En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

C130 Convenio sobre asistencia médica y prestaciones monetarias de enfermedad, 1969

Convenio relativo a la asistencia médica y a las prestaciones monetarias de enfermedad (Nota: Fecha de entrada en vigor: 27:05:1972 .)
Lugar:Ginebra
Fecha de adopció n:25:06:1969
Sesion de la Conferencia:53
Sujeto: Seguridad social

Estatus: Instrumento actualizado que ha sido objeto de una solicitud de informació n

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 4 junio 1969 en su quincuagésima tercera reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la revisió n del Convenio sobre el seguro de enfermedad (industria), 1927, y del Convenio sobre el seguro de enfermedad (agricultura), 1927, cuestió n que constituye el quinto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

adopta, con fecha veinticinco de junio de mil novecientos sesenta y nueve, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre asistencia médica y prestaciones monetarias de enfermedad, 1969:

Parte I. Disposiciones Generales

Artí culo 1

A los efectos del presente Convenio:

a) el término legislació n comprende las leyes y los reglamentos, así como las disposiciones reglamentarias en materia de seguridad social;

b) el término prescrito significa determinado por la legislació n nacional o en virtud de ella;

c) la expresió n establecimiento industrial comprende todos los establecimientos de las siguientes ramas de actividad econó mica: minas y canteras; industrias manufactureras; construcció n; electricidad, gas y agua, y transportes, almacenamiento y comunicaciones;

d) el término residencia significa la residencia habitual en el territorio del Miembro, y el término residente designa la persona que reside habitualmente en el territorio del Miembro;

e) la expresió n persona a cargo se refiere a un estado de dependencia que se supone existe en casos prescritos;

f) la expresió n la có nyuge designa la có nyuge que está a cargo de su marido;

g) el término hijo comprende:

i) al hijo que no haya alcanzado la edad en que termina la enseñanza obligatoria o la de quince años, cualquiera de ellas que sea la má s alta; pero un Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con el artí culo 2 podrá , mientras esa declaració n esté vigente, aplicar el Convenio como si el término comprendiera al hijo que no haya alcanzado la edad en que termina la enseñanza obligatoria o la de quince años;

ii) al hijo que no haya alcanzado una edad prescrita superior a la especificada en el inciso i) de este apartado y que sea aprendiz o estudiante o padezca una enfermedad cró nica o una dolencia que lo incapacite para toda actividad lucrativa, bajo condiciones prescritas, a menos que la legislació n nacional defina el término hijo como todo hijo que no haya alcanzado una edad considerablemente superior a la especificada en el inciso i) de este apartado; h) la expresió n beneficiario tipo significa un hombre con có nyuge y dos hijos;

i) la expresió n perí odo de calificació n significa sea un perí odo de cotizació n, un perí odo de empleo, un perí odo de residencia o cualquier combinació n de los mismos, segú n esté prescrito;

j) el término enfermedad significa todo estado mó rbido, cualquiera que fuere su causa;

k) la expresió n asistencia médica comprende los servicios conexos.

Artí culo 2

1. Todo Miembro cuya economí a y recursos médicos estén insuficientemente desarrollados podrá acogerse, mediante una declaració n anexa a su ratificació n, a las excepciones temporales previstas en los artí culos 1, apartado g), inciso i), 11, 14, 20 y 26, pá rrafo 2. Toda declaració n a este efecto deberá expresar la razó n para tal excepció n.

2. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con el pá rrafo 1 de este artí culo deberá incluir en las memorias sobre la aplicació n del presente Convenio, que habrá de presentar en virtud del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo, una declaració n con respecto a cada una de las excepciones a que se haya acogido, en la cual exponga:

a) que subsisten las razones por las cuales se ha acogido a esa excepció n; o b) que renuncia a partir de una fecha determinada a acogerse a esa excepció n.

3. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con el pá rrafo 1 del presente artí culo deberá , segú n sea adecuado a los términos de su declaració n y segú n lo permitan las circunstancias:

a) aumentar el nú mero de personas protegidas;

b) ampliar los servicios de asistencia médica que se proporcionan;

c) extender la duració n de las prestaciones monetarias de enfermedad.

Artí culo 3

1. Todo Miembro cuya legislació n proteja a los asalariados podrá , mediante una declaració n anexa a su ratificació n, excluir temporalmente de la aplicació n de este Convenio a los asalariados del sector agrí cola que, en la fecha de la ratificació n, todaví a no estén protegidos por una legislació n conforme a las normas previstas en este Convenio.

2. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con el pá rrafo 1 de este artí culo deberá indicar en las memorias sobre la aplicació n de este Convenio, que habrá de presentar en virtud del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo, por una parte, en qué medida hubiere aplicado y se propusiere aplicar las disposiciones del Convenio a los asalariados del sector agrí cola, y, por otra, todo progreso que hubiere realizado en este sentido, o, si no hubiere habido ninguno, dar las explicaciones apropiadas.

3. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con el pá rrafo 1 del presente artí culo deberá aumentar el nú mero de asalariados protegidos del sector agrí cola en la medida y con la rapidez que permitan las circunstancias.

Artí culo 4

1. Todo Miembro que ratifique este Convenio podrá , mediante una declaració n anexa a su ratificació n, excluir de la aplicació n del Convenio:

a) a la gente de mar, incluidos los pescadores de pesquerí as marí timas;

b) a los funcionarios y empleados pú blicos, cuando estas categorí as estén protegidas en virtud de regí menes especiales que concedan en conjunto prestaciones por lo menos equivalentes a las previstas en el presente Convenio.

2. Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con el pá rrafo 1 del presente artí culo, el Miembro podrá excluir:

a) a las personas comprendidas en dicha declaració n del nú mero de personas que se tomen en cuenta para calcular los porcentajes especificados en el artí culo 5, apartado c); en el artí culo 10, apartado b); en el artí culo 11; en el artí culo 19, apartado b), y en el artí culo 20;

b) a las personas comprendidas en dicha declaració n, así como a la có nyuge e hijos de ellas, del nú mero de personas que se tomen en cuenta para calcular los porcentajes especificados en el artí culo 10, apartado c).

3. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con el pá rrafo 1 del presente artí culo podrá notificar ulteriormente al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo que acepta las obligaciones del presente Convenio respecto a una o varias de las categorí as excluidas en el momento de la ratificació n.

Artí culo 5

Todo Miembro cuya legislació n proteja a los asalariados podrá , en la medida en que sea necesario, excluir de la aplicació n del presente Convenio a:

a) las personas cuyo empleo sea de cará cter ocasional;

b) los miembros de la familia del empleador que vivan en su hogar, respecto del trabajo que realicen para él;

c) otras categorí as de asalariados cuyo nú mero no exceda del 10 por ciento de todos los asalariados que no pertenezcan a las categorí as excluidas de acuerdo con los apartados a) y b) de este artí culo.

Artí culo 6

A los efectos del cumplimiento del presente Convenio, todo Miembro podrá tener en cuenta la protecció n resultante de un seguro que aunque en el momento de la ratificació n no sea obligatorio en virtud de su legislació n para las personas protegidas:

a) sea controlado por las autoridades pú blicas o sea administrado, de conformidad con normas prescritas, conjuntamente por los empleadores y los trabajadores;

b) proteja a una proporció n apreciable de las personas cuyas ganancias no excedan de las del trabajador calificado de sexo masculino definido en el artí culo 22, pá rrafo 6; y

c) cumpla, juntamente con otras formas de protecció n, cuando fuere apropiado, con las disposiciones del Convenio.

Artí culo 7

Las contingencias cubiertas deberá n comprender:

a) la necesidad de asistencia médica curativa, y, en las condiciones prescritas, de asistencia médica preventiva;

b) la incapacidad para trabajar, tal como esté definida en la legislació n nacional, que resulte de una enfermedad y que implique la suspensió n de ganancias.

Parte II. Asistencia Médica

Artí culo 8

Todo Miembro, bajo condiciones prescritas, deberá garantizar a las personas protegidas el suministro de asistencia médica curativa y preventiva respecto de la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado a).

Artí culo 9

La asistencia médica mencionada en el artí culo 8 deberá ser concedida con el objeto de conservar, restablecer o mejorar la salud de la persona protegida y su aptitud para trabajar y para hacer frente a sus necesidades personales.

Artí culo 10

Las personas protegidas respecto de la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado a), deberá n comprender:

a) sea a todos los asalariados, incluidos los aprendices, así como a la có nyuge e hijos de tales asalariados;

b) sea a categorí as prescritas de la població n econó micamente activa que constituyan por lo menos el 75 por ciento de toda la població n econó micamente activa, así como a la có nyuge e hijos de las personas que pertenezcan a dichas categorí as;

c) sea a categorí as prescritas de residentes que constituyan por lo menos el 75 por ciento de todos los residentes.

Artí culo 11

Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con el artí culo 2, las personas protegidas respecto de la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado a), deberá n comprender:

a) sea a categorí as prescritas de asalariados que constituyan por lo menos el 25 por ciento de todos los asalariados, así como a la có nyuge e hijos de tales asalariados;

b) sea a categorí as prescritas de asalariados en empresas industriales que constituyan por lo menos el 50 por ciento de todos los asalariados en empresas industriales, así como a la có nyuge e hijos de tales asalariados.

Artí culo 12

Las personas que reciban una prestació n de seguridad social por invalidez, vejez, muerte del sostén de familia o desempleo y, cuando sea el caso, la có nyuge e hijos de tales personas seguirá n siendo protegidos, bajo condiciones prescritas, respecto a la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado a).

Artí culo 13

La asistencia médica mencionada en el artí culo 8 deberá comprender por lo menos:

a) la asistencia médica general, incluidas las visitas a domicilio;

b) la asistencia por especialistas prestada en hospitales a personas hospitalizadas o no y la asistencia que pueda ser prestada por especialistas fuera de los hospitales;

c) el suministro de los productos farmacéuticos necesarios recetados por médicos u otros profesionales calificados;

d) la hospitalizació n, cuando fuere necesaria;

e) la asistencia odontoló gica segú n esté prescrita; y

f) la readaptació n médica, incluidos el suministro, mantenimiento y renovació n de aparatos de pró tesis y de ortopedia, segú n fuere prescrita.

Artí culo 14

Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con el artí culo 2, la asistencia médica mencionada en el artí culo 8 deberá comprender por lo menos:

a) la asistencia médica general, incluidas, si es posible, las visitas a domicilio;

b) la asistencia por especialistas prestada en hospitales a personas hospitalizadas o no, y, si es posible, la asistencia que pueda ser prestada por especialistas fuera de los hospitales;

c) el suministro de los productos farmacéuticos necesarios recetados por médicos u otros profesionales calificados;

d) la hospitalizació n, cuando fuere necesaria.

Artí culo 15

Si la legislació n de un Miembro subordina el derecho a la asistencia médica mencionada en el artí culo 8 al cumplimiento de un perí odo de calificació n por la persona protegida o por su sostén de familia, las condiciones de ese perí odo de calificació n deberá n ser tales que las personas que normalmente pertenezcan a las categorí as de personas protegidas no sean privadas del derecho a beneficiarse de dicha prestació n.

Artí culo 16

1. La asistencia médica mencionada en el artí culo 8 deberá ser concedida durante toda la contingencia.

2. Cuando el beneficiario deje de pertenecer a las categorí as de personas protegidas, la conservació n del derecho a asistencia médica en caso de una enfermedad que haya empezado cuando dicha persona pertenecí a a esas categorí as podrá ser limitada a un perí odo prescrito que no deberá ser inferior a veintiséis semanas. Sin embargo, la asistencia médica no deberá cesar mientras el beneficiario continú e recibiendo una prestació n monetaria de enfermedad.

3. No obstante lo dispuesto en el pá rrafo 2 del presente artí culo, la duració n de la asistencia médica deberá ser extendida en caso de enfermedades prescritas reconocidas como enfermedades que requieren un tratamiento prolongado.

Artí culo 17

Si la legislació n de un Miembro prescribe que el beneficiario o su sostén de familia contribuya al costo de la asistencia médica mencionada en el artí culo 8, deberá reglamentarse esa participació n de manera tal que no entrañe un gravamen excesivo ni el riesgo de hacer menos eficaz la protecció n médica y social.

Parte III. Prestaciones Monetarias de Enfermedad

Artí culo 18

Todo Miembro, bajo condiciones prescritas, deberá garantizar a las personas protegidas el suministro de prestaciones monetarias de enfermedad respecto de la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado b).

Artí culo 19

Las personas protegidas respecto de la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado b), deberá n comprender:

a) sea a todos los asalariados, incluidos los aprendices;

b) sea a categorí as prescritas de la població n econó micamente activa que constituyan por lo menos el 75 por ciento de toda la població n econó micamente activa;

c) sea a todos los residentes cuyos recursos durante la contingencia no excedan de lí mites prescritos, de conformidad con las disposiciones del artí culo 24.

Artí culo 20

Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con el artí culo 2, las personas protegidas respecto a la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado b), deberá n comprender:

a) sea a categorí as prescritas de asalariados que constituyan por lo menos el 25 por ciento de todos los asalariados;

b) sea a categorí as prescritas de asalariados en empresas industriales que constituyan por lo menos el 50 por ciento de todos los asalariados en empresas industriales.

Artí culo 21

La prestació n monetaria de enfermedad mencionada en el artí culo 18 deberá consistir en un pago perió dico calculado:

a) de conformidad con las disposiciones del artí culo 22 o con las del artí culo 23, cuando estén protegidos los asalariados o categorí as de la població n econó micamente activa;

b) de conformidad con las disposiciones del artí culo 24, cuando estén protegidos todos los residentes cuyos recursos durante la contingencia no excedan de lí mites prescritos.

Artí culo 22

1. Con respecto a cualquier pago perió dico al que se aplique el presente artí culo, la cuantí a de la prestació n, aumentada con el importe de las asignaciones familiares pagadas durante la contingencia, deberá ser tal que, para el beneficiario tipo, y respecto de la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado b), sea por lo menos igual al 60 por ciento del total de las ganancias anteriores del beneficiario y del importe de las asignaciones familiares pagadas a una persona protegida que tenga las mismas cargas de familia que el beneficiario tipo.

2. Las ganancias anteriores del beneficiario se calculará n de acuerdo con reglas prescritas, y cuando las personas protegidas estén repartidas en categorí as segú n sus ganancias, las ganancias anteriores podrá n calcularse fundá ndose en las ganancias de base de las categorí as a que hayan pertenecido.

3. Podrá prescribirse un má ximo de la cuantí a de la prestació n o de las ganancias que se tengan en cuenta en el cá lculo de la prestació n, a reserva de que este má ximo se fije de suerte que las disposiciones del pá rrafo 1 del presente artí culo queden satisfechas cuando las ganancias anteriores del beneficiario sean iguales o inferiores al salario de un trabajador calificado de sexo masculino.

4. Las ganancias anteriores del beneficiario, el salario del trabajador calificado de sexo masculino, la prestació n y las asignaciones familiares se calculará n sobre el mismo tiempo bá sico.

5. Respecto de los demá s beneficiarios, la prestació n será fijada de tal manera que esté en relació n razonable con la del beneficiario tipo.

6. Para los fines del presente artí culo será n considerados como trabajadores calificados de sexo masculino los siguientes:

a) un ajustador o un tornero de una industria de construcció n de maquinaria, excepto la maquinaria eléctrica; o

b) un trabajador ordinario calificado definido de conformidad con las disposiciones del pá rrafo siguiente; o

c) una persona cuyas ganancias sean iguales o superiores a las ganancias del 75 por ciento de todas las personas protegidas; para determinar esas ganancias se tomará por base el año o un perí odo má s corto, conforme se prescriba; o

d) una persona cuyas ganancias sean iguales al 125 por ciento del promedio de las ganancias de todas las personas protegidas.

7. A los efectos del apartado b) del pá rrafo precedente se considerará como trabajador ordinario calificado toda persona empleada en la agrupació n de actividades econó micas que ocupe el mayor nú mero de varones econó micamente activos protegidos contra la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado b), en la rama que ocupe el mayor nú mero de tales personas protegidas. A este efecto se utilizará la Clasificació n industrial internacional uniforme de todas las actividades econó micas, adoptada por el Consejo Econó mico y Social de la Organizació n de las Naciones Unidas, en su séptimo perí odo de sesiones, el 27 de agosto de 1948, con sus modificaciones hasta 1968, la cual se reproduce como anexo al presente Convenio, teniendo en cuenta toda modificació n que pudiera introducirse en el futuro.

8. Cuando las prestaciones varí en de una regió n a otra, el trabajador calificado de sexo masculino podrá ser elegido dentro de cada una de las regiones, de conformidad con las disposiciones de los pá rrafos 6 y 7 del presente artí culo.

9. El salario del trabajador calificado de sexo masculino se determinará sobre la base del salario por un nú mero normal de horas de trabajo fijado sea por contratos colectivos, sea por la legislació n nacional o en virtud de ella, cuando fuere aplicable, o por la costumbre, incluidos los subsidios de carestí a de vida, si los hubiere. Cuando los salarios difieran de una regió n a otra y no se aplique el pá rrafo 8 del presente artí culo, deberá tomarse el término medio de dichos salarios.

Artí culo 23

1. Con respecto a cualquier pago perió dico al que se aplique el presente artí culo, la cuantí a de la prestació n, aumentada con el importe de las asignaciones familiares pagadas durante la contingencia, deberá ser tal que, para el beneficiario tipo y respecto de la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado b), sea por lo menos igual al 60 por ciento del total del salario del trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino y del importe de las asignaciones familiares pagadas a una persona protegida que tenga las mismas cargas de familia que el beneficiario tipo.

2. El salario del trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino, la prestació n y las asignaciones familiares será n calculados sobre el mismo tiempo bá sico.

3. Respecto de los demá s beneficiarios, la prestació n será fijada de tal manera que esté en relació n razonable con la del beneficiario tipo.

4. Para los fines del presente artí culo será n considerados como trabajadores ordinarios no calificados adultos de sexo masculino los siguientes:

a) un trabajador ordinario no calificado de una industria de construcció n de maquinaria, exceptuada la maquinaria eléctrica; o

b) un trabajador ordinario no calificado definido de conformidad con las disposiciones del pá rrafo siguiente.

5. A los efectos del apartado b) del pá rrafo precedente se considerará como trabajador ordinario no calificado toda persona empleada en la agrupació n de actividades econó micas que ocupe el mayor nú mero de varones econó micamente activos protegidos contra la contingencia mencionada en el artí culo 7, apartado b), en la rama que ocupe el mayor nú mero de tales personas protegidas. A este efecto se utilizará la Clasificació n industrial internacional uniforme de todas las actividades econó micas, adoptada por el Consejo Econó mico y Social de la Organizació n de las Naciones Unidas, en su séptimo perí odo de sesiones, el 27 de agosto de 1948, con sus modificaciones hasta 1968, la cual se reproduce como anexo al presente Convenio, teniendo en cuenta toda modificació n que pudiera introducirse en el futuro.

6. Cuando las prestaciones varí en de una regió n a otra, el trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino podrá ser elegido dentro de cada una de las regiones, de conformidad con las disposiciones de los pá rrafos 4 y 5 del presente artí culo.

7. El salario del trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino se determinará sobre la base del salario por un nú mero normal de horas de trabajo fijado sea por contratos colectivos, sea por la legislació n o en virtud de ella cuando le fuere aplicable, o por la costumbre, incluidos los subsidios de carestí a de vida, si los hubiere. Cuando los salarios difieran de una regió n a otra y no se aplique el pá rrafo 6 del presente artí culo, deberá tomarse el término medio de dichos salarios.

Artí culo 24

Con respecto a cualquier pago perió dico al que se aplique el presente artí culo:

a) el monto de la prestació n deberá determinarse de acuerdo con una escala prescrita o con una escala fijada por las autoridades pú blicas competentes de conformidad con reglas prescritas;

b) el monto de la prestació n no podrá reducirse sino en la medida en que los demá s recursos de la familia del beneficiario excedan de sumas apreciables prescritas o fijadas por las autoridades competentes de conformidad con reglas prescritas;

c) el total de la prestació n y de los demá s recursos de la familia, previa deducció n de las sumas apreciables a que se refiere el apartado anterior, deberá ser suficiente para asegurar a la familia condiciones de vida sanas y convenientes, y no deberá ser inferior al monto de la prestació n calculada de conformidad con las disposiciones del artí culo 23;

d) las disposiciones del apartado anterior se considerará n cumplidas si el monto total de las prestaciones monetarias de enfermedad pagadas en virtud del presente Convenio excede por lo menos en 30 por ciento del monto total de las prestaciones que se obtendrí a aplicando las disposiciones del artí culo 23 y las del artí culo 19, apartado b).

Artí culo 25

Si la legislació n del Miembro subordina el derecho a la prestació n monetaria de enfermedad mencionada en el artí culo 18 al cumplimiento de un perí odo de calificació n por la persona protegida, las condiciones de ese perí odo de calificació n deberá n ser tales que las personas que normalmente pertenezcan a las categorí as de personas protegidas no sean privadas del derecho a beneficiarse de dicha prestació n.

Artí culo 26

1. La prestació n monetaria de enfermedad mencionada en el artí culo 18 deberá ser concedida durante toda la contingencia. Sin embargo, la concesió n de la prestació n se podrá limitar a un perí odo no inferior a cincuenta y dos semanas en cada caso de incapacidad, segú n esté prescrito.

2. Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con el artí culo 2, la concesió n de la prestació n monetaria de enfermedad mencionada en el artí culo 18 se podrá limitar a un perí odo no inferior a veintiséis semanas en cada caso de incapacidad, segú n esté prescrito.

3. Si la legislació n del Miembro prescribe que la prestació n monetaria de enfermedad no sea pagada sino al expirar un perí odo de espera, este perí odo no deberá exceder de los tres primeros dí as de suspensió n de ganancias.

Artí culo 27

1. A la muerte de una persona que recibí a o que tení a derecho a recibir la prestació n monetaria de enfermedad mencionada en el artí culo 18, una asignació n por gastos funerarios deberá ser pagada, en condiciones prescritas, a sus sobrevivientes, a las demá s personas a su cargo o a la persona que hubiere costeado tales gastos.

2. Todo Miembro podrá dejar de aplicar las disposiciones del pá rrafo 1 de este artí culo:

a) cuando haya aceptado las obligaciones de la parte IV del Convenio sobre las prestaciones de invalidez, vejez y sobrevivientes, 1967;

b) cuando su legislació n nacional conceda prestaciones monetarias de enfermedad en una proporció n no inferior al 80 por ciento de las ganancias de las personas protegidas; y

c) cuando la mayorí a de las personas protegidas estén cubiertas por un seguro voluntario controlado por las autoridades pú blicas, que conceda una asignació n funeraria.

Parte IV. Disposiciones Comunes

Artí culo 28

1. Toda prestació n a la cual una persona protegida tuviera derecho en aplicació n del presente Convenio podrá ser suspendida en la medida en que se prescriba:

a) mientras el interesado esté ausente del territorio del Estado Miembro;

b) mientras el interesado reciba por la contingencia una indemnizació n de tercera persona, en la medida de dicha indemnizació n;

c) cuando el interesado haya solicitado fraudulentamente una prestació n;

d) cuando la contingencia haya sido provocada por un delito cometido por el interesado;

e) cuando la contingencia haya sido provocada por una falta grave e intencional del interesado;

f) cuando el interesado, sin causa que lo justifique, no utilice la asistencia médica o los servicios de readaptació n puestos a su disposició n, o no observe las reglas prescritas para comprobar la existencia o la continuació n de la contingencia o las reglas respecto de la conducta de los beneficiarios;

g) en el caso de la prestació n monetaria de enfermedad mencionada en el artí culo 18, mientras el interesado sea mantenido con fondos pú blicos o a expensas de una institució n o de un servicio de seguridad social; y

h) en el caso de la prestació n monetaria de enfermedad mencionada en el artí culo 18, mientras el interesado reciba otra prestació n monetaria de la seguridad social que no sea una prestació n familiar, a condició n de que la parte suspendida de la prestació n de enfermedad no sobrepase la otra prestació n.

2. En los casos y dentro de los lí mites prescritos, parte de la prestació n que de otra manera habrí a debido pagarse deberá ser abonada a las personas a cargo del interesado.

Artí culo 29

1. Todo solicitante deberá tener derecho a interponer un recurso en caso de que se le niegue una prestació n o en caso de reclamació n sobre su calidad o cantidad.

2. Cuando en la aplicació n del presente Convenio un departamento gubernamental responsable ante el poder legislativo esté encargado de la administració n de la asistencia médica, el derecho de interponer un recurso, previsto en el pá rrafo 1 del presente artí culo, podrá ser reemplazado por el derecho de que la reclamació n respecto al rechazo de la asistencia médica o a la calidad de la asistencia recibida sea investigada por la autoridad apropiada.

Artí culo 30

1. Todo Miembro deberá asumir la responsabilidad general respecto al suministro conveniente de las prestaciones que se concedan en aplicació n de este Convenio y deberá adoptar todas las medidas necesarias a este efecto.

2. Todo Miembro deberá asumir la responsabilidad general respecto de la buena administració n de las instituciones y servicios encargados de la aplicació n de este Convenio.

Artí culo 31

Cuando la administració n no esté confiada a una institució n reglamentada por las autoridades pú blicas o a un departamento gubernamental responsable ante el poder legislativo:

a) representantes de las personas protegidas deberá n participar en la administració n en condiciones prescritas;

b) la legislació n nacional, en los casos apropiados, deberá prever la participació n de representantes de los empleadores;

c) la legislació n nacional podrá asimismo decidir con respecto a la participació n de representantes de las autoridades pú blicas.

Artí culo 32

Todo Miembro dentro de su territorio deberá asegurar a los extranjeros que normalmente residan o trabajen en él igualdad de trato con sus nacionales respecto al derecho a las prestaciones previstas en este Convenio.

Artí culo 33

1. Todo Miembro que:

a) haya aceptado las obligaciones del presente Convenio sin acogerse a las excepciones y exclusiones previstas en el artí culo 2 y en el artí culo 3;

b) conceda, en conjunto, prestaciones superiores a las previstas en el presente Convenio y dedique a todos los gastos correspondientes, en lo que se refiera a asistencia médica y prestaciones monetarias de enfermedad, una fracció n de su ingreso nacional de por lo menos el 4 por ciento; y

c) cumpla por lo menos dos de las tres condiciones siguientes:

i) proteger a un porcentaje de la població n econó micamente activa por lo menos superior en diez unidades al requerido en el apartado b) del artí culo 10 y en el apartado b) del artí culo 19, o a un porcentaje de todos los residentes por lo menos superior en diez unidades al requerido en el apartado c) del artí culo 10;

ii) garantizar una asistencia médica preventiva y curativa sensiblemente má s amplia que la prescrita en el artí culo 13;

iii) garantizar prestaciones monetarias de enfermedad cuyo monto sea por lo menos superior en diez unidades al porcentaje estipulado en los artí culos 22 y 23, podrá , previa consulta con las organizaciones má s representativas de empleadores y de trabajadores, cuando existan, exceptuarse temporalmente del cumplimiento de determinadas disposiciones de la parte II y la parte III de este Convenio, siempre que esas excepciones no reduzcan fundamentalmente ni afecten las garantí as esenciales de este Convenio.

2. Todo Miembro que se acoja a tales excepciones deberá indicar en las memorias que, en virtud del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo, habrá de presentar sobre la aplicació n de este Convenio, el estado de su legislació n y prá ctica respecto a tales excepciones y el progreso realizado para la aplicació n completa de los términos del Convenio.

Artí culo 34

Este Convenio no se aplicará :

a) a las contingencias sobrevenidas antes de que el Convenio entre en vigor para el Miembro interesado;

b) a las prestaciones por contingencias sobrevenidas después de que el Convenio haya entrado en vigor para el Miembro interesado, en la medida en que los derechos a dichas prestaciones provengan de perí odos anteriores a dicha fecha.

Parte V. Disposiciones Finales

Artí culo 35

El presente Convenio revisa el Convenio sobre el seguro de enfermedad (industria), 1927, y el Convenio sobre el seguro de enfermedad (agricultura), 1927.

Artí culo 36

1. Con arreglo a las disposiciones del artí culo 75 del Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952, la parte III de dicho Convenio y las disposiciones pertinentes de otras partes del mismo dejará n de aplicarse a un Miembro que ratifique el presente Convenio, a partir de la fecha en que éste entre en vigor para dicho Miembro, si una declaració n formulada en virtud del artí culo 3 de este Convenio no se halla vigente.

2. Siempre que no se halle vigente una declaració n formulada en virtud del artí culo 3, la aceptació n de las obligaciones del presente Convenio será considerada, a los efectos del artí culo 2 del Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952, como una aceptació n de las obligaciones de la parte III y de las disposiciones pertinentes de otras partes del Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952.

Artí culo 37

Si un convenio que la Conferencia adopte posteriormente sobre materias tratadas en el presente Convenio así lo dispusiere, las disposiciones del presente instrumento que se especifiquen en el nuevo cesará n de aplicarse a todo Miembro que ratifique este ú ltimo, a partir de la fecha de su entrada en vigor para el Miembro interesado.

Artí culo 38

Las ratificaciones formales del presente Convenio será n comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

Artí culo 39

1. Este Convenio obligará ú nicamente a aquellos Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificació n.

Artí culo 40

1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiració n de un perí odo de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiració n del perí odo de diez años mencionado en el pá rrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artí culo quedará obligado durante un nuevo perí odo de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiració n de cada perí odo de diez años, en las condiciones previstas en este artí culo.

Artí culo 41

1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organizació n.

2. Al notificar a los Miembros de la Organizació n el registro de la segunda ratificació n que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atenció n de los Miembros de la Organizació n sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

Artí culo 42

El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artí culo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una informació n completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artí culos precedentes.

Artí culo 43

Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicació n del Convenio y considerará la conveniencia de incluir en el orden del dí a de la Conferencia la cuestió n de su revisió n total o parcial.

Artí culo 44

1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisió n total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

a) la ratificació n, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará , ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artí culo 40, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificació n por los Miembros.

2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

Artí culo 45

Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

ANEXO

ANEXO

Clasificació n industrial internacional uniforme de todas las actividades econó micas (Revisada en 1968)

Lista De Grandes Divisiones, Divisiones Y Agrupaciones

Gran divisió n 1. Agricultura, caza, silvicultura y pesca

Divisió n
Agrupació n
 
11   Agricultura y caza.
  111 Producció n agropecuaria.
  112 Servicios agrí colas.
  113 Caza ordinaria y mediante trampas, y repoblació n de animales.
12   Silvicultura y extracció n de madera.
  121 Silvicultura.
  122 Extracció n de madera.
13 130 Pesca.

Gran divisió n 2. Explotació n de minas y canteras

Divisió n
Agrupació n
 
21 210 Explotació n de minas de carbó n.
22 220 Producció n de petró leo crudo y gas natural.
23 230 Extracció n de minerales metá licos.
29 290 Extracció n de otros minerales.

Gran divisió n 3. Industrias manufactureras

Division
Agrupació n
 
31   Productos alimenticios, bebidas y tabaco.
  311-312 Fabricació n de productos alimenticios.
  313 Industrias de bebidas.
  314 Industria del tabaco.
32   Textiles, prendas de vestir e industrias del cuero.
  321 Fabricació n de textiles.
  322 Fabricació n de prendas de vestir, excepto calzado.
  323 Industria del cuero y productos de cuero y sucedá neos de cuero y pieles, excepto el calzado y otras prendas de vestir.
  324 Fabricació n de calzado, excepto el de caucho vulcanizado o moldeado o de plá stico.
33   Industria de la madera y productos de la madera, incluidos muebles.
  331 Industria de la madera y productos de madera y de corcho, excepto muebles.
  332 Fabricació n de muebles y accesorios, excepto los que son principalmente metá licos.
34   Fabricació n de papel y productos de papel; imprentas y editoriales.
  341 Fabricació n de papel y productos de papel.
  342 Imprentas, editoriales e industrias conexas.
35   Fabricació n de substancias quí micas y de productos quí micos, derivados del petró leo y del carbó n, de caucho y plá sticos.
  351 Fabricació n de substancias quí micas industriales.
  352 Fabricació n de otros productos quí micos.
  353 Rafinerí as de petró leo.
  354 Fabricació n de productos diversos derivados del petró leo y del carbó n.
  355 Fabricació n de productos de caucho.
  356 Fabricació n de productos plá sticos, n.e.p.
36   Fabricació n de productos minerales no metá licos, exceptuando los derivados del petró leo y del carbó n.
  361 Fabricació n de objetos de barro, loza y porcelana.
  362 Fabricació n de vidrio y productos de vidrio.
  369 Fabricació n de otros productos minerales no metá licos.
37   Industrias metá licas bá sicas.
  371 Indusrias bá sicas de hierro y acero.
  372 Industrias bá sicas de metales no ferrosos.
38   Fabricació n de productos metá licos, maquinaria y equipo.
  381 Fabricació n de productos metá licos, exceptuando maquinaria y equipo.
  382 Construcció n de maquinaria, exceptuando la eléctrica.
  383 Construcció n de maquinaria, aparatos, accesorios y suministros eléctricos.
  384 Construcció n de material de transporte.
  385 Fabricació n de equipo profesional y cientí fico, instrumentos de medida y de control n.e.p., y de aparatos fotográ ficos e instrumentos de ó ptica.
39 390 Otras industrias manufactureras.

Gran divisió n 4. Electricidad, gas y agua


Divisió n
Agrupació n
 
41 410 Electricidad, gas y vapor.
42 420 Obras hidrá ulicas y suministro de agua.

Gran divisió n 5. Construcció n


Divisió n
Agrupació n
 
50 500 Construcció n.

Gran divisió n 6. Comercio al por mayor y al por menor y restaurantes y hoteles


Divisió n
Agrupació n
 
61 610 Comercio al por mayor.

62 620 Comercio al por menor.

63   Restaurantes y hoteles.

  631 Restaurantes, cafés y otros establecimientos que expenden comidas y bebidas.

  632 Hoteles, casas de huéspedes, campamentos y otros lugares de alojamiento.

Gran divisió n 7. Transportes, almacenamiento y comunicaciones


Divisió n
Agrupació n
 
71   Transporte y almacenamiento.
  711 Transporte terrestre.

  712 Transporte por agua.

  713 Transporte aéreo.

  719 Servicios conexos del transporte.

72 720 Comunicaciones.

Gran Divisió n 8. Establecimientos financieros, seguros, bienes inmuebles y servicios prestados a las empresas


Divisió n
Agrupació n
 
81 810 Establecimientos financieros.
82 820 Seguros
83   Bienes inmuebles y servicios prestados a las empresas.
  831 Bienes inmuebles.
  832 Servicios prestados a las empresas, exceptuando el alquiler y arrendamiento de maquinaria y equipo.
  833 Alquiler y arrendamiento de maquinaria y equipo.

Gran divisió n 9. Servicios comunales, sociales y personales


Divisió n
Agrupació n
 
91 910 Administració n pú blica y defensa.
92 920 Servicios de saneamiento y similares.
93   Servicios sociales y otros servicios comunales conexos.
  931 Instrucció n pú blica.
  932 Institutos de investigaciones y cientí ficos.
  933 Servicios médicos y odontoló gicos; otros servicios de sanidad y veterinaria.
  934 Institutos de asistencia social.
  935 Asociaciones comerciales, profesionales y laborales.
  939 Otros servicios sociales y servicios comunales conexos.
94   Servicios de diversió n y esparcimiento y servicios culturales.
  941 Pelí culas cinematográ ficas y otros servicios de esparcimiento.
  942 Bibliotecas, museos, jardines botá nicos y zooló gicos y otros servicios culturales, n.e.p.
  949 Servicios de diversió n y esparcimiento, n.e.p.
95   Servicios personales y de los hogares.
  951 Servicios de reparació n, n.e.p.
  952 Lavanderí as y servicios de lavanderí a; establecimientos de limpieza y teñido.
  953 Servicios domésticos.
  959 Servicios personales diversos.
96 960 Organizaciones internacionales y otros organismos extraterritoriales.

Gran divisió n 0. Actividades no bien especificadas


Divisió n
Agrupació n
 
0 000 Actividades no bien especificadas.