En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

R83 Recomendación sobre el servicio de empleo, 1948

Recomendación sobre la organización del servicio del empleo
RECOMENDACION:R083
Lugar:San Francisco
Sesion de la Conferencia:31
Fecha de adopción:09:07:1948
Sujeto: Polí tica y promoción del empleo
Estatus: Otro instrumento

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en San Francisco por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 17 junio 1948 en su trigé sima primera reunión;

Despué s de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la organización del servicio del empleo, cuestión que está comprendida en el cuarto punto del orden del dí a de la reunión, y

Despué s de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendación que complete la Recomendación sobre el servicio del empleo, 1944, y el Convenio sobre el servicio del empleo, 1948,

adopta, con fecha nueve de julio de mil novecientos cuarenta y ocho, la siguiente Recomendación, que podrá ser citada como la Recomendación sobre el servicio del empleo, 1948:

Considerando que la Recomendación sobre el servicio del empleo, 1944, y el Convenio sobre servicio del empleo, 1948, prevé n la organización de servicios del empleo, y que es conveniente completar sus disposiciones con nuevas recomendaciones,

La Conferencia recomienda a los Miembros que apliquen las disposiciones siguientes, tan pronto lo permitan las condiciones nacionales, y que informen a la Oficina Internacional del Trabajo, conforme lo solicite el Consejo de Administración, sobre todas las medidas dictadas para ponerlas en prá ctica:

I. Organización general

1. El servicio pú blico y gratuito del empleo deberí a comprender un servicio central, oficinas locales y, cuando fuese necesario, oficinas regionales.

2. A fin de fomentar el desarrollo del servicio del empleo y garantizar una administración nacional unificada y coordinada, se deberí an prever:

a) la publicación, por el servicio central, de instrucciones administrativas de alcance nacional;

b) el establecimiento de normas mí nimas de cará cter nacional relativas a las cuestiones del personal y a la organización material de las oficinas del servicio del empleo;

c) el financiamiento satisfactorio del servicio por el gobierno;

d) la preparación de informes periódicos por los organismos inferiores, para su sumisión a los organismos superiores;

e) la inspección nacional de las oficinas regionales y locales;

f) la celebración de conferencias periódicas entre los funcionarios de los servicios centrales, regionales y locales, comprendido el personal de inspección.

3. El servicio del empleo deberí a tomar las disposiciones pertinentes para colaborar, siempre que ello fuese necesario, con los representantes de los empleadores y de los trabajadores y con todos los organismos encargados de estudiar los problemas especiales del empleo de ciertas regiones, empresas, industrias o de ciertos grupos de industrias.

4. Deberí an tomarse disposiciones, cuando ello fuese pertinente, para desarrollar, dentro del á mbito general del servicio del empleo:

a) oficinas del empleo separadas, particularmente destinadas a satisfacer las necesidades de los empleadores y de los trabajadores pertenecientes a industrias o profesiones especiales, en los casos en que la naturaleza, la importancia de la industria o de la profesión, o cualquier otro factor especial, justificaren la existencia de dichas oficinas separadas; esta disposición podrí a aplicarse, por ejemplo, a las empresas portuarias, a la marina mercante, a la construcción y a los trabajos de ingenierí a civil, a la agricultura y a la industria forestal, y al servicio domé stico;

b) medidas especiales para la colocación:

i) de los menores;

ii) de los invá lidos;

iii) de los té cnicos, de los trabajadores intelectuales, de los empleados y del personal administrativo;

c) un sistema apropiado para la colocación de las mujeres, de acuerdo con sus calificaciones profesionales y con su capacidad fí sica.

II. Información sobre el mercado del empleo

5. El servicio del empleo deberí a reunir información sobre el mercado del empleo, especialmente en lo que concierne a los puntos siguientes:

a) las necesidades presentes y futuras de mano de obra (incluyendo el nú mero y las categorí as de trabajadores necesarios, clasificados por industria, profesión o región);

b) la mano de obra presente y futura (incluyendo los datos sobre el nú mero, edad y sexo, calificaciones, profesión, industria y lugar de residencia de los trabajadores, así como sobre el nú mero, la distribución geográ fica y las caracterí sticas de los solicitantes de empleo).

6. El servicio del empleo deberí a efectuar estudios, generales o especiales, sobre cuestiones tales como:

a) las causas y repercusiones del desempleo, incluyendo el desempleo tecnológico;

b) la colocación de categorí as especiales de solicitantes de empleo, tales como la de los invá lidos o la de los menores;

c) los factores que influyen en el nivel y en la naturaleza del empleo;

d) la regularización del empleo;

e) la orientación profesional en relación con la colocación;

f) el aná lisis de oficios y profesiones; y

g) otros aspectos de la organización del mercado del empleo.

7. Esta información deberí a ser reunida por un personal adecuadamente formado y calificado, en cooperación, si ello fuese necesario, con otros organismos pú blicos y con organizaciones de empleadores y de trabajadores.

8. Los mé todos utilizados para reunir y analizar esa información deberí an comprender, siempre que las circunstancias lo permitan y lo justifiquen:

a) investigaciones directas cerca de los organismos especialmente informados en estas cuestiones, tales como, por ejemplo, otros servicios pú blicos, organizaciones de empleadores y de trabajadores, empresas pú blicas o privadas y comisiones paritarias;

b) una cooperación con la inspección del trabajo y con los servicios de seguro y asistencia contra el desempleo;

c) informes periódicos sobre las cuestiones que tengan una repercusión especial en el mercado del empleo;

d) encuestas sobre problemas especiales y trabajos de investigación y de aná lisis efectuados por el servicio del empleo.

III. Cá lculo de las necesidades y recursos de la mano de obra

9. A fin de facilitar la mejor organización posible del mercado del empleo, como parte integrante del programa nacional encaminado a garantizar y mantener el pleno empleo y a desarrollar y utilizar los recursos de la producción, deberí a efectuarse, tan pronto fuere factible, un cá lculo anual, de cará cter nacional, de las necesidades y de los recursos en mano de obra que forme parte de un estudio general de la situación económica.

10. Este cá lculo deberí a efectuarse por el servicio del empleo, en cooperación con otros servicios pú blicos cuando fuere necesario.

11. El cá lculo de las necesidades y de los recursos en mano de obra deberí a comprender datos precisos sobre las previsiones relativas al volumen y a la distribución de la oferta y la demanda de mano de obra.

IV. Encauzamiento de los trabajadores hacia los empleos disponibles

12. El servicio del empleo deberí a:

a) observar una estricta neutralidad en el caso de empleos vacantes en un establecimiento donde exista un conflicto de trabajo que afecte a estos empleos;

b) abstenerse de dirigir a los trabajadores hacia empleos que ofrezcan salarios u otras condiciones de trabajo inferiores a las normas fijadas por la legislación, los contratos colectivos o la prá ctica;

c) abstenerse de aplicar a los solicitantes de empleo medidas discriminatorias basadas en diferencias de raza, color, sexo o credo al dirigir a los trabajadores hacia los empleos.

13. El servicio del empleo deberí a estar obligado a proporcionar a los solicitantes de empleo toda la información ú til sobre el empleo que se les ofrece, e incluso sobre los puntos mencionados en el pá rrafo precedente.

V. Movilidad de los trabajadores

14. El servicio del empleo deberí a adoptar las medidas indicadas en los pá rrafos 15 a 20, a fin de facilitar la movilidad que necesitan los trabajadores para alcanzar y mantener un nivel má ximo en la producción y el empleo.

15. Deberí a reunirse y divulgarse la má s completa y exacta información sobre las posibilidades de empleo y las condiciones de trabajo en otras profesiones y regiones, así como sobre las condiciones de vida en esas regiones (incluso la posibilidad de obtener viviendas adecuadas).

16. Se deberí a informar y aconsejar a los trabajadores a fin de vencer los reparos que é stos puedan tener para cambiar su empleo o su residencia.

17.

1) El servicio del empleo deberí a eliminar los obstá culos de cará cter económico de los traslados geográ ficos que considere necesarios, por ejemplo, mediante una ayuda financiera.

2) Dicha asistencia deberí a prestarse, en los casos que autorice el servicio, con respecto a los traslados efectuados por su mediación o con su aprobación, especialmente si no existen disposiciones que prevean que otra persona que no sea el trabajador sufragará los gastos suplementarios ocasionados por el traslado.

3) La cuantí a de esta ayuda se deberí a determinar de acuerdo con las circunstancias individuales y nacionales.

18. El servicio del empleo deberí a ayudar a las autoridades competentes en materia de seguro y de asistencia contra el desempleo a definir e interpretar las condiciones en que deberá considerarse conveniente un empleo vacante en una profesión distinta de la profesión normal del desempleado, o un empleo que le obligue a cambiar de residencia.

19. El servicio del empleo deberí a ayudar a las autoridades competentes a preparar y desarrollar los programas de los cursos de formación o de readaptación profesionales (incluidos el aprendizaje, la formación complementaria y los cursos de perfeccionamiento), a escoger las personas que han de seguir esos cursos y a proporcionar un empleo a aquellas que los hayan terminado.

VI. Disposiciones diversas

20.

1) El servicio del empleo deberí a cooperar con otras instituciones, pú blicas o privadas, interesadas en los problemas del empleo.

2) A estos efectos, deberí a consultar al servicio del empleo, y tomar en consideración sus opiniones, cualquier organismo de coordinación interesado en la elaboración y aplicación de los principios y mé todos aplicables a cuestiones tales como:

a) la distribución geográ fica de la industria;

b) las obras y las inversiones pú blicas;

c) el progreso té cnico en sus relaciones con la producción y el empleo;

d) las migraciones;

e) la vivienda;

f) la creación de servicios sociales, tales como asistencia mé dica, escuelas y medios de recreo;

g) la organización y la planificación que interesen a toda la colectividad y que puedan influir en las posibilidades de empleo.

21. Para aumentar el uso del servicio del empleo y para permitirle el desempeño eficaz de sus funciones, el servicio deberí a adoptar las medidas indicadas en los pá rrafos 22 a 25.

22.

1) Deberí an hacerse esfuerzos constantes para estimular a los solicitantes de empleo, o a las personas que busquen trabajadores, a que utilicen plena y voluntariamente la información y las facilidades que proporcione el servicio del empleo.

2) Entre estos esfuerzos deberí an figurar el uso de la cinematografí a, la radiodifusión y cualquier otro mé todo de información general y de comunicación con el pú blico, especialmente para que los empleadores y trabajadores, y sus organizaciones, conozcan y aprecien mejor el papel esencial que desarrolla el servicio en la organización del empleo, y las ventajas que resultan del mayor uso del servicio del empleo para los trabajadores, los empleadores y el paí s en general.

23. Los trabajadores que soliciten una prestación o una asignación de desempleo y, siempre que fuere posible, las personas que terminen cursos de formación profesional organizados por un sistema pú blico o subvencionados por el Estado deberí an estar obligados a inscribirse en el servicio del empleo, para su colocación.

24. Deberí a hacerse todo lo posible para estimular a los menores y, siempre que fuere posible, a todas las personas que busquen empleo por primera vez para que se inscriban y tengan una entrevista con miras a su colocación.

25. Deberí a estimularse a los empleadores, incluidos los jefes de empresas pú blicas o semipú blicas, para que notifiquen al servicio las vacantes de empleo.

26. Deberí an hacerse esfuerzos sistemá ticos para aumentar la eficacia del servicio del empleo, de suerte que haga innecesaria la existencia de oficinas privadas en cualquier rama profesional, salvo en el caso de que la autoridad competente estime que, por razones especiales, la existencia de dichas oficinas es conveniente o esencial.

VII. Cooperación internacional entre los servicios del empleo

27.

1) La cooperación internacional entre los servicios del empleo deberí a comprender, siempre que fuere pertinente, y con la ayuda de la Oficina Internacional del Trabajo cuando dicha ayuda se solicite:

a) el intercambio sistemá tico, sobre una base bilateral, regional o multilateral, de la información que se haya reunido y de la experiencia adquirida acerca de la polí tica del servicio del empleo y de los mé todos adoptados;

b) la organización de conferencias té cnicas bilaterales, regionales o multilaterales sobre las cuestiones relativas al servicio del empleo.

2) Para facilitar cualquier traslado de los trabajadores convenido de acuerdo con el artí culo 6, b), iv), del Convenio, los servicios del empleo, a petición de la autoridad nacional que los controle y en colaboración, eventualmente, con la Oficina Internacional del Trabajo, deberí an:

a) reunir, si ello fuere pertinente, en colaboración con otros organismos e instituciones, los datos relativos a las ofertas o demandas de empleo que no puedan satisfacerse en el paí s, a fin de fomentar la inmigración o la emigración de trabajadores que puedan satisfacer, en todo lo posible, dichas ofertas o demandas de empleo;

b) cooperar con otras autoridades competentes, nacionales o extranjeras, en la preparación y aplicación de los acuerdos intergubernamentales, bilaterales, regionales o multilaterales referentes a las migraciones.

Cross references

RECOMENDACIONES:R072 Recomendación sobre el servicio del empleo, 1944

CONVENIOS:C088 Convenio sobre el servicio del empleo, 1948


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion