En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R118 Recomendación sobre la protección de la maquinaria, 1963

Recomendación sobre la protección de la maquinaria
RECOMENDACION:R118
Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:47
Fecha de adopción:25:06:1963
Sujeto: Seguridad y salud en el trabajo

Estatus: Instrumento pendiente de revisión

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 5 junio 1963 en su cuadragé sima sé ptima reunión;

Despué s de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la prohibición de la venta, arrendamiento y utilización de maquinaria desprovista de dispositivos adecuados de protección, cuestión que constituye el cuarto punto del orden del dí a de la reunión, y

Despué s de haber decidido que dichas disposiciones revistan la forma de una recomendación complementaria del Convenio sobre la protección de la maquinaria, 1963,

adopta, con fecha veinticinco de junio de mil novecientos sesenta y tres, la siguiente Recomendación, que podrá ser citada como la Recomendación sobre la protección de la maquinaria, 1963: I. Fabricación, Venta, Arrendamiento, Cesión a Cualquier Otro Tí tulo y Exposición 1. 1) La fabricación, la venta, el arrendamiento y, en la medida que determine la autoridad competente, la cesión a cualquier otro tí tulo y la exposición de determinados tipos de má quinas tal como se definen en el artí culo 1 del Convenio sobre la protección de la maquinaria, 1963, deberí an prohibirse por la legislación nacional o impedirse por otras medidas de aná loga eficacia cuando estas má quinas comprendan, ademá s de los elementos especificados en el artí culo 2 del citado Convenio, órganos de trabajo (punto de operación) peligrosos desprovistos de dispositivos adecuados de protección. 2) Al diseñar las má quinas deberí an tenerse en cuenta las disposiciones del apartado anterior y del pá rrafo 2. 3) Los tipos de má quinas a que alude el apartado 1) deberí an especificarse por la legislación nacional o por otras medidas de aná loga eficacia.

2. Al especificar los tipos de má quinas a que alude el pá rrafo 1 deberí an tambié n tenerse en cuenta las disposiciones siguientes: a) todos los órganos de trabajo de las má quinas que en el curso de su funcionamiento produzcan astillas o virutas deberí an ser protegidos adecuadamente para garantizar la completa seguridad de los encargados de las má quinas; b) deberí an protegerse todos los elementos de la má quina que se encuentren bajo tensión elé ctrica peligrosa, de manera que se garantice la completa protección de los trabajadores; c) cada vez que sea posible, se deberí a proteger a las personas mediante dispositivos automá ticos cuando se pone en marcha la má quina, durante su utilización y cuando se para; d) las má quinas deberí an diseñarse de manera que, en la medida de lo posible, se evite todo peligro, que no se especifique en el presente pá rrafo, a que pueden estar expuestas las personas encargadas de estas má quinas, teniendo en cuenta la í ndole de las materias utilizadas y la naturaleza del peligro.

3. 1) Las disposiciones del pá rrafo 1 no se aplican a las maquinas u órganos de trabajo de las má quinas a que se refiere dicho pá rrafo: a) que por su construcción ofrezcan idé ntica seguridad a la que proporcionarí an dispositivos de protección adecuados; b) que han de ser instaladas o colocadas de manera que por su instalación o colocación ofrezcan idé ntica seguridad a la que proporcionarí an dispositivos de protección adecuados. 2) La prohibición de la fabricación, venta, arrendamiento, cesión a cualquier otro tí tulo o exposición de las má quinas a que se refiere el pá rrafo 1 no se aplica a la maquinaria ú nicamente por estar diseñada de tal modo que no se cumplan plenamente los requisitos del citado pá rrafo relativos a la protección durante las operaciones de conservación, engrase, cambio de órganos de trabajo o ajuste, si estas operaciones pueden efectuarse de acuerdo con las normas usuales de seguridad. 3) Las disposiciones del pá rrafo 1 no prohí ben la venta de maquinas o su cesión a cualquier otro tí tulo para almacenarlas, exponerlas o destinarlas a chatarra o para renovarlas. Sin embargo, estas má quinas no deberí an ser vendidas, arrendadas, cedidas a cualquier otro tí tulo o expuestas despué s de su almacenamiento o su renovación, a menos que reú nan las condiciones previstas en el pá rrafo 1.

4. La obligación de aplicar las disposiciones del pá rrafo 1 deberí a incumbir al fabricante, al vendedor, al arrendador, a la persona que cede má quinas a cualquier otro tí tulo o al expositor, e igualmente, en los casos apropiados y de conformidad con la legislación nacional, a sus mandatarios respectivos.

5. 1) Todo Miembro podrí a prever una excepción temporal a las disposiciones del pá rrafo 1. 2) Las condiciones y la duración de esta excepción temporal, que en ningú n caso habrí a de exceder de tres años, deberí an determinarse por la legislación nacional o por otras medidas de aná loga eficacia. 3) A los fines de la aplicación del presente pá rrafo, la autoridad competente deberí a consultar a las organizaciones má s representativas de empleadores y de trabajadores interesadas, así como, si ha lugar, a las organizaciones de fabricantes.

6. Las instrucciones sobre el modo de utilizar la má quina deberí an basarse en mé todos adecuados para garantizar su utilización con toda seguridad.

II. Utilización 7. 1) La utilización de má quinas que tengan alguna parte peligrosa, incluyendo los órganos de trabajo (punto de operación), desprovista de dispositivos adecuados de protección deberí a prohibirse por la legislación nacional o impedirse por otras medidas de aná loga eficacia. Sin embargo, cuando esta prohibición no pueda respetarse plenamente sin impedir la utilización de la má quina, se deberí a aplicar en toda la medida en que lo permita esta utilización. 2) Las má quinas deberí an protegerse de manera que se respeten los reglamentos y las normas de seguridad e higiene del trabajo.

8. La obligación de aplicar las disposiciones del pá rrafo 7 deberí a incumbir al empleador.

9. 1) Las disposiciones del pá rrafo 7 no se aplican a las má quinas o partes de má quinas que, por su construcción, instalación o colocación, ofrezcan idé ntica seguridad a la que proporcionarí an dispositivos de protección adecuados. 2) Las disposiciones del pá rrafo 7 y del pá rrafo 12 no constituyen un obstá culo a las operaciones de conservación, de engrase, de cambio de órganos de trabajo o de ajuste de las má quinas o partes de má quinas, efectuadas de acuerdo con las normas usuales de seguridad.

10. 1) Todo Miembro podrá prever una excepción temporal a las disposiciones del pá rrafo 7. 2) Las condiciones y la duración de esa excepción temporal, que en ningú n caso habrá de exceder de tres años, deberí an determinarse por la legislación nacional o por otras medidas de aná loga eficacia. 3) A los fines de la aplicación del presente pá rrafo, la autoridad competente deberí a consultar a las organizaciones má s representativas de empleadores y de trabajadores interesadas.

11. 1) El empleador deberí a tomar medidas para informar a los trabajadores acerca de la legislación nacional relativa a la protección de la maquinaria, y deberí a indicarles, de manera apropiada, los peligros que entraña la utilización de las má quinas y las precauciones que deben adoptar. 2) El empleador deberí a establecer y mantener, respecto a las má quinas objeto de la presente Recomendación, condiciones de ambiente que no entrañen peligro alguno para los trabajadores.

12. 1) Ningú n trabajador deberí a utilizar una má quina sin que esté n colocados en su lugar los dispositivos de protección de que vaya provista. No se deberí a pedir a ningú n trabajador que utilice una má quina sin que se hallen en su lugar los dispositivos de protección de que vaya provista. 2) Ningú n trabajador deberí a inutilizar los dispositivos de protección de que vaya provista la má quina que utiliza. No deberí an inutilizarse los dispositivos de protección de que vaya provista una má quina destinada a ser utilizada por un trabajador.

13. La aplicación de la presente Recomendación no deberí a menoscabar los derechos de que gozan los trabajadores en virtud de la legislación nacional sobre la seguridad social o el seguro social.

14. Las disposiciones de la presente parte de la Recomendación que se refieren a las obligaciones de los empleadores y de los trabajadores deberí an aplicarse, si la autoridad competente así lo decide y en la medida en que lo fije, a los trabajadores independientes.

15. A los fines de la aplicación de la presente parte de la Recomendación, se entenderá igualmente por empleador , si ha lugar, el mandatario de é ste e en el sentido de la legislación nacional.

III. Campo de Aplicación 16. La presente Recomendación se aplica a todos los sectores de actividad económica.

IV. Disposiciones Diversas 17. 1) Deberí an adoptarse todas las medidas necesarias para asegurar la aplicación efectiva de las disposiciones de la presente Recomendación. Entre estas medidas deberí an figurar disposiciones detalladas, lo má s completas posible, especificando por qué medios las má quinas o ciertos tipos de má quinas podrí an considerarse como protegidos de manera adecuada, disposiciones para una inspección eficaz y sanciones adecuadas. 2) Todo Miembro deberí a confiar el control de la aplicación de las disposiciones de la presente Recomendación a servicios de inspección apropiados o comprobar que se asegura una inspección adecuada.

18. 1) Deberí an preverse acuerdos bilaterales o multilaterales entre los Miembros importadores o exportadores de maquinaria con objeto de efectuar consultas mutuas y colaborar para la aplicación del Convenio sobre la protección de la maquinaria, 1963, y de la presente Recomendación en las transacciones de cará cter internacional sobre la venta o el arrendamiento de maquinaria. 2) Estos acuerdos deberí an prever, entre otras cuestiones, la uniformidad de las normas de seguridad e higiene del trabajo relativas a las má quinas. 3) Al proceder a la elaboración de tales acuerdos, los Miembros deberí an tener en cuenta los reglamentos-tipo de seguridad y los repertorios de recomendaciones prá cticas apropiados que publica la Oficina Internacional del Trabajo de cuando en cuando, así como las normas apropiadas de las organizaciones internacionales de normalización.

19. Toda legislación nacional que dé efecto a las disposiciones de la presente Recomendación deberí a ser elaborada por la autoridad competente, previa consulta a las organizaciones má s representativas de empleadores y de trabajadores interesadas, y, si ha lugar, a las organizaciones de fabricantes.

Cross references


CONVENIOS:C119 Convenio sobre la protección de la maquinaria, 1963


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion