En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

C143 Convenio sobre los trabajadores migrantes (disposicionescomplementarias), 1975

Convenio sobre las migraciones en condiciones abusivas y la promoció n de laigualdad de oportunidades y de trato de los trabajadores migrantes (Nota: Fecha de entrada en vigor: 09:12:1978.)

Lugar:Ginebra
Fecha de adopció n:24:06:1975
Sesion de la Conferencia:60
Sujeto: Trabajadores migrantes

Estatus: Instrumento actualizado

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 4 junio 1975 en su sexagésima reunió n;

Considerando que el preá mbulo de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo le encomienda la tarea de defender los intereses de los trabajadores ocupados en el extranjero;

Considerando que la Declaració n de Filadelfia reafirma entre los principios sobre los cuales está basada la Organizació n que el trabajo no es una mercancí a y que la pobreza, en cualquier lugar, constituye un peligro para la prosperidad de todos, y reconoce la obligació n solemne de la Organizació n de contribuir a la ejecució n de programas para lograr el pleno empleo, en especial gracias a medios para el traslado de trabajadores, incluidas las migraciones de mano de obra;

Considerando el Programa Mundial del Empleo de la OIT y el Convenio y la Recomendació n sobre la polí tica del empleo, 1964, y destacando la necesidad de evitar los aumentos de los movimientos migratorios que sean excesivos, incontrolados o no asistidos, por las consecuencias negativas que acarrean en el plano social y humano;

Considerando, ademá s, que con el fin de vencer el subdesarrollo y el desempleo estructural y cró nico, los gobiernos de numerosos paí ses insisten cada vez má s en la conveniencia de estimular el desplazamiento de capitales y de tecnologí as má s bien que el de los trabajadores, en funció n de las necesidades y solicitudes de esos paí ses en el interés recí proco de los paí ses de emigració n y de los paí ses de empleo;

Considerando igualmente el derecho de toda persona a salir de cualquier paí s, incluso del propio, y a regresar a su paí s, tal como se dispone en la Declaració n Universal de Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Polí ticos;

Recordando las disposiciones del Convenio y de la Recomendació n sobre los trabajadores migrantes (revisados), 1949, y de la Recomendació n sobre la protecció n de los trabajadores migrantes (paí ses insuficientemente desarrollados), 1955, así como del Convenio y la Recomendació n sobre la polí tica del empleo, 1964; del Convenio y de la Recomendació n sobre el servicio del empleo, 1948, y del Convenio sobre las agencias retribuidas de colocació n (revisado), 1949, que tratan de cuestiones tales como la reglamentació n del reclutamiento, la introducció n y colocació n de los trabajadores migrantes, la difusió n de informaciones precisas sobre las migraciones, las condiciones mí nimas de que deben disfrutar los migrantes durante su viaje y su llegada, la adopció n de una polí tica activa del empleo y la colaboració n internacional en esas cuestiones;

Considerando que la emigració n de los trabajadores motivada por las condiciones del mercado del empleo deberí a realizarse bajo la responsabilidad de los organismos oficiales del empleo o con arreglo a los acuerdos bilaterales o multilaterales pertinentes y, en particular, a los que permitan la libre circulació n de los trabajadores;

Considerando que, dada la existencia de trá ficos ilí citos o clandestinos de mano de obra, serí an oportunas nuevas normas especialmente dirigidas contra estos abusos;

Recordando que el Convenio sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949, dispone que todo Miembro que lo ratifique se obliga a aplicar a los migrantes que se encuentren legalmente en su territorio un trato no menos favorable que el que aplique a sus propios nacionales en relació n con ciertas materias enumeradas en el instrumento, en la medida en que éstas estén reglamentadas por la legislació n o dependan de las autoridades administrativas;

Recordando que la definició n del término discriminació n en el Convenio sobre la discriminació n (empleo y ocupació n), 1958, no incluye obligatoriamente distinciones basadas en la nacionalidad;

Considerando que serí an deseables nuevas normas, que comprendan también la seguridad social, para promover la igualdad de oportunidades y de trato de los trabajadores migrantes, y, en lo que se refiere a las cuestiones reglamentadas por la legislació n o que dependen de las autoridades administrativas, para garantizarles un trato por lo menos igual al de los nacionales;

Tomando nota de que las actividades relativas a los problemas muy diversos concernientes a los trabajadores migrantes no pueden lograr plenamente sus objetivos si no existe una cooperació n estrecha con las Naciones Unidas y los organismos especializados;

Tomando nota de que para la elaboració n de las presentes normas se han tenido en cuenta los trabajos de las Naciones Unidas y de los organismos especializados, y de que para evitar duplicació n y garantizar una coordinació n apropiada se cooperará sobre una base continuada para promover y garantizar la aplicació n de estas normas;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a los trabajadores migrantes, cuestió n que constituye el quinto punto de su orden del dí a, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio que complemente el Convenio sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949, y el Convenio sobre la discriminació n (empleo y ocupació n), 1958,

adopta, con fecha veinticuatro de junio de mil novecientos setenta y cinco, el presente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre los trabajadores migrantes (disposiciones complementarias), 1975:

Parte I. Migraciones en Condiciones Abusivas

Artí culo 1

Todo Miembro para el cual se halle en vigor el presente Convenio se compromete a respetar los derechos humanos fundamentales de todos los trabajadores migrantes.

Artí culo 2

1. Todo Miembro para el cual se halle en vigor el presente Convenio deberá tratar de determinar sistemá ticamente si en su territorio se encuentran trabajadores migrantes empleados ilegalmente y si existen movimientos migratorios con fines de empleo provenientes o con destino a su territorio, o en trá nsito por éste, en los cuales los migrantes se vean sometidos durante el viaje, a su llegada o durante su permanencia y empleo, a condiciones que infrinjan los instrumentos internacionales o acuerdos multilaterales o bilaterales pertinentes, o la legislació n nacional.

2. Las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores deberá n ser consultadas plenamente y deberá n tener la posibilidad de proporcionar la informació n de que dispongan al respecto.

Artí culo 3

Todo Miembro deberá adoptar todas las medidas necesarias y convenientes, tanto en el á mbito de su propia jurisdicció n como en colaboració n con otros Miembros:

a) para suprimir las migraciones clandestinas con fines de empleo y el empleo ilegal de migrantes;

b) contra los organizadores de movimientos ilegales o clandestinos de migrantes con fines de empleo, que procedan de su territorio, se dirijan a él o transiten por el mismo, y contra los que empleen a trabajadores que hayan inmigrado en condiciones ilegales, a fin de evitar y suprimir los abusos a que se refiere el artí culo 2 del presente Convenio.

Artí culo 4

Los Miembros deberá n, en particular, adoptar las medidas necesarias en los planos nacional e internacional para establecer en esta materia contactos e intercambios sistemá ticos de informació n con los demá s Estados, en consulta con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores.

Artí culo 5

Las medidas previstas en los artí culos 3 y 4 deben tener especialmente por objeto que los traficantes de mano de obra puedan ser objeto de una acció n en justicia sea cual fuere el paí s que sirve de base a sus operaciones.

Artí culo 6

1. Deberá n adoptarse disposiciones en la legislació n nacional para llegar a investigar eficazmente el empleo ilegal de trabajadores migrantes así como para la definició n y aplicació n de sanciones administrativas, civiles y penales, incluyendo la prisió n, para el empleo ilegal de trabajadores migrantes, para la organizació n de migraciones con fines de empleo que se definen como abusivas en el artí culo 2 del presente Convenio y para la asistencia deliberadamente prestada, con fines lucrativos o no, a tales migraciones.

2. Cuando un empleador sea objeto de una acció n en justicia en aplicació n de las disposiciones que se tomen en virtud del presente artí culo, deberá tener el derecho de establecer la prueba de su buena fe.

Artí culo 7

Las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores deberá n ser consultadas acerca de la legislació n y de las demá s medidas previstas en el presente Convenio a fin de evitar o suprimir los abusos arriba mencionados, y deberá reconocérseles la posibilidad de tomar iniciativas a este respecto.

Artí culo 8

1. A condició n de haber residido legalmente en el paí s con fines de empleo, el trabajador migrante no podrá ser considerado en situació n ilegal o irregular por el hecho mismo de la pérdida de su empleo, la cual no deberá entrañar por sí misma el retiro de su permiso de residencia o, llegado el caso, de su permiso de trabajo.

2. Deberá , en consecuencia, beneficiarse de un trato igual al de los nacionales, especialmente en lo que se refiere a las garantí as en materia de seguridad en el empleo, obtenció n de otro empleo, obras para absorber el desempleo y readaptació n.

Artí culo 9

1. Sin perjuicio de las medidas adoptadas para controlar los movimientos migratorios con fines de empleo, que aseguren que los trabajadores migrantes ingresen en el territorio nacional y sean admitidos al empleo de conformidad con la legislació n pertinente, el trabajador migrante deberá , en los casos en que dicha legislació n no haya sido respetada y en los que su situació n no pueda regularizarse, disfrutar, tanto él como su familia, de igualdad de trato en lo concerniente a los derechos derivados de empleos anteriores en materia de remuneració n, seguridad social y otros beneficios.

2. En caso de controversia sobre los derechos a que se refiere el pá rrafo anterior, el trabajador deberá tener la posibilidad de defender sus derechos ante un organismo competente, ya sea personalmente o por intermedio de sus representantes.

3. En caso de expulsió n del trabajador o su familia, no deberí an éstos correr con los costos de la expulsió n.

4. Nada en el presente Convenio impedirá a los Miembros la concesió n, a las personas que residen o trabajan de manera ilegal en el paí s, del derecho a permanecer en él y ser legalmente empleadas.

Parte II. Igualdad de Oportunidades y de Trato

Artí culo 10

Todo Miembro para el cual se halle en vigor el presente Convenio se compromete a formular y a aplicar una polí tica nacional destinada a promover y a garantizar, por los métodos adaptados a las circunstancias y usos nacionales, la igualdad de oportunidades y de trato en materia de empleo y profesió n, seguridad social, derechos sindicales y culturales y libertades individuales y colectivas para las personas que, en su condició n de trabajadores migrantes o como miembros de su familia, se encuentren legalmente en su territorio.

Artí culo 11

1. A los fines de la aplicació n de la presente parte del Convenio, la expresió n trabajador migrante comprende a toda persona que emigra o ha emigrado de un paí s a otro para ocupar un empleo que no sea por cuenta propia; incluye también a toda persona admitida regularmente como trabajador migrante.

2. La presente parte del Convenio no se aplicará a:

a) los trabajadores fronterizos;

b) los artistas y las personas que ejerzan una profesió n liberal y que entren en el paí s por un perí odo de corta duració n;

c) la gente de mar;

d) las personas que hayan entrado en el paí s con fines especiales de formació n o de educació n;

e) las personas empleadas en organizaciones o empresas que operan dentro del territorio de un paí s que han sido admitidas temporalmente en dicho paí s, a solicitud de sus empleadores, para cumplir trabajos o funciones especí ficos por un perí odo definido o limitado de tiempo y que está n obligadas a abandonar el paí s al término de sus trabajos o funciones.

Artí culo 12

Todo Miembro deberá , mediante métodos adecuados a las condiciones y a las prá cticas nacionales:

a) hacer lo posible por obtener la colaboració n de las organizaciones de empleadores y de trabajadores y de otros organismos apropiados para promover la aceptació n y observancia de la polí tica prevista en el artí culo 10 del presente Convenio;

b) adoptar las medidas legislativas y promover los programas educativos que resulten necesarios para lograr dicha aceptació n y dicha observancia;

c) tomar medidas, promover programas de educació n y fomentar otras actividades tendientes a que los trabajadores migrantes conozcan lo mejor posible la polí tica adoptada, sus derechos y obligaciones, así como las actividades destinadas a prestarles ayuda efectiva en el ejercicio de sus derechos y para su protecció n;

d) derogar toda disposició n legislativa y modificar toda norma o prá ctica administrativa que sea incompatible con dicha polí tica;

e) elaborar y poner en prá ctica, en consulta con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores, una polí tica social adecuada a las condiciones y prá cticas nacionales que permita a los trabajadores migrantes y a sus familias disfrutar de los beneficios acordados a sus nacionales, teniendo en cuenta, sin infringir el principio de la igualdad de oportunidades y de trato, las necesidades particulares que pudiesen tener hasta el momento en que su adaptació n a la sociedad del paí s de empleo se haya completado;

f) tomar las medidas necesarias a fin de ayudar y estimular los esfuerzos que realicen los trabajadores migrantes y sus familias para preservar su identidad nacional y étnica, así como sus ví nculos culturales con su paí s de origen, incluyendo la posibilidad de que sus hijos reciban enseñanza de su lengua materna;

g) garantizar la igualdad de trato en materia de condiciones de trabajo a todos los trabajadores migrantes que ejerzan la misma actividad, cualesquiera que sean las condiciones particulares de su empleo.

Artí culo 13

1. Todo Miembro podrá adoptar todas las medidas necesarias, que dependan de su propia competencia, y colaborar con otros Miembros a fin de facilitar la reunió n de familias de todos los trabajadores migrantes que residan legalmente en su territorio.

2. El presente artí culo se refiere al có nyuge del trabajador migrante y, en la medida en que estén a su cargo, a los hijos, al padre y a la madre del migrante.

Artí culo 14

Todo Miembro podrá :

a) subordinar la libre elecció n del empleo, sin dejar de asegurar el derecho a la movilidad geográ fica, a la condició n de que el trabajador migrante haya residido legalmente en el paí s con fines de empleo durante un perí odo prescrito, que no deberá exceder de dos años o, si la legislació n exige un contrato de duració n determinada inferior a dos años, a que el trabajador haya cumplido su primer contrato de trabajo.

b) después de consultar debidamente a las organizaciones de empleadores y de trabajadores representativas, reglamentar las condiciones de reconocimiento en el paí s de las calificaciones laborales adquiridas fuera de él, inclusive los certificados y diplomas obtenidos en el extranjero;

c) restringir el acceso a categorí as limitadas de empleos o de funciones, cuando así lo exija el interés del Estado.

Parte III. Disposiciones Finales

Artí culo 15

El presente Convenio no impide a los Miembros celebrar acuerdos multilaterales o bilaterales con miras a resolver los problemas resultantes de su aplicació n.

Artí culo 16

1. Todo Miembro que ratifique el presente Convenio podrá , mediante una declaració n anexa a su ratificació n, excluir una de las partes I o II de su aceptació n del Convenio.

2. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de esta í ndole podrá en cualquier momento anular esta declaració n mediante una declaració n posterior.

3. Todo Miembro para el que esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con el pá rrafo 1 del presente artí culo, deberá indicar en sus memorias subsiguientes sobre la aplicació n del presente Convenio el estado de su legislació n y prá ctica respecto de las disposiciones de la parte excluida de la aceptació n, la medida en que haya puesto o se proponga poner en ejecució n estas disposiciones y las razones por las cuales no las ha incluido aú n en su aceptació n del Convenio.

Artí culo 17

Las ratificaciones formales del presente Convenio será n comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

Artí culo 18

1. Este Convenio obligará ú nicamente a aquellos Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificació n.

Artí culo 19

1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiració n de un perí odo de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiració n del perí odo de diez años mencionado en el pá rrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artí culo quedará obligado durante un nuevo perí odo de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiració n de cada perí odo de diez años, en las condiciones previstas en este artí culo.

Artí culo 20

1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organizació n.

2. Al notificar a los Miembros de la Organizació n el registro de la segunda ratificació n que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atenció n de los Miembros de la Organizació n sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

Artí culo 21

El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artí culo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una informació n completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artí culos precedentes.

Artí culo 22

Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicació n del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del dí a de la Conferencia la cuestió n de su revisió n total o parcial.

Artí culo 23

1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisió n total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

a) la ratificació n, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará , ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artí culo 19, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificació n por los Miembros.

2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

Artí culo 24

Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

Cross references


CONSTITUCION:Preambulo preá mbulo de la Constitució n de la Organizació nInternacional del Trabajo

CONVENIOS:C122 Convenio sobre la polí tica del empleo, 1964
RECOMENDACIONES:R122 Recomendació n sobre la polí tica del empleo, 1964
RECOMENDACIONES:R086 Recomendació n sobre los trabajadores migrantes(revisados), 1949
RECOMENDACIONES:R100 Recomendació n sobre la protecció n de los trabajadoresmigrantes (paí ses insuficientemente desarrollados), 1955

CONVENIOS:C088 Convenio sobre el servicio del empleo, 1948
RECOMENDACIONES:R083 Recomendació n sobre el servicio del empleo, 1948

CONVENIOS:C096 Convenio sobre las agencias retribuidas de colocació n(revisado), 1949

CONVENIOS:C097 Convenio sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949

CONVENIOS:C111 Convenio sobre la discriminació n (empleo y ocupació n), 1958
SUPLEMENTO:C097 Complemento el Convenio sobre los trabajadores migrantes(revisado), 1949
SUPLEMENTO:C111 complemento el Convenio sobre la discriminació n (empleo yocupació n), 1958


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion