En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R86 Recomendación sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949

Recomendación sobre los trabajadores migrantes (revisada en 1949)
RECOMENDACION:R086

Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:32
Fecha de adopción:01:07:1949
Sujeto: Trabajadores migrantes

Estatus: Instrumento actualizado

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 8 junio 1949 en su trigé sima segunda reunión;

Despué s de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la revisión de la Recomendación sobre los trabajadores migrantes, 1939, y de la Recomendación sobre los trabajadores migrantes (colaboración entre Estados), 1939, adoptadas por la Conferencia en su vigé sima quinta reunión, cuestión que está comprendida en el undé cimo punto del orden del dí a de la reunión, y

Despué s de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendación,

adopta, con fecha primero de julio de mil novecientos cuarenta y nueve, la siguiente Recomendación, que podrá ser citada como la Recomendación sobre los trabajadores migrantes (revisada), 1949:

La Conferencia:

Despué s de haber adoptado el Convenio sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949, y deseando completarlo con una recomendación,

Recomienda lo que sigue:

I

1. A los efectos de la presente Recomendación:

a) la expresión trabajador migrante significa toda persona que emigra de un paí s a otro para ocupar un empleo que no habrá de ejercer por su propia cuenta, e incluye a cualquier persona normalmente admitida como trabajador migrante;

b) el té rmino reclutamiento significa:

i) el hecho de contratar a una persona, en un territorio, por cuenta de un empleador en otro territorio;

ii) el hecho de obligarse con una persona, en un territorio, a proporcionarle un empleo en otro territorio, así como la adopción de medidas relativas a las operaciones comprendidas en i) y ii), e incluso la bú squeda y selección de emigrantes y los preparativos para su salida;

c) el té rmino introducción significa todas las operaciones efectuadas para preparar o facilitar la llegada o la admisión a un territorio de personas reclutadas en las condiciones enunciadas en el apartado b) de este pá rrafo;

d) el té rmino colocación significa todas las operaciones efectuadas para procurar o facilitar el empleo de las personas introducidas en las condiciones enunciadas en el apartado c) de este pá rrafo.

2. Cuando se menciona en la presente Recomendación al gobierno o a la autoridad competente del territorio de emigración, estas palabras designan, si se trata de migrantes refugiados o de personas desplazadas, cualquier organismo establecido de conformidad con las disposiciones de un instrumento internacional que esté encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno.

3. La presente Recomendación no se aplica:

a) a los trabajadores fronterizos;

b) a la entrada, por un corto perí odo, de artistas y de personas que ejerzan una profesión liberal;

c) a la gente de mar.

II

4.

1) De una manera general, los Miembros deberí an tener por norma el desarrollo y uso de todas las posibilidades de empleo, y deberí an facilitar, a estos efectos, la distribución internacional de la mano de obra y, en particular, su movimiento desde los paí ses en que haya excedente hacia los paí ses que tengan un dé ficit.

2) Las medidas adoptadas por cada Miembro deberí an tener debidamente en cuenta la situación nacional de la mano de obra, y el gobierno deberí a consultar a las organizaciones apropiadas de empledores y de trabajadores sobre todas las cuestiones de cará cter general relativas a las migraciones de trabajadores.

III

5.

1) El servicio gratuito establecido en cada paí s para ayudar a los migrantes y a sus familias, y especialmente para proporcionarles información exacta, deberí a estar dirigido:

a) por autoridades pú blicas;

b) por una o varias organizaciones voluntarias que ejerzan su actividad sin fines lucrativos, aprobadas para este efecto por las autoridades pú blicas y sujetas a su vigilancia; o

c) en parte, por las autoridades pú blicas, y, en parte, por una o varias organizaciones voluntarias que reú nan las condiciones enunciadas en el apartado b) de este pá rrafo.

2) El servicio deberí a aconsejar a los migrantes y a sus familias, en sus idiomas o dialectos, o, al menos, en un idioma que puedan comprender, acerca de las cuestiones referentes a la emigración, inmigración, condiciones de trabajo y de vida, comprendidas las condiciones de higiene en el lugar de destino, regreso al paí s de origen o de emigración y, de una manera general, acerca de cualquier otra cuestión que pueda interesarles en su calidad de migrantes.

3) El servicio deberí a facilitar a los migrantes y a sus familias, si ello fuera necesario, el cumplimiento de las formalidades administrativas y demá s gestiones que necesiten hacer para su regreso al paí s de origen o de emigración.

4) Para facilitar la adaptación de los migrantes, deberí an organizarse, cuando se consideren necesarios, cursos preparatorios destinados a informar a los migrantes sobre las condiciones generales y los sistemas de trabajo que prevalezcan en el paí s de inmigración y a enseñarles el idioma de ese paí s. Los paí ses de inmigración y emigración deberí an ponerse de acuerdo para la organización de dichos cursos.

6. Cada Miembro deberí a proporcionar a la Oficina Internacional del Trabajo y a cualquier Miembro que la solicite información acerca de su legislación relativa a la emigración, comprendida cualquier disposición administrativa concerniente a las restricciones a la emigración y a las facilidades concedidas a los emigrantes, e indicaciones ú tiles sobre las categorí as de personas que deseen emigrar.

7. Cada Miembro deberí a proporcionar a la Oficina Internacional del Trabajo y a cualquier Miembro que la solicite información acerca de su legislación relativa a la inmigración, e incluso acerca de cualquier disposición administrativa sobre los permisos de entrada, en los casos en que é stos sean necesarios, del nú mero y calificaciones profesionales de los inmigrantes deseados, de la legislación relativa a la admisión de los trabajadores migrantes y de cualquier facilidad especial otorgada a los migrantes, así como de toda medida destinada a favorecer su adaptación a la organización económica y social del paí s de inmigración.

8. Siempre que ello fuere posible, un plazo razonable deberí a separar la fecha de publicación de la entrada en vigor de cualquier disposición que modifique las condiciones a que esté n sujetas las autorizaciones para emigrar e inmigrar o la admisión al trabajo de los migrantes, a fin de que estas condiciones sean comunicadas en tiempo oportuno a las personas que se preparan a emigrar.

9. Se deberí an dictar disposiciones para dar suficiente publicidad, en el momento oportuno, a las medidas má s importantes indicadas en el pá rrafo anterior; dicha publicidad deberí a hacerse en los idiomas má s generalizados entre los migrantes.

10. Las migraciones deberí an facilitarse con medidas apropiadas destinadas a:

a) asegurar a los trabajadores migrantes, a su llegada al paí s de destino, en caso de necesidad, vivienda, alimentos y ropa adecuados;

b) asegurar, si ello fuere necesario, una formación profesional que permita a los trabajadores migrantes adquirir las calificaciones exigidas en el paí s de inmigración;

c) permitir, teniendo en cuenta los lí mites fijados por la legislación nacional relativa a la exportación e importación de divisas, la transferencia de cualquier parte de las ganancias y de las economí as del trabajador migrante que é ste desee transferir;

d) proveer a la transferencia del capital de los trabajadores migrantes, si é stos así lo desean, al paí s de inmigración, dentro de los lí mites permitidos por la legislación nacional relativa a la exportación e importación de divisas, cuando se trate de migraciones permanentes;

e) asegurar el acceso de los migrantes y de los miembros de sus familias a las escuelas.

11. Deberí a ayudarse a los migrantes y a los miembros de sus familias para que puedan beneficiarse de las medidas relativas al recreo y al bienestar, y deberí an tomarse medidas, cuando ello fuere necesario, para asegurar a los migrantes el disfrute de facilidades especiales durante el perí odo inicial de instalación en el paí s de inmigración.

12. Los trabajadores migrantes reclutados en virtud de acuerdos sobre migraciones colectivas celebrados bajo el control gubernamental deberí an disfrutar de la asistencia mé dica prestada a los nacionales.

IV

13.

1) Cuando el interé s del migrante lo exija, los Miembros deberí an obligar a cualquier intermediario que se dedique al reclutamiento, introducción o colocación de trabajadores migrantes por cuenta de un empleador a que se provea de un mandato escrito de dicho emplador, o de otro documento por el que se pruebe que está actuando en su representación.

2) Este documento deberí a estar redactado o traducido en el idioma oficial del paí s de emigración y deberí a contener todos los datos necesarios sobre el empleador, la naturaleza e importancia de las operaciones de reclutamiento, introducción o colocación confiadas al intermediario, y el empleo ofrecido, inclusive la remuneración.

14.

1) La selección té cnica de los trabajadores migrantes deberí a efectuarse de suerte que limite lo menos posible las migraciones y garantice al mismo tiempo la calificación de los migrantes para efectuar el trabajo exigido.

2) Dicha selección deberí a confiarse:

a) a instituciones oficiales; o

b) cuando sea pertinente, a instituciones privadas del territorio de inmigración debidamente autorizadas y, si ello fuere necesario en interé s del migrante, vigiladas por la autoridad competente del territorio de emigración.

3) El derecho a efectuar operaciones de selección deberí a subordinarse a la autorización previa de la autoridad competente del territorio donde dichas operaciones tengan lugar, en los casos y de acuerdo con las condiciones previstas por la legislación vigente en ese territorio, o por un acuerdo celebrado entre el gobierno del territorio de emigración y el gobierno del territorio de inmigración.

4) En todo lo posible, los trabajadores que deseen emigrar deberí an, antes de dejar el paí s de emigración, ser examinados, a los efectos de la selección profesional y mé dica, por un representante de la autoridad competente del territorio de inmigración.

5) Si las operaciones de reclutamiento revisten gran amplitud, deberí an celebrarse acuerdos que prevean un sistema de consultas y una colaboración estrecha entre las autoridades competentes de los territorios de emigración e inmigración interesados.

6) Las operaciones referidas en los apartados precedentes de este pá rrafo deberí an efectuarse en el lugar má s próximo posible de aquel donde los migrantes hayan sido reclutados.

15.

1) Se deberí an tomar disposiciones por medio de acuerdos a fin de autorizar a cualquier trabajador migrante, introducido a tí tulo permanente, para que lo acompañen los miembros de su familia o para que é stos se reú nan con é l.

2) Se deberí an dar amplias facilidades, tanto en el paí s de emigración como en el de inmigración, para el desplazamiento de los miembros de la familia de un trabajador migrante autorizados a acompañarlo o a reunirse con é l.

3) A los efectos del presente pá rrafo, se deberí a considerar como miembros de la familia de un trabajador migrante a la mujer y a sus hijos menores. Las solicitudes tendientes a extender el beneficio de este ré gimen a otros miembros de la familia del trabajador migrante que esté n a su cargo deberí an examinarse con benevolencia.

V

16.

1) Los trabajadores migrantes autorizados a residir en un territorio y los miembros de su familia autorizados a acompañarlos o a reunirse con ellos deberí an, siempre que fuere posible, ser admitidos al trabajo en las mismas condiciones que los nacionales.

2) En los paí ses donde el empleo de los trabajadores migrantes está sujeto a restricciones, é stas deberí an, siempre que fuere posible:

a) cesar de ser aplicadas a los trabajadores migrantes que hayan residido en el paí s de inmigración durante un perí odo determinado, cuya duración no deberí a, en principio, exceder de cinco años;

b) cesar de ser aplicadas a la mujer y a los hijos en edad de trabajar, que esté n autorizados a acompañar al trabajador migrante o a reunirse con é l, al mismo tiempo que cesen de aplicarse a este ú ltimo.

17. En los paí ses donde el nú mero de trabajadores migrantes sea bastante elevado, las condiciones de empleo de estos trabajadores deberí an ser objeto de una vigilancia especial, que podrá efectuarse, segú n las circunstancias, por un servicio especial de inspección, o por inspectores del trabajo u otros funcionarios especializados en esta labor.

VI

18.

1) Cuando un trabajador migrante haya sido regularmente admitido en el territorio de un Miembro, dicho Miembro deberí a abstenerse, en todo lo posible, de alejar de su territorio a este trabajador o a los miembros de su familia por motivo de la insuficiencia de recursos del trabajador o de la situación del mercado del empleo, a menos que se haya celebrado un acuerdo a este respecto entre las autoridades competentes de los territorios de emigración e inmigración interesados.

2) Dicho acuerdo deberí a prever:

a) que la duración de la estada del trabajador migrante en el territorio de inmigración será tenida en consideración y que, en principio, ningú n trabajador migrante podrá ser expulsado si ha permanecido en el territorio má s de cinco años;

b) que el migrante deberá haber agotado sus derechos a las prestaciones del seguro de desempleo;

c) que el migrante deberá haber recibido una notificación previa a fin de que tenga tiempo suficiente para disponer de sus propiedades;

d) que se tomará n medidas adecuadas para el transporte del trabajador y de los miembros de su familia;

e) que se tomará n las disposiciones indispensables para que el trabajador migrante y los miembros de su familia disfruten de un trato humano;

f) que los gastos de regreso del migrante y de los miembros de su familia, así como los del transporte de sus enseres hasta el punto final de destino, no correrá n a su cargo.

19. Las autoridades de los paí ses interesados deberí an tomar medidas apropiadas a fin de que las organizaciones de empleadores y de trabajadores sean consultadas en lo que respecta a las operaciones de reclutamiento, introducción y colocación de trabajadores migrantes.

VII

20. Cuando los trabajadores o los miembros de sus familias que hayan conservado la nacionalidad de su Estado de origen regresen a é l, dicho Estado deberí a conceder a las referidas personas el beneficio de cualesquiera medidas que esté n vigentes sobre la asistencia a los desamparados y a los desempleados, así como el de aquellas tendientes a facilitar la reintegración al trabajo de los desempleados, eximié ndolos al mismo tiempo de toda condición de residencia o de ocupación previa en el paí s o en la localidad.

VIII

21.

1) Los Miembros deberí an, cuando esto fuere pertinente, completar el Convenio sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949, y los pá rrafos precedentes de la presente Recomendación, mediante acuerdos bilaterales que deberí an especificar los mé todos para aplicar los principios contenidos en el Convenio y en la Recomendación.

2) Al celebrar dichos acuerdos, los Miembros deberí an tener en cuenta las disposiciones del acuerdo-tipo anexo a la presente Recomendación, en lo que concierne a la elaboración de clá usulas apropiadas para la organización de las migraciones de trabajadores y a la reglamentación de las condiciones de traslado y de empleo de los trabajadores migrantes, comprendidos los refugiados y las personas desplazadas.

ANEXO ANEXO

ACUERDO-TIPO SOBRE LAS MIGRACIONES TEMPORALES Y PERMANENTES DE TRABAJADORES, CON INCLUSION DE LA MIGRACION DE REFUGIADOS Y PERSONAS DESPLAZADAS (Nota : Las palabras y frases en cursiva se refieren principalmente a las migraciones permanentes, y aquellas que figuran entre corchetes se refieren ú nicamente a las migraciones de refugiados y de personas desplazadas.)

Artí culo 1. Intercambio de información

1. La autoridad competente del territorio de inmigración deberá proporcionar, periódicamente, información apropiada a la autoridad competente del territorio de emigración o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, a cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno sobre:

a) las disposiciones legislativas y administrativas referentes a la entrada, empleo, residencia y establecimiento de los migrantes y de sus familias;

b) el nú mero, las categorí as y las calificaciones profesionales de los migrantes deseados;

c) las condiciones de trabajo y de vida de los migrantes, y en especial el costo de vida y los salarios mí nimos en función de las categorí as profesionales y de las regiones de empleo, las asignaciones suplementarias, si las hubiere; la naturaleza de los empleos disponibles, las bonificaciones de contratación, si las hubiere; los regí menes de seguridad social y de asistencia mé dica, las disposiciones relativas al transporte de los migrantes y de sus bienes y herramientas, las condiciones de vivienda y las disposiciones sobre el suministro de alimentos y vestido, las medidas relativas a la transferencia de los ahorros de los migrantes, y de otras sumas debidas en virtud de lo dispuesto en el presente acuerdo;

d) las facilidades especiales, si las hubiere, concedidas a los migrantes;

e) las facilidades de instrucción general y de formación profesional concedidas a los migrantes;

f) las medidas destinadas a facilitar la adaptación rá pida de los migrantes;

g) el procedimiento y las formalidades exigidas para la naturalización.

2. La autoridad competente del territorio de emigración o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno deberá poner esta información en conocimiento de las personas y organismos interesados.

3. La autoridad competente del territorio de emigración o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno deberá proporcionar, periódicamente, información apropiada a la autoridad competente del territorio de inmigración sobre:

a) las disposiciones legislativas y administrativas referentes a la inmigración;

b) el nú mero y las calificaciones profesionales de las personas que deseen emigrar, así como la composición de sus familias;

c) el ré gimen de seguridad social;

d) las facilidades especiales, si las hubiere, concedidas a los migrantes;

e) el medio y las condiciones de vida a los cuales está n acostumbrados los migrantes;

f) las disposiciones vigentes sobre la exportación de capitales.

4. La autoridad competente del territorio de inmigración deberá poner esta información en conocimiento de las personas u organismos interesados.

5. Cada una de las partes en cuestión deberá , igualmente, comunicar la información mencionada en los pá rrafos 1 a 4 del presente artí culo a la Oficina Internacional del Trabajo.

Artí culo 2. Acción contra la propaganda que induce en error

1. Las partes convienen en tomar todas las medidas pertinentes que conciernan a sus territorios respectivos, siempre que lo permita la legislación nacional, para impedir toda propaganda relativa a la emigración e inmigración que pueda inducir en error.

2. A estos efectos, las partes colaborará n, si ello fuere necesario, con las autoridades competentes de otros paí ses interesados.

Artí culo 3. Formalidades administrativas

Las partes convienen en tomar medidas a fin de acelerar y simplificar la realización de las formalidades administrativas relacionadas con la salida, viaje, entrada, residencia y establecimiento de los migrantes, y siempre que ello fuere posible, de los miembros de sus familias; estas medidas deberá n incluir, cuando ello fuere necesario, la organización de un servicio de interpretación.

Artí culo 4. Validez de los documentos

1. Las partes determinará n las condiciones que deba reunir, a fin de que se reconozca su validez en el territorio de inmigración, cualquier documento expedido por la autoridad competente del territorio de emigración, y referente a los migrantes y los miembros de sus familias o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, por cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno, en lo que concierne a:

a) su estado civil;

b) su situación judicial;

c) sus calificaciones profesionales;

d) su instrucción general y su formación profesional; y

e) su participación en regí menes de seguridad social.

2. Las partes tambié n determinará n el alcance de dicho reconocimiento.

3. En caso de refugiados y personas desplazadas, la autoridad competente del territorio de inmigración reconocerá la validez de cualquier documento de viaje expedido, en sustitución de un pasaporte nacional, por la autoridad competente del territorio de emigración y, en especial, la de los documentos de viaje expedidos de conformidad con los té rminos de un acuerdo internacional (por ejemplo, el documento de viaje establecido por el acuerdo de 15 de octubre de 1946 y el pasaporte Nansen).

Artí culo 5. Condiciones y criterios relativos a las migraciones

1. Las partes deberá n determinar, de comú n acuerdo:

a) los requisitos que deban reunir los migrantes y los miembros de sus familias, en lo que respecta a la edad, aptitud fí sica y salud, así como las calificaciones profesionales para las diversas ramas de la actividad económica y para las diferentes categorí as profesionales;

b) las categorí as de miembros de las familias de los migrantes autorizados a acompañarlos o a reunirse con ellos.

2. Las partes deberá n determinar tambié n, de conformidad con las disposiciones del artí culo 28 del presente acuerdo:

a) la importancia numé rica y las categorí as profesionales de los migrantes que será n reclutados durante un perí odo determinado;

b) las zonas de reclutamiento y las zonas de colocación y establecimiento exceptuado el caso de refugiados y personas desplazadas, en el que la determinación de las zonas de reclutamiento quedará reservada al organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno.

3. A fin de reclutar migrantes que respondan a las necesidades té cnicas del territorio de inmigración y que puedan adaptarse fá cilmente a las condiciones existentes en dicho territorio, las partes deberá n determinar los criterios que regirá n la selección té cnica de los migrantes.

4. Al establecer estos criterios, ambas partes deberá n tener en consideración: a) con respecto a la selección mé dica:

i) la naturaleza del examen mé dico al que someterá n a los migrantes (examen mé dico general, examen radiológico, examen de laboratorio, etc.);

ii) la elaboración de listas de enfermedades y defectos fí sicos que constituyan claramente una incapacidad para el empleo en ciertas profesiones;

iii) las condiciones mí nimas de higiene prescritas en convenios internacionales sobre higiene y relativas a los movimientos de población de un paí s a otro;

b) con respecto a la selección profesional:

i) las calificaciones de los migrantes exigidas en cada profesión o grupo de profesiones;

ii) las profesiones alternativas que exijan de los trabajadores calificaciones o capacidades aná logas, a fin de satisfacer las necesidades de profesiones determinadas en las que sea difí cil reclutar un nú mero suficiente de trabajadores calificados;

iii) el desarrollo de los tests psicoté cnicos;

c) con respecto a la selección basada en la edad de los migrantes: la flexibilidad con que deba aplicarse el criterio sobre la edad, a fin de tener en cuenta, por una parte, los requisitos de diversos empleos y, por otra, las diferencias de capacidad de los individuos de una edad determinada.

Artí culo 6. Organización del reclutamiento, introducción y establecimiento

1. Las personas u organismos que efectú en operaciones de reclutamiento, introducción y colocación de migrantes y de los miembros de sus familias deberá n ser nombrados por las autoridades competentes de los territorios interesados o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, por cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de los refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno, por una parte, y la autoridad competente del territorio de inmigración, por otra, a reserva de la aprobación de ambas partes.

2. A reserva de las disposiciones del pá rrafo siguiente, el derecho a efectuar las operaciones de reclutamiento, introducción y colocación sólo incumbirá a:

a) las oficinas pú blicas de colocación u otros organismos oficiales del territorio donde se realicen las operaciones;

b) los organismos oficiales de un territorio distinto de aquel donde se realicen las operaciones, que esté n autorizados a efectuar dichas operaciones en ese territorio en virtud de un acuerdo entre las partes;

c) cualquier organismo establecido de conformidad con las disposiciones de un instrumento internacional.

3. Ademá s, en la medida en que la legislación nacional de cada una de las partes lo permita, y a reserva de la aprobación y de la vigilancia de las autoridades competentes de dichas partes, las operaciones de reclutamiento, introducción y colocación podrá n ser efectuadas por:

a) el empleador o una persona que esté a su servicio y actú e en su nombre;

b) agencias privadas.

4. Los gastos de administración ocasionados por el reclutamiento, introducción y colocación no deberá n correr a cargo del migrante.

Artí culo 7. Exá menes de selección

1. Todo candidato a la emigración deberá someterse a un examen adecuado en el territorio de emigración; dicho examen deberá entrañar las menores molestias posibles para el migrante.

2. Con respecto a la organización de la selección de los migrantes, las partes se pondrá n de acuerdo sobre:

a) el reconocimiento y la composición de los organismos oficiales y de los organismos privados que hayan sido autorizados por la autoridad competente del territorio de inmigración para efectuar las operaciones de selección en el territorio de emigración;

b) la organización de los exá menes de selección, los centros donde habrá n de celebrarse y la distribución de los gastos ocasionados por estos exá menes;

c) la colaboración de las autoridades competentes de ambas partes, y en particular de sus servicios de empleo, en la organización de la selección.

Artí culo 8. Información y asistencia a los migrantes

1. El migrante que haya sido admitido, despué s de su examen mé dico y profesional, deberá recibir en el centro de reunión o de selección, en un idioma que comprenda, toda la información que aú n pudiere necesitar en relación con la naturaleza del trabajo para el que haya sido reclutado, la región del empleo, la empresa a la que haya sido destinado y las disposiciones tomadas para su viaje, así como las condiciones de vida y de trabajo, comprendidas las condiciones de higiene y demá s condiciones afines que existan en el paí s y en la región adonde se dirija.

2. A su llegada al paí s de inmigración, al centro de recepción, si lo hubiere, o al lugar de residencia, los migrantes y los miembros de sus familias deberá n recibir todos los documentos que necesiten para su trabajo, su residencia y su establecimiento en el paí s, así como información, instrucciones y consejos relativos a las condiciones de vida y de trabajo, y cualquier otra ayuda que pudieren necesitar para adaptarse a las condiciones del paí s de inmigración.

Artí culo 9. Educación y formación

Las partes deberá n coordinar sus actividades en lo que concierne a la organización de cursos para migrantes, los cuales incluirá n una información general sobre el paí s de inmigración, la enseñanza del idioma de este paí s y la formación profesional.

Artí culo 10. Intercambio de practicantes

Las partes convienen en favorecer el intercambio de practicantes y en determinar, en un acuerdo separado, las condiciones que regirá n dichos intercambios.

Artí culo 11. Condiciones de transporte

1. Durante el viaje desde el lugar de su residencia hasta el centro de reunión o de selección, así como durante su estada en dicho centro, los migrantes y los miembros de sus familias deberá n recibir de la autoridad competente del territorio de emigración o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, de cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno cualquier ayuda que pudieren necesitar.

2. Las autoridades competentes de los territorios de inmigración o emigración deberá n, cada una dentro de su jurisdicción, proteger la salud y el bienestar de los migrantes y de los miembros de sus familias y prestarles cualquier ayuda que pudieren necesitar durante el viaje desde el centro de reunión o selección hasta el lugar de su empleo, así como durante su estada en un centro de recepción, si lo hubiere.

3. Los migrantes y los miembros de sus familias deberá n ser transportados en la forma que merecen los seres humanos, y de acuerdo con la legislación vigente.

4. Las partes deberá n determinar, de comú n acuerdo, los té rminos y las condiciones para la aplicación de las disposiciones del presente artí culo.

Artí culo 12. Gastos de viaje y de manutención

Las partes deberá n determinar los mé todos para sufragar los gastos de viaje de los migrantes y de los miembros de sus familias desde el lugar de su residencia hasta el lugar de destino, los de su manutención mientras viajen, los ocasionados por enfermedad y hospitalización, así como los relativos al transporte de sus efectos personales.

Artí culo 13. Transferencia de fondos

1. La autoridad competente del territorio de emigración deberá , en todo lo posible y de conformidad con la legislación nacional en materia de importación y exportación de divisas extranjeras, autorizar y facilitar a los migrantes y a los miembros de sus familias el retiro, de su paí s, de las sumas que puedan necesitar para su establecimiento inicial en el extranjero.

2. La autoridad competente del territorio de inmigración deberá , en todo lo posible y de conformidad con la legislación nacional en materia de importación y exportación de divisas extranjeras, autorizar y facilitar la transferencia periódica, al territorio de emigración, de los ahorros de los migrantes y de cualesquiera otras sumas debidas en virtud del presente acuerdo.

3. Las transferencias de fondos autorizadas en los pá rrafos 1 y 2 de este artí culo deberá n efectuarse de acuerdo con el tipo oficial de cambio existente.

4. Las partes deberá n tomar todas las medidas necesarias para simplificar y acelerar las formalidades administrativas relativas a las transferencias de fondos, a fin de que estos fondos se reciban por los derechohabientes en el plazo má s breve posible.

5. Las partes deberá n determinar si podrá obligarse al migrante a transferir una parte de su salario para el mantenimiento de la familia que haya quedado en su paí s o en el territorio del cual emigró , así como las condiciones en que deba realizarse dicha transferencia.

Artí culo 14. Adaptación y naturalización

La autoridad competente del territorio de inmigración deberá tomar medidas destinadas a facilitar la adaptación a las condiciones climá ticas, económicas y sociales del paí s y a simplificar el procedimiento de naturalización de los migrantes y de los miembros de sus familias.

Artí culo 15. Vigilancia de las condiciones de vida y de trabajo

1. Se deberá n tomar disposiciones para que la autoridad competente, o los organismos debidamente autorizados del territorio de inmigración, velen por las condiciones de vida y de trabajo de los migrantes, comprendidas las condiciones de higiene.

2. Cuando se trate de migraciones temporales, las partes deberá n tomar las medidas necesarias, si ello fuere pertinente, para que representantes autorizados del territorio de emigración o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, representantes de cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno colaboren con la autoridad competente o con organismos debidamente autorizados del territorio de inmigración en el ejercicio de esta vigilancia.

3. Durante un perí odo determinado, cuya duración se fijará por las partes, los migrantes deberá n recibir una asistencia especial en lo que concierne a las cuestiones relativas a sus condiciones de empleo.

4. La asistencia relativa a las condiciones de empleo y de vida podrá ser prestada por el servicio ordinario de inspección del trabajo del paí s de inmigración, o por un servicio especial para los migrantes, con la colaboración, cuando ello fuere necesario, de organizaciones voluntarias reconocidas.

5. Se deberá n tomar medidas, cuando ello fuere necesario, para que representantes del territorio de emigración o, en el caso de refugiados y personas desplazadas, representantes de cualquier organismo establecido de acuerdo con los té rminos de un instrumento internacional y encargado de la protección de los refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno puedan colaborar con dichos servicios.

Artí culo 16. Solución de conflictos

1. En caso de conflicto entre un migrante y su empleador, el migrante tendrá acceso a los tribunales competentes o podrá presentar en cualquier otra forma sus reclamaciones, de conformidad con la legislación del territorio de inmigración.

2. Las autoridades deberá n establecer cualquier otro procedimiento necesario para la solución de todo conflicto que surja al aplicarse el acuerdo.

Artí culo 17. Igualdad de trato

1. La autoridad competente del territorio de inmigración deberá conceder a los migrantes y a los miembros de sus familias, en lo que concierne a los empleos para los cuales son elegibles, un trato no menos favorable que el que aplique a sus nacionales en virtud de las disposiciones legislativas o administrativas, o de los contratos colectivos de trabajo.

2. Esta igualdad de trato se deberá aplicar, sin discriminación de nacionalidad, raza, religión o sexo, a los inmigrantes que se encuentren legalmente dentro del territorio de inmigración, en relación con las materias siguientes:

a) siempre que estos puntos esté n reglamentados por la legislación o dependan de las autoridades administrativas:

i) la remuneración, comprendidos los subsidios familiares cuando é stos formen parte de la remuneración, las horas de trabajo, el descanso semanal, las horas extraordinarias, las vacaciones pagadas, las limitaciones al trabajo a domicilio, la edad de admisión al empleo, el aprendizaje y la formación profesional, el trabajo de las mujeres y de los menores;

ii) la afiliación a las organizaciones sindicales y el disfrute de las ventajas ofrecidas por los contratos colectivos;

iii) la admisión a las escuelas, al aprendizaje y a los cursos o escuelas de formación profesional y té cnica, siempre que esta admisión no perjudique a los nacionales del paí s de inmigración;

iv) las medidas de recreo y de bienestar;

b) los impuestos, derechos y contribuciones que deba pagar, por concepto del trabajo, la persona empleada;

c) la higiene, la seguridad y la asistencia mé dica;

d) las acciones judiciales relativas a las cuestiones comprendidas en el presente acuerdo.

Artí culo 18. Acceso a los oficios y profesiones y derecho a la adquisición de propiedad inmobiliaria

La igualdad de trato se aplicará tambié n:

a) el acceso a los oficios y profesiones, dentro de los lí mites previstos por la legislación nacional;

b) a la adquisición, posesión y transmisión de la propiedad urbana o rural.

Artí culo 19. Suministro de alimentos

Los migrantes y los miembros de sus familiasdeberá n gozar del mismo trato que los trabajadores nacionales de la misma profesión, en lo que se refiere al suministro de gé neros alimenticios.

Artí culo 20. Condiciones de vivienda

La autoridad competente del territorio de inmigración deberá cerciorarse de que los migrantes y los miembros de sus familias tienen una vivienda higié nica y conveniente, siempre que se disponga de las instalaciones necesarias.

Artí culo 21. Seguridad social

1. Ambas partes deberá n determinar, en un acuerdo separado, los mé todos para aplicar un ré gimen de seguridad social a los migrantes y a las personas a su cargo.

2. Dicho acuerdo impondrá la obligación, a la autoridad competente del territorio de inmigración, de tomar medidas que garanticen, a los migrantes y a las personas a su cargo, un trato no menos favorable que el que aplique a sus nacionales, salvo cuando se establezcan para los nacionales condiciones especiales de residencia.

3. Dicho acuerdo deberá comprender medidas adecuadas para el mantenimiento en favor de los derechos adquiridos de los migrantes y los derechos en curso de adquisición, que tendrá n en cuenta los principios del Convenio sobre la conservación de los derechos de pensión de los migrantes, 1935, o de cualquier revisión de este Convenio.

4. El acuerdo impondrá la obligación, a la autoridad competente del territorio de inmigración, de tomar medidas que garanticen, a los migrantes temporales y a las personas a su cargo, un trato no menos favorable que el que aplique a sus nacionales, quedando entendido que en caso de regí menes obligatorios de pensión se tomará n medidas adecuadas para el mantenimiento de los derechos adquiridos por los migrantes y de aquellos otros en curso de adquisición.

Artí culo 22. Contratos de trabajo

1. En los paí ses donde se haya establecido un sistema de contratos-tipo, el contrato individual de trabajo de los migrantes se basará en un contrato-tipo elaborado por las partes para las principales ramas de la actividad económica.

2. El contrato individual de trabajo deberá establecer las condiciones generales de contratación y de trabajo previstas en el contrato-tipo y deberá traducirse en un idioma que comprenda el migrante. Se deberá remitir al migrante una copia del contrato antes de su salida del territorio de emigración o, si se conviniere entre las partes, a su llegada al centro de recepción del territorio de inmigración. En este caso, el migrante deberá estar informado por un documento escrito que se refiera a é l individualmente, o a un grupo de migrantes del que forme parte, de la categorí a en la que estará empleado y de las demá s condiciones de trabajo, especialmente del salario mí nimo que se le garantice.

3. El contrato individual de trabajo deberá contener todos los datos necesarios, tales como:

a) el nombre y apellidos del trabajador, el lugar y la fecha de su nacimiento, su estado familiar y el lugar de residencia y de reclutamiento;

b) la naturaleza del trabajo que va a efectuar y el lugar donde deba realizarse;

c) la categorí a profesional en la que está clasificado;

d) la remuneración de las horas normales de trabajo, de las horas extraordinarias, del trabajo nocturno y del realizado en dí as festivos, así como la forma de pago;

e) las primas, indemnizaciones y asignaciones, si las hubiere;

f) las condiciones en las que el empleador podrá estar autorizado a efectuar descuentos de la remuneración del interesado, y su cuantí a;

g) las condiciones de alimentación, cuando é sta la proporcione el empleador;

h) la duración del contrato, y las condiciones para renovarlo y denunciarlo;

i) las condiciones en que se autorice la entrada y residencia en el territorio de inmigración;

j) el modo de sufragar los gastos de viaje del migrante y de los miembros de su familia;

k) cuando se trate de migraciones temporales, el modo de sufragar los gastos de regreso al paí s de origen o al territorio de emigración, si ello fuere necesario;

l) los casos en los que se pueda terminar el contrato.

Artí culo 23. Cambio de empleo

1. Si la autoridad competente del territorio de inmigración considera que el empleo para el que el migrante ha sido reclutado no corresponde a sus aptitudes fí sicas o profesionales, deberá facilitar la colocación de dicho migrante en otro empleo que corresponda a sus aptitudes y que esté autorizado a ocupar de conformidad con la legislación nacional.

2. Durante los perí odos de desempleo, el mé todo de mantenimiento de los migrantes y de los miembros de sus familias a su cargo que esté n autorizados a acompañarlos o a reunirse con ellos se determinará por las disposiciones de un acuerdo separado.

Artí culo 24. Estabilidad en el empleo

1. Si, antes de la expiración de su contrato, el trabajador migrante queda sobrante en la empresa o en la rama de actividad económica en la que fue contratado, la autoridad competente del territorio de inmigración facilitará , a reserva de las clá usulas del contrato, su colocación en otro empleo que corresponda a sus aptitudes y que esté autorizado a ocupar de conformidad con las legislación nacional.

2. En caso de que el migrante no tuviese derecho a las prestaciones previstas en un ré gimen de asistencia o de seguro de desempleo, su mantenimiento, así como el de los miembros de su familia que esté n a su cargo, se asegurará durante todo el perí odo en que permanezca desempleado, de conformidad con las disposiciones establecidas en un acuerdo separado, siempre que ello no fuere incompatible con los té rminos de su contrato.

3. Las disposiciones de este artí culo no menoscabará n el derecho del migrante a beneficiarse de las ventajas que pudieren preverse en su contrato de trabajo, en caso de que el empleador lo termine prematuramente.

Artí culo 25. Disposiciones relativas a la expulsión

1. La autoridad competente del territorio de inmigración se obliga a no enviar al migrante, ni a los miembros de su familia autorizados a acompañarlo o a reunirse con é l, al territorio del que emigró , a menos que así lo desee el migrante, si a causa de enfermedad o accidente no pudiera ya ejercer su profesión.

2. El gobierno del territorio de inmigración se obliga a no enviar a su paí s de origen a los refugiados, personas desplazadas o migrantes que no deseen regresar a su paí s de origen, por razones polí ticas, cuando el territorio de origen no sea el territorio en que fueron reclutados, a menos que formalmente expresen este deseo en una solicitud escrita dirigida a la autoridad competente del territorio de inmigración y al representante del organismo establecido de acuerdo con las disposiciones de un instrumento internacional y encargado de la protección de refugiados y personas desplazadas que no gocen de la protección de ningú n gobierno.

Artí culo 26. Viaje de regreso

1. Los gastos del viaje de regreso de un migrante que, habiendo sido introducido en el territorio de inmigración de conformidad con un plan ejecutado bajo los auspicios del gobierno de dicho territorio, se vea obligado a dejar su empleo por razones ajenas a su voluntad y no pueda, en virtud de la legislación nacional, colocarse en un empleo para el cual sea elegible, se regulará n en la forma siguiente:

a) el costo del viaje de regreso del migrante y de las personas a su cargo no podrá , en ningú n caso, recaer sobre el migrante;

b) el mé todo para sufragar los gastos del viaje de regreso será determinado por acuerdos bilaterales complementarios;

c) de todos modos, aun en el caso de que no se haya incluido ninguna disposición a este efecto en un acuerdo bilateral, se especificará en la información que se proporcione a los migrantes, al reclutarlos, la persona o el organismo a quien incumba la carga del viaje de regreso, en las condiciones previstas en el presente artí culo.

2. Conforme a los mé todos de colaboración y consulta convenidos en virtud del artí culo 28 de este acuerdo, ambas partes determinará n las medidas que deban tomarse para organizar el regreso de esos migrantes y para garantizarles, durante el viaje, las condiciones de higiene y de bienestar y la asistencia de que gozaron durante el viaje de ida.

3. La autoridad competente del territorio de emigración exonerará de todo derecho de aduanas la entrada de:

a) los efectos personales;

b) las herramientas manuales portá tiles y el equipo portá til de la clase que normalmente poseen los trabajadores para el ejercicio de su oficio que hayan estado en la posesión y uso de dichas personas durante un perí odo apreciable, y que esté n destinados a ser utilizados por los migrantes en el ejercicio de su profesión.

Artí culo 27. Doble impuesto

Ambas partes determinará n, en un acuerdo separado, las medidas que deban adoptarse para evitar el doble impuesto a las ganancias de los trabajadores migrantes.

Artí culo 28. Mé todos de consulta y colaboración

1. Ambas partes convendrá n los mé todos de consulta y colaboración necesarios para cumplir las disposiciones de este acuerdo.

2. Cuando lo soliciten los representantes de ambas partes, la Oficina Internacional del Trabajo estará asociada a dicha consulta y colaboración.

Artí culo 29. Disposiciones finales

1. Las partes deberá n determinar la duración del presente acuerdo y el plazo para su denuncia.

2. Las partes deberá n determinar igualmente las disposiciones del presente acuerdo que permanecerá n en vigor despué s de la expiración de este ú ltimo.

Cross references


RECOMENDACIONES:R062 Recomendación sobre los trabajadores migrantes(colaboración entre Estados), 1939
RECOMENDACIONES:R061 Recomendación sobre los trabajadores migrantes, 1939

CONVENIOS:C097 Convenio sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion