En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

R44 Recomendació n sobre el desempleo, 1934

Recomendació n sobre el seguro de desempleo y las diversas formas de asistenciaa los desempleados
RECOMENDACION:R044

Lugar:Ginebra
Sesion de la Conferencia:18
Fecha de adopció n:23:06:1934
Sujeto: Seguridad social

Estatus: Instrumento que ha sido superado

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 4 junio 1934 en su decimoctava reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas al seguro de desempleo y a las diversas formas de asistencia a los desempleados, cuestió n que constituye el segundo punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendació n,

adopta, con fecha veintitrés de junio de mil novecientos treinta y cuatro, la siguiente Recomendació n, que podrá ser citada como la Recomendació n sobre el desempleo, 1934:

La Conferencia:

Habiendo adoptado un Convenio por el que se garantizan indemnizaciones o subsidios a los desempleados involuntarios;

Considerando que dicho Convenio establece las condiciones mí nimas a que deberá ajustarse todo sistema de seguro o de asistencia en caso de desempleo:

Considerando que conviene determinar algunos principios generales que de acuerdo con la experiencia son los má s adecuados para contribuir a una organizació n satisfactoria del seguro y de la asistencia en caso de desempleo,

Recomienda que cada Miembro tome en consideració n los principios y reglas siguientes:

1. En los paí ses donde no exista un sistema de seguro obligatorio contra el desempleo deberí an tomarse medidas para implantar, tan pronto sea posible, un sistema de este género.

2. En los paí ses donde funcionen sistemas de seguro obligatorio o voluntario contra el desempleo deberí a establecerse un sistema de asistencia complementaria, con el fin de auxiliar a las personas que hayan agotado su derecho a indemnizaciones y, en ciertos casos, a las que no hayan adquirido aú n el derecho a percibirlas; este sistema no deberí a establecerse sobre las mismas bases que las medidas ordinarias de asistencia a los indigentes.

3. Todo sistema que establezca el pago de indemnizaciones o subsidios a los desempleados deberí a amparar no só lo a las personas que estén totalmente desempleadas, sino también a las que se encuentren desempleadas parcialmente.

4.

a) Los sistemas de seguro o de asistencia en caso de desempleo deberí an aplicarse, tan pronto fuere posible, a toda persona empleada en virtud de un contrato de trabajo, así como a toda persona empleada en virtud de un contrato de aprendizaje que fije una retribució n en metá lico. En caso de que pareciera indispensable la adopció n de algunas excepciones a esta regla, deberí an limitarse a un mí nimo estricto.

b) Los beneficiarios de estos sistemas deberí an estar protegidos por el seguro o por la asistencia hasta la edad en que tengan derecho a cobrar una pensió n de vejez.

c) En caso de dificultades para la aplicació n a una categorí a especial de trabajadores de las reglas generales que rijan el seguro contra el desempleo, deberí an tomarse medidas especiales para hacer extensivo el seguro a dicha categorí a de trabajadores. Estas medidas especiales deberí an tender especialmente a que se pueda comprobar con suficiente certeza la realidad del desempleo y a la adaptació n de las indemnizaciones a los salarios normales de los trabajadores interesados.

d) Siempre que sea posible y en particular cuando puedan aplicarse medidas de control adecuadas, deberí an tomarse disposiciones especiales para ayudar, en caso de desempleo, a los trabajadores independientes con escasos recursos econó micos.

5. Cuando se juzgue oportuno establecer un má ximo de remuneració n como condició n para aplicar el seguro, só lo deberí an quedar excluidos por este concepto los trabajadores que cuenten con una remuneració n suficientemente elevada para hacer frente por sí mismos a los riesgos del desempleo, ya que la finalidad perseguida es la de incluir en el seguro a todos los trabajadores, manuales o no, cualquiera que sea su remuneració n.

6. El perí odo de prueba previsto por el Convenio no deberí a exceder de 26 semanas de empleo en una ocupació n incluida en el sistema vigente, o del pago de 26 cotizaciones semanales o su equivalencia, durante los doce meses que precedan a la solicitud de indemnizació n; o bien de 52 semanas de empleo, o de 52 cotizaciones semanales o su equivalencia, durante los veinticuatro meses que precedan a la solicitud de indemnizació n.

7. El perí odo durante el cual se prevé el pago de indemnizaciones, en virtud de la legislació n, deberí a prolongarse tanto como lo permita la solvencia del sistema; y deberí a hacerse todo lo posible para que los subsidios se paguen durante todo el tiempo que los solicitantes lo necesiten.

8. El perí odo de espera permitido por el Convenio no deberí a exceder de ocho dí as, por perí odo de desempleo, a reserva de lo que establecen los artí culos 3 y 7 del Convenio y el pá rrafo 3 de la presente Recomendació n sobre las personas que estén parcialmente desempleadas.

9. Cuando se trate de determinar si el empleo ofrecido a un solicitante en una profesió n distinta de la que ejercí a anteriormente es un empleo conveniente cuya no aceptació n pueda dar lugar a la descalificació n del solicitante autorizada por el Convenio, deberí an tenerse en cuenta el tiempo de servicio del interesado en la profesió n anterior, las posibilidades que tenga de encontrar nuevo empleo en la misma profesió n, su formació n profesional y sus aptitudes para el trabajo propuesto.

10. La exclusió n del derecho a indemnizaciones o subsidios en caso de pérdida del empleo, por cesació n del trabajo debida a un conflicto profesional, só lo deberí a aplicarse a los solicitantes directamente interesados en el conflicto en cuestió n, y su exclusió n deberí a cesar, en todo caso, al terminar la suspensió n del trabajo.

11.

a) La obligació n de asistir a un curso de enseñanza profesional o de otra í ndole, obligació n a la que el Convenio permite condicionar el pago de indemnizaciones o de subsidios, só lo deberí a ser impuesta en caso de que el interesado pueda obtener ventajas desde el punto de vista fí sico o moral, o desde el de su capacidad profesional o sus aptitudes generales.

b) Cuando se imponga a un desempleado la obligació n de aceptar un empleo en trabajos de asistencia deberí an tenerse en cuenta la edad, el estado de salud y la profesió n ejercida anteriormente por el interesado, así como su aptitud para el trabajo de que se trate.

c) Solamente deberí an considerarse trabajos de asistencia aquellos que, teniendo un cará cter excepcional y temporal, organice la autoridad pú blica con fondos especialmente destinados a asistir a los desempleados.

12. Una parte de las sumas destinadas a la asistencia al desempleo deberí a ser invertida en facilitar el reingreso al trabajo de los desempleados, por ejemplo, mediante una enseñanza profesional o de otra í ndole, o en el pago de los gastos de transporte de los trabajadores que encuentren empleo en una regió n diferente de aquella donde residan.

13. La situació n financiera de las cajas de seguro deberí a ser examinada perió dicamente por la autoridades competentes, a fin de garantizar, en todo lo posible, su solvencia y el equilibrio entre sus gastos e ingresos. La organizació n financiera del sistema deberí a estar concebida, en todo lo posible, de suerte que este sistema pueda hacer frente a modificaciones transitorias en el volumen del empleo, sin que por ello resulte ningú n cambio en las condiciones de aplicació n del sistema.

14. Deberí a crearse un fondo de emergencia, para garantizar, durante los perí odos de desempleo particularmente intenso, el pago de los subsidios previstos por la legislació n nacional.

15. Deberí an adoptarse medidas para la participació n de representantes de los contribuyentes en la administració n de los sistemas de seguro.

16. Deberí a aplicarse la igualdad de trato, no só lo a los trabajadores de la nacionalidad de los Miembros obligados por el Convenio, sino también a los nacionales de los Miembros o Estados que, sin haber ratificado el Convenio, apliquen efectivamente sus disposiciones.

17. Los Estados deberí an determinar por medio de acuerdos bilaterales con los Estados vecinos las condiciones en que deban abonarse las indemnizaciones o subsidios a los desempleados de las regiones fronterizas que residan en un paí s y trabajen en otro.

Cross references


RECOMENDACIONES:R044 Recomendació n sobre el desempleo, 1934

CONVENIOS:C044 Convenio sobre el desempleo, 1934


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion