En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R61 Recomendació n sobre los trabajadores migrantes, 1939

Recomendació n sobre el reclutamiento, colocació n y condiciones de trabajo de los trabajadores migrantes
RECOMENDACION:R061

Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:25
Fecha de adopció n:28:06:1939
Sujeto: Trabajadores migrantes

Estatus: Instrumento reemplazado

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 8 junio 1939 en su vigésima quinta reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al reclutamiento, colocació n y condiciones de trabajo (igualdad de trato) de los trabajadores migrantes, cuestió n que constituye el tercer punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n,

adopta, con fecha veintiocho de junio de mil novecientos treinta y nueve, la siguiente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre los trabajadores migrantes, 1939:

La Conferencia:

Habiendo adoptado un Convenio sobre los trabajadores migrantes, 1939, y deseando completarlo con una recomendació n,

Recomienda lo siguiente:

I

1.

1) A los efectos de la presente Recomendació n:

a) el término reclutamiento designa todas las operaciones que consisten: i) en contratar a una persona, en un territorio, por cuenta de un empleador en otro territorio;

ii) en obligarse con una persona, en un territorio, a proporcionarle un empleo en otro territorio, así como en la adopció n de medidas relativas a las operaciones mencionadas en i) y ii), incluso la bú squeda y selecció n de los candidatos y los preparativos para la salida de los emigrantes;

b) el término introducció n designa todas las operaciones efectuadas para preparar o facilitar la llegada o la admisió n, a un territorio, de personas reclutadas en las condiciones enunciadas en el apartado a) ;

c) el término colocació n designa todas las operaciones efectuadas para procurar a un empleador la mano de obra de personas introducidas en las condiciones enunciadas en el apartado b).

2) La presente Recomendació n no se aplica:

a) a las migraciones en el interior del territorio de un Miembro o entre un territorio de un Miembro y otro territorio del mismo Miembro;

b) a los trabajadores fronterizos que trabajen en el territorio de un Estado y residan en el territorio de otro Estado;

c) a la gente de mar;

d) a los trabajadores indí genas, tal como los define el apartado b) del artí culo 2 del Convenio sobre el reclutamiento de trabajadores indí genas, 1936.

II

2. El servicio establecido en cada paí s para informar y ayudar a los trabajadores migrantes deberí a tener por funció n:

a) informar y aconsejar a los trabajadores y a sus familias en su idioma o dialecto, o al menos en un idioma que comprendan, acerca de la emigració n, inmigració n, condiciones de trabajo y de vida en el punto de destino, regreso al paí s de origen y, en general, de todo aquello que pueda interesarles en su calidad de migrantes;

b) facilitar a los trabajadores y a sus familias el cumplimiento de las formalidades administrativas y demá s gestiones relativas a su partida, viaje, entrada y permanencia en el paí s de destino o, eventualmente, a su regreso al paí s de origen.

3. Deberí a transcurrir, siempre que fuere posible, un plazo razonable entre la fecha de publicació n y la fecha de entrada en vigor de toda disposició n que modifique las condiciones en que se permite la emigració n, la inmigració n o la admisió n al trabajo de los trabajadores extranjeros, de suerte que esas condiciones puedan ponerse, en tiempo oportuno, en conocimiento de los trabajadores y de sus familias que se apresten a emigrar.

4. Deberí an tomarse medidas para que, en los puntos de partida, de trá nsito o de llegada, se fijen en lugar visible y en los idiomas má s corrientes entre los trabajadores migrantes los textos de las principales disposiciones señaladas en el pá rrafo anterior, o de avisos referentes a las mismas.

III

5.

1) A fin de salvaguardar los intereses de los trabajadores migrantes y el equilibrio del mercado del empleo, las autoridades competentes del paí s de emigració n y las del paí s de inmigració n deberí an, cuando la importancia de los movimientos migratorios lo justifique, exigir que las solicitudes para el reclutamiento o la introducció n de trabajadores migrantes se sometan a un examen y visado previos.

2) Serí a conveniente que el paí s de inmigració n se cerciorara, antes de autorizar la introducció n de trabajadores migrantes, de que no hay ya en el paí s un nú mero suficiente de trabajadores que puedan ocupar los empleos que se trata de proveer.

6.

1) Las condiciones a las que estará n sujetas la obtenció n y la validez de los permisos de reclutamiento, introducció n y colocació n de los trabajadores migrantes deberí an ser establecidas por la legislació n nacional o por acuerdos entre el paí s de emigració n y el de inmigració n.

2) Las personas u organismos a quienes se otorguen los permisos mencionados en el apartado anterior deberí an prestar una garantí a, en forma de fianza, por ejemplo, para reparar cualquier perjuicio que por su culpa pudiera ocasionar al trabajador.

7.

1) Todo intermediario que por cuenta de un empleador intervenga en el reclutamiento, introducció n o colocació n de trabajadores migrantes deberí a estar obligado a proveerse de un mandato escrito del empleador o de otro documento que pruebe que actú a por su cuenta.

2) Este documento deberí a estar redactado o traducido en el idioma oficial del paí s de emigració n y deberí a contener todos los datos necesarios sobre el empleador, la naturaleza e importancia de las operaciones de reclutamiento, introducció n o colocació n confiadas al intermediario y sobre el empleo ofrecido y la remuneració n que le será aplicable.

8.

1) Es conveniente que las autoridades competentes de cada paí s donde se recluten, introduzcan o coloquen trabajadores fijen tarifas má ximas para los gastos que puedan ser percibidos del trabajador migrante o de su empleador con motivo del reclutamiento, introducció n (incluida la manutenció n durante el viaje), colocació n, repatriació n o cualesquiera operaciones conexas.

2) Los gastos mencionados en el apartado anterior no deberí an, por regla general, cargarse al trabajador migrante, y en todo caso los descuentos del salario que el empleador estuviese autorizado a hacer, en razó n de esos gastos, deberí an limitarse por la legislació n nacional o por acuerdos entre el paí s de emigració n y el de inmigració n.

9.

1) Los trabajadores migrantes deberí an, siempre que fuere posible, ser examinados, antes de salir del paí s de emigració n, por un representante del paí s de inmigració n encargado de cerciorarse de que los trabajadores reú nen las condiciones de admisió n exigidas en el paí s de destino.

2) Si la importancia del reclutamiento es tal que, en virtud de la legislació n nacional del paí s de emigració n, se le pueda considerar como un reclutamiento colectivo, un funcionario especializado de ese paí s deberí a asistir a las operaciones.

3) Es conveniente que los exá menes y el reclutamiento mencionados en los apartados precedentes de este pá rrafo se efectú en, siempre que sea posible, en un lugar pró ximo al domicilio del migrante.

10.

1) Los miembros de la familia del trabajador migrante que deseen acompañarlo o reunirse con él deberí an gozar de facilidades especiales a este efecto, y en particular:

a) de prioridad con respecto a las demá s solicitudes de salida del paí s de emigració n o de entrada o permanencia en el paí s de inmigració n;

b) de una simplificació n de las formalidades administrativas y de una reducció n de los impuestos relativos a la salida del paí s de emigració n y a la entrada y permanencia en el paí s de inmigració n.

2) A los efectos de este pá rrafo, convendrí a considerar como miembros de la familia del trabajador migrante a su mujer y a sus hijos menores y a las demá s personas de su familia que se encuentren a su cargo.

IV

11. La igualdad de trato de los trabajadores nacionales y extranjeros, tal como la define el artí culo 6 del Convenio sobre los trabajadores migrantes, 1939, deberí a aplicarse, siempre que fuere posible, a todos los trabajadores extranjeros.

12.

1) Los extranjeros autorizados a permanecer en un territorio en calidad de trabajadores, y los miembros de sus familias que estén autorizados a acompañarlos o a reunirse con ellos, deberí an, siempre que fuere posible, ser admitidos a ocupar un empleo en las mismas condiciones que los nacionales.

2) En los paí ses donde el empleo de los trabajadores extranjeros esté sujeto a restricciones, éstas deberí an, siempre que fuere posible:

a) cesar de ser aplicadas a los trabajadores que hayan residido regularmente en el paí s durante un perí odo cuya duració n no deberá , en principio, exceder de cinco años;

b) ser suprimidas, sin condició n alguna de residencia, para la mujer y los hijos en edad de trabajar, que estén autorizados a acompañar al trabajador migrante o a reunirse con él.

13. Es de desear que los Miembros que no hayan ratificado los convenios internacionales del trabajo relativos a los seguros sociales concedan a los trabajadores extranjeros y a sus derechohabientes el trato previsto en dichos convenios.

14.

1) Es conveniente que, en los paí ses donde el nú mero de trabajadores inmigrantes sea relativamente elevado, las condiciones de empleo de estos trabajadores estén especialmente vigiladas por un servicio especial de inspecció n o por inspectores del trabajo u otros funcionarios especializados en estas labores.

2) Los servicios administrativos encargados de la vigilancia mencionada en el apartado anterior deberí an colaborar, en todo lo posible, con las organizaciones privadas de asistencia a los migrantes que hayan sido reconocidas por las autoridades.

V

15.

1) Cuando un trabajador extranjero haya sido admitido legalmente en el territorio de un Estado, este Estado deberí a, siempre que fuere posible, abstenerse de repatriar al trabajador o a los miembros de su familia por motivo de la insuficiencia de recursos econó micos del trabajador o de la situació n del mercado del empleo, a menos que se hubiese celebrado, a estos efectos, un acuerdo entre el Estado referido y el paí s de origen.

2) El Estado que por los motivos indicados en el apartado anterior creyera necesario proceder a la repatriació n de trabajadores extranjeros legalmente admitidos en su territorio, o a la de los miembros de sus familias, deberí a, cualquiera que fuere el caso:

a) tener en cuenta el tiempo que estas personas hayan permanecido en su territorio y no obligarlas, en ningú n caso, a que abandonen el paí s si han permanecido en él má s de cinco años;

b) cerciorarse de que el trabajador ha agotado su derecho a las prestaciones del seguro contra desempleo

c) cerciorarse de que el trabajador ha sido avisado con la anticipació n suficiente para que pueda liquidar sus bienes; de que se han adoptado medidas adecuadas para el transporte del trabajador y de los miembros de su familia, y de que se han tomado las disposiciones indispensables para que el trabajador y los miembros de su familia sean tratados con humanidad;

d) cerciorarse de que los gastos de repatriació n del trabajador y de los miembros de su familia y los del transporte de los objetos de uso doméstico hasta el punto final de destino no estará n a cargo del trabajador.

16. Si los trabajadores migrantes o los miembros de sus familias han conservado la nacionalidad de su Estado de origen, dicho Estado deberí a concederles cuando regresen al mismo el disfrute de las diferentes medidas de asistencia a los indigentes y a los desempleados y de las medidas destinadas a facilitar el reempleo de los desempleados, exceptuá ndolos del cumplimiento de cualquier condició n de residencia o de ocupació n previa en el paí s o en la localidad.

Cross references


CONVENIOS:C066 Convenio sobre los trabajadores migrantes (colaboració n entre Etats), 1939

CONVENIOS:C050 Convenio sobre el reclutamiento de trabajadores indí genas, 1936


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion