En Reparaciones
Inicio | Mapa Sitio | Contacto

GAS

ELECTRICIDAD

TECHOS

ALBAÑILERIA

PINTURA

PLOMERIA

PISCINAS

AHORRO / ENERGIA

HERRERIA

CLIMATIZACION

TECNOLOGIA

JARDINERIA

TELEFONOS

DECORACION

D. CONSUMIDORES

MAS DEL HOGAR

NOR. INT. TRABAJO

PROFE.OFRECIDOS

INDUSTRIA

ANUNCIARSE AQUÍ

• REPARACIONES REFACCIONES Y HOGAR




NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO

C118 Convenio sobre la igualdad de trato (seguridad social), 1962

Convenio relativo a la igualdad de trato de nacionales y extranjeros enmateria de seguridad social (Nota: Fecha de entrada en vigor: 25:04:1964 .)

Lugar:Ginebra
Fecha de adopció n:28:06:1962
Sesion de la Conferencia:46
Sujeto: Seguridad social

Estatus: Instrumento actualizado que ha sido objeto de una solicitud deinformació n

La Conferencia General de la Organizació n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 6 junio 1962 en su cuadragésima sexta reunió n;

Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la igualdad de trato de nacionales y extranjeros (seguridad social), cuestió n que constituye el quinto punto del orden del dí a de la reunió n, y

Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional,

adopta, con fecha veintiocho de junio de mil novecientos sesenta y dos, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre la igualdad de trato (seguridad social), 1962:

Artí culo 1

A los efectos del presente Convenio:

a) el término legislació n comprende las leyes y reglamentos, así como las disposiciones estatutarias, en materia de seguridad social;

b) el término prestaciones designa todas las prestaciones, pensiones, rentas y subsidios, con inclusió n de todos los suplementos o aumentos eventuales;

c) la expresió n prestaciones concedidas a tí tulo de regí menes transitorios designa las prestaciones concedidas a personas que hayan rebasado cierta edad en el momento de la entrada en vigor de la legislació n aplicable, o las prestaciones asignadas, a tí tulo transitorio, por concepto de contingencias acaecidas o de perí odos cumplidos fuera de los lí mites actuales del territorio de un Estado Miembro;

d) la expresió n subsidio de muerte designa toda suma pagada de una sola vez en caso de fallecimiento;

e) el término residencia designa la residencia habitual;

f) el término prescrito significa determinado por la legislació n nacional o en virtud de ella, a tenor del apartado a);

g) el término refugiado tiene la significació n que le atribuye el artí culo 1 de la Convenció n sobre el Estatuto de los Refugiados, de 28 de julio de 1951;

h) el término apá trida tiene la significació n que le atribuye el artí culo 1 de la Convenció n sobre el Estatuto de los Apá tridas, de 28 de septiembre de 1954.

Artí culo 2

1. Todo Estado Miembro puede aceptar las obligaciones del presente Convenio en cuanto concierna a una o varias de las ramas de la seguridad social siguientes, para las cuales posea una legislació n efectivamente aplicada en su territorio a sus propios nacionales:

a) asistencia médica;

b) prestaciones de enfermedad;

c) prestaciones de maternidad;

d) prestaciones de invalidez;

e) prestaciones de vejez;

f) prestaciones de sobrevivencia;

g) prestaciones en caso de accidentes del trabajo y de enfermedades profesionales;

h) prestaciones de desempleo; e

i) prestaciones familiares.

2. Todo Estado Miembro para el que el presente Convenio esté en vigor deberá aplicar las disposiciones del mismo por lo que concierne a la rama o ramas de la seguridad social respecto de las que haya aceptado las obligaciones del Convenio.

3. Todo Estado Miembro deberá especificar en su ratificació n cuá l es la rama o las ramas de la seguridad social respecto de las cuales acepta las obligaciones del presente Convenio.

4. Todo Estado Miembro que ratifique el presente Convenio puede seguidamente notificar al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo que acepta las obligaciones del Convenio por lo que se refiera a una de las ramas de la seguridad social que no hubiere especificado ya en la ratificació n, o a varias de ellas.

5. Las obligaciones referidas en el pá rrafo precedente se considerará n parte integrante de la ratificació n y surtirá n efectos idénticos a partir de la fecha de la notificació n.

6. A los efectos de la aplicació n del presente Convenio, todo Estado Miembro que acepte las obligaciones del mismo por lo que concierne a cualquiera de las ramas de la seguridad social deberá notificar, llegado el caso, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo las prestaciones previstas por su legislació n que considere como:

a) prestaciones cuya concesió n no depende de una participació n financiera directa de las personas protegidas o de su empleador, ni de un perí odo de calificació n de actividad profesional;

b) prestaciones concedidas en virtud de regí menes transitorios.

7. La notificació n prevista en el pá rrafo precedente debe efectuarse en el momento de la ratificació n o de la notificació n prevista en el pá rrafo 4 del presente artí culo, y, por lo que se refiera a toda legislació n adoptada ulteriormente, dentro del término de tres meses a partir de la adopció n de ésta.

Artí culo 3

1. Todo Estado Miembro para el que el presente Convenio esté en vigor deberá conceder, en su territorio, a los nacionales de todo otro Estado Miembro para el que dicho Convenio esté igualmente en vigor, igualdad de trato respecto de sus propios nacionales por lo que se refiera a su legislació n, tanto en lo que concierna a los requisitos de admisió n como al derecho a las prestaciones, en todas las ramas de la seguridad social respecto de las cuales haya aceptado las obligaciones del Convenio.

2. En cuanto concierna a las prestaciones de sobrevivencia, dicha igualdad de trato deberá concederse, ademá s, a los derechohabientes de los nacionales de un Estado Miembro para el que el presente Convenio esté en vigor, independientemente de la nacionalidad de dichos derechohabientes.

3. No obstante, con respecto a las prestaciones de una rama determinada de la seguridad social, un Estado Miembro podrá derogar las disposiciones de los pá rrafos precedentes del presente artí culo, respecto de los nacionales de todo Estado Miembro que, a pesar de poseer una legislació n relativa a esta rama, no concede igualdad de trato a los nacionales del primer Estado Miembro en la rama mencionada.

Artí culo 4

1. En cuanto concierna al beneficio de las prestaciones, deberá garantizarse la igualdad de trato sin condició n de residencia. Sin embargo, dicha igualdad puede estar subordinada a una condició n de residencia, por lo que se refiera a las prestaciones de una rama determinada de la seguridad social, respecto de los nacionales de todo Estado Miembro cuya legislació n subordine la atribució n de prestaciones de la misma rama a la condició n de que residan en su territorio.

2. A pesar de las disposiciones del pá rrafo precedente, podrá subordinarse el beneficio de las prestaciones a que se refiere el pá rrafo 6, a), del artí culo 2-- con exclusió n de la asistencia médica, de las prestaciones de enfermedad, de las prestaciones de accidentes del trabajo o enfermedades profesionales y de las prestaciones familiares -- a la condició n de que el beneficiario haya residido en el territorio del Estado Miembro en virtud de cuya legislació n la prestació n sea pagadera o, si se trata de prestaciones de sobrevivencia, que el causante haya residido, durante un perí odo que no podrá fijarse, segú n el caso, en má s de:

a) seis meses, que inmediatamente precedan a la solicitud de prestació n, en cuanto concierna a las prestaciones de maternidad y a las prestaciones de desempleo;

b) los cinco años consecutivos que inmediatamente precedan a la solicitud de prestació n, por lo que se refiera a las prestaciones de invalidez, o que precedan a la muerte, en cuanto concierna a las prestaciones de sobrevivencia; c) diez años posteriores a la fecha en que el asegurado hubiere alcanzado la edad de 18 años -- pudiendo exigirse que cinco años consecutivos precedan inmediatamente a la solicitud de prestació n --, por lo que respecta a las prestaciones de vejez.

3. Podrá n prescribirse disposiciones especiales en cuanto concierna a las prestaciones concedidas a tí tulo de regí menes transitorios.

4. Las disposiciones requeridas para evitar la acumulació n de prestaciones será n reglamentadas, en la medida necesaria, mediante acuerdos especiales concluidos entre los Estados Miembros interesados.

Artí culo 5

1. Ademá s de lo dispuesto en el artí culo 4, todo Estado Miembro que haya aceptado las obligaciones del presente Convenio, en lo que respecte a una o a varias de las ramas de la seguridad social referidas en el presente pá rrafo, deberá garantizar, a sus propios nacionales y a los nacionales de todo otro Estado Miembro que haya aceptado las obligaciones de dicho Convenio respecto a una rama correspondiente, en caso de residencia en el extranjero, el pago de las prestaciones de invalidez, de las prestaciones de vejez, de las prestaciones de sobrevivencia y de los subsidios de muerte, así como el pago de las pensiones por accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, a reserva de las medidas que se adopten a estos efectos en caso necesario de conformidad con lo dispuesto en el artí culo 8.

2. No obstante, en caso de residencia en el extranjero, el pago de las prestaciones de invalidez, de vejez y de sobrevivencia del tipo previsto en el pá rrafo 6, a), del artí culo 2 podrá subordinarse a la participació n de los Estados Miembros interesados en el sistema de conservació n de derechos previsto en el artí culo 7.

3. Las disposiciones del presente artí culo no se aplican a las prestaciones concedidas a tí tulo de regí menes transitorios.

Artí culo 6

Ademá s de lo dispuesto en el artí culo 4, todo Estado Miembro que haya aceptado las obligaciones del presente Convenio en lo que respecte a las prestaciones familiares deberá garantizar el beneficio de las asignaciones familiares a sus propios nacionales y a los nacionales de los demá s Estados Miembros que hayan aceptado las obligaciones de dicho Convenio respecto a la misma rama, en relació n con los niños que residan en el territorio de uno de estos Estados Miembros, a reserva de las condiciones y limitaciones que puedan establecerse de comú n acuerdo entre los Estados Miembros interesados.

Artí culo 7

1. Los Estados Miembros para los que el presente Convenio esté en vigor deberá n esforzarse en participar, a reserva de las condiciones que se fijen de comú n acuerdo entre los Estados Miembros interesados de conformidad con lo dispuesto en el artí culo 8, en un sistema de conservació n de derechos adquiridos y de derechos en ví as de adquisició n, reconocidos en virtud de su legislació n a los nacionales de los Estados Miembros para los que dicho Convenio esté en vigor respecto de todas las ramas de la seguridad social para las cuales los Estados Miembros referidos hayan aceptado las obligaciones del Convenio.

2. Este sistema deberá prever especialmente la totalizació n de los perí odos de seguro, de empleo o de residencia y de los perí odos asimilados para el nacimiento, conservació n o recuperació n de los derechos, así como para el cá lculo de las prestaciones.

3. Las cargas financieras por concepto de prestaciones de invalidez, prestaciones de vejez y prestaciones de sobrevivencia así liquidadas deberá n distribuirse entre los Estados Miembros interesados o ser costeadas por el Estado Miembro en cuyo territorio residan los beneficiarios, segú n las modalidades que se determinen de comú n acuerdo entre los Estados Miembros interesados.

Artí culo 8

Los Estados Miembros para los que el presente Convenio esté en vigor podrá n cumplir las obligaciones resultantes de lo dispuesto en los artí culos 5 y 7 mediante la ratificació n del Convenio sobre la conservació n de los derechos de pensió n de los migrantes, 1935; mediante la aplicació n, por mutuo acuerdo entre ellos, de las disposiciones de dicho Convenio, o bien mediante cualquier instrumento multilateral o bilateral que garantice el cumplimiento de dichas obligaciones.

Artí culo 9

Los Estados Miembros podrá n derogar las disposiciones del presente Convenio mediante acuerdos especiales, que no podrá n menoscabar los derechos y obligaciones de los demá s Estados Miembros, y a reserva de determinar la conservació n de los derechos adquiridos y de los derechos en curso de adquisició n en condiciones que, en su conjunto, sean tan favorables, por lo menos, como las establecidas por el presente Convenio.

Artí culo 10

1. Las disposiciones del presente Convenio son aplicables a los refugiados y a los apá tridas sin condició n de reciprocidad.

2. El presente Convenio no se aplicará a los regí menes especiales de los funcionarios, a los regí menes especiales de las ví ctimas de guerra, ni a la asistencia pú blica.

3. El presente Convenio no obliga a ningú n Estado Miembro a aplicar sus disposiciones a las personas que en virtud de instrumentos internacionales se hallen exentas de la aplicació n de las disposiciones de su legislació n nacional de seguridad social.

Artí culo 11

Los Estados Miembros para los que el presente Convenio esté en vigor deben prestarse, a tí tulo gratuito, la mutua asistencia administrativa requerida a fin de facilitar la aplicació n del Convenio, así como la ejecució n de sus respectivas legislaciones de seguridad social.

Artí culo 12

1. El presente Convenio no se aplicará a las prestaciones pagaderas antes de la entrada en vigor para el Estado Miembro interesado de las disposiciones del Convenio en cuanto concierna a la rama de seguridad social a tí tulo de la cual dichas prestaciones sean pagaderas.

2. La medida en que el Convenio se aplique a las prestaciones pagaderas después de la entrada en vigor para el Estado Miembro interesado de sus disposiciones en cuanto concierna a la rama de seguridad social por concepto de la cual dichas prestaciones sean pagaderas, en lo que respecte a contingencias acaecidas antes de dicha entrada en vigor, será determinada por ví a de instrumentos multilaterales o bilaterales o, en su defecto, mediante la legislació n del Estado Miembro interesado.

Artí culo 13

No deberá considerarse que el presente Convenio constituye una revisió n de cualquiera de los convenios ya existentes.

Artí culo 14

Las ratificaciones formales del presente Convenio será n comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.

Artí culo 15

1. Este Convenio obligará ú nicamente a aquellos Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.

3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificació n.

Artí culo 16

1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiració n de un perí odo de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiració n del perí odo de diez años mencionado en el pá rrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artí culo quedará obligado durante un nuevo perí odo de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiració n de cada perí odo de diez años, en las condiciones previstas en este artí culo.

Artí culo 17

1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organizació n Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organizació n.

2. Al notificar a los Miembros de la Organizació n el registro de la segunda ratificació n que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atenció n de los Miembros de la Organizació n sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.

Artí culo 18

El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artí culo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una informació n completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artí culos precedentes.

Artí culo 19

Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administració n de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicació n del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del dí a de la Conferencia la cuestió n de su revisió n total o parcial.

Artí culo 20

1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisió n total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:

a) la ratificació n, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará , ipso jure,la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artí culo 16, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;

b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificació n por los Miembros.

2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

Artí culo 21

Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

Cross references


CONVENIOS:C048 Convenio sobre la conservació n de los derechos de pensió n delos migrantes, 1935


Fuente: Organización Internacional del Trabajo








Te Ayudamos Ayudanos





top auto

<<< ANTERIOR



Todo sobre las instalaciones de gas en el hogar, las instalaciones de agua de electricidad la plomeria, los plomeros los herreros los electricistas y los gasistas, tambien los diferentes tipos de pisos y de techos, mas los electrodomesticos y mucho mas esta en Enreparaciones el sitio de las refacciones del hogar

 
 
 
Inicio | Mapa Sitio | Contacto
Términos y condiciones - Acerca de EnReparaciones.com.ar
Sitios recomendados - Otros links - Para reflexionar

Copyright © 2006 Enreparaciones ® Todos los derechos reservados
Ambientacion