Comedores

66. Se deberí an poner comedores a disposición de los trabajadores, en los casos que determine la autoridad competente.

67.

1) Los comedores deberí an estar provistos de un nú mero suficiente de asientos y mesas.

2) En los comedores o en su vecindad inmediata deberí an proveerse: una instalación donde se puedan calentar las comidas; un grifo de agua fresca potable, y un grifo de agua caliente.

3) Deberí a disponerse de recipientes para basura, provistos de tapa.

68.

1) Los comedores deberí an estar separados de todo lugar donde se esté expuesto a sustancias tóxicas.

2) Deberí a prohibirse llevar en los comedores ropa de trabajo contaminada.

XIX. Salas de Descanso

69.

1) Cuando no existan otras facilidades para los trabajadores que necesiten descansar cierto tiempo durante las horas de trabajo, se deberí a instalar una sala de descanso, cuando fuere conveniente, teniendo en cuenta la naturaleza de las labores y todas las demá s condiciones y circunstancias al respecto. Especialmente, deberí an instalarse salas de descanso para satisfacer las necesidades de las trabajadoras, de los trabajadores ocupados en tareas particularmente penosas o en trabajos especiales que requieran descanso periódico durante la jornada de trabajo, y de los trabajadores en equipo durante las pausas.

2) La legislación nacional, cuando fuere apropiado, deberí a conferir a la autoridad competente la facultad de exigir la instalación de salas de descanso, en los casos en que lo considere conveniente y tomando en cuenta las condiciones y circunstancias del empleo.

70. Las instalaciones así previstas deberí an comprender por lo menos:

a) un local donde se hayan tomado medidas adecuadas al clima para disminuir los inconvenientes resultantes del frí o o del calor;

b) ventilación e iluminación adecuadas;

c) asientos apropiados en nú mero suficiente.

XX. Planeamiento y Construcción

71. Los planos de los nuevos edificios destinados a los establecimientos, instituciones, servicios administrativos o secciones de é stos a que se aplica la presente Recomendación, así como los planos de las nuevas instalaciones destinadas a esos fines que se hagan en edificios antiguos donde deban hacerse reformas importantes, deberí an guardar conformidad, en la mayor medida de lo posible, con las disposiciones de la presente Recomendación y deberí an ser sometidos a la autoridad competente para su aprobación previa en los casos en que así lo prescriba la legislación nacional.

72. En los planos deberí a figurar información suficiente, en particular, sobre lo siguiente:

a) la ubicación de los locales de trabajo, de los lugares de trá nsito, de las salidas normales, de las salidas de urgencia y de las instalaciones sanitarias;

b) las dimensiones de los locales de trabajo y de las salidas de urgencia, así como de las puertas y ventanas, con indicación de la altura de los antepechos;

c) la naturaleza del suelo, las paredes y los techos;

d) las má quinas e instalaciones que puedan emitir calor, vapores, gases, polvo, olores, luz, ruido o vibraciones en cantidades que puedan afectar a la salud, a la seguridad o a la comodidad de los trabajadores, así como sobre las medidas propuestas para combatir estos inconvenientes;

e) el sistema de calefacción y de iluminación;

f) cualquier instalación de ventilación mecá nica;

g) los sistemas de insonorización, de protección contra la humedad y de control de la temperatura.

73. La autoridad competente deberí a conceder plazos razonables para toda modificación que exija con objeto de que los establecimientos, instituciones, servicios administrativos o secciones de é stos a que se aplique la presente Recomendación se ajusten a las disposiciones de la misma.

74. En la medida de lo posible, las paredes, los suelos, los techos y el equipo de todos los locales deberí an estar construidos de manera que no presenten peligro para la salud.

75. Deberí a preverse un nú mero suficiente de salidas de urgencia y mantenerlas adecuadamente.

XXI. Medidas para Evitar la Propagación de Enfermedades

76.

1) Se deberí an tomar medidas para evitar la propagación de enfermedades transmisibles entre las personas que trabajen en cualquier establecimiento, institución, servicio administrativo o secciones de é stos a que se aplique la presente Recomendación, así como entre los trabajadores y el pú blico.

2) Estas medidas deberí an comprender, en particular:

a) medidas colectivas o individuales de prevención té cnica y de profilaxis, comprendidas la provención de las enfermedades infecciosas y la lucha contra los insectos, los roedores y otros animales nocivos;

b) medidas de observación mé dica.

XXII. Enseñanza de las Medidas de Higiene

77. Se deberí an tomar medidas para dar a los trabajadores y a los empleadores las nociones elementales necesarias con respecto a las medidas de higiene que los trabajadores tengan que tomar durante sus horas de trabajo.

78.

1) Los trabajadores deberí an ser informados, en particular:

a) de los riesgos para la salud que entrañan todas las su20ancias nocivas que pueden tener que preparar, manejar o emplear, aun cuando se trate de productos de uso poco corriente en el establecimiento en que trabajan;

b) de la necesidad de utilizar convenientemente los dispositivos y el equipo previstos para los fines de higiene y protección.

2) Si no pueden darse indicaciones completas acerca de la higiene en un idioma que comprendan los trabajadores, deberí a, por lo menos, informá rseles en su idioma sobre el sentido de ciertos té rminos, expresiones, sí mbolos y emblemas importantes.

XXIII. Cooperación en Materia de Higiene

79.

1) La autoridad competente, los empleadores y los trabajadores deberí an ponerse en contacto para asegurar la higiene de los trabajadores en relación con su trabajo.

2) La autoridad competente, al dar efecto a las disposiciones de esta Recomendación, deberí a consultar con las organizaciones representativas de los empleadores y de los trabajadores interesados, y si no existieren, con representantes de los empleadores y de los trabajadores interesados.

80.

1) La autoridad competente deberí a fomentar y, llegado el caso, efectuar ella misma el estudio de todas las medidas tendentes a asegurar la higiene de los trabajadores en relación con su trabajo.

2) La autoridad competente deberí a difundir ampliamente toda la documentación relativa a las medidas que tienden a asegurar la higiene de los trabajadores en relación con su trabajo.

3) Deberí an poder obtenerse de la autoridad competente todas las informaciones y consejos sobre cualquier cuestión relacionada con la presente Recomendación.

81.

1) En los establecimientos, instituciones, servicios administrativos o secciones de é stos donde la autoridad competente lo estime deseable, habida cuenta de los riesgos previsibles, se deberí a designar por lo menos un delegado o encargado de la higiene.

2) Estos delegados o encargados de la higiene deberí an cooperar estrechamente con los empleadores y los trabajadores para la eliminación de los riesgos que amenacen la salud de los trabajadores, y a este efecto, sobre todo, deberí an mantenerse en contacto con los representantes de los empleadores y de los trabajadores.

3) En los establecimientos, instituciones y servicios administrativos donde la autoridad competente lo considere oportuno, habida cuenta de los riesgos previsibles, se deberí a organizar un comité de higiene.

4) Los comité s de higiene deberí an poner especial empeño en la eliminación de los riesgos que amenacen la salud de los trabajadores.

82. La autoridad competente, con la cooperación de los empleadores y de los trabajadores interesados o de sus organizaciones representativas, deberí a hacer encuestas para reunir datos relativos a las enfermedades que puedan tener origen profesional y para adoptar medidas a fin de eliminar las causas y condiciones que provocan estas enfermedades.

XXIV. Control de la Aplicación

83. Se deberí an tomar las medidas apropiadas, mediante servicios de inspección adecuados o por otros medios, para asegurar la aplicación efectiva de la legislación, los reglamentos o de las otras disposiciones relativas a la higiene.

84. Si las medidas por las que se dé efecto a las disposiciones de la presente Recomendación lo permiten, deberí a garantizarse la aplicación efectiva de esa legislación mediante el establecimiento de un sistema adecuado de sanciones.

Cross references


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion