En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

C121 Convenio sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, 1964

Convenio relativo a las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales (Nota: Fecha de entrada en vigor: 28:07:1967 .)

Lugar:Ginebra
Fecha de adopció n:08:07:1964
Sesion de la Conferencia:48
Sujeto: Seguridad social

Estatus: Instrumento actualizado que ha sido objeto de una solicitud de informació n

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 17 junio 1964 en su cuadragésima octava reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, cuestió n que constituye el quinto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

adopta, con fecha ocho de julio de mil novecientos sesenta y cuatro, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, 1964:

Artí culo 1

A los efectos del presente Convenio:

a) el término legislació n comprende las leyes y los reglamentos, así como las disposiciones reglamentarias en materia de seguridad social;

b) el término prescrito significa determinado por la legislació n nacional o en virtud de ella;

c) la expresió n establecimiento industrial comprende todos los establecimientos de las siguientes ramas de actividad econó mica: minas y canteras; industrias manufactureras; construcció n; electricidad, gas, agua y servicios sanitarios, y transportes, almacenamiento y comunicaciones;

d) la expresió n persona a cargo se refiere a un estado de dependencia que se supone existe en casos prescritos;

e) la expresió n hijo a cargo comprende:

i) al hijo que no ha llegado aú n, sea a la edad en que termina la enseñanza obligatoria o a los 15 años, cualquiera de ellas que sea la má s alta; y

ii) bajo condiciones prescritas, al hijo que no ha llegado aú n a una edad prescrita superior a aquella especificada en el inciso i), y que es un aprendiz o estudiante o que tiene una enfermedad cró nica o una dolencia que le incapacite para toda actividad lucrativa, a menos que en la legislació n nacional la expresió n hijo a cargo comprenda a todo hijo que no tiene aú n una edad notablemente superior a aquella especificada en el inciso i).

Artí culo 2

1. Todo Miembro cuya economí a y cuyos recursos médicos estén insuficientemente desarrollados podrá acogerse, mediante una declaració n motivada anexa a su ratificació n, a las excepciones temporales previstas en los artí culos siguientes: artí culo 5; artí culo 9, pá rrafo 3, apartado b), artí culo 12; artí culo 15, pá rrafo 2, y artí culo 18, pá rrafo 3.

2. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con el pá rrafo 1 de este artí culo deberá incluir en las memorias sobre la aplicació n del presente Convenio, que habrá de presentar en virtud del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo, una declaració n con respecto a cada una de las excepciones a que se haya acogido, en la cual exponga:

a) que subsisten las razones por las cuales se ha acogido a esa excepció n; o

b) que a partir de una fecha determinada renuncia a acogerse a esa excepció n.

Artí culo 3

1. Todo Miembro que haya ratificado el presente Convenio podrá , mediante una declaració n anexa a su ratificació n, excluir del campo de aplicació n del Convenio:

a) a la gente de mar, incluidos los pescadores de pesquerí as marí timas;

b) a los funcionarios pú blicos, cuando estas categorí as estén protegidas en virtud de regí menes especiales que concedan en conjunto prestaciones por lo menos equivalentes a las del presente Convenio.

2. Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con lo dispuesto en el pá rrafo 1 de este artí culo, el Miembro podrá excluir del nú mero de asalariados considerado para el cá lculo del porcentaje de asalariados efectuado en aplicació n del apartado d) del pá rrafo 2 del artí culo 4 y del artí culo 5 a las personas pertenecientes a la categorí a o categorí as exceptuadas de la aplicació n del Convenio.

3. Todo Miembro que haya formulado una declaració n de conformidad con lo dispuesto en el pá rrafo 1 de este artí culo podrá notificar ulteriormente al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo que acepta las obligaciones del presente Convenio con respecto a una o varias de las categorí as excluidas en el momento de su ratificació n.

Artí culo 4

1. La legislació n nacional sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales debe proteger a todos los asalariados, incluidos los aprendices, de los sectores pú blico y privado, comprendidos aquellos de las cooperativas, y, en caso de fallecimiento del sostén de familia, a categorí as prescritas de beneficiarios.

2. Todo Miembro podrá prever las excepciones que estime necesarias en lo que se refiere:

a) a las personas que realicen trabajos ocasionales ajenos a la empresa del empleador;

b) a los trabajadores a domicilio;

c) a los miembros de la familia del empleador que vivan con él respecto del trabajo que realicen para él;

d) a otras categorí as de asalariados, siempre que su nú mero total no exceda del 10 por ciento de todos los asalariados no exceptuados en virtud de los apartados a) a c) del presente pá rrafo.

Artí culo 5

Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con lo dispuesto en el artí culo 2, la aplicació n de la legislació n nacional sobre prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales podrá limitarse a categorí as prescritas de asalariados cuyo nú mero total no deberí a ser inferior al 75 por ciento de todos los asalariados que trabajen en establecimientos industriales, y, en caso de fallecimiento del sostén de familia, a categorí as prescritas de beneficiarios.

Artí culo 6

Las contingencias cubiertas, cuando se deban a un accidente del trabajo o a una enfermedad profesional, comprenderá n las siguientes:

a) estado mó rbido;

b) incapacidad para trabajar que resulte de un estado mó rbido y que entrañe la suspensió n de ganancias, tal como esté definida en la legislació n nacional; c) pérdida total de la capacidad para ganar o pérdida parcial que exceda de un grado prescrito, cuando es probable que dicha pérdida total o parcial sea permanente, o disminució n correspondiente de las facultades fí sicas; y

d) pérdida de los medios de existencia, sufrida a consecuencia del fallecimiento del sostén de la familia, por categorí as prescritas de beneficiarios.

Artí culo 7

1. Todo Miembro deberá prescribir una definició n del accidente del trabajo, incluyendo las condiciones bajo las cuales un accidente sufrido en el trayecto al o del trabajo es considerado como un accidente del trabajo, y debe precisar los términos de dicha definició n en las memorias sobre la aplicació n de este Convenio que habrá de presentar en cumplimiento del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo.

2. No será necesario incluir en la definició n de accidentes del trabajo las condiciones bajo las cuales debe considerarse como tal un accidente sufrido en el trayecto si, independientemente de los sistemas de seguridad social que cubren los accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, hay otros sistemas distintos que cubren tales accidentes sufridos en el trayecto, y que conceden prestaciones que en su conjunto son por lo menos equivalentes a las que establece este Convenio.

Artí culo 8

Todo Miembro deberá :

a) prescribir una lista de enfermedades en la que figuren, por lo menos, las que se enumeran en el cuadro I del presente Convenio y que será n reconocidas como enfermedades profesionales cuando sean contraí das en las condiciones prescritas; o

b) incluir en su legislació n una definició n general de las enfermedades profesionales, que deberá ser suficientemente amplia para que abarque, por lo menos, las enfermedades enumeradas en el cuadro I del presente Convenio; o

c) establecer una lista de enfermedades en cumplimiento del apartado a), añadiendo, ademá s, sea una definició n general de enfermedades profesionales o bien otras disposiciones que permitan establecer el origen profesional de las enfermedades que no figuran en la lista o que se manifiestan bajo condiciones diferentes de las prescritas.

Artí culo 9

1. Todo Miembro deberá garantizar a las personas protegidas, en conformidad con las condiciones prescritas, el suministro de las siguientes prestaciones:

a) asistencia médica y servicios conexos en caso de estado mó rbido;

b) prestaciones monetarias en las contingencias especificadas en los apartados b), c) y d) del artí culo 6.

2. La iniciació n del derecho a las prestaciones no puede ser subordinada ni a la duració n del tiempo del empleo ni a la duració n del perí odo de afiliació n al seguro o al pago de las cotizaciones. Sin embargo, en lo relativo a las enfermedades profesionales puede establecerse un perí odo de exposició n al riesgo previsto.

3. Se concederá n las prestaciones mientras exista la situació n que da derecho a ellas; no obstante, en lo que se refiere a la incapacidad para el trabajo, la prestació n monetaria podrá no ser pagadera durante los tres primeros dí as, en los siguientes casos:

a) cuando la legislació n de un Miembro, en la fecha en que este Convenio entre en vigor, establezca un perí odo de espera y bajo la condició n de que ese Miembro incluya, en las memorias sobre la aplicació n de este Convenio que habrá de presentar en virtud del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo, una declaració n de que las razones que él tiene para acogerse a esta disposició n subsisten todaví a; o

b) cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con lo previsto en el artí culo 2.

Artí culo 10

1. La asistencia médica y los servicios conexos en caso de estado mó rbido deberá n comprender lo siguiente:

a) la asistencia médica general y la ofrecida por especialistas a personas hospitalizadas o no hospitalizadas, incluidas las visitas a domicilio;

b) la asistencia odontoló gica;

c) la asistencia por enfermeras, a domicilio, en un hospital o en cualquier otra institució n médica;

d) el mantenimiento en un hospital, centro de convalecencia, sanatorio u otra institució n médica;

e) el suministro del material odontoló gico, farmacéutico y cualquier otro material médico o quirú rgico, comprendidos los aparatos de pró tesis y su conservació n, reparació n y renovació n cuando sea necesario, así como los lentes;

f) la asistencia suministrada, bajo la vigilancia de un médico o de un dentista, por miembros de otras profesiones reconocidas legalmente como conexas con la profesió n médica; y

g) en la medida de lo posible, el siguiente tratamiento en el lugar de trabajo:

i) tratamiento de urgencia a las ví ctimas de accidentes graves;

ii) cuidados ulteriores a las ví ctimas de lesiones leves que no acarreen interrupció n del trabajo.

2. Las prestaciones otorgadas de conformidad con el pá rrafo 1 de este artí culo se dispensará n, por todos los medios apropiados, a fin de conservar, restablecer o, si esto no fuera posible, mejorar la salud de la ví ctima, así como su aptitud para trabajar y para hacer frente a sus necesidades personales.

Artí culo 11

1. Todo Miembro que proporcione asistencia médica y servicios conexos por medio de un régimen general de sanidad o de un régimen de asistencia médica para los asalariados podrá especificar en su legislació n que dicha asistencia se prestará , en las mismas condiciones que a las demá s personas con derecho a ella, a las personas que hayan sufrido un accidente del trabajo o una enfermedad profesional, siempre y cuando las normas sean establecidas en tal forma que eviten privaciones a los interesados.

2. Todo Miembro que proporcione asistencia médica y servicios conexos reembolsando a los trabajadores los gastos en que hayan incurrido, podrá establecer en su legislació n normas especiales respecto de casos cuya amplitud, duració n o costo rebasen los lí mites razonables, a condició n de que las normas así establecidas no sean incompatibles con el objetivo fijado en el pá rrafo 2 del artí culo 10, y eviten privaciones a los interesados.

Artí culo 12

Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con lo dispuesto en el artí culo 2, la asistencia médica y los servicios conexos deberá n comprender por lo menos lo siguiente:

a) la asistencia médica general, incluidas las visitas a domicilio;

b) la asistencia por especialistas, prestada en hospitales a personas hospitalizadas o no hospitalizadas, y la asistencia que pueda ser prestada por especialistas fuera de los hospitales;

c) el suministro de productos farmacéuticos esenciales recetados por médicos u otros profesionales calificados;

d) la hospitalizació n cuando fuere necesaria; y

e) la asistencia de urgencia, cuando fuere posible, en el lugar del trabajo, a las ví ctimas de accidentes del trabajo.

Artí culo 13

Las prestaciones monetarias por incapacidad temporal o inicial para el trabajo se hará n en forma de pago perió dico, calculado sea de conformidad con las disposiciones del artí culo 19, sea con las del artí culo 20.

Artí culo 14

1. Se deberá n pagar prestaciones monetarias por pérdida de la capacidad para ganar, cuando sea probable que sea permanente, o por disminució n correspondiente de las facultades fí sicas en todos los casos en que esta pérdida de capacidad o esta disminució n de facultades excedan de un porcentaje prescrito y subsistan una vez terminado el perí odo durante el cual sean pagaderas las prestaciones de conformidad con el artí culo 13.

2. En caso de pérdida total de la capacidad para ganar, cuando sea probable que sea permanente, o en caso de disminució n correspondiente de las facultades fí sicas, la prestació n monetaria consistirá en un pago perió dico calculado sea de conformidad con las disposiciones del artí culo 19, sea con las del artí culo 20.

3. En caso de pérdida parcial sustancial de la capacidad para ganar que exceda de un porcentaje prescrito y cuando sea probable que esta pérdida sea permanente, o en caso de disminució n correspondiente de las facultades fí sicas, la prestació n consistirá en un pago perió dico que representará una proporció n conveniente de la prestació n prevista en el pá rrafo 2 de este artí culo.

4. En caso de cualquier otra pérdida parcial de la capacidad de ganar que exceda del porcentaje prescrito a que se refiere el pá rrafo 1 de este artí culo, y cuando sea probable que esta pérdida sea permanente, o en caso de disminució n correspondiente de las facultades fí sicas, la prestació n monetaria podrá adoptar la forma de una suma global.

5. Los porcentajes de pérdida de la capacidad para ganar o de disminució n correspondiente de las facultades fí sicas a que se hace referencia en los pá rrafos 1 y 3 de este artí culo será n prescritos de modo que se eviten privaciones a los interesados.

Artí culo 15

1. En circunstancias excepcionales, con el consentimiento de la ví ctima y cuando la autoridad competente tenga motivos para creer que el pago de una suma global se utilizará de manera particularmente ventajosa para el beneficiario, puede cambiarse el total o una parte de los pagos perió dicos previstos en los pá rrafos 2 y 3 del artí culo 14 por un capital correspondiente al equivalente actuarial de los pagos perió dicos.

2. Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con el artí culo 2 y el Miembro interesado considere que carece de los servicios administrativos necesarios para efectuar pagos perió dicos, éste podrá sustituir los pagos perió dicos mencionados en los pá rrafos 2 y 3 del artí culo 14 por una suma global correspondiente al equivalente actuarial de los pagos perió dicos. Este equivalente actuarial será calculado sobre la base de las informaciones existentes.

Artí culo 16

De acuerdo con lo que se prescriba, se pagará n incrementos de los pagos perió dicos u otras prestaciones suplementarias o especiales a las personas incapacitadas cuyo estado requiera la ayuda o asistencia constantes de otra persona.

Artí culo 17

La legislació n nacional determinará las condiciones en que los pagos perió dicos correspondientes deben ser reevaluados, suspendidos o terminados, debido a una modificació n del porcentaje de pérdida de la capacidad para ganar o de disminució n de las facultades fí sicas.

Artí culo 18

1. Las prestaciones monetarias en caso de fallecimiento del sostén de la familia consistirá n en un pago perió dico a las siguientes personas: a la viuda, de acuerdo con lo que prescriba la legislació n nacional; al viudo a cargo e incapacitado; a los hijos a cargo del fallecido, y a toda otra persona que fuera designada por la legislació n nacional. Dicho pago perió dico será calculado de conformidad sea con las disposiciones del artí culo 19, sea con las del artí culo 20. Sin embargo, no será necesario disponer un pago al viudo incapacitado y a cargo cuando las prestaciones monetarias a otros sobrevivientes son apreciablemente superiores a las que establece este Convenio y cuando otros sistemas de seguridad social, distintos de aquellos que cubren los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales, establecen a favor de tal viudo prestaciones apreciablemente superiores a las consignadas para los casos de invalidez en el Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952.

2. Ademá s, deberá pagarse una prestació n para gastos funerarios a una tasa prescrita que no será inferior a su costo normal. El derecho a esta prestació n podrá ser subordinado a condiciones prescritas, cuando las prestaciones monetarias a los sobrevivientes sean notablemente superiores a las que establece el presente Convenio.

3. Cuando esté en vigor una declaració n formulada de conformidad con lo dispuesto en el artí culo 2 y el Miembro interesado considere que carece de los servicios administrativos necesarios para efectuar pagos perió dicos, podrá pagarse, en substitució n de los pagos perió dicos mencionados en el pá rrafo 1 del presente artí culo, una suma global correspondiente al equivalente actuarial de los pagos perió dicos debidos. Este equivalente actuarial será calculado sobre la base de las informaciones existentes.

Artí culo 19

1. En el caso de un pago perió dico al cual se aplique el presente artí culo, la cuantí a de la prestació n, aumentada con el importe de las asignaciones familiares pagaderas durante la contingencia, deberá ser tal que para el beneficiario tipo que se indica en el cuadro II del presente Convenio sea por lo menos igual, para la contingencia correspondiente, al porcentaje indicado en dicho cuadro del total de las ganancias anteriores del beneficiario o de su sostén de familia y del importe de las asignaciones familiares pagaderas a una persona protegida que tenga las mismas cargas de familia que el beneficiario tipo.

2. Las ganancias anteriores del beneficiario o de su sostén de familia se calculará n de conformidad con reglas prescritas y, cuando las personas protegidas o sus cabezas de familia estén clasificadas en categorí as segú n sus ganancias, las ganancias anteriores podrá n calcularse de conformidad con las ganancias de base de las categorí as a las que hayan pertenecido.

3. Podrá prescribirse un lí mite má ximo para la cuantí a de la prestació n o para las ganancias que se tengan en cuenta en el cá lculo de la misma, a reserva de que ese má ximo se fije de tal modo que, cuando las ganancias anteriores del beneficiario o de su sostén de familia sean iguales o inferiores al salario de un trabajador calificado de sexo masculino, las disposiciones del pá rrafo 1 del presente artí culo queden satisfechas.

4. Se calculará n sobre el mismo tiempo bá sico las ganancias anteriores del beneficiario o de su sostén de familia, el salario del trabajador calificado de sexo masculino, la prestació n y las asignaciones familiares.

5. Para los demá s beneficiarios, la prestació n será fijada de tal manera que esté en relació n razonable con la del beneficiario tipo.

6. Para los fines del presente artí culo será n considerados como trabajadores calificados de sexo masculino los siguientes:

a) un ajustador o un tornero de una industria mecá nica que no sea la industria de má quinas eléctricas; o

b) un trabajador ordinario calificado definido de conformidad con las disposiciones del pá rrafo siguiente; o

c) una persona cuyas ganancias sean iguales o superiores a las ganancias del 75 por ciento de todas las personas protegidas, determiná ndose estas ganancias sobre una base anual o sobre la base de un perí odo má s corto, segú n se prescriba; o

d) una persona cuyas ganancias sean iguales al 125 por ciento del promedio de las ganancias de todas las personas protegidas.

7. Será un trabajador ordinario calificado, a los efectos del apartado b) del pá rrafo anterior, la persona empleada en el grupo principal de actividades econó micas que ocupe el mayor nú mero de personas protegidas de sexo masculino econó micamente activas para la contingencia considerada, o de cabezas de familia de personas protegidas, segú n sea el caso, en el grupo que ocupe mayor nú mero de personas protegidas o de sus cabezas de familia; a este efecto se utilizará la Clasificació n industrial internacional uniforme de todas las actividades econó micas, adoptada por el Consejo Econó mico y Social de las Naciones Unidas en su séptimo perí odo de sesiones, el 27 de agosto de 1948, modificada, reproducida en el anexo al presente Convenio, o con las modificaciones que en dicha Clasificació n puedan introducirse en cualquier momento.

8. Cuando la cuantí a de las prestaciones varí e de una regió n a otra, el trabajador calificado de sexo masculino podrá ser determinado, dentro de cada una de las regiones, de conformidad con las disposiciones de los pá rrafos 6 y 7 del presente artí culo.

9. El salario del trabajador calificado de sexo masculino se determinará sobre la base del salario por un nú mero normal de horas de trabajo fijado, sea por contratos colectivos, sea por o en virtud de la legislació n nacional, cuando fuere aplicable, o por la costumbre, debiendo incluirse los subsidios de carestí a de vida, si los hubiere. Cuando los salarios así determinados difieran de una regió n a otra y no se aplique el pá rrafo 8 del presente artí culo, deberá tomarse el salario medio.

10. Ningú n pago perió dico será de cuantí a inferior a la mí nima prescrita.

Artí culo 20

1. En el caso de un pago perió dico al cual se aplique el presente artí culo, la cuantí a de la prestació n, aumentada con el importe de las asignaciones familiares pagaderas durante la contingencia, deberá ser tal que para el beneficiario tipo que se indica en el cuadro II del presente Convenio sea por lo menos igual, para la correspondiente contingencia, al porcentaje indicado en dicho cuadro del total del salario del trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino y del importe de las asignaciones familiares pagaderas a una persona protegida que tenga las mismas cargas de familia que el beneficiario tipo.

2. Será n calculados sobre el mismo tiempo bá sico el salario del trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino, la prestació n y las asignaciones familiares.

3. Para los demá s beneficiarios, la prestació n se fijará de tal manera que esté en relació n razonable con la del beneficiario tipo.

4. Para la aplicació n del presente artí culo será n considerados como trabajadores ordinarios no calificados adultos de sexo masculino los siguientes:

a) un trabajador ordinario no calificado de una industria mecá nica que no sea la industria de má quinas eléctricas; o

b) un trabajador ordinario no calificado definido de conformidad con las disposiciones del pá rrafo siguiente.

5. Será un trabajador ordinario no calificado, a los efectos del apartado b) del pá rrafo precedente, la persona empleada en el grupo principal de actividades econó micas que ocupe mayor nú mero de personas protegidas de sexo masculino econó micamente activas para la contingencia considerada, o de sostenes de familia de personas protegidas, segú n sea el caso, en el grupo que ocupe mayor nú mero de personas protegidas o de sus sostenes de familia; a este efecto se utilizará la Clasificació n industrial internacional uniforme de todas las actividades econó micas, adoptada por el Consejo Econó mico y Social de la Organizació n de las Naciones Unidas en su séptimo perí odo de sesiones, el 27 de agosto de 1948, modificada, reproducida en anexo al presente Convenio, o con las modificaciones que en dicha Clasificació n puedan introducirse en cualquier momento.

6. Cuando la cuantí a de las prestaciones varí e de una regió n a otra, el trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino podrá ser determinado, dentro de cada una de las regiones, de conformidad con las disposiciones de los pá rrafos 4 y 5 del presente artí culo.

7. El salario del trabajador ordinario no calificado adulto de sexo masculino se determinará sobre la base del salario por un nú mero normal de horas de trabajo fijado sea por contratos colectivos, sea por o en virtud de la legislació n nacional, cuando fuere aplicable, o por la costumbre, debiendo incluirse los subsidios de carestí a de vida, si los hubiere. Cuando los salarios así determinados difieran de una regió n a otra y no se aplique el pá rrafo 6 del presente artí culo, deberá tomarse el promedio del salario.

8. Ningú n pago perió dico será de cuantí a inferior a la mí nima prescrita.

Artí culo 21

1. Las tasas de las prestaciones monetarias en curso a que se hace referencia en los pá rrafos 2 y 3 del artí culo 14 y en el pá rrafo 1 del artí culo 18 será n revisadas a consecuencia de variaciones notables del nivel general de ganancias que resulten de variaciones, también notables, del costo de la vida.

2. Todo Miembro deberá incluir las conclusiones de esas revisiones en las memorias anuales sobre la aplicació n del presente Convenio, que habrá de presentar en virtud del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo, y deberá precisar toda acció n que haya adoptado a este respecto.

Artí culo 22

1. Las prestaciones que, de conformidad con el presente Convenio, serí an pagaderas a una persona protegida podrá n ser suspendidas en la medida en que se prescriba en los casos siguientes:

a) mientras el interesado no esté en el territorio del Estado Miembro;

b) mientras la persona interesada esté mantenida con fondos pú blicos o a expensas de una institució n o de un servicio de seguridad social;

c) cuando el interesado hubiera intentado fraudulentamente obtener la prestació n de que se trate;

d) cuando el accidente del trabajo o la enfermedad profesional haya sido provocado por un delito cometido por el interesado;

e) cuando el accidente del trabajo o la enfermedad profesional haya sido provocado por el estado de intoxicació n voluntaria del interesado, o por una falta grave e intencional del mismo;

f) cuando la persona interesada, sin causa justificada, no utilice los servicios médicos y conexos o los servicios de readaptació n profesional puestos a su disposició n, o no observe las reglas prescritas para comprobar la existencia o la prolongació n de la contingencia o las reglas respecto de la conducta de los beneficiarios de las prestaciones;

g) mientras el có nyuge sobreviviente viva en concubinato.

2. En los casos y dentro de los lí mites prescritos, parte de las prestaciones monetarias que en otro caso serí an pagaderas se abonará a las personas a cargo del interesado.

Artí culo 23

1. Todo solicitante tendrá derecho a apelar en caso de que se le niegue la prestació n o se le discuta su calidad o cantidad.

2. Cuando, al aplicar el presente Convenio, la administració n de la asistencia médica se confí e a un departamento gubernamental responsable ante un parlamento, el derecho de apelació n previsto en el pá rrafo 1 del presente artí culo podrá sustituirse por el derecho a hacer examinar por la autoridad competente cualquier reclamació n referente a la denegació n de asistencia médica o a la calidad de la asistencia médica recibida.

3. Podrá negarse el derecho de apelació n cuando las reclamaciones sean decididas por un tribunal especial establecido para entender en litigios sobre prestaciones por accidentes del trabajo y enfermedades profesionales o sobre cuestiones de seguridad social en general, y en él estén representadas las personas protegidas.

Artí culo 24

1. Cuando la administració n no sea confiada a una institució n que esté bajo la direcció n de las autoridades pú blicas o a un departamento gubernamental responsable ante un parlamento, representantes de las personas protegidas deberá n participar en la administració n o estar asociados a ella con cará cter consultivo, en condiciones prescritas. La legislació n nacional podrá decidir también acerca de la participació n de representantes de los empleadores y de las autoridades pú blicas.

2. El Miembro deberá asumir la responsabilidad general en lo que se refiere a la buena administració n de las instituciones y servicios encargados de la aplicació n del presente Convenio.

Artí culo 25

Los Miembros deberá n asumir la responsabilidad general en lo que se refiere al suministro conveniente de las prestaciones concedidas en aplicació n del presente Convenio y deberá n adoptar todas las medidas necesarias a este efecto.

Artí culo 26

1. Los Miembros deberá n, en las condiciones prescritas:

a) tomar medidas de prevenció n contra los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales;

b) proporcionar servicios de readaptació n profesional que, cuando sea posible, preparen a la persona incapacitada para reanudar sus actividades anteriores o, si esto no fuere posible, para ejercer la actividad lucrativa má s adecuada, en la medida posible, a su actividad anterior, habida cuenta de sus calificaciones y aptitudes; y

c) tomar medidas para facilitar la colocació n adecuada de los trabajadores que hayan quedado invá lidos.

2. Los Miembros deberá n, dentro de lo que sea posible, proporcionar informaciones concernientes a la frecuencia y gravedad de los accidentes del trabajo en las memorias sobre la aplicació n del presente Convenio, que habrá n de presentar en virtud del artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo.

Artí culo 27

Cada Miembro en su territorio deberá asegurar a los extranjeros igualdad de trato con sus nacionales respecto de las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

Artí culo 28

1. El presente Convenio revisa el Convenio sobre la indemnizació n por accidentes del trabajo (agricultura), 1921; el Convenio sobre la indemnizació n por accidentes del trabajo, 1925; el Convenio sobre las enfermedades profesionales, 1925, y el Convenio sobre las enfermedades profesionales (revisado), 1934.

2. La ratificació n del presente Convenio por un Miembro que hubiese ratificado anteriormente el Convenio sobre las enfermedades profesionales (revisado), 1934, implicará , ipso jure, la denuncia inmediata de dicho Convenio, de conformidad con su artí culo 8, al entrar en vigor el presente Convenio, pero la entrada en vigor del presente Convenio no cerrará a la ratificació n el Convenio sobre las enfermedades profesionales (revisado), 1934.

Artí culo 29

De conformidad con el artí culo 75 del Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952, la parte VI y las disposiciones correspondientes de otras partes de dicho Convenio cesará n de aplicarse a todo Miembro que ratifique el presente Convenio, a partir de la fecha de su entrada en vigor para ese Miembro. No obstante, se considerará que la aceptació n de las obligaciones del presente Convenio constituye una aceptació n de las obligaciones de la parte VI y de las disposiciones pertinentes de otras partes del Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952, a los efectos del artí culo 2 de dicho Convenio.

Artí culo 30

Cuando un convenio adoptado posteriormente por la Conferencia, relativo a cualquier materia o materias tratadas en el presente Convenio, así lo disponga, las disposiciones del presente Convenio que se especifiquen en el nuevo convenio cesará n de aplicarse a todo Miembro que hubiere ratificado este ú ltimo, a partir de la fecha de su entrada en vigor para el Miembro interesado.

Artí culo 31

1. El cuadro I del presente Convenio podrá ser modificado por la Conferencia Internacional del Trabajo, en cualquier reunió n en cuyo orden del dí a figure esta cuestió n, por decisió n adoptada por una mayorí a de dos tercios.

2. Dichas modificaciones será n obligatorias para los Miembros que ya hubiesen ratificado el Convenio cuando dichos Miembros notifiquen al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo que las aceptan.

3. Por el hecho de haber sido adoptadas por la Conferencia, las modificaciones será n obligatorias para todos los Miembros que ratifiquen el Convenio después de que aquéllas fueren introducidas, salvo que la Conferencia decida lo contrario al adoptar la modificació n.

Artí culo 32

Las ratificaciones formales del presente Convenio será n comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

Artí culo 33

1. Este Convenio obligará ú nicamente a aquellos Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificació n.

Artí culo 34

1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiració n de un perí odo de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiració n del perí odo de diez años mencionado en el pá rrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artí culo quedará obligado durante un nuevo perí odo de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiració n de cada perí odo de diez años, en las condiciones previstas en este artí culo.

Artí culo 35

1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organizació n.

2. Al notificar a los Miembros de la Organizació n el registro de la segunda ratificació n que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atenció n de los Miembros de la Organizació n sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

Artí culo 36

El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artí culo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una informació n completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artí culos precedentes.

Artí culo 37

Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicació n del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del dí a de la Conferencia la cuestió n de su revisió n total o parcial.

Artí culo 38

1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisió n total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

a) la ratificació n, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará , ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artí culo 34, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificació n por los Miembros.

2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

Artí culo 39

Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

CUADRO I.- LISTA DE ENFERMEDADES PROFESIONALES (Enmendada en 1980)

Enfermedades profesionales Trabajos que entrañan el riesgo

1. Neumoconiosis causada por polvos minerals escleró genos (silicosis, antracosilicosis, asbestosis) y silicosis-tuberculosis siempre que la silicosis sea una causa determinante de incapacidad o muerte. Todos los trabajos que expongan al riesgo considerado.
2. Bronconeumopatí as causadas por el polvo de metales duros.
"
3. Enfermedades broncopulmonares causadas por el polvo de algodó n (bisinosis), de lino, de cá ñamo o de sisal.
"
4. Asma profesional causada por agentes sensibilizantes o irritantes reconocidos como tales e inherentes al tipo de trabajo.
"
5. Alveolitis alérgicas extrí nsecas y sus secuelas causadas por la inhalació n de polvos orgá nicos, segú n lo prescrito en la legislació n national.
"
6. Enfermedades causadas por el berilio (glucinio) o sus compuestos tó xicos.
"
7. Enfermedades causadas por el cadmio o sus compuestos tó xicos.
"
8. Enfermedades causadas por el fó sforo o sus compuestos tó xicos.
"
9. Enfermedades causadas por el cromo o sus compuestos tó xicos.
"
10. Enfermedades causadas por el manganeso o sus compuestos tó xicos.
"
11. Enfermedades causadas por el arsénico o sus compuestos tó xicos.
"
12. Enfermedades causadas por el mercurio o sus compuestos tó xicos.
"
13. Enfermedades causadas por el plomo o sus compuestos tó xicos.
"
14. Enfermedades causadas por el flú or o sus compuestos tó xicos.
"
15. Enfermedades causadas por el sulfuro de carbono.
"
16. Enfermedades causadas por los derivados halogenados tó xicos de los hidrocarburos alifá ticos o aromá ticos.
"
17. Enfermedades causadas por el benceno o sus homó logos tó xicos.
"
18. Enfermedades causadas por los derivados nitrados y amí nicos tó xicos del benceno o de sus homó logos.
"
19. Enfermedades causadas por la nitroglicerina u otros ésteres del á cido ní trico.
"
20. Enfermedades causadas por los alcoholes, los glicoles o las cetonas.
"
21. Enfermedades causadas por substancias asfixiantes: ó xido de carbono, cianuro de hidró geno o sus derivados tó xicos, hidró geno sulfurado.
"
22. Afecció n auditiva causada por el ruido.
"
23. Enfermedades causadas por las vibraciones (afecciones de los mú sculos, de los tendones, de los huesos, de las articulaciones, de los vasos sanguí neos periféricos o de los nervios periféricos).
"
24. Enfermedades causadas por el trabajo en aire comprimido.
"
25. Enfermades causadas por las radiaciones ionizantes. Todos los trabajos que expongan a la acció n de radiaciones ionizantes.
26. Enfermedades de la piel causadas por agentes fí sicos, quí micos o biologicos no considerados en otras rú bricas.Todos los trabajos que expongan al riesgo considerado.
27. Epiteliomas primativos de la piel causados por el alquitrá n, brea, betú n, aceites minerales, antraceno o los compuestos, productos o residuos de esas substancias.
"
28. Cancer de pulmó n o mesotelioma causados por el amianto.
"
29. Enfermedades infecciosas o parasitarias contraí das en una actividad que implique un riesgo especial de contaminació n.

(a) Trabajados en el campo de la sanidad y trabajos de laboratorio;

(b) Trabajos veterinarios;

(c) Trabajos de manipulació n de animales, de cadá veres o despojos de animales o de mercancí as que puedan haber sido contaminadas por los animales o por cadá veres o despojos de animales;

(d) Otros trabajos que impliquen un riesgo especial de contaminació n.


En la aplicació n de este cuadro convendrí a, en este caso necesario, tener en cuenta el nivel y el typo de exposició n

CUADRO II. PAGOS PERIÓDICOS AL BENEFICIARIO TIPO


Contigencias
Beneficiario tipo Porcentaje
1. Incapacitad temporal o inicial para trabajar. Hombre con có nyuge y dos hijos.
60
2. Perdida total de la capacidad para ganar o disminució n correspondiente de las facultades fí sicas. Hombre con có nyuge.
60
3. Fallecimiento del sostén de la familia. Viuda con dos hijos.
50




ANEXO

Clasificació n industrial internacional uniforme de todas las actividades econó micas

(Revisada en 1958)

LISTA DE LAS DIVISIONES Y AGRUPACIONES

Divisió n 0. Agricultura, silvicultura, caza y pesca

Agrupació n
 
01. Agricultura.
02. Silvicultura y extracció n de madera.
03. Caza ordinaria y mediante trampas, y repoblació n de animales.
04. Pesca


Divisió n 1. Explotaciones de minas y canteras.

Agrupació n
 
11. Explotació n de minas de carbó n.
12. Extracció n de minerales metá licos.
13. Petró leo crudo y gas natural.
14. Extracció n de piedras, arcilla y arena.
19. Extracció n de minerales no metá licos no clasificados en otra parte y explotació n de canteras.


Divisiones 2-3. Industrias manufactureras

Agrupació n
 
20. Industrias manufactureras de productos alimenticios, exepto las de bibidas.
21. Industrias de bibidas.
22. Industria del tabaco.
23. Fabricació n de textiles.
24. Fabricació n de calzado, prendas de vestir y otros articú los confeccionados con productos textiles.
25. Industria de madera y del corcho, excepto la fabricació n de muebles.
26. Fabricació n de muebles y accesorios.
27. Fabricació n de papel y de productos de papel.
28. Imprentas, editoriales e industrias conexas.
29. Industria del cuero y productos del cuero y piel, exceptuando el calzado y otras prendas de vestir.
30. Fabricació n de productos de caucho.
31. Fabricació n de substancias y productos quí micos.
32. Fabricació n de productos derivados del petró leo y del carbó n.
33. Fabricació n de productos minerales no metá licos, excepto los derivados del petró leo y del carbon.
34. Industrias metá licas bá sicas.
35. Fabricació n de productos metá licos, excepto maquinaria y equipo de transporte.
36. Construcció n de maquinaria, excepto la maquinaria eléctrica.
37. Construcció n de maquinaria, aparatos, accesorios y artí culo eléctricos.
38. Construcció n de material de transporte.
39. Industrias manufactureras diversas.


Divisió n 4. Construcció n

Agrupació n
 
40. Construcció n.


Divisió n 5. Electricidad, gas, agua y servicios sanitarios.

Agrupació n
 
51. Electricidad, gas y vapor.
52. Abastecimiento de agua y servicios sanitarios.


Divisió n 6. Comercio

Agrupació n
 
61. Comercio al por mayor y al por menor.
62. Bancos y otros establecimientos financieros.
63. Seguros.
64. Bienes inmuebles.


Divisió n 7. Transportes, almacenaje y comunicaciones.

Agrupació n
 
71. Transportes.
72. Depó sito y almacenaje.
73. Comunicaciones.


Divisió n 8. Servicios

Agrupació n
 
81. Servicios gubernamentales.
82. Servicios prestados al pú blico.
83. Servicios prestados a las empresas.
84. Servicios de esparcimiento.
85. Servicios personales.


Divisió n 9. Actividades no bien especificadas

Agrupació n
 
90. Actividades no bien especificadas.

Cross references

CONSTITUCION:22 artí culo 22 de la Constitució n de la Organizació n Internacional del Trabajo
REVISION:C012 Este Convenio revisa el Convenio sobre la indemnizació n por accidentes del trabajo (agricultura), 1921
REVISION:C017 Este Convenio revisa el Convenio sobre la indemnizació n por accidentes del trabajo, 1925
REVISION:C018 Este Convenio revisa el Convenio sobre las enfermedades profesionales, 1925
REVISION:C042 Este Convenio revisa el Convenio sobre las enfermedades profesionales (revisado), 1934

CONVENIOS:C042 Convenio sobre las enfermedades profesionales (revisado), 1934

CONVENIOS:C102 Convenio sobre la seguridad social (norma mí nima), 1952

CONVENIOS:C130 Convenio sobre asistencia médica y prestaciones monetarias de enfermedad, 1969


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos


Fútbol a Mil
Información de fútbol
tabla de posiciones
noticias - estadísticas
www.futbolamil.com.ar

Todo Ajedrez
Ajedrez Online
Curso Ajedrez
Historia

www.todoajedrez.com.ar

TuGuitarra
Guitarras eléctricas
Guitarristas famosos
Biografías y Tablaturas

www.tuguitarra.com.ar

top auto

Todosobrecampo
Campo y caballos
información sobre el campo argentino
www.todosobrecampo.com.ar
<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion